DESDE EL TERCER MUNDO

Posted on mayo 12th, 2012 in > DESDE EL TERCER MUNDO by admin

(matrimonio con dos hijos, voluntarios de ONG en país musulmán,trabajan en la misión, pertenecen a comunidad cristiana)

En el evangelio de este domingo se nos vuelve a dar de una manera clara y sencilla la clave para ser un buen cristiano, un buen seguidor de Jesús. Ciertamente la teoría es bastante fácil, lo realmente complicado es poner en práctica ese amor incondicional, libre de prejuicios e ideas preconcebidas, que en ocasiones implica amar al que nadie ama, al que no te cae bien, al que no consideramos digno de nuestro amor.
Desde el punto de vista de nuestra actividad en este país, consideramos que es fundamental poner todo el amor que seamos capaces de dar en todas y cada una de las actividades que realizamos, eso es lo que da el punto extra al trabajo que aquí se hace, es el elemento clave a la hora de dar sentido al trabajo en la misión y, sin ninguna duda, cuando se trabaja poniendo amor en aquello que hacemos termina dando sus frutos.

DESDE EL TERCER MUNDO

Posted on abril 14th, 2012 in > DESDE EL TERCER MUNDO by admin

(matrimonio con dos hijos, voluntarios de ONG en país musulmán, trabajan en la misión, pertenecen a comunidad cristiana)

En el evangelio de este domingo nos sentimos identificados con Tomás, necesitamos ver para creer. En nuestra realidad tenemos la suerte de ver a Dios, a Cristo, cada día pues está muy presente tanto en la gente con la que tratamos: madres, niños, trabajadores, la gente que te pide por la calle… como en la comunidad cristiana, concretamente en las religiosas, pues ellas son una de las más hermosas pruebas palpables del cuerpo de Jesús resucitado.
El de este domingo es un evangelio lleno de detalles en los que pararse, desde el encierro de los discípulos por miedo a los judíos hasta la comprobación física de Tomás de la Resurrección de Cristo, pasando por los mensajes que Jesús les da a los discípulos. Nos gustaría quedarnos con el detalle de que, como le pasó a Tomás, creemos en la Resurrección a través del sufrimiento, sólo cuando vemos y tocamos y nos dejamos tocar por el sufrimiento ajeno, somos capaces de ver, con los ojos de la fe, el rostro del Resucitado.

DESDE DESDE EL TERCER MUNDO

Posted on marzo 10th, 2012 in > DESDE EL TERCER MUNDO by admin

(matrimonio con dos hijos, voluntario de ONG en país musulmán, trabajan en la misión, pertenece a comunidad cristiana)

El evangelio de este domingo supone un golpe de realidad que Dios nos da a través de su Hijo, uno de esos fragmentos tan duros como necesarios.
A día de hoy no existen comerciantes dentro de los templos como entonces pero también existen cosas que nos hacen distraernos de lo realmente esencial cuando asistimos al templo, nuestra relación con el Padre. Hoy en día esas distracciones muchas veces somos nosotros mismos los que las llevamos dentro de nuestro cuerpo, que es templo de Dios, las preocupaciones del día a día, el agobio por las situaciones personales…
Debemos ser conscientes que nosotros, nuestro cuerpo, es templo de Dios, debemos intentar no dejarnos llevar por la rutina y no permitir que algunos pensamientos y sensaciones se instalen en nosotros distrayéndonos y apartándonos del camino a seguir en nuestra relación con Dios. En ese camino debemos respetar nuestro cuerpo y ser generosos en la entrega a los demás, no racanear esfuerzos a la hora de ponernos al servicio de los demás, no permitir que esas distracciones nos aparten de nuestra misión.
Vayamos a lo esencial, a lo realmente importante, a nuestra relación con el Padre, hagamos el esfuerzo de mantenernos fieles a la voluntad de ser salvados. Jesús viene a liberarnos de aquellas cosas que nos aferran a lo superfluo, viene a destruir todo para hacernos libres y conscientes de que lo principal es nuestra relación con Dios Padre.
Sigamos su ejemplo expulsemos nuestras distracciones y resurjamos como un templo nuevo en el que lo realmente importante sea estar al servicio de Dios.

DESDE DESDE EL TERCER MUNDO

Posted on enero 27th, 2012 in > DESDE EL TERCER MUNDO by admin

(matrimonio con dos hijos, voluntario de ONG en país musulmán, trabajan en la misión, pertenece a comunidad cristiana)

