DESDE LOS ABUELOS

Posted on julio 28th, 2011 in > DESDE LOS ABUELOS by admin

(Matrimonio, jubilados, ocho nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)

La lectura del Evangelio de este domingo fortalece nuestra esperanza y nos llena de confianza, por la actitud misericordiosa de Jesús para con el pueblo, pero también la forma en que se dirige a sus discípulos es un aldabonazo a nuestras conciencias, en estos tiempos de crisis y penurias, no solo a nivel local, sino, igualmente, a nivel nacional y mundial. Los cristianos no podemos volver la cara ante los problemas personales y familiares que, tanto el paro como la inmigración, están creando a nuestro alrededor. Reflexionemos sobre las necesidades que deben padecer los que, jugándose la vida de una manera cierta, se arriesgan a cruzar el mar en barcas que no reúnen las más mínimas condiciones y, encima con una carga superior a lo normal, pera venir a un país del que desconocen todo, empezando por el idioma que los aísla y dificulta las condiciones para una normal convivencia. Debemos compartir, con los que más lo necesitan, nuestro tiempo y nuestro dinero. No podemos ser insensibles a la hambruna que, por la pérdida de las cosechas, padecen, AHORA MISMO, en muchos países de África. La insolidaridad adormece nuestras conciencias y nos hace insensibles. Los apóstoles pusieron a disposición de todos lo que tenían y Cristo hizo lo demás. Cuando el amor guía nuestros actos Cristo siempre está a nuestro lado y provee. Pidámosle ser instrumentos dóciles en sus manos, para que, AQUÍ Y AHORA, su Reino prospere y se extienda.
Señor, te pedimos des a nuestros nietos una conciencia recta y solidaria, para que, en la medida de sus posibilidades, estén siempre al quite para tratar de paliar las necesidades de aquellos que las padecen y a nosotros concédenos la posibilidad de ser, para nuestros nietos, ejemplo eficaz para despertar en ellos los inquietudes sociales necesarias para ser seres solidarios.

DESDE LOS ABUELOS

Posted on julio 23rd, 2011 in > DESDE LOS ABUELOS by admin

(Matrimonio, jubilados, ocho nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)

Mateo, al transcribirnos las parábolas del tesoro en el campo y la de la perla, nos hace pensar en otras palabras de Jesús: “donde esta vuestro tesoro, allí está vuestro corazón”, por eso nos hace la invitación de que nos desprendamos de todo y busquemos el Reino y su justicia, siguiéndolo a Él. Esta es o debe ser, para nosotros, la parábola de la conversión, y nos debemos preguntar ¿Qué es lo más importante en nuestras vidas? ¿Cuál es nuestra escala de valores? Sinceridad y actuar en consecuencia.
En la parábola de la red de pescar, vemos semejanza con la de la cizaña, buenos y malos viven juntos. Pero vemos el fin que nos espera si no producimos frutos. La selección la hace Dios.
Señor, Tú no nos amenazas, nos adviertes, quieres que tengamos presente que la gracia de hacernos cristianos por el bautismo es el mayor tesoro que nos has regalado. A veces lo valoramos poco, por esto, Señor, te pedimos que nuestros hijos y nietos lo valoren y sean conscientes del tesoro que recibieron de Ti, que defiendan y cultiven este don, para que, en la red de tu Iglesia, lleguen a ser de los peces buenos y den testimonio de ello, trabajando por la implantación de Tu Reino.

DESDE LOS ABUELOS

Posted on julio 17th, 2011 in > DESDE LOS ABUELOS by admin

(Matrimonio, jubilados, ocho nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)

Mateo, en este Evangelio, por medio de las parábolas con que Jesús se dirigía al pueblo de Israel, nos da a conocer cómo se lleva a cabo la implantación del Reino, sin grandes acontecimientos, sólo con pequeñas cosas y con sencillez y humildad, valiéndose de nuestra pequeñez e insignificancia, como sembradores, que debemos ser, de las semillas y del grano de mostaza; al mismo tiempo somos la cosecha que sembró la generación anterior y nuestra siembra dará lugar a la cosecha de las generaciones que nos sucedan. Tenemos dos responsabilidades, ser buenos sembradores y cuidarnos de no ser cizaña para nuestros sucesores.
Señor, ayúdanos a que la cizaña no nos contamine y a conseguir que la siembra en nuestros hijos y nietos sea fructífera y nunca seamos para ellos ni el más mínimo conato de cizaña, haz que ellos y también nosotros, seamos fruto de la cosecha que vaya a tu granero y no cizaña destinada al fuego. Tu que, ante el pecado, nos diste, por tu misericordia, la gracia del arrepentimiento, haz que si, por nuestra debilidad, nos apartamos de Ti, antes de la “cosecha” tu bondad y amor de padre nos haga fruto merecedor de entrar en tu granero.

