SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on junio 17th, 2018 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA FAMILIA
(matrimonio, trabajan ambos, cuatro hijas, viven su fe en la comunidad parroquial)  

Nuestras hijas son el mejor reflejo de la lectura de esta semana.
En primer lugar porque Dios nos las ha regalado conforme al plan que tiene trazado para nosotros. Y este plan puede parecerse e incluso coincidir con el nuestro, o no. En cualquier caso, una vez que aparecen las hijas en la familia, nuestra labor como padres se ha limitado a gestionar sabiamente los talentos que nos han sido dados de manera gratuita. Nuestra misión es acompanarlas y ayudarlas a crecer como personas y como hijas de Dios.
En segundo lugar porque ellas crecerán en cualquier caso, “produciendo la cosecha ella sola”. Sus vidas no pueden ser una extensión de las nuestras. Han de trazar su propio camino y descubrir el plan que Dios tiene preparado para ellas.
Finalmente porque una vez maduras, volarán del nido y crearán su propia familia permitiendo que “los pájaros puedan cobijarse y anidar en ellas”.

La definicion mas acertada de los hijos que conozco es la siguiente: Hijo es un ser que nos prestaron para un curso intensivo de como amar a alguien más que a nosotros mismos, de cómo cambiar nuestros peores defectos para darles los mejores ejemplos y de nosotros aprender a tener coraje..

DESDE LA LLAMADA A LA SANTIDAD

(mujer, casada, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Que paciencia y buenas ideas tiene  el Señor para explicarnos las cosas, el Reino de Dios  como la simiente que va creciendo sola y como el granito  de mostaza.
La grandeza que viene de la pequeñez y de la humildad,  que  da cobijo y acoge.
Es verdad, nadie se acoje ni abre su corazón a alguien que vaya  de listo ni de santo…
Justamente para serlo hay q saberse pequeño y necesitado.

Hace poco puse en   mi whatsapp la frase “solo desde abajo llegarás al otro”,
para recordarme que ese es mi lugar, desde abajo, y que mirando a los demás desde esa posición, quizá  puedan encontrar en mi la acogida que ofrece el Reino d Dios y un lugar cálido donde “anidar” sus corazones.
Será una buena señal. .

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on junio 10th, 2018 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA FAMILIA
(matrimonio, trabajan ambos, cuatro hijas, viven su fe en la comunidad parroquial)  

El Espíritu de las niñas es puro y sin maldad. Ellas, sobre todo las dos pequeñas, juegan, pelean, ríen y lloran desinhibidamente, con libertad. Actúan conforme su espíritu les indica sin buscar objetivos escondidos. Es envidiable esa libertad con la que se comportan y expresan sus sentimientos y emociones. Si quieren algo lo cogen sin permiso, lo que sienten lo expresan sin temor. Cantan, bailan, ríen y lloran como si nadie las estuviera observando. Si rechazan algo lo expresan de manera clara, sin lugar a confusión.
Conforme nos hacemos mayores vamos deformando ese espíritu inmaculado con el que somos creados. Las realidades que vivimos en el día a día enturbian nuestro espíritu alejándolo de aquel con el que fuimos creados. Poder convivir y disfrutar con las niñas en casa es nuestra mejor terapia para tratar de recuperar ese Espíritu original e inocente contra el que cualquier blasfemia no puede ser perdonada jamás.

