DESDE LA EXPERIENCIA CONYUGAL

Posted on mayo 10th, 2013 in > DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA by admin

(mujer, casada, una hija, pertenece a grupo de matrimonios y movimiento cristiano)  

Ser testigos… cuánto cuesta ser testigos de las gracias que Dios nos otorga cuando en el día a día, nos dejamos llevar por esa “corriente” que nos confunde y nos descentra.
Queridos hermanos en la fe, nos dice Jesús resucitado, que nos enviará lo que prometió el Padre, pues bien, un reto más en nuestro matrimonio es cumplir lo que un día prometimos ante Él.
Ese amor, esa fidelidad, ese caminar juntos y en torno a Él, con alegría y bendiciendo al Señor por siempre aun en las dificultades.
Siéntanos cerca la fuerza del Espíritu Santo para por lo menos intentarlo cada día.

DESDE LA EXPERIENCIA CONYUGAL

Posted on abril 20th, 2013 in > DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA by admin

(mujer, casada, una hija, pertenece a grupo de matrimonios y movimiento cristiano)  

¡¡¡Bendito sea el Señor, que nos asegura que nadie nos separará de Él!!!!.
En mi matrimonio cuando mejor, han ido las cosas es cuando atreves de la oración hemos escuchado la voz de Jesús.
Y es eso, la oración la piedra angular de toda persona y cuanto más importante en el matrimonio.
Al igual que nos recuerda hoy en el Evangelio Jesús que Él y el Padre son uno, debemos los matrimonios cristianos ser uno y tener puesta nuestra confianza siempre en Él.
Escuchemos su voz pues, que nos dice en el corazón, el gran amor que siente por nosotros, sus hijos.
¡Aleluya!

DESDE LA EXPERIENCIA CONYUGAL

Posted on abril 4th, 2013 in > DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA by admin

(mujer, casada, una hija, pertenece a grupo de matrimonos y movimiento cristiano)  

Este Domingo de la Divina Misericordia, el Evangelio me dice que Jesús Resucitado me trae, nos trae, la PAZ en mayúsculas, que es la que se siente al recibir su AMOR…cuantas cosas, en el día a día del  matrimonio, nos enturbian esa PAZ, por que se nos olvida ese AMOR que Él nos tiene.
Me recuerda el Evangelio, que sepa perdonar, perdonar nos libera del miedo y caminamos unidos, caminamos fuertes en Dios.
Él se presenta,  porque le envía el Padre, a mí, a nosotros, en medio de nuestra cotidianidad también somos enviados. Es hora de invocar al Espíritu Santo, para no caer en la desconfianza de Tomás y de creer con toda fe y esperanza.
Juntos, en nuestro matrimonio, digamos ¡Señor mío y Dios mío!

DESDE LAS EXPERIENCIA CONYUGAL

Posted on marzo 28th, 2013 in > DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA by admin

(mujer, casada, una hija, pertenece a  grupo de matrimonios y movimiento cristiano)  

¡¡¡¡¡¡¡Aleluya, aleluya, el Señor ha Resucitado!!!!!!…..
Este domingo el Evangelio nos transmite con una gran seguridad la gran noticia, la razón de ser de todo cristiano, la confirmación de que el Señor Resucitó.
Muchas veces en la vida, en mi matrimonio, cuando lo que nos rodea está oscuro, vamos, que no se entiende lo que nos esta pasado, como le sucede a María Magdalena en el Evangelio, algo te impulsa a salir, a caminar y entonces lo que ves te sorprende, como la piedra movida del sepulcro, y dices  ¡Dios mío!, entonces corres, te entra miedo, estas confundida, a mi me pasa; y cuando te abres a tu marido y lo compartes con él, de alguna manera Dios se hace presente y corriendo ahora juntos, como  Pedro y el discípulo vamos al encuentro del Padre. Y esto es lo que nos hace Ver y Creer, porque en la fe está el secreto del amor del Hijo, la fuerza del Espíritu Santo y el poder del Padre.
Queridos hermanos en la fe, aunque no veamos, aunque no sintamos , la experiencia en mi matrimonio me dice, Cree y Resucitará …. tu vida, tu matrimonio, tu fe, tú.
¡¡¡¡¡¡Alegrémonos y celebrémoslo, porque el Señor ha Resucitado!!!!.
Feliz Pascua

DESDE LAS TENSIONES CONYUGALES

Posted on febrero 9th, 2013 in > DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA by admin

(matrimonio, 12 años asados, cuatro hijos, pertenecen a comunidad cristiana y movimiento seglar, él trabaja)  

