SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on julio 18th, 2021 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS (2009)

(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)

¡Qué gusto da rezar con los niños la oración de la noche! Ya, acostados en sus camas, hasta el que ha dado más guerra durante el día se reconcilia: ¿Verdad que mañana vas a ser bueno? Si. Pues díselo a Jesús. Lo bonito es que siempre contestan que sí. El sencillo gesto de dar las gracias por las cosas buenas que han hecho o disfrutado durante el día, el pedir perdón y querer ser mejores, dar las buenas noches a Jesús y a la Virgen, hacen que tengan un mejor descanso. Y, aunque los padres no tengamos vacaciones, seguro que podemos conseguir una tarde sin tele; un paseo por el parque; subir a la azotea del edificio a contemplar las estrellas, las nubes o la Luna; un espacio sereno y rezar en familia. Y dar gracias a Jesús por ser nuestro Pastor y pedirle que nos enseñe a compadecernos del otro, “a llorar con los que lloran y a reír con los que ríen”,

 

DESDE EL TRABAJO

(hombre, casado, dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)

La imagen de la oveja y el rebaño es muchas veces utilizada para caricaturizar el seguimiento de Cristo, y reducir al creyente a la categoría de borrego. ¿Qué le pasa a una oveja cuando se libra del yugo opresor del pastor que siempre está prohibiendo, y diciendo lo que hay que hacer?

No tiene un rumbo fijo. Todo lo que produce (lana) a nadie aprovecha. Está a merced de los lobos. No tiene nadie que la cuide y le de un techo y alimento. Está sola fuera del rebaño. No tienen nadie que la guíe por los caminos ni tampoco que la socorra en caso de estar en apuros. Nadie ungirá su cabeza con aceite para evitar que los insectos la torturen.

A lo largo de nuestra vida hemos ido creando círculos virtuosos como la parroquia, nuestras comunidades, nuestras amistades. Es difícil que una persona que sigue a Jesús esté cómodo en ambientes contrarios al evangelio y eche raíces allí. Eso hace que nuestra visión de los hombres que nos rodean esté bastante sesgada.

El lugar de trabajo es uno de los ambientes más fabulosos para entrar en contacto con esas personas que nunca tendríamos a nuestro lado (o que nunca nos tendrían a su lado si pudieran) y vivir de primera mano la humanidad real en compañeros, jefes y clientes. Y a poco que se mire, sobreabundan las ovejas sin pastor.

Si somos capaces de abstraernos de las labores diarias, nos pasará como a Jesús, que vio una multitud y le dio lástima de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor, y encontraremos una gran misión en ponernos a enseñarles con calma.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on julio 11th, 2021 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS (2009)

(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)

“Para el camino un bastón y nada más”. Cuando vamos de excursión por el monte, de caminata, solemos coger un palo seco o una rama caída a modo de bastón, incluso los niños suelen buscar ellos mismos uno. El bastón se nos adelanta en el camino, marca el paso, nos guía entre los desniveles y las piedras, cuando estamos cansados o hacemos un parón nos apoyamos en él, nos ayuda a apartar la maleza y las telarañas, incluso lo podemos utilizar como defensa ante pequeños animales. Salvando las diferencias, así es Jesús: cuando somos enviados por Él no nos hace falta nada más, sólo tener la confianza de que Él es el mejor bastón.

DESDE EL TRABAJO

(hombre, casado, dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)

Muchas veces a los seglares se nos llena la boca hablando del trabajo como un lugar de misión.

Y normalmente medimos los resultados de la misma en base a cuánto hemos hecho. Conversaciones, testimonios, interpelaciones son la medida al peso de nuestro compromiso misionero.

Y es interesante ver cómo en las instrucciones de Jesús, cuando los envía, no pide resultados, sino una actitud interior.

Permanecer el tiempo que se requiera. Abandonar cuando toque. Lo importante es el mensaje, no el lugar. Ligero de equipaje. Confiando en la Providencia.

Hoy en día no hay mucha duda de que vienen tiempos inciertos para los de recta moral.