DESDE LA LLAMADA A LA SANTIDAD

(mujer, casada, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Jesús, en este evangelio, vuelve a estar rodeado de mucha gente que al parecer no le dejan ni comer. Es obvio  que es la revolución del momento, causa verdadero impacto todo lo que hace y dice, tanto que,  hasta sus familiares quieren sacarlo de la escena con argumentos no muy benevolentes “no está en sus cabales”.
Estos detalles que expresa el evangelio me hace caer en la cuenta que Jesús debe estar haciendo cosas no muy aceptadas socialmente,  mas bien, va por ahí  “dando la nota”.
En concreto la escena de hoy, nos cuenta que Jesús ha estado expulsando demonios, y por eso además es criticado. Los escribas y entendidos no soportan esta superioridad y fama de Jesús y por sus envidias quieren teñir toda su imagen de oscuridad, afirmando que el propio Jesús es un aliado del Mal.
Para nuestras aspiraciones y anhelo de santidad puede dejar un par de cuestiones claras, una que el Mal existe y he de combatirlo.Y la segunda que cuando lo haga en algunas ocasiones daré la nota y puede que me critiquen por ello, hasta mis mas cercanos.
Me viene a la cabeza la cita de San Pablo, que nos habla de  librar cada dia “el buen combate de la fe”, esas pequeñas y grandes batallas diarias en la que entro en pugna con  mis demonios que me tientan tan a menudo: la pereza, el mal humor, la envidia, mi afan de protagonismo, mis exigencias a los demás, mi orgullo e imagen por encima de todo. Y ahí ando, unas veces ganando y otras tantas  perdiendo .
Pero que importante es recordar, porque me llena de esperanza,  que a pesar de de ello, somos “hijos de la Luz” y que podemos revestirnos de la armas que nos ofrece DIos para resistir estos momento adversos y superar estas dificultades propias de cada cual. Con la oracion y contacto diario con la Palabra,  el rosario, la eucaristía, podemos librar la batalla y salir vencedores,  expulsando, como hizo Jesús , nuestro demonios y después los ajenos.  Ciñendome con las armas de la luz caminare por la senda de la santidad, que no es otra cosa que combatir las estructuras, las lógicas y consecuencias del Mal que van albergándose casi sin darme cuenta en mi cabeza,  en mi corazón y  en las  realidades temporales que nos rodean.
Y como siempre, cuento con un par de ases en la manga, el Espíritu Santo y la Gracia de Dios siempre vienen en apoyo de mi debilidad pues ahí se manifiesta su poder.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on junio 2nd, 2018 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA FAMILIA
(matrimonio, trabajan ambos, cuatro hijas, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Desde la familia, este evangelio nos sugiere dos enfoques.
Por un lado, como padres damos el cien por cien de nuestro esfuerzo, energía, tiempo y vida por las niñas. Desde las incomodidades del embarazo, hasta las noches sin dormir. Desde el consuelo ante sus frustaciones, hasta el común disfrute de sus éxitos. Nuestra realidad ya no es individual ni de pareja. Está compuesta también por el día a día de las niñas. Y esta transformación de nuestra realidad individual o de pareja en una compuesta de padres de familia es 24/7 y dura por siempre.
El otro enfoque es desde las niñas. Como hijas, ellas nos reciben como sus referencias (especialmente cuando son pequeñas), como ejemplo a seguir. Nuestras indicaciones y enseñanzas las obedecen con fe ciega: “lo ha dicho papá/mamá”. Confían en nuestas indicaciones y consejos, lo que comporta un altísimo grado de responsabilidad a la vez que de satisfacción por ser copartícipes en la formación humana y espiritual de sus vidas.

