DESDE LA ENFERMEDAD

Posted on Julio 26th, 2013 in > DESDE LA ENFERMEDAD by admin

(mujer, casada, jubilada, padece enfermedad degenerativa, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

En este domingo, el evangelista nos presenta un mensaje enormemente esperanzador  para los cristianos: cómo orar, cómo comunicarnos con el Padre y la certeza de que seremos atendidos en todas nuestras peticiones.
Respecto a la oración nos dice Jesús con toda claridad cuál es la forma de dirigirnos al Padre: “El padrenuestro”. Esta oración que los creyentes repetimos desde los primeros tiempos, entraña una riqueza infinita. El peligro que hemos corrido y que corremos, es convertirla en una mera rutina que nos lleva a desperdiciar su valor inmenso. Cada una de las expresiones que conforman la oración del Padre Nuestro es una síntesis de la forma de cómo Jesús comprende a Dios y del reconocimiento de la limitación humana que requiere de la intervención de Dios.
Pero lo que más me conforta para mí día a día es la elocuencia de la parábola que nos propone Jesús. Desde mi miseria, mi fragilidad, en la oración cristiana, lo que se pide se da por concedido. Así nos lo promete en el evangelio de hoy: ”El que pide, recibe, el que busca, encuentra y al que llama se le abrirá la puerta y el corazón del que le puede dar”.
Señor enséñanos a orar y a dar al que nos pide; ayudemos a buscar al que no encuentra y abramos nuestra puerta y nuestro corazón al que llame.

DESDE LA ENFERMEDAD

Posted on Julio 20th, 2013 in > DESDE LA ENFERMEDAD by admin

(mujer, casada, jubilada, padece enfermedad degenerativa, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Desmenuzando el evangelio de hoy, nos damos cuenta de varias cosas. En primer lugar Jesús entra en casa de todo el que le recibe, está deseando que nosotros le acojamos para entrar. A continuación las diferentes actitudes que nosotros ante su presencia, en este caso lo que nos muestra Marta y María; andar enredados en nuestras cosas o pararnos a escuchar su palabra. Por último, Jesús nos deja claro cuál es la parte más importante, la la que no nos quitarán.
La palabra de Dios nos interpela  a que analicemos cómo estamos gastando nuestra vida, si estamos viviendo según una escala de valores equilibrada, sin perdernos en cosas secundarias, o nos dejamos llevar por la vorágine, perdiendo de vista cuál es lo primordial o lo esencial.
En lo que se refiere a mi experiencia, he descubierto que las situaciones difíciles o dolorosas nos llevan a valorar más las cosas espirituales, la escucha de la palabra, la oración,… pero rápidamente, nos relajamos y volvemos a caer en esa rutina y desorden en nuestras prioridades. Le pido al Señor, que nos ayude a mantener alerta en esa revisión constante de nuestra vida.
A pesar de todo, no debemos dejar de valorar la importancia de lo material ante lo espiritual. Las dos cosas son igualmente importantes, lo importante es el equilibrio, cada cosa tiene su espacio.
Pidamos al Señor que nos ayude a ser auténticos discípulos, capaces de escuchar su palabra y ponerla por obra.

DESDE LA ENFERMEDAD

Posted on Julio 12th, 2013 in > DESDE LA ENFERMEDAD by admin

(mujer, casada, jubilada, padece enfermedad degenerativa, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

El evangelio de esta semana que nos propone San Lucas este domingo es toda una lección poética de lo que debe ser nuestro comportamiento ante los hermanos.
Por un lado, a través de la pregunta del letrado, nos dice cuál es nuestro deber según la ley; por otro lado, a través de la parábola Jesús nos dice que hemos de ir más allá de lo que nos dice la ley. Cómo escudándonos en la ley misma, podemos dejar de lado a nuestros hermanos.
En este domingo se nos pone de manifiesto que es necesario agudizar todos los sentidos para captar la presencia de Dios en el clamor de los que sufren por las estructuras que se dominan por la violencia. También se nos propone que tenemos que asumir la solidaridad por encima de los preceptos culturales, sociales y religiosos.
Como creyentes, nos sentimos interpelados a hacer de la práctica del samaritano, un permanente modo de ser.
Respecto de mi situación concreta, me llama a practicar el amor en gestos concretos: ver, acercarse, consolar, curar,… hacia las personas que me rodean, incluso  a aquellas que me producen miedo, dolor, incertidumbre… a pesar de a veces sentirme maltratada, apaleada.
Pido al señor que nos de a mi y a los demás, audacia suficiente  para captar su presencia y sus clamores en las personas que nos rodean y que nos dejemos conmover, sea cual sea su condición.

