DESDE LA FAMILIA

Posted on Noviembre 22nd, 2013 in > DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA by admin

(mujer, casada, trabajan ambos, una hija, ella pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Dios Rey del Universo!!!!! No puede ser otro el final de este tiempo.
Dios Padre, misericordioso, compasivo… Dios que nos enseña que toda lucha tiene su recompensa, que nuestras debilidades en Él se hacen fuertes, que nuestra fe nos salvará. Que nos dice que caminemos con la alegría de sabernos sus hijos, porque Él está y estará siempre, y si nos caemos nos ayudará a levantarnos, y si nos equivocamos nos iluminará y conducirá al camino correcto, y si perdemos las fuerzas nos insuflará aire fresco para continuar, porque Él LO PUEDE TODO!!!! Estemos pues como padres, como hermanos, como tíos… al lado de los que más nos necesiten.
Y en eso radica su majestad. Su grandeza es el amor en medio de la desolación, del sufrimiento, de la adversidad… El consuelo en medio del padecimiento; la promesa de la felicidad eterna, de la vida, de la luz… La majestad de lo sencillo. La majestad del sacrificio por los demás. La majestad del servicio. El más grande se pone a los pies del más pequeño. El Rey viene a servir y no a ser servido. La muerte es vencida por la VIDA…la esperanza se implanta en nuestro futuro ya, en nuestro presente.

DESDE LA FAMILIA

Posted on Noviembre 15th, 2013 in > DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA by admin

(mujer, casada, trabajan ambos, una hija, ella pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Una vez más se nos presenta un panorama desolador…guerras, tristezas, traiciones…qué horror… Y sin embargo el mensaje sigue siendo el mismo que una y otra vez Jesús no se cansa de proclamar: la perseverancia en Él, en el Padre.
Ante la tribulación y la soledad…la confianza y la compañía del Amor. Ante los insultos y las amenazas…la Buena Noticia y el respaldo de Abbá. Ante la incomprensión de lo que nos rodea…la sabiduría de reconocernos como hijos de Dios.
Cuando nos desbordan las situaciones que estamos viviendo en el día a día, más de una vez nos entran ganas de tirar la toalla. ¡Es tan cansado el tener que estar siempre capeando el temporal! Si no es por un lado…es por el otro. Y además, muchas veces, quienes más fuerte nos golpean son aquellos que más cerca tenemos, algunos incluso, referentes en nuestra vida como cristianos. ¡¡¡Ante esto…oración …oración y oración!!! Dejemos que Dios nos hable. Escuchémosle. Seamos dóciles a su voz…Él nos reconforta y protege. Nadie nos ha dicho que sea fácil seguirle…pero es tan grande la recompensa.
Estamos seguros de que más de una vez al día (incluso que dos o que tres, ja ja) nuestra hija de cinco años nos mira con cara de “¿y ahora qué?” además de decirnos la consabida frase de “nooo…esto noooo…que es un rooollooo”… Muchas cosas de las que le decimos o cosas que le hacemos hacer, son por su bien, porque sabemos que es lo que le conviene en ese momento. Ella sin embargo no lo entiende, no lo alcanza a comprender. Actúa porque se lo hemos mandado, a regañadientes, ofuscada…sin embargo, no tarda mucho tiempo en olvidar el mal trago y en sentirse nuevamente arropada y querida por sus papás, porque el amor entre padres e hijos lo puede todo. Y si este amor supera adversidades…¿qué no hará el Verdadero Amor?
¡Seamos fieles a Dios…a nuestro Abbá!

DESDE LA FAMILIA

Posted on Octubre 27th, 2013 in > DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA by admin

(mujer, casada, trabajan ambos, una hija, ella pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

El domingo pasado Dios nos invitaba a orar, a orar SIEMPRE.
Este domingo, nos muestra algo más, nos enseña que no podemos orar de cualquier manera. A nuestra hija le decimos que al igual que habla con sus tíos y primos que viven fuera, que les dedica tiempo, les cuenta todo, les presta toda la atención…, así es como debe hablar con Jesús. Así es como debemos hablar con Dios, así debe ser nuestra oración, detenida, serena, atenta….
La oración ha de ser íntima con Dios, confiada, esperanzadora, y ante todo orar con HUMILDAD, sabiéndonos pecadores y débiles, y atendiendo a nuestra relación con Dios y con los demás, sin juzgar a nadie, y por supuesto teniendo siempre la certeza de que LA ORACION nos reconforta, nos alienta, nos impulsa, nos mueve.
En esta semana en la que hemos celebrado el día del Padre Claret traigo de su Autobiografía: “¡Con qué fe, con qué confianza y con qué amor hablaba con el Señor, con mi buen Padre!”. Que pongamos todo nuestro empeño en ser fieles seguidores de nuestro Padre Claret.