DESDE LA LLAMADA A LA SANTIDAD

(mujer, casada, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Se acerca la Pascua, Jesús como buen judío dispone y organiza todo al detalle para vivirla junto a su comunidad, que son sus queridos discípulos.
Sabemos las muchas enseñanzas que nos trasmitió en el momento de la última cena, pero creo que la más revolucionaria y chocante era decirnos que nos reparte su cuerpo y su sangre. Así es, él mismo es el nuevo Cordero Pascual, se nos ofrece por entero, convirtiéndose en verdadero alimento para la santidad y la salvación de todos los hombres y mujeres.
Si recordamos la vida de los santos que más conocemos todos coinciden en vivir intensamente la Eucaristía, siendo el motor de sus vidas, su visita al sagrario era diaria, incluso como Claret, la custodiaba en su pecho de una comunión a otra.
Hace unos años que entendí que la eucaristía debía dejar de ser algo de los domingos, para convertirse en un regalo acogido. En el ritmo intenso de vida que llevamos, intento encontrar el tiempo para acudir a ella, acompañada de mi esposo, si es posible, y esta práctica nos cambia la vida, porque va saciando mi hambre y mi sed, iluminando mis días y me regala la fuerza y el deseo para entre los múltiples caminos, anhelar la vereda de la santidad.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on mayo 27th, 2018 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA FAMILIA
(matrimonio, trabajan ambos, cuatro hijas, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Este Evangelio me resulta muy querido y emotivo. Como padres, nos vemos altamente reflejados en él. Aún siendo una despedida de sus discípulos, Jesús les transmite seguridad para que salgan a realizar sus tareas con la confianza de que Él está con ellos.
Nuestras niñas, las mayores, cada vez menos todo sea dicho, también necesitan saber que papá y mamá están con ellas en todo momento. Que las acompañamos y protegemos aún cuando no nos ven. En multitud de ocasiones demandan, no sólo que estemos con ellas, sino que participemos en sus quehaceres diarios (bien sean juegos, deberes del cole) o que veamos cómo ellas los realizan. Conforme crecen demandan más distancia del nido, más autonomia, pero siguen necesitando sentir la seguridad de saber que papá y mamá estamos ahí acompañándolas “todos los dias, hasta el fin del mundo”, disponibles para darles el soporte y apoyo que requieran en cada momento.
Es maravilloso sentir que somos copartícipes en esta tarea de acompañamiento en el crecimiento y desarrollo espiritual de nuestras hijas.

DESDE LA LLAMADA A LA SANTIDAD

(mujer, casada, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Imagen preciosa la que relata el texto a la vez que inabarcable, el Señor vuelve a hacer su ELECCIÓN a personas concretas a los que ha escogido. Caigo en la cuenta que es un número muy reducido y además “algunos vacilaban”, pocos y no muy convencidos. Con esos pocos, les muestra una MISIÓN, nada más y nada menos, que hacer “discípulos suyos a todos los pueblos…”
Pensado fríamente hasta ahí, es para echarse a temblar, es evidente que elección y misión no cuadran, que hay un “abismo” entre los que son y lo que se les pide, la misión está muy por encima de las capacidades del grupo elegido.
Creo que es lo que podemos pensar y sentir cuando volvemos a constatar, esta vez nos lo recuerda nuestro querido papa Francisco, que estamos llamados a la SANTIDAD. Yo ¿santa?, imposible…me siento incapaz de ser santa. Lo que veíamos con los apóstoles, elección y misión, un abismo.
En mi  día a día, cuando no soporto el ritmo y dificultades del trabajo, en la familia cuando las relaciones se tensan y no responden a nuestras expectativas, en la comunidad cuando experimento sensaciones poco gratificantes, ante la ancianidad y enfermedad de mis padres que me agotan las pocas energías que me quedan y sale todo mi mal humor, en estos momentos de cruz ¿cómo cumplir con nuestra altísima misión de ser santo? ¿Dónde encontrar la capacidad para actuar desde el Amor?
Cuando soy consciente de ese abismo entre lo que soy y lo que estoy llamada a ser, encuentro la clave de todo, y que nos la dice el evangelio al final “yo estoy con vosotros todos los días  hasta el fin del mundo.” Empiezo a entender que solo la Gracia de Dios me regala la santidad, empiezo a experimentar que Él y la Madre caminan a mi lado, acompañan mis quehaceres y que hacen el milagro en mí, para ser capaz de actuar santamente en los diferentes ámbitos de mi vida. Me propongo permanecer unida a ÉL para que, por su Gracia, me regale la santidad y así me capacite para saltar el abismo y sin miedo.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on mayo 20th, 2018 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL TRABAJO
(hombre, soltero, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