La prueba del discípulado no vendrá por la cantidad de lo hecho, sino por la prevalencia que le demos a la construcción del Reino por encima de cualquier seguridad.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on julio 4th, 2021 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL TRABAJO

(hombre, casado, dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)

Decía un influencer católico esta semana: Somos enviados a iluminar, no a deslumbrar. Cuando iluminamos anunciamos a Dios y cuando deslumbramos, a nosotros mismos.

Hay un choque permanente en el mundo laboral. En un entorno con la atención focalizada hacia la excelencia profesional, parece que no tienes nada que aportar si eres el carpintero (o el de mantenimiento).

Aquí hay dos puntos importantísimos para afrontarlo:

– Decidirse: no se puede servir a Dios y al dinero. O se considera la profesión como una vocación (colaborando activamente en el plan de Dios), o como una carrera (para la que el plan de Dios la mayoría de las veces resulta un lastre).

– Lanzarse: Cuando llegó el sábado se fue a la sinagoga, no de bares. Si ofreces espiritualidad, vendrán a ti cuando tengan necesidad de ella. Pero tienen que saberlo. Nadie sabe por indicios lo que llevas dentro. Incluso enseñándolo descaradamente puede que no le presten atención, así que imagina las veces que tienes que dejarlo caer para que surja algún encuentro o conversación fructífera.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on junio 27th, 2021 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA  (2009)

(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)

Tenemos tan poca fe y somos tan escépticos que pensamos que lo que hace Jesús, que parece magia, es cosa de otro tiempo. Ahora, Jesús que no vive en carne y hueso entre nosotros, no hace milagros. A lo más, nos conformamos con que Dios nos haga vivir la enfermedad y la muerte con calma, con templanza, no con resignación, sino confiados en que Dios siempre estará con nosotros para consolarnos en los momentos difíciles. Y es así, pero yo no sé si hemos perdido la fe, esa que mueve montañas, esa que sana definitivamente, la de Dios que dice “Levántate”, la de Dios que grita que es posible curar todos los males. En nuestras familias, deberíamos tener más fe, ante las rutinas de nuestros amores, ante la falta de entendimiento, ante hermanos que no se ven, ni se hablan, ante las actitudes de nuestros hijos, ante la soledad de nuestros mayores. Si fuéramos capaces de buscar a Jesús, entre la gente que se burla de nosotros, entre las dificultades de la vida cotidiana, sacar fuerzas de donde no las tenemos, esas que de repente aparecen cuando El está a nuestro lado y tocarle, tan solo tocarle, con la fe invencible de que nada malo nos puede pasar y, El nos va a salvar, es entonces cuando se obra el milagro. Creamos, existe la magia.

 

DESDE EL TRABAJO

(hombre, casado, dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)

Ayer se aprobaba en la Unión Europea un texto en el que la libertad de conciencia de los médicos a la hora de realizar abortos se considera un peligro para los derechos humanos.

Vivimos una etapa postcristiana en el que apostar por la vida, por la bondad o incluso por la belleza, mínimamente es objeto de mofa y profesionalmente te señala y te arrincona. Jesús viene a dar vida dónde muchos caros médicos ya han intervenido y dónde la muchedumbre ha certificado la muerte.

Hay que estar muy unido a Dios para lanzarse a buscar la vida de los demás entre risas e indignación. Hay que tener mucha fe para cruzar el gentío desafiante sin garantía de éxito, sólo con la compañía de Dios.

Siempre ha estado ahí el dilema, pero en adelante, será inevitable cuestionar lo que nos mueve y lo que nos inmoviliza. Cada vez será más frecuente a nivel laboral cruzar entre la gente y las risas, para poder dar vida.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on junio 20th, 2021 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL TRABAJO

(hombre, casado, dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)

Estás a gusto. Rodeado de gente en un ambiente maravilloso. En estas viene Jesús a decirte «recoge que nos vamos». Te pones a trabajar para cruzar un lago, se despierta un huracán, y Jesús encima de un almohadón durmiendo. Lo despiertas para avisarle que «vamos a morir todos», y te llama cobarde. Pobres discípulos.