DESDE LA FAMILIA

Posted on Octubre 10th, 2013 in > DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA by admin

(mujer, casada, trabajan ambos, una hija, ella pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

La semana pasada nos impactaste con el hecho de pedirnos siempre más y más…
Sólo con la humildad y la sencillez podemos comprender y hacer realidad esta enseñanza tuya ¡sólo con humildad y con el regalo de la fe!
¿Y somos capaces de agradecerte todo esto?
El otro día rezábamos con nuestra hija y le pedía a Jesús que se le pasara el “enfado” a un amigo nuestro que se había enfadado con ella. Al día siguiente, ese amigo nada más verla le dio un beso y un abrazo, la “perdonó”, y por la noche le dimos gracias a Dios porque había escuchado su oración.
Seguirte es vivir en libertad, no en la opresión.
Estar contigo es renacer día a día, no dejarnos caer en la rutina.
El amor frente al desamor
La alegría frente a la tristeza
La entrega frente al egoísmo
El “nosotros” frente al “yo”
Si tenerte como Padre nos da la Vida, ¿cómo es que no estamos dándote gracias por ello a todas horas?
En nuestra vida diaria (¡que no es fácil!) son muchas las veces en las que prevalecen la opresión… la rutina… el desamor… la tristeza… el egoísmo… el “yo” ¡Lógico que estemos ciegos y no veamos cuánto bueno has hecho, haces y harás por nosotros siempre, ¿cómo vamos a ser capaces de darte las gracias entonces?
¡Señor, que en nuestras adversidades te veamos siempre!
¡Que en nuestros momentos de rutina y en lo cotidiano se nos caiga la venda de los ojos y nos sintamos hijos tuyos!

¡Hijos libres, salvados y llenos de amor y gratitud!
¡Gracias Señor! ¡Gracias! ¡Siempre Gracias!

DESDE LA FAMILIA

Posted on Septiembre 26th, 2013 in > DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA by admin

(mujer, casada, trabajan ambos, una hija, ella pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Dios avisa. Dios indica. Dios enseña cómo hemos de vivir.
¿Cuánto de lo que nos rodea está normalizado por nosotros mismos porque lo vemos constantemente? ¿Cuánto hay de Dios y cuánto de nosotros a nuestro alrededor? Vemos familias rotas, familias que sufren, familias empobrecidas…, personas que por culpa de esta normalización se deshumanizan, se vacían de Dios…, ¿o somos nosotros los que carecemos de Él? ¿Qué hacemos para seguir sus avisos, sus indicaciones, sus enseñanzas? ¿Somos capaces de sentir a los demás como nuestros hermanos… como hijos de Dios?
Es esta “humanidad normalizada”, a las familias que sufren, a las que Dios pone a su lado. Y nos avisa, nos indica… nos enseña que lo que hemos de hacer es estar atentos, que no nos dejemos llevar por lo mundano porque eso será lo que nos deshumanice, lo que nos distraiga y aleje de nuestro prójimo, por lo tanto de Él.
Pidámosle a Dios que siempre tengamos un guía que nos marque el camino para saber estar al lado de los más necesitados, para saber estar al lado de Dios.
Que Él nos dé entrañas de misericordia, que seamos capaces de regalar “sonrisas de Dios” y ESTAR SIEMPRE DISPONIBLES.

DESDE LA FAMILIA

Posted on Septiembre 20th, 2013 in > DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA by admin

(mujer, casada, trabajan ambos, una hija, ella pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Dios centro de nuestras vidas. Eso es lo que debemos llevar grabado a fuego, y vivir cada día. ¡Pero qué difícil es! Con los tiempos que vivimos, (y con lo que muchas veces “queremos vivir”) la radicalidad de Dios no es fácil. Somos conscientes de que la comodidad, la pereza, el cansancio, nos vencen en más de una ocasión; estamos cansados para ir a la reunión de la comunidad, no nos cuadra el horario de misa del fin de semana porque es una hora en la que podemos hacer otras cosas…, ¡hasta en ocasiones ponemos a nuestra propia familia como justificación! Hay que ver por cuántas “otras cosas” somos capaces de dejarnos llevar, cuántas “otras cosas” hay que controlan nuestras vidas!!!
Está bien dedicarle tiempo a nuestra familia. Tener tiempo familiar. ¿Pero acaso no es Dios el centro de nuestra familia? ¡Pues claro que lo es! Dios se alegra de que le dediquemos tiempo a nuestra familia, pero no nos felicita porque no le dediquemos el tiempo que debemos a las cosas de Dios. Tenemos que ser honestos en lo pequeño, en lo cotidiano y en lo que en el fondo no nos cuesta tanto, para que podamos ser fieles y honestos en lo mucho, en la grandeza que Dios tiene para cada uno de nosotros, siempre y cuando seamos capaces de gestionar lo mundano, lo que en definitiva no tiene valor al lado de LA VIDA ETERNA.
Tenemos que decidir a qué dar prioridad en nuestras vidas. No podemos servir a dos dioses. Tal vez cuando decidimos servir a Dios más que a las “otras cosas”, sacrificamos algunos deseos mundanos como tener una casa grande o un coche mejor, porque decidimos no trabajar tanto para tener tiempo para Dios. La recompensa…. ¡¡ÉL!!
¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo si pierde su alma?