He empezado a leer este texto y me que quedado parado en la frase de Jesús: “paz a vosotros”. Después he continuado leyendo y lo vuelve a repetir: “paz a vosotros”. Este es el primer deseo de Jesús a sus discípulos, y siento que también ese es su deseo para mí hoy. La paz, la paz interior es tan importante en mi vida. ¡Y es tan fácil perderla!. Buscar la paz, tener la paz es lo que me da equilibrio en mi vida, en mi vida personal y también en mi vida profesional. Pero esta paz no es un vivir adormilado o anestesiado. No es vivir como en un anuncio, en un mundo perfecto lleno sólo de sonrisas y situaciones maravillosas. La paz es vivir en lo importante, es saber qué tengo que hacer, es tener mis principios bien asentados. Pero tengo que tener los pies sobre la tierra, y saber que la tengo a ratos, y que también la pierdo a ratos. Por eso tengo que escuchar una y mil veces las palabras de Jesús: paz a vosotros. Y pedirle que hoy recaiga la paz sobre mí. Que recaiga la paz sobre todos mis familiares, mis amigos, mis compañeros de trabajo. Y sobre todos vosotros que leéis este comentario. Feliz Pentecostés.

DESDE EL TRABAJO POR LA JUSTICIA

(hombre, casado, dos hijas, trabaja, activista de “Justicia y Paz e Integridad de la Creación”, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

La manifestación con la que Dios está hoy en medio de la humanidad, es la que me alienta a seguir en la lucha por defender nuestros derechos como personas. Hoy nos encontramos con una convulsión social. Ven Espíritu, mándanos sobre nuestros pueblos. Hoy es fiesta, donde no olvido las miles de personas que buscan un refugio para pasar la noche, también al enfermo que espera su medicina, a tantos presos olvidados sin un juicio. Día del Espíritu Santo, animador de un pueblo, camina en búsqueda permanente de otro mundo donde reine la justicia y la verdad.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on mayo 13th, 2018 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL TRABAJO
(hombre, soltero, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Jesús se va, nos deja solos. Pero nos deja un mandato, el de proclamar el Evangelio a toda la creación. Para mi la creación se reduce a mi entorno más cercano: mi familia, mi amigos, mi trabajo, mis vecinos. El trabajo es posible que sea uno de los entornos más difíciles donde predicar el Evangelio. Pero la dificultad viene muchas veces en que no predico el Evangelio de Jesús, sino mi evangelio. Jesús no se va y nos abandona, Jesús sube al cielo para que crezcamos, para que seamos adultos, para que seamos nosotros quienes llevemos a cabo la propagación de su Evangelio. Nos conoce, sabe cómo somos y confía en nosotros. No es una carga pesada o una gran responsabilidad que carga en nuestras espaldas. Es un gesto de confianza. Los apóstoles lo entendieron bien y se fueron a predicar. Pues eso es lo que tengo que hacer yo, predicar con alegría el Evangelio de Jesús. Que también Jesús cooperará conmigo.

DESDE EL TRABAJO POR LA JUSTICIA

(hombre, casado, dos hijas, trabaja, activista de “Justicia y Paz e Integridad de la Creación”, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Misión grande la que me encomienda esta Palabra para este domingo. A toda la creación ir y anunciar… En mi contexto, ¿qué significa hoy anunciar y defender a la creación?. Dios confía en que cumpliré su voluntad, soy parte de su creación y me llama a defenderla y cuidarla. El dominio explotador al cual está sometida la madre tierra está llevando a destruir nuestra propia vida. En este evangelio debo manifestar que soy hijo e hija de Dios y que estoy del lado de Dios, por tanto, cuido y defiendo todo aquello que es de Dios y que es parte de su plan para mi. Creer en estos signos de vida nos hará testimonios vivos.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on mayo 6th, 2018 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL TRABAJO
(hombre, soltero, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Amar a los que te aman suele ser fácil. Amar a tus padres, a tus hijos, a tu mujer o marido, amar a tus amigos, a los verdaderos amigos es reconfortante. No tengo que esforzarme mucho, me sale de dentro. A veces puedo sentir un poco de pereza, a veces el contacto diario hace aparecer algún disgustillo. Pero nada grave, nada que no se pase en un suspiro. Pero yo tengo que comentar este texto desde el punto de vista del trabajo, y eso es otra cosa. Porque aquí las relaciones no son tan profundas y porque hay de todo. Hay quien te cae bien, quien te cae mal, quien anda aprovechándose, quien es más generoso. Por eso la pregunta es ¿amo a mis compañeros de trabajo como los hubiera amado Jesús?, que de eso se trata.
No voy a contestar a la pregunta, pero cada día debo preguntarme cómo trato a los demás, cómo es mi relación con ellos. De interés, de desconfianza, distante, o de servicio. Porque no he de olvidar que el amor se mide por el servicio.