¿Con qué ojos veremos este pasaje? Con los ojos del mundo, no tiene sentido seguir a un Jesús que te mete en estos líos, simplemente no sale a cuenta.

Con los ojos de la fe, esos ojos que tienen «certeza de lo que se espera, la convicción de los que no se ve» (Hb11), a los discípulos les merece la pena fiarse. Quizás nosotros, tan embebidos en el día a día, no alcanzamos a ver ni la promesa, ni el poder que hay detrás. Algo tan tangible para los discípulos que se embarcan sin dudar en esta aventura. Quizás somos muy cobardes intentando conservar lo poco conseguido (por ejemplo en lo laboral) sin intención alguna de cruzar a la otra orilla. Quizás aún no tenemos fe. ¿Pobres discípulos? Este pasaje nos muestra que sin fe los pobres somos nosotros.

DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA (2009)

(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)

En estos tiempos tan convulsos, hay familias que lo están pasando realmente mal, porque alguno pierde su trabajo y no pueden hacer frente a todos los gastos que tenían. O cuando hay algún familiar enfermo del que ocuparse y que no te deja hacer planes más allá de esta semana y parece que tu vida se te está yendo entre visitas al médico y estas tardes tan bonitas de Junio, metidos dentro de una habitación cuidando de una persona a la que quieres, pero que ha perdido las ganas de vivir. Y además, muchas de estas cuestiones que vas viviendo en familia, afectan a la vida matrimonial, afectan a la pareja, que sin tiempo para ni siquiera poderse mirar a los ojos, porque éstos se cierran de puro cansancio, notan que el agua inunda la barca de su hogar, la barca de su vida familiar y entonces maldices a Dios porque eres incapaz de soportar tanta presión y notas que te ahogas y hasta que te falta el aire. “¿Es que acaso te importa Señor que nos hundamos?” Vivir así es de superhéroes y nosotros creemos que la fuerza, los “super poderes” , para calmar el viento, y las aguas , viene de la fe que el Espíritu Santo nos da, fuerza que nos devuelve la serenidad perdida, la calma, el aliento para seguir adelante, la valentía para afrontar todas las situaciones.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on junio 13th, 2021 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

 

DESDE EL TRABAJO

(hombre, casado, dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)

Las dos parábolas de hoy comienzan con un acto de fe. El sembrador renuncia al grano que tiene y ya no tendrá control sobre él, y la semilla de mostaza engaña a los ojos por su tamaño. Luego Dios va haciendo, hasta lograr que ese acto de fe se transforme en fruto, en algo grande.

Pero yo me quedo hoy con ese acto de fe. Porque en el trabajo, hay que tener mucha fe para iniciar caminos de bondad, de justicia, de verdad. La dinámica es la de conservar, adaptarse, ajustarse a lo establecido para prosperar en el sistema. Hay que tener mucha fe para sembrar el reino. Porque el bien no da resultados a corto plazo y ninguno de los que tienen algún tipo de poder quieren cambiar las dinámicas que los auparon a dónde están.

Es una prueba dura, pero… ¿Con qué cara podemos pedirle a Dios nuestro pan de cada día sin habernos ganado el jornal construyendo su reino?. Lancémonos a la batalla porque son parábolas de ánimo. Son un spoiler de lo que pasará tras nuestro acto de fe…

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on junio 5th, 2021 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA  (2009)

(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)

Como la mayoría de las cosas más maravillosas, se presentan de lo más sencillo: una cena, una comida, una tradición, un reunirse para celebrar, una acción de gracias. Desde el amor incondicional de María hasta la amistad llevada a la última esencia con la muerte de Jesús, toda la Palabra presenta tantos gestos de amor, tan sencillos, tan bonitos, tan cercanos, tan humanos. ¿Cuántas veces nos reunimos para celebrar la familia? ¿Cuántas comidas? ¿Cuántas cenas entre amigos? Nosotros como pareja, solemos celebrar juntos ocasiones, aunque no sean especiales. Se trata de preparar la habitación, el salón (nuestra sala grande, aunque no está en el piso de arriba, porque todo está en el mismo nivel), poner un mantel y comer pan y queso como si fuera el mejor de los banquetes. Qué maravilloso poder del amor, convierte un momento cotidiano y sencillo en el mejor acto de generosidad que nunca ha tenido el hombre. Que nuestras celebraciones, por simples que parezcan se conviertan en símbolos de amor, en símbolos de disponibilidad, en darse sin contemplaciones, sin dobleces, sin guardar nada de sí, al otro, a nuestras familias, a los demás..

