SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on octubre 15th, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA FAMILIA
(matrimonio, trabajan ambos, dos hijos, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y movimiento laical)

A nosotros nos encanta celebrar y tener encuentros  en casa, con la familia, con los amigos, con nuestra comunidad cristiana. Ponemos a disposición de todos lo mejor que tenemos, nuestro hogar, nuestra comida, la preparación con cariño de la fiesta, la recogida de todo después, nuestra hospitalidad, nos encanta tener la casa llena de gente, no importa los que seamos, para todos hay un hueco,  hasta en ocasiones apartamos los muebles para que todos se sientan cómodos; pero cierto está que es con las personas que queremos, que conocemos, que nos son familiares. A Dios le encantan las fiestas, es que eso es lo que quiere, hacernos felices, disfrutar del encuentro, de sus hijos queridos, le encanta vernos dichosos, nos tiene preparado un gran banquete. Jesús se reunía con todos, comía y se alojaba especialmente en casa de los pecadores, su vida era un encuentro, una comida, una fiesta, pero no todos saben apreciarla, no todos están dispuestos a vivirla. El banquete está preparado, pero ¿seremos merecedores del convite? ¿Formamos parte de sus preferidos? ¿Estamos vestidos de fiesta? Dios quiere hacer dichosos a cuantas personas no pueden disfrutar de la fiesta, de la vida, de la comida ¡cuán difícil es trasmitir a nuestros hijos la preferencia por los excluidos, si nosotros así no lo vivimos con toda la franqueza y con toda la coherencia posible!

DESDE LA MISIÓN
(mujer, soltera, profesional, misionera laica en país desfavorecido)  

Al meditar este texto, percibía la alegría de Dios por ofrecernos un banquete, algo que nos hará felices. Sin embargo, no siempre estoy dispuesta a acudir a ese banquete porque estoy acomodada en lo mío, en mis ideas, mis esquemas… Pero Él sigue insistiendo porque es algo bueno, y una sigue resistiéndose a despojarse de lo suyo y abrirse a su novedad, dejarse sorprender.
Por eso entiendo que salga a los caminos, a la gente sencilla que se abre con naturalidad a Él y su mensaje, quizá está ahí la clave por la que viven tan alegres aún a pesar de las adversidades. Es la alegría que nace de la esperanza, del compartir lo poco que se tiene, de ayudarse en el día a día, de estar vivos…


DESDE LA ENFERMEDAD
(mujer, su pareja murió , dos hijas, enferma de cáncer, comprometida activamente con su parroquia)  

En este Evangelio me siento como si fuera parte de lo que vivo constantemente. Me encuentro con personas pasando situciones difíciles en su vida y los convidas al banquete dominical y no vienen. Si conocieran que esa fiesta lo llenaría de gozo, amor y esperanza sería otra historia para contar. Yo recibo el llamado, trato de estar diaponible, pese a mi proceso de salud. Ir al banquete del Señor fortalece mi vida, mi cuerpo. Cuando yo entro por los portones de la iglesia ya mi cuerpo reconoce donde estoy y canto y bailo y me gozo en la presencia de la Palabra de Dios, y más aún me alimento del pan y de vino, cuerpo y sangre vivo y real de nuestro Señor Jesucristo.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on octubre 8th, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA FAMILIA
(matrimonio, trabajan ambos, dos hijos, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y movimiento laical)

Jesús comenta esta parábola a los sacerdotes y senadores,  y por eso, creemos que se dirige directamente a nosotros como padres. Los padres somos garantes de la porción de “tierra”, que Dios nos ha “arrendado” para cuidar, para labrarla, para dar frutos. Pero a veces, nos apropiamos y nos creemos los dueños de lo que se nos ha encomendado: Dueños de nuestros hijos, dueños de sus sueños, de sus vidas, de la familia, de las circunstancias que la rodean. Pero Jesús es muy clarito: te he mandado a mis mensajeros, incluso he enviado a mi Hijo para que lo comprendas: No eres el dueño, no te apropies de lo que no te corresponde, de lo que Dios te ha dado como gracia, como don, como familia. Sintamos su misión como servidores del Reino, Sólo Él,  le da sentido, plenitud, y nos lo “arrenda” para seguir trabajando y que dé frutos. No hagamos nada que rompa, desuna, haga daño, esa preciosa herencia que nos ha dejado Dios.