DESDE EL TRABAJO POR LA JUSTICIA

(hombre, casado, dos hijas, trabaja, activista de “Justicia y Paz e Integridad de la Creación”, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

El don de tu amistad; nos enseñas a amar amándonos, no lo enseñas como un mandamiento. Esta semana pude detectar qué tan fácil es hacer amistad cuando hay sinceridad. Me tocó estar en un hospital acompañando a un herido golpeado, y entre los familiares de otros golpeados, nos apoyamos para ir y conseguir medicinas que no habían en el hospital público. Medicinas tan generales y cero existencia. La amistad es un don para amarnos como Dios nos ama. Darnos como Él, en el día a día. Se nos da y se nos parte. Me enseñas a luchar en defensa de derechos inalienables como es la salud. Te pido Padre ser abierto a tu amor y servirte siempre en mis hermanos.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on abril 29th, 2018 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL TRABAJO
(hombre, soltero, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

A veces me resulta difícil ser constante, mantener mis convicciones y mis principios. Se requiere mucho esfuerzo y mucha constancia, y yo a veces estoy muy cansado. En esos momentos es fácil aceptar la decisión más sencilla, la que menos me complique la vida. Esto pasa en mi vida personal y también en mi vida laboral. Es cierto que no puedo estar continuamente planteando objeciones y pegas a todas las cosas, pero tampoco puedo aceptar todo lo que me proponen. Este texto del Evangelio me dice que si quiero dar fruto he de estar unido a Dios. Unido a Dios y unido a mis hermanos. Qué difícil es vivir hoy en día la fe en la individualidad, en la soledad. Qué fácil es que en este caso la sociedad te absorba y no queden nada de tus buenas intenciones de tus principios. Unidos a la vid, estando unido a Dios y al resto de los sarmientos (a muchos hermanos nuestros) es como daremos fruto. Si intento hacer la guerra por mi cuenta, seré derrotado.

DESDE EL TRABAJO POR LA JUSTICIA

(hombre, casado, dos hijas, trabaja, activista de “Justicia y Paz e Integridad de la Creación”, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Jesús mismo es una vid esparcida frondosamente a lo largo de la historia de la humanidad. Sólo cuando reconozco esta adhesión a Jesús y su proyecto del Reino, asumiendo el don de anuncio y proclamación de estos valores fundamentales del cristianismo, como son: justicia, libertad, dignidad, fraternidad, esperanza, etc., voy haciendo que ésta vid sea verdadera y auténtica. Hoy puedo reconocerte en medio de la gente con diferentes rostros, rostro del minero explotado que ha perdido hasta su familia, en el rostro del indocumentado que ha dejado su patria y sus hijos, rostro de la prostituta que es obligada por un sistema cada vez más excluyente, rostro del desempleado que te pide con gratitud conseguir un trabajo, rostro de un negro que pide ser aceptado tal como es siendo de otra raza víctima de racismo.
Te pido mi amigo Jesús que animes a seguir pidiendo lo correcto. No dejar de verte en todos estos rostros que nos hace ser de una misma vid, una familia, una humanidad consciente.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on abril 20th, 2018 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE EL TRABAJO
(hombre, soltero, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