En el evangelio de este domingo se nos habla de un Jesús que era famoso por las cosas que hacía, aunque lo realmente importante es cómo las hacía. Trasladado a nuestro proyecto tenemos que ser conscientes de que existen diferentes talantes a la hora de tratar con los beneficiarios del mismo, debemos ser capaces de atender, escuchar y mostrarnos cercanos, es fundamental la manera en la que estamos aquí pues, al ser miembros de una religión minoritaria en este entorno, se nos analiza por aquellas cosas que hacemos.
Por otro lado Jesús nos invita a no tener miedo, a ser íntegros, libres. Seamos conscientes de que quien le traslada la pregunta que centra la lectura es el mismísimo demonio, debemos encontrar nosotros también en nuestra vida la respuesta a esa pregunta: “¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno?”, no seamos temerosos a la hora de dar la respuesta, tomemos como ejemplo la figura de Jesús.
Y es que a día de hoy sigue habiendo demonios, si bien  se muestran de otra manera. Son demonios que hacen que a la gente les invadan una serie de sentimientos que los alejan de Dios, del Padre. Uno de esos sentimientos por ejemplo es la indiferencia, que se apodera del interior de muchos cristianos transformándoles el corazón de carne en uno de piedra, no siendo conscientes de que cerca de ellos existen hermanos que los necesitan.
Pidámosle a Dios que nos dé consciencia y valentía para seguir adelante con nuestros proyectos, para encontrar, sin vacilación alguna, la respuesta a las preguntas que se nos puedan plantear.

DESDE DESDE EL TERCER MUNDO

Posted on diciembre 9th, 2011 in > DESDE EL TERCER MUNDO by admin

(matrimonio con dos hijos, voluntario de ONG en país musulmán, trabajan en la misión, pertenece a comunidad cristiana)

Al igual que hacen en el evangelio de este domingo  los fariseos con Juan, nosotros debemos cuestionarnos a nosotros mismos quienes somos; si realmente somos testigos de Dios y seguidores de Cristo. Somos servidores del Padre, que estamos trabajando como obreros para la construcción del Reino, y por esto mismo debemos tener siempre muy claro que lo importante, el objetivo último de nuestras acciones, debe ser la preparación y el anuncio de la llegada del Reino de Dios, no nos dé vergüenza alguna reconocer que no trabajamos para el reconocimiento de nuestros méritos si no que estamos al servicio de una obra mayor, al servicio del Padre. La paz y  tranquilidad de la venida del Reino debe reportarnos mayor satisfacción que el reconocimiento de nuestras acciones por parte del resto de la comunidad.
Por otro lado debemos tener claro que hay alguien a quien no conocemos, que es el Señor y está entre nosotros, tal vez bajo la apariencia de un niño llorando o la de un pobre que nos demanda ayuda, a veces es complicado reconocerlo, incluso a veces no queremos reconocerlo, debemos pedir a Dios que nos dé una mirada limpia, libre de prejuicios, para reconocerle en aquellos que nos demandan ayuda para superar sus dificultades, de esta manera estaremos siendo evangelio vivo y anunciando la  Buena Noticia de la llegada del Reino.

DESDE DESDE EL TERCER MUNDO

Posted on diciembre 1st, 2011 in > DESDE EL TERCER MUNDO by admin

(matrimonio con dos hijos, voluntario de ONG en país musulmán, trabajan en la misión, pertenece a comunidad cristiana)

En nuestra vida de cristianos este período de Adviento, debería estar siempre presente, pues nuestra vida debería ser una constante entrega a la preparación de la llegada del Reino de Dios. Para preparar esa llegada debemos allanar los caminos y hacer rectas las sendas que hoy en día impiden esa llegada, los problemas actuales hacen que la gente se aleje de Dios y descuide la relación con el Padre. En esta tarea como obreros del Reino de Dios debemos tener la actitud de Juan el Bautista y trabajar desde la sencillez y la humildad sin buscar nuestra grandeza en cada gesto, siendo conscientes de que lo realmente importante es lo que viene detrás de nosotros.
Desde nuestra situación en un país musulmán debemos preparar también la llegada de Reino aquí, debemos allanar los caminos de la incomprensión,  salvar las montañas de los prejuicios, enderezar las rutas del respeto y crear puentes para acabar con el desconocimiento. Sólo cuando consigamos completar esas tareas podremos generar un acercamiento con nuestros hermanos musulmanes desde el respeto y el conocimiento de sus costumbres y modos de entender la relación con Dios, de esta manera facilitaremos el flujo de relaciones entre unos y otros y estaremos preparando el terreno para la venida del Reino.

DESDE DESDE EL TERCER MUNDO

Posted on noviembre 17th, 2011 in > DESDE EL TERCER MUNDO by admin

(matrimonio con dos hijos, voluntario de ONG en país musulmán, trabaja en la misión, pertenece a comunidad cristiana

