DESDE LA SOCIO-ECONOMÍA

Posted on septiembre 14th, 2012 in > DESDE LA ECONOMÍA,> DESDE LO SOCIAL by admin

(hombre, casado, con tres hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

Creo que también a nosotros, como a los discípulos, nos cuesta mucho aceptar que Jesús es un mesías servidor de todos y en todo y no un triunfador. Jesús es sensato y sabe que poner el mundo patas arriba, luchando por la vida y dignidad de los últimos, significa enfrentarse a los grandes poderes del mundo que viven de la explotación de la mayoría. Hoy en día seguimos asistiendo a un retroceso social sin precedetes, para seguir salvando a los bancos y contentar a los mercados, es decir, al afán de lucro sin medida de unas pocas personas.
Pero si de verdad creemos que Jesús es el Mesias servidor, es porque hemos experimentado con Él que la mejor y más completa forma de vivir la vida es gastarnos por acompañar a las víctimas de este mundo.

DESDE LA SOCIO-ECONOMÍA

Posted on septiembre 8th, 2012 in > DESDE LA ECONOMÍA,> DESDE LO SOCIAL by admin

(hombre, casado, con tres hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

Vemos a Jesús en el “extranjero” con los “paganos”, los que tenían otra religión. Y lo que hace es curar a una persona que tenía otras creencias que Él. A Jesús no le detienen las fronteras de ningún tipo y va instaurando su “Reino de liberación” allá por donde pasa.
Nosotros quizás debiéramos tener esa misma actitud de apertura hacia todos. También deberíamos pedir a Dios que nos cure nuestra “sordera” que nos impide escuchar el clamor de tantas personas que sufren el dolor, la exclusión y el abandono a nuestro alrededor y en otros países. Y que esta escucha nos lleve a ser muy comprensivos y solidarios con los que están postrados y a unirnos a ellos para luchar contra las decisiones económicas, políticas y sociales que provocan cada vez más empobrecidos para enriquecer a los cada vez más ricos. Creo sinceramente que el mundo necesita de cristianos que oigan el clamor de los “nadie” y se hagan uno con ellos en su esperanza y pasos hacia el Reino.

DESDE LA SOCIO-ECONOMÍA

Posted on febrero 17th, 2012 in > DESDE LA ECONOMÍA by admin

((hombre, casado, con tres hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

Para poder cambiar la realidad hay que ser arriesgados, como los hombres que descolgaron al paralítico. Y tener la fe que ellos mostraban en que las cosas podían cambiar. Cuando existe esa determinación y esa fe, Jesús responde rescatando a la persona de su exclusión social, infundiendo fuerzas para que salga por sí mismo de la situación de postración en la que se encuentra. Y estoy convencido de que Jesús siempre está presente cuando de la liberación y dignidad humanas se trata. Y en la situación financiera-económica-social que vivimos es más necesario que nunca arriesgarse y tener fe en que la política y la economía deber estar al servicio de las personas, y sobretodo, de las más vulnerables y aplastadas. Existen realidades, asociaciones, empresas, productores, consumidores responsables, finanzas justas… que así lo demuestran. Y nosotros podemos ayudar a que se expandan y crear nuevas realidades transformadoras.

DESDE LA SOCIO-ECONOMÍA

Posted on febrero 9th, 2012 in > DESDE LA ECONOMÍA by admin

((hombre, casado, con tres hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

Jesús sabía que tocar a un leproso suponía quedar, a ojos de las autoridades, impuro, y, de hecho, al divulgarse la noticia, no podía entrar en los pueblos porque estaba considerado impuro. Nosotros debemos saber que ponerse del lado de los excluidos, ser realmente solidarios con ellos, supone necesariamente enfrentarse a los poderes que los mantienen excluidos e intentar cambiar el orden de cosas. Y eso, supone quedar también en la marginalidad, no considerado o directamente desprestigiado. Pero eso es una buena señal para saber de qué lado estamos. Y es que no se puede ser neutro en este mundo. Con mis actos, mis decisiones, mis consumos, mi tiempo, mi forma de relacionarme trasparento qué cosas me interesan, qué cosas quiero cambiar, qué personas me son más importantes, en qué se basan mis decisiones económicas, qué mundo quiero construir…
Ante la situación que se vive aquí y allá, podemos implicarnos como Jesús o refugiarnos en nuestras seguridades. Que Dios no ayude a condolernos y comprometernos con los más frágiles y apaleados.