 

DESDE EL TRABAJO

(hombre, casado, dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)

En pocos lugares se comprende mejor la cruz como en el trabajo. En cualquier momento, pero aún más en los tiempos que corren, el trabajo es necesario para la supervivencia y la dignidad de las personas. Es necesario hasta el extremo de la supervivencia. Pero también conlleva innegablemente el sufrimiento. Cualquier trabajo, incluso sin ponerle ningún ápice de espiritualidad, es el ámbito dónde se realizan la mayor parte de las renuncias, sacrificios, esfuerzos y desvelos cotidianos de nuestra vida.

¡Qué curioso contraste el de la necesidad, y el sacrificio!. Y qué encarnadamente se vive en el entorno laboral.

Ahora, es cosa nuestra preparar dicha pascua. Buscar si vamos a transformar los entornos en ágapes, en celebraciones, en la fiesta del amor, o por la inseguridad y el miedo vamos a sacrificar lo que dignifica al ser humano por treinta monedas.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on mayo 30th, 2021 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA  (2008)

(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)

Cuando hablamos de envío, cuando hablamos de recibir el Espíritu Santo para vivir la misión de Jesús, parece que se entiende que es hacia fuera y es cierto. Pero muchas veces, los márgenes de los caminos, son nuestras propias familias. Es decir, hay muchos jóvenes embarcados en miles de historias fuera de sus propias casas y después descubren que están abandonando a sus madres solitarias y sufridoras; a sus ancianos, que malviven, no económicamente, sino con la ansiedad de una esperanza que les es, cada vez más esquiva y además con todo el tiempo del mundo, mientras que a sus nietos, o a sus hijos les falta, para hacer todo aquello en los que tienen implicado su corazón, su vida. Y no es que queramos reivindicar la familia por encima de todo, pero sí volver los ojos y el corazón y aunque Jesús también habló de disponibilidad por encima incluso de padres e hijos, lo cierto es que ellos son nuestros hermanos, nuestros pueblos y el mandato de Jesús. 

DESDE LA ENFERMEDAD (2008)

(mujer, casada, con dos hijas, de baja laboral, enferma de cáncer)

Hoy me quedo con la frase «estoy con vosotros todos los días». Como los discípulos, nosotros también dudamos de que Él esté con nosotros siempre, no le sentimos a nuestro lado, desconfiamos de Él y nos asaltan multitud de dudas. Le damos más crédito a nuestros pensamientos terrenales, a nuestra realidad cotidiana que al poder trascendental de Jesús. Personalmente animo a todas las personas que dudan y que a veces incluso desconfían de Dios a rezar, a hablar con Él. Siempre nos escucha y ,de verdad, está con nosotros siempre.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on mayo 23rd, 2021 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE UN PROYECTO DE FAMILIA

(mujer, soltera, próxima a contraer matrimonio, trabaja, pertenece a movimiento eclesial)