DESDE LOS ABUELOS

Posted on julio 10th, 2011 in > DESDE LOS ABUELOS by admin

(Matrimonio, jubilados, ocho nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)

La palabra de Jesús sigue resonando viva en el mundo de hoy. Nosotros, los cristianos, tenemos la misión de proclamarla con nuestra palabra y, lo que es más importante, con nuestro testimonio de vida.
En esta parábola de hoy, la del sembrador, nos debemos fijar en el riesgo que la semilla de la divulgación del Reino de Dios, corre si no es recibida por tierra fértil. El sentido fundamental de la parábola es la certeza de germinación. Acabará brotando el Reino de Dios.
El riesgo de que la semilla, en alguna determinada “tierra”, no fructifique es real. Las disposiciones del corazón pueden malograr el fruto. Como vemos, sólo la cuarta parte de la “tierra” es buena, la que corresponde a la actitud que Dios quiere en aquellos que escuchan su palabra.
Señor, que la indiferencia y el egoísmo no nos conviertan en mala “tierra” y no estorben, nunca, el crecimiento de la semilla de tu palabra en nosotros y en nuestros nietos. Esta es la gran preocupación, como abuelos; ya sabes Señor que todos los días, en nuestra oración conyugal, los ponemos en tus manos. Que tus palabras lleguen a sus vidas y encuentren la “tierra” esponjosa y abonada que necesitan para crecer y nada impida que den frutos en abundancia.

DESDE LOS ABUELOS

Posted on julio 1st, 2011 in > DESDE LOS ABUELOS by admin

(Matrimonio, jubilados, ocho nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)

Jesús da gracias al Padre por haber revelado el Evangelio a los humildes y sencillos y se lo ha ocultado a los sabios y entendidos. Dios conoce la condición humana y Jesús lo sabe, por eso da gracias, pues Él conoce y así lo ha denunciado en múltiples ocasiones, lo que han hecho los entendidos y sabios del pueblo judío con el depósito del legado del Antiguo Testamento, una religión en la que tienen más importancia las leyes y las normas que el ser humano, y esos jefes y sacerdotes echando cargas sobre el pueblo, que ellos no podrían, jamás, llevar.
Jesús, al contrario de lo que hacían aquellos dirigentes, nos ofrece y se nos da como refugio para los que estamos agobiados, por las diversas circunstancias de la vida, para que en Él encontremos consuelo y alivio y nos consuela diciéndonos que su yugo es suave y su carga ligera. También nos da las pautas de comportamiento que darán como resultado la consecución del Reino, que seamos mansos y humildes de corazón y ahí es donde “nos aprieta el calzado”, porque la mansedumbre y la humildad escasean en este mundo que nos ha tocado vivir, empezando por la mayoría de los cristianos, que no cedemos el más mínimo pedazo de nuestra “parcela” a nadie, no soportamos lo más mínimo y por nuestro afán competitivo, la humildad brilla por su ausencia.
Señor, que tu Espíritu influya en nosotros para que nuestra regla de vida se ajuste, cada día más, a seguir tu ejemplo y, de esa forma, nuestros nietos vean en nosotros alguien a quienes imitar y tengan claro que, como dice santa Teresa al final de uno de sus versos: SOLO DIOS BASTA.

