DESDE EL TRABAJO

Posted on marzo 5th, 2010 in > DESDE EL TRABAJO by admin

(hombre, casado, dos hijas, empleado de empresa; el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)

¡Vaya paciencia la del viñador! Yo seguro que ya habría dejado la higuera por imposible, de hecho tengo varias plantas secas en mi balcón que abandoné hace tiempo.
En el sector en el que trabajo se repiten los mismos problemas proyecto tras proyecto, mes tras mes, año tras año, cliente tras cliente. Se han buscado soluciones, métodos, estrategias… pero yo no he visto mejora al respecto.
Hace poco me enteré de que uno de los trabajadores más humano y emprendedor de la empresa está entusiasmado con una nueva metodología que trata de solucionar los problemas aludidos; lo que me ha sorprendido es que es un hombre que lleva ya bastantes años trabajando en lo mismo y harto de probar y buscar soluciones que acaban en la papelera. Me llama la atención su motivación y paciencia. Como la del viñador.

DESDE EL TRABAJO

Posted on febrero 19th, 2010 in > DESDE EL TRABAJO by admin

(hombre, casado, dos hijas, empleado de empresa; el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)

Tentaciones tenemos todos los días y por todos sitios. Me he puesto a pensar cuáles han podido ser algunas de las tentaciones que he tenido en el trabajo y las primeras que se me han ocurrido han sido dos básicas: remolonear y trabajar en exceso. En mi trabajo han sido tentaciones constantes.
En la primera he caído una y otra vez, siempre que por un motivo u otro acababa perdiendo el tiempo de mi trabajo en tonterías; traté de mejorar mil veces y otras tantas caí.
La segunda se dio sobretodo cuando por exceso de trabajo quitaba tiempo que era para el comité de empresa; cuando entré a formar parte del comité de empresa le puse ganas y aprovechaba el tiempo legal que la empresa me daba para estos menesteres pero conforme pasaron los meses me relajé, el trabajo me absorbió y dejé de lado el comité de empresa.
Algo en común que tienen las tentaciones es que nos vencen cuando bajamos la guardia, cuando el mundo nos agobia, cuando dejamos de escuchar a Dios. Este evangelio nos invita a volver a escucharle.

DESDE EL TRABAJO

Posted on enero 29th, 2010 in > DESDE EL TRABAJO by admin

(hombre, casado, dos hijas, empleado de empresa; el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)

Los que escuchaban a Jesús, primero se admiran de sus palabras y luego se enfadan con él, apenas habría pasado un ratillo ¡vaya cambio!
Recuerdo cuando se formó el primer comité de empresa en mi trabajo. Unos pocos tomaron la iniciativa y la palabra, costó convencer a la gente pero muchos decían que era necesario y sería bueno para los trabajadores. Al cabo del tiempo, cuando ya estuvo formado y funcionando se decía que el comité no servía para nada, que hacía lo que decían los jefes y no luchaban por los trabajadores. Cuando llegué a formar parte de él me di cuenta de lo difícil que era llevar a cabo cualquier mejora, incluso era complicado ponerlos a ellos de acuerdo, pero lo que sí me quedó claro es que los que formaban el comité, a pesar de todas las críticas recibidas, luchaban por sus compañeros.
En general nos es muy fácil criticar las actitudes y los comportamientos de los demás. Deberíamos pasar antes por su situación para poder opinar tan libremente.

DESDE EL TRABAJO

Posted on enero 15th, 2010 in > DESDE EL TRABAJO by admin

(hombre, casado, dos hijas, empleado de empresa; el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)

En este evangelio Jesús se encuentra en una situación que no se esperaba; la circunstancia de quedarse sin vino puede parecer un hecho sin la importancia suficiente como para que Jesús actúe poniendo solución al problema, sobre todo porque rompe sus planes. Pero resulta que ante esta situación y porque se lo piden, realiza su primer milagro.
Él cambia sus planes por las circunstancias, aunque no parezca de importancia, y porque se lo piden (¡no se lo va a negar a su madre!).
Es posible que en nuestro trabajo nos surjan circunstancias inesperadas y posiblemente carentes de importancia, al menos para nosotros, que nos alteren los planes, pero quizás es que debamos cambiarlos.
En mi empresa la mayoría de los empleados realizamos tareas más o menos rutinarias, pero siempre el tiempo es un factor primordial, nunca te dan el tiempo que necesitas. Y en éstas puedes ser interrumpido por un compañero con dudas, por un becario que no sabe cómo hacer algo o por cualquier otro motivo que en principio puede resultar molesto y carente de importancia en tu día laboral. Pero es que puede ser que deba darle más importancia que al resto de la jornada.
Y es así como hay compañeros que por mucha carga de trabajo que tengan siempre dedican una palabra amable y un gesto de ayuda a los demás

DESDE EL TRABAJO

Posted on noviembre 26th, 2009 in > DESDE EL TRABAJO by admin

(hombre, casado, dos hijas, empleado de empresa; el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)

El evangelio de esta semana nos puede sonar raro, a mí me sonó raro hasta que leí las últimas frases: “Estad siempre despiertos”, “los agobios de la vida”.
Es tiempo de agobios, no paramos de escuchar noticias acerca de la falta de trabajo, en la televisión, en la radio, en la calle, de conocidos, etc. Pero en este tiempo Jesús nos da un toque de atención diciendo que no nos durmamos. Es una época difícil para el mundo laboral, pero puede ser una época de cambio, de mejora. Estate despierto. Conozco a gente que en esta época y ante la falta de trabajo se plantea estudiar, especializarse en algo concreto y necesario para que en un futuro pueda servir mejor en su profesión, o bien ven la oportunidad de salir fuera, ayudar en otros países, trabajar para una ONG, etc.
Desde luego que hay personas que se adaptan a la situación y la hacen oportunidad.