Uno de nuestros hijos en especial nos está dando bastantes quebraderos de cabeza. No le interesan mucho los estudios y su comportamiento, sin llegar a ser preocupante, no siempre es adecuado. A veces discutimos entre nosotros sobre qué podemos hacer con él. No siempre coincidimos y eso genera tensión. Y buscamos soluciones por todos lados: consultamos con especialistas o personas que nos puedan aconsejar, inventamos mil dinámicas para reforzar sus conductas positivas y evitar las negativas. Siempre en tensión, que genera explosiones emocionales cada vez más frecuentes. Dan ganas de dejarlo todo, ciertamente. Seguir al Señor o a quien sea, para huir de esta realidad que no es la que esperaba. Soñar con volver a ser el que era cuando soñaba con llegar a ser el que soy (esta frase tan bonita y tan triste a la vez, desgraciadamente experimentada, no es nuestra, sino de Jorge Bucay).
Pero no es huir lo que nos pide el Señor. Ni seguir a cualquiera, claro. El Señor nos hace una propuesta, basada en el Amor como solución a todos los problemas. El Amor todo lo puede. En medio de las refriegas de cada día (deberes, baños, cenas, actividades, el trabajo, los estudios, la casa, etc, etc, etc), siempre resuena, aunque no siempre lo escuchamos, el susurro del Señor: “no pares de luchar, pero déjalo todo, si no viene del Amor. Esa es mi propuesta: sigue ahí, peleando contra los problemas y las adversidades, pero amando. No te afanes en buscar soluciones que no vengan del Amor. Ama y haz lo que quieras”. Así pues, rechazar al Señor y su propuesta de seguirle es rechazar al Amor, que es lo que nos hace verdaderamente humanos. Y por eso nosotros, con nuestras debilidades y caídas, seguimos al Señor y luchamos cada día. Porque en nuestra vida hemos experimentado que, al final, el Amor todo lo vence.

DESDE LA FAMILA

Posted on noviembre 23rd, 2012 in > DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA by admin

(matrimonio  con tres hijos, cuarto en camino, pertenecientes a un grupo de matrimonios parroquial)

Acabamos el año litúrgico con la excelsa fiesta de Cristo Rey. Y sí, Cristo es Rey pero de un Reino que no es de este mundo. Todas las enseñanzas que nos dio Jesús a lo largo de su vida pública, que son básicamente las que están recogidas en las escrituras, nos muestran el camino para alcanzar el Reino de Dios. Y esas enseñanzas, para los que somos padres -es nuestra obligación como cristianos- hemos de mostrárselas a nuestros hijos como un tesoro preciado y único que al compartirlo, lo acrecentamos y lo hacemos extensivo a los que nos rodean. Es fundamental que vivamos con fe la esperanza de alcanzar el Reino de Dios, pero mientras llega ese momento vivir en este mundo con la alegría de sabernos amados del Padre e irradiar esa alegría a todos los que nos rodean. Que el Señor os bendiga y proteja durante esta semana.



DESDE LA FAMILA

Posted on noviembre 15th, 2012 in > DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA by admin

(matrimonio  con tres hijos, cuarto en camino, pertenecientes a un grupo de matrimonios parroquial)

 

De nuevo en el Evangelio de este Domingo podíamos pararnos a reflexionar en muchos puntos del mismo pero queremos compartir con todos las palabras de Jesús de la parte final del Evangelio de este día, “El cielo y la tierra pasarán, mis palabras no pasarán”. La familia cristiana -compartía con vosotros la semana pasada- no está de moda, no va de acuerdo a los tiempos, debe cambiar. Pero estas palabras del Señor nos deben animar a continuar por esta vida con la idea clara de que los tiempos, las modas, pasan, pero las palabras de Dios permanecen. Si queremos salvar nuestras almas, si queremos tener “vida verdadera”, hemos de confiar plenamente en Jesús y creer con absoluta fe que las promesas del Señor que permanecen por siglos, y Él no nos defraudará. Las sociedades pasarán, las gentes acabarán su tiempo y sin embargo, ahí estarán vivas las palabras de Nuestro Señor. Él nos juzgará, no nuestros semejantes, por eso debemos ser fieles y enseñar a nuestros hijos lo que verdaderamente da la felicidad eterna; el vivir para y por Cristo. Que en este año de la Fe recién inaugurado podamos encontrar la verdadera alegría en la creencia de que el Señor nos cuida, que nos repite las palabras que “no pasarán”. Pidamosle no desfallecer y que nos guíe hacia la Vida Eternal. Que así sea.