DESDE LOS ABUELOS

Posted on junio 24th, 2011 in > DESDE LOS ABUELOS by admin

(Matrimonio, jubilados, ocho nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)

En el Evangelio de Juan, de este domingo, Jesús reafirma su origen divino al decir que El es el pan que ha bajado del Cielo, para que todos tengamos vida eterna y la tengamos en abundancia. Es evidente que les habla de comer su carne y beber su sangre, cosa, esta última, que estaba prohibido y era intocable para el pueblo judío. ¿Cómo es posible que exija a sus discípulos no sólo comer su carne sino beber su sangre, algo que la ley judía no admitiría nunca?. Los judíos, y entre ellos los discípulos, se resisten, protestan, piden explicaciones. Jesús insiste: os aseguro que si no coméis mi carne ni bebéis mi sangre no tendréis vida. Pero no explica de qué manera. Él sólo busca una respuesta de fe.
Los judíos lo entendieron todo sólo en el sentido material. Es decir, no entendieron nada. Jesús quiere comunicarles y comunicar a las generaciones venideras, una realidad a la que sólo se llega por la fe.
Hoy comprendemos la clara alusión a la Eucaristía.
Pero, aún habiendo pasado más de veinte siglos, si hoy nos preguntaran se creemos, realmente, lo que dijo Jesús, ¿nosotros qué responderíamos?.
No es posible llamarse cristiano y vivir sin la Eucaristía. Señor, Tú sabes que queremos seguirte y esto mismo pedimos, desde el fondo de nuestro corazón de abuelos, para nuestros nietos; que ésta sea el centro de sus vidas, de cristianos comprometidos, no una rutina, que seamos y sean conscientes que llena nuestras almas de gracia, de fortaleza ante el pecado y vida, y nos abre el camino al disfrute de Tu Reino, incluso aquí en la tierra.

DESDE LOS ABUELOS

Posted on junio 16th, 2011 in > DESDE LOS ABUELOS by admin

(Matrimonio, jubilados, ocho nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)

En este Evangelio de Juan, Jesús comunica a sus discípulos el misterio de la Trinidad Divina. Cuando El se vaya vendrá sobre ellos, enviado por Él, que posee todo lo del Padre, el Espíritu de la verdad y entonces conocerán la Verdad Plena, todo lo que está por venir.
Señor, haz que el Consolador fortalezca nuestro espíritu en los momentos de dudas y vacilaciones, cuando el desconocimiento de tantas cosas que ignoramos y los acontecimientos adversos que la vida nos depare, haga tambalearse el don Divino de nuestra fe, pues tu sabes de nuestras debilidades y carencias, como sabías las de tus discípulos, que habiendo estado a tu lado y visto tus obras, dudaron de Ti en tantas ocasiones.
Ayúdanos, Señor, a caminar y progresar en nuestra vida espiritual. Tenemos un “norte”, un punto de referencia, Tú, crucificado para nuestra salvación. Nadie muere al pecado y progresa en la vida nueva si no se abraza a su cruz.
El Padre ama, con un amor tan grande, las cosas que ha creado y al hombre en particular, que cuando vio como la tiniebla y el pecado acamparon entre ellos, por la libertad que les había dado, quiso salvarnos y te envió a Ti, su hijo muy amado, para iluminar con Tu luz a los que quieren ver; fortaleces con Tu propia vida a los que creen en Ti, precursor de la venida del Espíritu, que te definiste como el Camino, la Verdad y la Vida.
Señor, concédenos a nosotros, en la recta final de la vida, que nos quieras otorgar, ser ejemplo de seguidores fieles de Tus enseñanzas, para que nuestros nietos (también nuestros hijos) tengan una referencia cercana y fiable de cómo se es seguidor de Cristo, contagiándoles nuestra alegría de salvación y vida plena en Ti. Sabemos de nuestras dificultades para ello, pero contamos con el Amor del Padre, Tu ejemplo de vida y la ayuda del Espíritu Santo, como lo esperamos.

DESDE LOS ABUELOS

Posted on junio 10th, 2011 in > DESDE LOS ABUELOS by admin

(Matrimonio, jubilados, ocho nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)