DESDE EL TRABAJO

Posted on noviembre 13th, 2009 in > DESDE EL TRABAJO by admin

(hombre, casado, dos hijas, empleado de empresa; el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)

En estos tiempos de incertidumbre económica y laboral echamos de menos la seguridad, tranquilidad y estabilidad de años anteriores. Pero resulta que en el evangelio de este domingo Jesús nos recuerda que no nos tenemos que quedar tranquilos y seguros, sino que hay que cambiar los sistemas para que sean más justos para todos. Por muy tranquilo que yo estuviera en mi trabajo, el sistema laboral, tanto en mi empresa como a nivel global, tiene muchos fallos que hacen que sea injusto para muchas personas. El dedicarnos a luchar por cambiar el sistema y corregirlo es signo de que Jesús está cerca.
En mi empresa hay personas que actúan de esta manera. Cuando había calma en el mundo laboral ellos removieron las aguas y se esforzaron por crear un comité de empresa para luchar por los derechos de los trabajadores. Ahora que hay intranquilidad luchan en colaboración con la empresa para que los puestos de trabajo no disminuyan y continuar dando trabajo a sus empleados. Ahí veo al Señor.

DESDE EL TRABAJO

Posted on octubre 29th, 2009 in > DESDE EL TRABAJO by admin

(hombre, casado, dos hijas, empleado de empresa; el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)

En las bienaventuranzas Jesús engloba a mucha, mucha gente, y no es requisito ser cristiano e ir a misa semanalmente o estar en una comunidad para ser bienaventurado.
Es bienaventurado aquél responsable de empresa que se pelea e idea las formas para no despedir al personal aún cuando bajan los beneficios. Es bienaventurado aquél que lucha por los derechos de los trabajadores a través de los comités de empresa o cualquier otro medio. Es bienaventurado aquél que hace que el trabajar día a día sea algo agradable y haya buen ambiente entre los compañeros. Es bienaventurado aquél que deja aparcados los objetivos que marca la empresa para echar una mano a los compañeros o para tratar a los clientes como personas.
Fíjate a tu alrededor, hay muchos bienaventurados, ¿verdad?

DESDE EL TRABAJO

Posted on octubre 1st, 2009 in > DESDE EL TRABAJO by admin

(hombre, casado, dos hijas, empleado de empresa; el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)

Hoy día el trabajo es algo muy importante para todo el mundo. De hecho se presupone que todo el mundo debe entrar en el mundo laboral. Incluso siendo un matrimonio se sostiene la idea de que ambos deben tener un trabajo, mantenerlo y prosperar en él. Es cierto que el trabajo es importante, hay mucha gente que lo ansía para desarrollarse, pero también es cierto que hay mucha gente que llegado un momento en su vida relegan el trabajo en favor de la familia.
No hay una regla exacta para esto, cada persona y cada matrimonio debe tomar sus decisiones y adaptarse a su situación pero se debe tener cuidado porque el trabajo puede absorbernos e irse comiendo el resto de nuestra vida. Es éste un caso en que las cosas de los hombres separan lo que Dios unió.

DESDE EL TRABAJO

Posted on julio 3rd, 2009 in > DESDE EL TRABAJO by admin

(matrimonio, ambos empleados de empresa; pertenecen a comunidad cristiana)

“No desprecian a un profeta más que en su tierra, entre sus parientes y en su casa.”
Se reconocen a muchos profetas en la historia, y seguro que los ha habido y los hay actualmente que no son reconocidos. Son personas corrientes por los que Dios nos habla.
Pienso que en mi trabajo los hay, incluso sin ser cristianos. Son personas que por lo que dicen y por lo que hacen se ve el mensaje de Dios, trabajan por los demás sin esperar nada a cambio, y de hecho son profetas en su tierra porque como mucho lo que reciben son críticas. Es duro trabajar para tus compañeros y encima recibir malas palabras, que Dios les guarde.

DESDE EL TRABAJO

Posted on junio 18th, 2009 in > DESDE EL TRABAJO by admin

(matrimonio, ambos empleados de empresa; pertenecen a comunidad cristiana)

Hoy en día es fácil estar en la situación que nos pinta este Evangelio. Una tormenta, estamos en una barca que no se está quieta y podemos perder fácilmente el equilibrio. Desde el punto de vista laboral sabemos que se están perdiendo muchos puestos de trabajo, tenemos amigos que están en desempleo, resulta difícil encontrar otro trabajo, la televisión nos bombardea con este tipo de noticias, las charlas con los compañeros son pesimistas… nos encontramos con miedo en medio de la tormenta, como los apóstoles, y posiblemente como ellos le pidamos a Jesús que nos ayude.
Justo ahora que nos encontramos en esta situación yo me “descuelgo” del trabajo pidiendo una excedencia para cuidar de mis hijas y este miedo se me mete en el cuerpo de vez en cuando. Es gracias a la oración que mantengo la confianza y pienso que no debo dejarme llevar por el miedo y dedicarme a lo realmente importante en este momento en mi vida.

« Página anteriorPágina siguiente »