DESDE LA MISIÓN
(mujer, soltera, profesional, misionera laica en país desfavorecido)  

Lo primero que me llamó la atención es que el propietario arrendó su viña a unos labradores y se marchó, es decir, confiaba en ellos.
En este lugar de frontera, los migrantes son discriminados, mal vistos… Y lo peor es que en algunas ocasiones por los mismos hermanos/as de la Iglesia.
¿Por qué nos cuesta tanto aceptar a los hermanos y hermanas diferentes? ¿Por qué juzgamos siempre desde nuestra posición y nos cuesta tanto abrir nuestras mentes y ver más allá?
Cuando me acerco a esas familias migrantes y abro mi mente y mi corazón, no sólo los veo como hijos e hijas predilectos del Padre y, por tanto, hermanos míos, sino que en muchas ocasiones son ellos los que me evangelizan a mi con su sencillez.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on octubre 1st, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin


¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE LA FAMILIA
(matrimonio, trabajan ambos, dos hijos, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y movimiento laical)

Dice el refrán que la confianza da asco. Aunque es un dicho popular, tiene algo de razón. Cuánto más confianza tienes con una persona, más fácil es para ti, dejar que sus asuntos no sean tan importantes, y menos problemas tienes para desairarlo o incluso, para enfadarte con él o ella, por cualquier causa, mientras que a los otros, no serías capaz ni de llamarles la atención por cuestiones más graves. Y esto lo decimos porque, en ocasiones, la familia y especialmente los cónyuges, precisamente por la confianza que se tienen, son los que más veces se dicen “no” entre ellos para atender otros asuntos. Aunque, también es verdad, que somos los primeros en arrepentirnos de haber dicho que no, y en seguida, recapacitamos, pedimos perdón, olvidamos siempre y allí estamos donde haga falta, juntos, acompañando a nuestra pareja, o donde sea necesario. Ojalá con la misma naturalidad, pidamos perdón a Dios y hagamos su voluntad.,

DESDE LA MISIÓN
(mujer, soltera, profesional, misionera laica en país desfavorecido)  

Al leer y meditar este texto, me llegó muy hondo la respuesta del primer hombre “no quiero”. Yo en alguna ocasión le respondí así al Señor, tenía miedo porque seguirle, cumplir su voluntad, trabajar por el Reino implica entregarse, sufrir porque se tocan realidades y situaciones que duelen pero sólo así se puede actuar como Él lo hizo, con com-pasión.
Dios respeta nuestros ritmos, Él fue trabajando mis trabas, mis dificultades, mis debilidades…
Actualmente estoy donde Él quiere que esté, en un lugar de frontera con realidades muy duras: niños/as que mueren, madres adolescentes, familias migrantes explotadas y sobreviendo como pueden… Y son precisamente ellas los que hacen visibles signos del Reino con su solidaridad, alegría a pesar de las dificultades, acogida…
Dios, como buen Padre, quiere lo mejor para nosotros, cumplir su voluntad es lo que nos hace tener una vida plena porque trabajamos para que todos y todas tengan vida y la tengan en abundancia.

DESDE LA ENFERMEDAD
(mujer, su pareja murió , dos hijas, enferma de cáncer, comprometida activamente con su parroquia)  

El texto del Santo Evangelio según San Mateo 21,28-32, me hace eco en la palabra “Voy Señor”. En medio de mi reto de salud en el cual llevo 5 años combatiendo el cancer he querido matenerme diciendole al Señor, Voy… Necesito estar cerca de los trabajos de la viña, necesito revestirme de El. Porque no puedo luchar sin sus fuerzas. Pero reconozco que me puedo comprometer y es mi mayor deseo pero la fatiga y los dolores de mi cuerpo en ocasiones no me ayudan a cumplir. Pero aun asi recapacito y vuelvo mi mirada hacia el Dios de la vida y me levanto para entregarme.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on septiembre 23rd, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LOS ABUELOS
(matrimonio, jubilados, siete nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)