DESDE LAS RELACIONES FAMILIARES

Posted on noviembre 9th, 2012 in > DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA by admin

(matrimonio  con tres hijos, cuarto en camino, pertenecientes a un grupo de matrimonios parroquial)

¡Cuántas lecciones para la vida actual podemos sacar de la mera lectura del Evangelio!. ¡Cuánta generosidad practicaba esa anciana en tiempos de Nuestro señor Jesucristo!, y sin embargo ahora, que lo importante es “tener” más que “ser”, pues no damos, aunque evidentemente si “no somos” difícilmente vamos a tener la generosidad de “dar”. En la familia nos damos cuenta que vivir sentida y conscientemente las virtudes que se remarcan en el Evangelio, señalan a nuestros hijos el camino a seguir. Y no porque lo digan sencillamente las Escrituras, sino porque desde pequeños lo “han mamado”, lo han experimentado viendo y aprendiendo de sus padres. Qué bueno y sabio era nuestro refranero que decía “donde comes tres comen cuatro”, y así es, si ofrezco lo que no tengo será más feliz, el que recibe la ayuda, será más feliz y el Señor, estará feliz viendo como su hijo enseña ahora la lección que le fue inculcada por Él mismo, a través de su hijo Jesucristo. Vivamos la generosidad plena, es decir, la que se vive cuando se comparte lo poco que tenemos o quizás nada, cuando invitamos a comer a nuestra mesa aun a sabiendas que la comida es escasa, cuando damos un abrigo al pobre que se encuentra pasando frío en la calle aun sabiendo que ese era nuestro mejor abrigo. Que el Señor os guarde y os bendiga.

DESDE LA FAMILA

Posted on noviembre 1st, 2012 in > DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA by admin

(matrimonio  con tres hijos, cuarto en camino, pertenecientes a un grupo de matrimonios parroquial)

El evangelio de este domingo nos enseña dos cosas realmente importantes para el cristiano, aunque se podría resumir en una, que es el Amor. Amar al Señor con todas nuestras fuerzas, con todo nuestro ser, con todo nuestro corazón, y nuestra mente. Y amar al prójimo como a uno mismo. A pesar de todos los ataques que sufre la Iglesia hoy en día, en general, y la familia en particular, no hemos de perder de vista estas palabras de Jesús. “Ama al prójimo como a ti mismo”. Una familia con valores cristianos no “está de moda”, pero vivir comprometidamente nuestra fe no es cuestión de modas, es servir a Dios y amarlo con todo nuestro corazón, nuestro alma, nuestra mente, nuestro ser, y por extensión, amar a nuestro hermano, el que nos rodea. Al que nos ama, es fácil; lo complicado es amar al que nos odia, al que nos calumnia, al que nos humilla, pero así nos dice el Señor y nos lo recuerda en otros textos del Evangelio como en la parábola del Buen Samaritano.
Pidámosle al Señor que nos ayude en esta tarea pues no es nada fácil, y más cuando te critican por lo que piensas, cuando no te toleran por ser diferente. Pero Dios nos da esa fuerza de amar.

DESDE LA FAMILA

Posted on octubre 19th, 2012 in > DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA by admin

(matrimonio  con tres hijos, cuarto en camino, pertenecientes a un grupo de matrimonios parroquial)

El que quiera ser grande, sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero, sea esclavo de todos.

Estas palabras de Jesús nos tienen que hacer reflexionar sobre cuál debe ser la actitud de un cristiano ante el prójimo, ante el que nos rodea, y esta no es otra que el servicio a los demás. En el matrimonio esta actitud se refleja entre los esposos de una forma muy especial, la de volcarse el uno en el otro para que el amor inunde esa unión y por ende, el ambiente familiar.
A veces, se complica y se nos hace difícil el entregarnos a la otra persona ya que las ataduras mundanas son fuertes y en ocasiones, es complicado romperlas, renunciar a nuestro interés particular en beneficio del interés del otro. Pero hacer el esfuerzo merece la pena. La felicidad llenará ese hogar en el que los esposos se donan mutuamente. Y esa entrega “empapa” la personalidad de nuestros hijos que contemplan y aprenden el valor de una entrega generosa entre los padres.
Que seamos capaces de hacer esa entrega del uno al otro y de enseñársela a nuestros hijos. Pidamos al Señor esa fuerza de donación y que en el ejemplo de María, que vivió para servir a Dios, aprendamos esa lección de entrega.
« Página anteriorPágina siguiente »