DESDE LA SOCIO-ECONOMÍA

Posted on enero 27th, 2012 in > DESDE LA ECONOMÍA by admin

((hombre, casado, con tres hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

Enseñar con autoridad, es básicamente, enseñar con el ejemplo y hacer lo que se dice. Jesús anunciaba que el Reinado de Dios estaba llegando y lo hacia realidad sanando y curando, es decir, acogiendo y amando, a los excluidos de entonces. Esto es lo que nos toca también a nosotros. Si nos decimos cristianos, es decir, seguidores de Jesús, debemos de curar, acoger, sanar, animar y acompañar a las personas que nuestra sociedad apalea y deja medio muerta en el camino. Esto significa trabajar y apoyar a estas personas y a las instituciones que luchan
con ellas por cambiar su situación. Y también significa comprometerse, para que nuestra vida y nuestros actos promuevan la transformación de un modelo económico social injusto que crea cada vez más víctimas.
Es lo único que merece la pena y nos hará realmente felices, ponernos de parte de la vida, de todas las vidas, de todas las vidas más débiles.

DESDE LA SOCIO-ECONOMÍA

Posted on enero 19th, 2012 in > DESDE LA ECONOMÍA by admin

((hombre, casado, con tres hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

Jesús gasta su vida para hacer ver que el Reinado de Dios está ya aquí y ofreciendo este Reinado a todos. Nos toca a nosotros escuchar la misma llamada que les hizo a los primeros discípulos para ser portadores de ese Reino de fraternidad, justicia y paz. Un reinado del amor de Dios que sigue luchando por instaurar gracias a tantos
hermanos que dan su vida curando enfermos y luchando porque las compañías farmacéuticas no hagan negocio con las enfermedades, dando pan a los hambrientos, denunciando los poderes económico-financieros que matan de hambre y proponiendo unas relaciones económicas justas y humanas, promocionando a los humildes para que sean protagonistas de su liberación, acogiendo, perdonando y transformando a los opresores de este mundo. Jesús nos llama, no podemos ser neutrales o pasivos ante la realidad. Estar a favor del Reino es arriesgarse a perder la seguridad, pero encontrando la dicha de la donación, en una apuesta por los más débiles.

DESDE LA SOCIO-ECONOMÍA

Posted on enero 12th, 2012 in > DESDE LA ECONOMÍA by admin

((hombre, casado, con tres hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

Lo que de verdad busca la gente no son teorías sino testigos, personas que por su vida testimonian y trasparentan lo que son, lo que creen y viven. Así, los discípulos, a la pregunta de Jesús “qué buscáis” responden con la pregunta “donde vives”, es decir, qué haces, como vives, de quien te rodeas, etc. Siguieron a Jesús pues se sintieron atraídos por como vivía. Así nuestra vida también debe ser puro testimonio en nuestras sociedades. Esto es particularmente importante en la parcela económica, que siempre hemos considerado privada, pero que tiene unas repercusiones sociales enormes. Nuestras opciones de consumo tienen más poder hoy día que nuestro voto. Qué nivel de consumo tenemos, qué compramos, donde, a qué empresas, donde ponemos nuestros ahorros o nóminas, etc, marcan nuestras vidas y hacen que las sociedad tenga determinada orientación. Si todo nuestro consumo fuera austero, alternativo, justo, social, ético – y hay alternativas reales en todas las facetas económicas- ayudaríamos a crecer
significativamente a la “economía social y transformadora” y daríamos testimonio de que la economía debe estar centrada en la persona, no debe caer en la codicia sino que debe ser solidaria, justa y humana. En nuestras manos está.