En el evangelio se nos da, de una manera muy gráfica y muy didáctica, el comportamiento que debe de tener todo aquel que se diga cristiano. En este pasaje de la Palabra de Dios, Jesús nos da las claves para entrar en el Reino de los cielos, estas claves son ayudar a todos aquellos que lo necesiten porque de esa manera estamos ayudando a Dios, con esas acciones que hacemos, de manera desinteresadas por el prójimo más débil, estamos haciéndolas por Dios.
En ocasiones se corre el riesgo de caer en que sólo con hacer las cosas por los más necesitados es suficiente, pero no podemos olvidar de ninguna manera que también tiene mucha importancia la actitud que tenemos a la hora de ayudar a los demás. En todas aquellas cosas que estemos implicados hemos de poner el corazón, y de esta manera ser conscientes de todo lo que estamos haciendo y no actuar, como si fuésemos robots, de forma automática.
Por otra parte también tenemos que ser conscientes que hoy en día las necesidades de nuestros hermanos han aumentado, además del hambre , la sed, la enfermedad, etc… hoy por hoy existen una serie de nuevas necesidades que debemos tener muy presentes: la soledad, el abandono, el relativismo… la mayor crisis que sufrimos en la actualidad es una crisis de valores. Debemos estar precavidos y ser capaces de prever las necesidades a largo plazo, debemos pedir al Padre que nos de la capacidad para saber ver las necesidades del otro, del hermano, y que nos otorgue creatividad y dinamismo para poder ayudar a superar las nuevas necesidades.
Desde nuestra posición en la sociedad musulmana, no podemos evangelizar, no podemos decir que Jesús es Dios, pero sí que podemos ser un evangelio vivo, ser testigos del amor de Dios en la tierra, cumpliendo las consignas que se nos dan en este fragmento de la Buena Noticia. Debemos ser muy conscientes de lo que hacemos, de por qué lo hacemos y de por quién lo hacemos.

DESDE EL TERCER MUNDO

Posted on abril 23rd, 2010 in > DESDE EL TERCER MUNDO by admin

(matrimonio con dos hijos, voluntario de ONG en país musulmán, trabaja en la misión, pertenece a comunidad cristiana)

El evangelio nos habla de CONFIANZA; a pesar de tener miedo, a pesar de haber venido a un país desconocido y no saber si estamos capacitados para aquello que nos encomiendan, debemos confiar en Dios y en que quiere lo mejor para nosotros y para los de nuestro alrededor. Vivir con una actitud de acogida a lo que nos llegue. Además, si confiamos nosotros transmitiremos confianza en las personas que nos rodean y que tienen situaciones de vida tan frágiles.
Para ello, lo primero que nos pide Jesús es ESCUCHAR su voz, estar atentos a esa voz que nos llama en cada situación y a través de cada persona para que actuemos según el evangelio.

DESDE EL TERCER MUNDO

Posted on marzo 13th, 2010 in > DESDE EL TERCER MUNDO by admin

(matrimonio con dos hijos, voluntario de ONG en país musulmán, trabaja en la misión, pertenece a comunidad cristiana)

En un país distinto al nuestro nos encontramos que tenemos un poco de todos los personajes de la parábola de Jesús. Por un lado, somos hijo pródigo desde un punto de vista estructural: venimos de un país que durante siglos ha estado explotando a otros países llamados “del tercer mundo”. Si ahora estamos aquí trabajando y viviendo es, en gran parte, porque desde nuestro continente se ha llevado a cabo una política de explotación durante años que ha resultado en una situación inestable y vulnerable en este país. Así pues, como el Hijo deberíamos venir aquí con una actitud humilde, dispuestos a servir y no a dar lecciones.
Por otro lado, tenemos un poco de hermano mayor: es fácil estando aquí criticar lo que vemos, la falta de infraestructuras, la precariedad de la sanidad, el tipo de educación de la escuela, la poca implicación del gobierno… y pensar que “es su responsabilidad, allá ellos”, porque nosotros venimos de un país donde ha habido unos logros sociales que consideramos por encima de los del tercer mundo.
Finalmente, tenemos un poco de padre, ya que nuestra intención cuando estamos en un país del tercer mundo es no juzgar a los que están a nuestro lado y nos acogen, querer independientemente de las circunstancias de cada uno y ofrecer un ejemplo de misericordia y de amor a los otros.
Hoy Jesús nos llama a ser Padre, a vivir en este mundo con una actitud abierta y acogedora hacia los que son distintos a nosotros o actúan siguiendo otros patrones.

DESDE EL TERCER MUNDO

Posted on febrero 25th, 2010 in > DESDE EL TERCER MUNDO by admin

(matrimonio con dos hijos, voluntario de ONG en país musulmán, trabaja en la misión, pertenece a comunidad cristiana)
El creyente debe de tener una actitud crítica constante ante su vida y el mundo que nos acoge. Cuestionarse si todo lo que hacemos está bajo la mirada de Dios, qué nace de nuestra oración, a qué nos mueve, si la relación con los hermanos es gratuita, si hacemos fraternidad… Ponerlo todo en duda nos ayuda a no perder el norte, a discernir nuestras decisiones y poder conseguir ser más auténticos como Jesús. Estemos atentos en este tiempo de cuaresma, a los signos por los que se nos revela Dios, al igual que hizo con los apóstoles, para que no nos acomodemos en la mediocridad y sigamos trabajando y luchando por un mundo más justo, “tocando tierra”, siempre cercanos con la gente para y con la que trabajamos compartiendo la vida y la misión.

« Página anteriorPágina siguiente »