DESDE LA FAMILIA

Posted on Septiembre 13th, 2013 in > DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA by admin

(mujer, casada, trabajan ambos, una hija, ella pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Y de nuevo el AMOR, el AMOR con mayúsculas, el único capaz de perdonarlo todo, ese amor que debe ser nuestro impulso. El amor infinito, desinteresado.
Gracias a Dios tenemos unos padres que nos han demostrado ese amor. Pero no olvidemos que para sentirlo y vivirlo hemos de reconocer nuestra pequeñez, nuestra pobreza, nuestra miseria. Reconocer nuestro orgullo y falta de humildad. “Arrepentidos quiere El Señor” me ha dicho mi madre siempre.
¡Qué fortaleza adquirimos cuando vivimos desde la sencillez! ¡Qué libertad nos puede llegar a ofrecer el reconocer nuestros errores! ¡Cuánta grandeza ganamos cuando somos capaces de pedir perdón!
En alguna ocasión especial hemos vivido cómo nuestra hija de cinco años ha experimentado con dolor cómo algún hecho suyo ha despertado “sufrimiento” en sus padres o en aquellos que la rodean y la quieren. Entonces ha mostrado desesperación, ansia por conseguir perdón. Ha sentido “dolor” y ha ansiado la calma del perdón, ha ansiado un abrazo, una caricia, una palabra de comprensión… una sonrisa… EL AMOR.
¡Qué gran suerte ser hijos de Dios… siempre al amparo del AMOR infinito que nos da sosiego en los momentos en los que nos reconocemos pecadores!

DESDE LA FAMILIA

Posted on Septiembre 6th, 2013 in > DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA by admin

(mujer, casada, trabajan ambos, una hija, ella pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Estamos tan metidos en la vorágine de este mundo, tan inmersos en nuestra rutina, en nuestro estrés, que a veces nos cuesta frenar y sentarnos a reflexionar “cuál es mi torre, si puedo o no puedo construirla, o si tengo ejército suficiente para luchar”. Me atrevo a decir que nos apegamos a esto de tal manera que no podemos ver esas señales de STOP que Dios nos pone tantas veces, pero el miedo nos paraliza y preferimos continuar sin ser capaces de dejar TODO.
Dios nos dice una vez más claramente que Él tiene que ser el centro de nuestra vida. Él es quien nos va a dar la verdadera felicidad. El comienzo de curso con todo lo que ello supone, la vuelta al trabajo encontrándonos con personas, situaciones que repercuten en nuestro estado de ánimo, lo que nos afecta todo esto poniéndonoslo Dios tan fácil, “déjalo TODO y vente, mírame, escúchame, hazme caso, fíate de mí” ¿cuántas veces le decimos a nuestros hijos, a nuestros sobrinos esto convencidos de lo que les estamos diciendo? ¿Y cuántas veces nos lo dice Dios y “nos pasa desapercibido” por nuestra falta de fe, por falta de confianza, por autosuficiencia?
Dios nos quiere profundamente, dejemos que Él sea y llene toda nuestra vida.

DESDE LA FAMILIA

Posted on Agosto 29th, 2013 in > DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA by admin

(mujer, casada, trabajan ambos, una hija, ella pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Clarito, clarito: Dios nos llama a ser humildes, a servir, a AMAR.
Dios, El humilde entre los humildes, nos hace caer en la cuenta de cuántas veces dejamos esto de lado y nos llevamos por nuestra prepotencia, nuestra autosuficiencia o simplemente por nuestro cansancio.
Queremos que nuestra hija haga las cosas de una determinada manera o quiero que mi marido me tenga más en cuenta, sin caer en la cuenta de que “me estoy poniendo o quiero elegir el mejor puesto”

Somos débiles Gracias a Dios, seamos humildes y sirvamos con la ayuda de Dios.

DESDE LA EXPERIENCIA CONYUGAL

Posted on Mayo 18th, 2013 in > DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA by admin

(mujer, casada, una hija, pertenece a grupo de matrimonios y movimiento cristiano)  

Y llegó el gran día de recibid al Espíritu Santo.
Hermanos la lectura de hoy me vuelve a recordar que Jesús nos desea, nos trae la paz….
¿Por qué nos inquietamos, cuando hay dificultades?
Pues porque, el mal está al acecho y si nos pilla distraídos con las cosas del mundo, hasta en nuestro matrimonio puede hacer daño.
No nos despistemos y recibamos con alegría, como los apóstoles, al Espíritu Santo y cojámonos de la mano de María para con fuerzas renovadas, sacar adelante esos despistes del mundo que se filtran en nuestros matrimonios.
Os invito a que juntos en nuestro matrimonio oremos diciendo: Ven  Espíritu de amor, fortalécenos.  Alegres en tu Espíritu Señor,  llena nuestro matrimonio de tu gracia. Amén.

Página siguiente »