La segunda ocasión proclama una nueva bienaventuranza, dirigida a los lectores del Evangelio: “Dichosos los que crean sin haber visto”, los que crean por el testimonio de la comunidad, y no como hace Tomás. Para eso fue escrito el evangelio, como dice el versículo final: “se han escrito para que creáis”.
El resucitado es el mismo que fue crucificado (no es un fantasma), como se indica al mostras sus manos y el costado, lo que provoca alegría en quienes le reconocen.
Jesús se vuelve a aparecer a sus discípulos y les abre el entendimiento. Les dice que estaba escrito que el Mesías padecerá y resucitará. La historia no termina en la pasión, la historia termina en la resurrección. En mi vida, en mi trabajo, no quiero la pasión, no quiero la cruz. Intento renegar, dar rodeos, evitarla. Pero tengo que ver la historia completa, no puedo ver sólo una parte. Hay tareas que no me gustan, situaciones que me desagradan. Tal vez tengo que reprender a alguien. Otras veces me dicen que no a una propuesta mía. Muchas veces no me valoran. Es la forma en la que vivo la pasión en mi trabajo. Pero mi historia tampoco termina ahí. También para mí hay una promesa. También para mí Dios me tiene preparada una resurrección. Es probable que no sea como yo la quiero o la espero, pero la tiene. Tengo que pedirla, tengo que buscarla, tengo que llegar a ella. Si en aquello que me hace padecer pongo amor, entonces habrá resurrección. Me dolerá, habrá sufrimiento, pero habrá resurrección.  Dios obrará el milagro. Esa es la promesa, en eso creo.

DESDE EL TRABAJO POR LA JUSTICIA
(hombre, casado, dos hijas, trabaja, delegado de “Justicia y Paz e Integridad de la Creación”, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

El maestro ahora mi Salvador te apareces con una familiaridad vuelvo y te siento cerca de mis miedos ante la tarea encomendada. Ser tu seguidor me hace se también testigo de tu amor. Quiero ser libre como tu lo fuiste. El anuncio de tu verdad nos trae siempre consecuencias. En mi realidad tengo que aprender a encontrarte en mis hermanos los mas pobres los que no tienen vos los que no tienen ti techo ni trabajo. Ser tu testigo me implica parecerme y adquirir tus rasgos con que te reconocieron tus discípulos vieron tus manos tu costado y tus pies, hoy te encuentro en las manos mutiladas y amarradas por las injusta iniquidad que absorbe a nuestra sociedad, ayúdame para que a través del anuncio de tu Palabra pueda ir al encuentro de esa gente que no tiene nada y que sufren la injusta opresión de los nuevos faraones. Sigue apareciéndome y animarme a seguirte hasta tu cruz.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on abril 8th, 2018 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL TRABAJO

(hombre, soltero, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)   

Creer sin ver es algo que hoy en día se puede decir que está “casi prohibido”. Sólo creemos aquello que vemos. Y este texto justifica en parte esta realidad que vivimos. Sin embargo Jesús nos pide ir un poco más allá. En mi trabajo tengo tendencia a no creer eso que no veo, lo que me lleva a supervisar todas las cosas, a estar encima de las personas para comprobar si están haciendo las cosas bien o como yo quiero. Esta actitud me puede llevar a una relación de desconfianza. Tengo que confiar en las personas con las que me relaciono, en el trabajo y fuera de él. Las conozco y en su inmensa mayoría son personas buenas que intentan hacer bien las cosas. No tengo que caer en la creencia de que en este mundo la mayoría de las personas van a su propio interés. Y esto hará que la PAZ que Jesús reparte a sus discípulos me llegue también a mí.

DESDE EL TRABAJO POR LA JUSTICIA

(hombre, casado, dos hijas, trabaja, delegado de “Justicia y Paz e Integridad de la Creación”, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)   

Jesús vuelve a impresionarme con el signo de paz, te apareces en nuestro día a día como lo que eres, Paz de Dios. Cuando tenemos miedo, entras y nos animas a seguir. Por vocación somos hijos del Dios de Paz. Con tu Resurrección abres el camino para desarrollarnos y emprender el camino de tu búsqueda en las cosas de aquí. Continuar tu proyecto de vida, justicia, paz. La fe es la fuerza que nos hace enfrentar los embates de la vida, no importa si por mi fe me encarcelan. Si por defender los derechos humanos, acompañar a los más pobres, y exigir justicia, me persiguen en este mundo tan injusto y desigual. Renueva mis ojos, ábrelos para verte en mis hermanos y ser signo de tu Resurrección en mi resurrección. Que este Evangelio me ayude a creer en mi propia resurrección, haciendo un cambio radical en nuestros actos.

« Página anteriorPágina siguiente »