Juan nos dice que Jesús se apareció a los discípulos el primer día de la semana, hoy domingo, que desde entonces pasó a vivirse como Día del Señor.
Jesús comienza por darles la Paz, les transmite serenidad, confianza y el miedo y sensación de abandono que sintieron el día de la Ascensión se transforma en alegría
Después vuelve sobre un tema, ya destacado en la última Cena: el envío a difundir su Palabra por todo el mundo. Los discípulos entran a ser copartícipes en la misión del Hijo, enviado por Padre. Llamados a continuar su obra. Para ello cuentan con el Espíritu, que derrama sobre ellos con su aliento.
Jesús les da el poder de perdonar los pecados, a ellos y a todos sus sucesores en el ministerio sacerdotal.
Señor, envía tu Espíritu, en abundancia, sobre toda tu Iglesia, en estos tiempos de dudas y vacilaciones, sobre nuestros nietos, jóvenes y adolescentes especialmente sobre los alejados de los Sacramentos de la reconciliación y la Eucaristía, para que se acerquen al confesionario con alguna frecuencia, ya que la inmensa mayoría lo hacen para la primera comunión, la confirmación y en sus bodas; que sientan esa PAZ, después de la reconciliación, que tu Espíritu proporciona y por ello sientan necesidad de hacerlo con frecuencia y que los ejemplos que reciban de nosotros sean siempre positivos.

DESDE LOS ABUELOS

Posted on junio 3rd, 2011 in > DESDE LOS ABUELOS by admin

(Matrimonio, jubilados, ocho nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)

El Evangelio de Mateo es corto pero claro y contundente. Los cristianos de hoy (una mayoría), desbordados por las prisas, metidos en múltiples quehaceres e instalados en parcelas, más o menos extensas (según, siempre, dada nuestra capacidad económica), de consumismo desaforado, no caemos en la cuenta de que Jesús, el día de su Ascensión a los cielos, nos nombró a todos sus seguidores, los de aquel momento y a todos los de generaciones futuras, entre los que nos encontramos, discípulos suyos (y si nos declaramos cristianos, lo somos) con el mandato de actuar como tales difundiendo sus enseñanzas y mandatos, no sólo con nuestra palabra, sino con lo que es aún más importante, con nuestras actitudes y obras, para promover la implantación, aquí, de su Reino, en cuyo cometido no estaremos nunca solos, pues su promesa fue clara, El estará con nosotros hasta la consumación de los tiempos. Debiéramos reflexionar detenidamente en esta lectura, para tener claro que nuestro cristianismo no es un traje que se pone uno y se quita según convenga al momento del día o la situación en que vivimos: trabajo, familia, relaciones sociales, política, etc. etc.
Señor, en cumplimiento de tu promesa, ayúdanos a tener la decisión, sin complejos ni inhibiciones, de propagar tus enseñanzas y comportarnos de acuerdo con ellas, allí donde nos encontremos, especialmente en la presencia de nuestros nietos, con los que tenemos un compromiso catequético por nuestra ascendencia y cercanía y que esas enseñanzas y ejemplos caigan en terreno fértil a sabiendas de que tenemos, en la figura del mundo que nos rodea, un competidor brutal. Gracias Señor por tu presencia, comprobada en múltiples ocasiones, entre nosotros.

DESDE LOS ABUELOS

Posted on mayo 28th, 2011 in > DESDE LOS ABUELOS by admin

(Matrimonio, jubilados, ocho nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)

San Juan nos dice que el Espíritu dará testimonio de Cristo. Cuando la persecución arrecie y los discípulos conozcan la tentación del miedo y de la duda, el Espíritu fortalecerá su ánimo y su corazón para confirmar su fe en Jesús.
Los discípulos están tristes por la partida de Jesús. Este los consuela; les conviene que se vaya. Cuando les envíe su Espíritu podrán reconocer, hasta el fin del mundo, la presencia viva de Cristo en medio de su Iglesia.
Señor, qué fácil resulta decirte que te queremos, pero que difícil es llevar a la práctica, día a día, el dicho: “OBRAS SON AMORES Y NO BUENAS RAZONES”. Todos sabemos que nuestro amor por Ti lo demostramos cuando amamos al prójimo en el mas amplio sentido de la palabra. Dános decisión para ello.
Hoy queremos pedirte para nuestros nietos y en el nombre de cada uno de ellos, que acepten, guarden y cumplan tus mandamientos, con la ayuda del Espíritu.
Gracias, Señor, porque sabemos que nos escuchas. Nos lo garantizas con tu palabra y tus promesas, aunque a veces nos parezca lo contrario porque tus fines, no siempre, coinciden con los nuestros.

« Página anteriorPágina siguiente »