DESDE LA SOCIO-ECONOMÍA

Posted on diciembre 30th, 2011 in > DESDE LA ECONOMÍA by admin

((hombre, casado, con tres hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

Jesús nace a las afueras, en una cuadra, en un lugar nada bucólico. Nace en los márgenes de la sociedad de su época, como los humildes, como los sin poder, como tantos recién nacidos que, hoy, ven la luz en lugares donde la precariedad, el hambre y la necesidad campan a sus anchas. Y son los parias de la época, los pastores los que dan testimonio y se admiran de lo ocurrido.
Así lo quiere Dios, y nos cuesta tanto entenderlo que dulcificamos y manipulamos su mensaje. Dios quiere cambiarnos por dentro y cambiar el mundo pero desde los empobrecidos, desde los últimos. Al crecer Jesús también se rodeó de gente pecadora, cabezota, humilde…indeseables.
Por eso, en mi humilde opinión, es tan crucial que nos abajemos, que nuestro referente vital sean los últimos (en todos los sentidos), que compartamos con ellos su vida, que nos unamos a sus luchas, que elijamos la austeridad liberadora y solidaria, que participemos de sus movimientos de emancipación, etc.
Y que todo lo vivido lo vayamos meditando en nuestro corazón para poder entender cómo Dios actúa en nosotros y en el mundo.

DESDE LA SOCIO-ECONOMÍA

Posted on diciembre 22nd, 2011 in > DESDE LA ECONOMÍA by admin

((hombre, casado, con tres hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

Dios nos vuelve a zarandear y descolocar. Para “salvar al mundo”, para mostrarnos el camino de la verdadera humanidad, para realizar el sueño más grande que podamos soñar, Dios se encarna en lo más débil, sencillo e insignificante. Es como si Dios nos dijera: ¿no os enteráis de que aunque soy lo más grande sólo quepo en los más sencillo, que aunque todo lo puedo, sólo quiero poder por amor, que la única manera de ser grande ante mis ojos es ser el siervo de todos por amor? ¿O es que vuestra “tiniebla” os impide ver la luz que surge de lo más pequeño y excluido y seguís empeñados en sentiros seguros con vuestro dinero, estatus social o poder?
Por eso hoy, más que nunca, se puede esperar que las realidades más pequeñas, pero más preñadas de amor y justicia, pueden cambiar nuestra vida y nuestro mundo.
Es posible esperar la “sinergia de microutopías”, que están presentes pero invisibilizadas en nuestra sociedad.
Hoy podemos convencernos de que es necesario siempre mirar hacia abajo, encarnarnos en los lugares y con las personas que no cuentan en nuestras sociedades y que cada vez son más numerosas en un mundo donde los poderes quieren crear un mundo de precarios, sometidos y esclavos.
La Navidad nos recuerda que debemos arriesgarnos a abandonar nuestras seguridades para ofrecernos completamente como instrumentos de su Reino.
Y tenemos que confiar en que todos los días de nuestra vida, aún en los más dolorosos, Dios seguirá viniendo a nuestra vida, como nos dije Juan en su evangelio:
¿lo sabremos reconocer y dejarnos invadir por su Amor?

DESDE LA SOCIO-ECONOMÍA

Posted on diciembre 9th, 2011 in > DESDE LA ECONOMÍA by admin

((hombre, casado, con tres hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

Ser testigos de la luz: maravillosa misión de los cristianos en este tiempo y para toda una vida.
Ojalá en nosotros surjan hombres y mujeres que “allanen los caminos del Señor” ante tantas “cordilleras inhumanas” que nos quieren imponer. A saber: bajar salarios, disminuir pensiones, reducir servicios básicos, trabajar más para ganar menos, empobrecer a muchos para enriquecer a pocos, abaratar el despido, facilitar el desahucio, obligar a endeudarse, tumbar unos gobiernos (¿no se llamaba golpe de estado a lo sucedido en Grecia e Italia?) y atemorizar a otros.
Sólo podremos ser testigos de la luz ante tanta oscuridad, en la medida en que estemos llenos de esa luz, en la medida que nos alimentemos de su Palabra, orando y encontrándonos con Él en los hermanos más ninguneados. Y en la medida en que nos juntemos con los humanos de este mundo para ir pariendo ese Reinado de Dios, basado en la entrega total, donde todo se subordine a la dignidad humana, donde todas las decisiones, tengan como fin el plenificar la vida.
Sólo hace falta que nos despertemos para darnos cuenta de que juntos, con un corazón inflamado de amor, podemos cambiar esta economía y esta sociedad.

« Página anteriorPágina siguiente »