Jesús vuelve a aparecerse a sus discípulos. Esta vez es significativo que ellos estaban reunidos con las puertas cerradas, cautelosos y con miedo. ¿Cuántas veces no nos hemos sentido nosotros así, paralizados, escondidos, por el miedo? Miedo a fallar, miedo a empezar un proyecto nuevo, miedo a que los tuyos sufran, miedo a la soledad, a la enfermedad, a la falta de trabajo, de amor, de salud. En medio de ese sentimiento, algo se abre y lo para todo con un mensaje claro: “paz a vosotros” y lo vuelve a repetir: “paz a vosotros”. Esas palabras son un bálsamo para nuestras dudas y debilidades, tres palabras que nos podemos recordar, a modo de oración cuando nos sintamos solos, incomprendidos, cuando busquemos la ayuda de Dios: Paz a vosotros. Ante el miedo, Jesús nos da la paz que necesitamos. Jesús transforma el miedo en alegría: “los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor”. Jesús no olvida su cruz, no pretende que olvidemos lo que nos hace humanos, enseña sus llagas, su costado, Él sigue siendo el que fue crucificado. Pero con su aparición, su paz, y el Espíritu nos libera y calma. Nos da el poder de saber perdonar. Jesús nos quita cargas, nos reconcilia, nos da herramientas para ser más felices. En estos tiempos difíciles donde nos invade el miedo, la angustia y la duda, Jesús nos recuerda que en Él está la respuesta que buscamos. Paz a vosotros.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on mayo 14th, 2021 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

LA PASCUA DESDE UN SEGLAR

(hombre, casado, 2 hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Para los muy contrarios a nuestra religión, el fin del personaje histórico Jesús termina con su crucifixión. Para nosotros, evidentemente no, ni siquiera termina con su resurrección. Y por supuesto, para nosotros, ni siquiera termina con la ascensión a los cielos y el regalo del Espíritu Santo…Ahí empieza todo. Y no acabará hasta que vuelva. Y si cumplió todas sus promesas, ¿por qué no va a cumplir esta también? Pero ciertamente, este es lo más cercano a “un final de película” Una despedida, en la que solo falta el aeropuerto y el plano de la cámara yendo desde los personajes hasta todo el contorno del aeropuerto. Y es tan duro como desconcertante para los apóstoles, primero porque le han pasado tantas cosas en tan poco tiempo que no saben si esta vez es la definitiva. Segundo porque de ser la definitiva se va un amigo, un ser especial y único y son sabedores que han vivido algo tan grande que trascenderá a este mundo. Y encima este amigo les/nos pide que lo contemos a la humanidad, que hablemos de Él, de la felicidad que da saberse cerca de Su vida. Y nosotros solo nos queda hacerlo, porque haciéndolo, después de haber intimado con Él…podemos contagiar de felicidad a todos, y saber, que aunque lo parezca, ahora tampoco es el final.

DESDE UN PROYECTO DE FAMILIA

(mujer, soltera, próxima a contraer matrimonio, trabaja, pertenece a movimiento eclesial)

En este Evangelio de la Ascensión parece que Jesús nos deja caminar solos, pero con unos deberes bien pautados. Es como si nos dijera, «yo ya he hecho mi parte, ahora está en vuestras manos hacer la vuestra». Sabemos que, desde arriba, Dios siempre nos acompaña, pero Jesús deja que ahora seamos nosotros los que tomemos el mando. De alguna forma, es algo parecido a lo que ocurre cuando empiezas un proyecto familiar, abandonando en el que te has criado. Dejas la casa de tus padres para empezar un nuevo camino en el que decides tú, en el que ya no tienes su ejemplo delante, conviviendo contigo, sino que debes juzgar por ti mismo cómo vivir a partir de ahora. Jesús ya no está entre nosotros como uno más, pero tenemos dos opciones: vivir como Él nos indicó, predicando su palabra y viviendo en la fe, o apartándonos de Él haciendo como si nunca se hubiera hecho hombre. Como cristianos debemos recordar “estos deberes” que nos da Jesús hoy en el Evangelio, y tener esto siempre presente. Desde la perspectiva de un nuevo proyecto familiar, es necesario evangelizar en la vida que comenzamos, a nuestra pareja, nuestros hijos, nuestros amigos, nuestros vecinos. Hacer de nuestro nuevo hogar y nuestra nueva vida, un lugar de encuentro, de entendimiento, de amor, en el que otros puedan reconocer el amor de Dios y la vida compartida desde la fe. Señor, confírmanos con tus señales, que estamos haciéndolo bien.

Página siguiente »