DESDE LA ENFERMEDAD

Posted on Julio 5th, 2013 in > DESDE LA ENFERMEDAD by admin

(mujer, casada, jubilada, padece enfermedad degenerativa, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

El evangelista nos propone de nuevo esta semana el envío a la evangelización pero con una novedad: los mandó de dos en dos” dando así prioridad a lo comunitario ante el individualismo misionero. También vuelve a hacerse eco de las dificultades y la adversidad del desarrollo de la misión y el anuncio del Reino. Nos previene de nuestra situación de corderos en medio de lobos contra todo lo que ellos  orquestan para impedir  que la Palabra de Dios llegue a las familias y al mundo.
Se nos invita a los creyentes de hoy a permanecer fieles y comprometidos con el plan salvífico de Dios. Queda claro que hemos de hacer de la misión una estrategia de vida permanente, donde la ternura, la tolerancia, la misericordia y la justicia sean sus principales protagonistas.
En mi vida, en mi situación concreta, me mueve a llevar estas actitudes con las personas que me rodean, mi familia, especialmente mi marido y mis hijos. Responder a sus cuidados y atenciones de esa forma que Él me propone y con el anuncio “El Reino de Dios está cerca”. Pido al señor que me ayude a mantener esos criterios que no pierden vigencia, que son tremendamente contemporáneos.
Y para que la construcción de un mundo mejor no podemos dejar de aludir al texto: “ la mies es abundante y los obreros pocos”. Oremos, pues al dueño de la mies para que envíe obreros a su mies.

DESDE LA ENFERMEDAD

Posted on Junio 28th, 2013 in > DESDE LA ENFERMEDAD by admin

(mujer, casada, jubilada, padece enfermedad degenerativa, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

El evangelio de este domingo nos narra el encuentro de Jesús con tres personajes anónimos. Cada uno de ellos responde de una manera diferente ante la llamada al seguimiento; la disponibilidad de ellos es diferente y la acogida de Jesús también es distinta respecto de sus actitudes.
Según el evangelista, Jesús nos hace caer en la cuenta de que es Él quien elige a sus seguidores. Por otra parte, también nos muestra que su seguimiento implica abandonar todo tipo de seguridades, pues la seguridad sólo viene de Dios. El Hijo del Hombre no tiene dónde reclinar la cabeza, seguirle exige aceptar toda clase de inseguridades.
La respuesta de Jesús es completamente radical, el anuncio de Reino no permite titubeos, quien es llamado deberá comprometerse sin esperar ni dudar.
Mi reflexión personal me lleva a reconocer que ante la llamada a seguir a Jesús me dejo llevar por mis miedos, mi debilidad, las crisis de la enfermedad, el dolor… y contesto con un “si, pero…” que es tanto como decir un “si, pero no”. Sin embargo la invitación qued abierta para que apueste por seguir en unas relaciones nuevas, un mundo nuevo, una vida nueva.
Roguemos al Señor por los que quieren seguirle imitando su estilo de vida.

DESDE LA ENFERMEDAD

Posted on Junio 22nd, 2013 in > DESDE LA ENFERMEDAD by admin

(mujer, casada, jubilada, padece enfermedad degenerativa, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

En este domingo, una vez más, el evangelista nos presenta a Jesús orando, solo en presencia de los discípulos. Se nos resalta de nuevo la importancia de la oración; esa comunicación constante con el Padre que nos pone al tiempo ante nosotros mismos y ante los hermanos. Y enseguida las preguntas de Jesús, de un modo generalizado –quién dice la gente- y de modo más personal –quién decís vosotros que soy yo-. Por las respuestas, descubrimos cómo la gente todavía no entiende, pero los discípulos lo reconocen como el Mesías.
Pero ese mesianismo de Jesús que nosotros seguramente estaríamos dispuestos a proclamar, como los discípulos, me lleva a preguntarme si sería capaz de asumir la advertencia que hace a los que quieren seguirle: que en su ejercicio misionero pueden llegar a experimentar un poco de calvario, de cruz y hasta de muerte.
En el desarrollo de la enfermedad, crónica y degenerativa se cumplen esas prerrogativas que Jesús anuncia, pero también en verdad que la fidelidad en su seguimiento nos muestra algo de Pascua y de Reino de Dios. Por eso la promesa de: quién pierda su vida por mí causa la salvará; y su causa no es otra que la del amor y la entrega a los demás, que no entenderemos hasta que sepamos quién es Jesús…La clave, la pregunta ¿” Y vosotros quién decís que soy yo”?
Oremos pues para que el Señor nos muestre no solo lo importante que él es para mí sino lo importante que yo soy para él.

DESDE LA ENFERMEDAD

Posted on Junio 15th, 2013 in > DESDE LA ENFERMEDAD by admin

(mujer, casada, jubilada, padece enfermedad degenerativa, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

En el evangelio de hoy, Lucas pone de manifiesto una vez más la misericordia de Dios. Se nos muestra que esa misericordia no se mide por la cantidad ni la intensidad del pecado, sino por el amor que demostramos en nuestras acciones con los demás.
Cuántas veces nos hemos dejado llevar de ese sentimiento de culpabilidad que nos produce nuestra condición de pecadores y dejamos de hacer un montón de cosas que podríamos haber hecho. Así, Jesús a través de esas palabras nos dice que el amor es la medida del perdón: “a quién más ama, mas se le perdona”. Por eso debemos confiar en la misericordia divina que también dignifica, en el caso del evangelio: “a la mujer”.
Desde mi experiencia en la enfermedad que no distingue a ningún ser humano, he descubierto que no hay que tener miedo a acercarse a los que nos rodean, aunque sean muy distintos de nosotros en apariencias. Para Dios todos somos iguales. No seamos como el fariseo.
Oremos hoy por todos, especialmente por los que buscan a Jesús, aunque sólo sea de lejos.

DESDE LA ENFERMEDAD

Posted on Junio 7th, 2013 in > DESDE LA ENFERMEDAD by admin

(mujer, casada, jubilada, padece enfermedad degenerativa, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Después de la intensidad de los acontecimientos vividos, volviendo al tiempo ordinario, el evangelio nos narra un episodio natural en nuestras vidas por muy doloroso y desgarrador que sea.
El relato nos pone de manifiesto el dolor en sus últimas consecuencias: la muerte del único hijo de una viuda. Jesús se compadece del dolor, del llanto de la mujer y hace el milagro.
Las enseñanzas que sacamos de este evangelio son innumerables. Por un lado, la cercanía de Jesús que toca con la mano el sufrimiento de cada uno y lo transforma en vida y esperanza. En nuestras circunstancias concretas, el dolor, la enfermedad, la mente, a veces corremos el riesgo de perder la esperanza. Es necesario compartirlo con Cristo para que mitigue su impacto en nosotros y nos devuelva como a la viuda la alegría, la sonrisa… nuestra fe no nos evita el sufrimiento, pero nos ayuda a darle otro sentido.
Por otra parte, dice el evangelista: y Jesús se lo entregó a su madre. El Señor nos llama a la vida, a la resurrección, no para nosotros mismos sino para entregarnos a los demás. Aún en nuestro dolor, siempre hay a nuestro lado alguien  que nos necesita.
Pidamos al Señor que nos ayude a ofrecer a los demás el bálsamo de nuestro amor y compañía.

DESDE LA ENFERMEDAD

Posted on Mayo 31st, 2013 in > DESDE LA ENFERMEDAD by admin

(mujer, casada, jubilada, padece enfermedad degenerativa, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

En este domingo, festividad del Cuerpo de Cristo, el evangelista nos presenta el episodio archiconocido para nosotros de la multiplicación de los panes y los  peces. Pero la Palabra de Dios, siempre viva y  sugerente, pone de manifiesto la gratuidad de Jesús con sus seguidores: enseña a las multitudes y les da de comer. Evangelización y servicio van unidos  en nuestro proceder cristiano.  Ante el problema de la falta de alimento, los discípulos buscan la solución desde fuera, pero Jesús soluciona el problema desde dentro: “dadles vosotros de comer” y de qué forma, por grupos, y así es más fácil la caridad.
Retomando las palabras de Lucas, la eucaristía  es el acto de alzar la vista al cielo, bendecir y repartir lo que tenemos. Y lo que tenemos, es a veces tan poco como el sufrimiento, las pocas fuerzas, el miedo al dolor, la angustia que provoca el ver sufrir a nuestros seres queridos… pero la experiencia nos dice que a pesar de todo, comemos, nos saciamos y recogemos sobras.
La eucaristía, sacramento de la vida nos fortalece, alimenta y provoca que enfrentemos los problemas de otra manera.
No perdamos la ocasión de dar al que lo necesita aunque nos parezca que es poco.

DESDE LA ENFERMEDAD

Posted on Mayo 24th, 2013 in > DESDE LA ENFERMEDAD by admin

(mujer, casada, jubilada, padece enfermedad degenerativa, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Domingo de la Santísima Trinidad: una vez completada con la llegada del Espíritu la trilogía divina se nos muestra esa acción unitaria y misteriosa, a la vez que atrayente, que no puede afrontarse más que desde la fe. Dios es siempre para el que cree, una pregunta sin respuesta, una provocación siempre atrayente y dinámica. El evangelista pone de manifiesto a través de las palabras de Jesús que la vida cristiana es un camino de constante misión con Dios: el Espíritu de la verdad nos comunicará lo que está por venir.
A lo largo de mi vida de fé ha sido vital en los momentos de dificultad que me ha tocado vivir, sentir esa fuerza del Espíritu para interpretar los acontecimientos, seguir las circunstancias, a la luz del mensaje de Jesús. Ha sido en la enfermedad, mía o de mis seres queridos, cuando con más fuerza he sentido esa acción. Tanto es así que para mí ha sido mucho más fácil superar el dolor, incluso el físico, y a la vez he sabido que sin apenas darme cuenta se ha producido la evangelización.
No puedo dejar de mencionar la fuerza que para mí ha supuesto la experiencia de fe comunitaria que he ido viviendo cada vez con más intensidad.
Pido al Espíritu de verdad que nos conceda vivir cada vez más unidos a nuestros hermanos y glorifiquemos al Padre, al Hijo y al Espíritu.

Página siguiente »