Mateo, en el Evangelio de hoy, nos da la verdadera dimensión de la generosa misericordia de Dios, en lo cual, para nuestro consuelo y esperanza, las Escrituras son pródigas y en muchas ocasiones no llegamos a profundizar en sus significados porque siempre o casi siempre la enjuiciamos bajo un punto de vista material y egoísta: “Yo, el primero, yo más que nadie, a mí me corresponde más…” y cosas por el estilo. Rara vez miramos estos relatos desde la postura de un padre, no digamos de El Padre Celestial, sino de un padre de aquí abajo; ¿todos los hijos se comportan, con respecto a los padres, de la misma manera?. Los que somos padres sabemos que no y a pesar de eso, todos ocupan un lugar en nuestro corazón y aún más el que más necesitado esté de protección y atenciones. ¿Cómo no va a ser infinitamente más misericordioso nuestro Padre Celestial?. En la primera lectura de hoy, Isaías lo dice bien claro, Dios se aleja, afortunadamente, del patrón humano, pues sus planes no son nuestros planes ni sus caminos nuestros caminos.
Nosotros que, por desgracia, fuimos educados religiosamente en el temor, como si Dios fuese un verdugo que nos estaba esperando, con el hacha preparada a la vuelta de la esquina, por si cometíamos alguna falta para segar nuestra vida y condenarnos al infierno eterno, tratamos de transmitir a nuestros nietos la imagen de un Dios-Padre generoso, amante de sus hijos, misericordioso, capaz como el buen pastor de dejar al rebaño por ir a buscar a la oveja perdida, ya que creemos que así se sentirán más llamados a imitarlo y permanecer en sus caminos.

DESDE EL TRABAJO
(matrimonio, ambos empleados de empresa; pertenecen a comunidad cristiana)  

¡Qué extraño y difícil me resulta este Evangelio cada vez que lo leo!
Está clarísimo, ¿cómo va a cobrar lo mismo el que apenas ha trabajado que el que ha sudado durante todo el día? Al Señor se le han trastocado las ideas…
Está claro que el que comenzó a primera hora de la mañana ha trabajado más, pero se ha centrado en esta idea, en el número de horas trabajando, y no ha pensado que quizás el que ha sido contratado a última hora puede llevar días sin encontrar trabajo y su situación sea muy complicada. Ni siquiera se ha preocupado por conocerlo.
Muchas veces me pregunto estas cosas respecto a mis compañeros. En mi empresa, aunque ya la situación está algo más regulada, aún queda gente que trabaja más horas de las contratadas, que trabajan en casa o incluso que comparan (exigen) con el trabajo que hacen los demás. Me pregunto si es por exigencia (propia o ajena), por su carrera profesional o por su situación personal.
Una amiga me contaba que el trabajo en América Latina parecía tener un matiz distinto. Allí eran mucho menos productivos, pero es que a cambio conocían a sus compañeros, tenían una relación humana. Aquí tendemos a ser muy productivos eliminando el tiempo dedicado a las relaciones personales. Y el trabajo es una parte muy importante de nuestra vida (no hay más que calcular el tiempo que le dedicamos) como para ser un tiempo deshumanizado.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on septiembre 16th, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LOS ABUELOS
(Mujer, casada, madre tres hijos, cinco nietos, voluntaria de Cáritas)

Este evangelio me hace pensar, que al igual que el Señor tiene mucha paciencia conmigo para soportar todos mis pecados y todas mis omisiones hacia Él y mi prójimo, yo tengo que tener paciencia con mis nietos, con mis hijos y con mis nueras.
Siento que Dios quiere que le eche una mano a mis hijos con el cuidado de mis nietos y que lo haga de buen grado, y aunque no tenga hijas debo a tratar a mis nueras como si lo fueran.
Además al estar cerca de mis nietos tengo la posibilidad de hablarles de Dios, y de enseñarles a rezar.

DESDE LA ACCIÓN MISIONERA
(Hombre soltero, trabaja, participa en grupo cristiano, ha realizado varias experiencias solidarias y misioneras)  

“Todo ser humano procede de la mano de Dios, y todos sabemos algo del amor que  Dios  siente por nosotros. Sea  cual sea nuestra religión, sabemos que si realmente deseamos amar hemos de aprender primero a perdonar, antes que cualquier otra cosa.”
Estas palabras sacadas del corazón de la Madre Teresa nos deberían ayudar a reflexionar sobre las muestras de compasión hacia nuestros hermanos. Nuestro Dios del Amor dio su vida por el perdón. Éste tiene verdadero sentido y significado cuando lo  ponemos en práctica  desde lo más profundo de nuestro corazón. Ya lo dice el Padre Nuestro: …. y perdona nuestras ofensas así como  nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Es nuestro reto. Trabajemos por él.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on septiembre 9th, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin



¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL TERCER MUNDO
(matrimonio con un hijo, voluntarios de ONG en país musulmán, trabajan en la misión, pertenecen a comunidad cristiana)

El mensaje del evangelio de hoy lo hemos vivido todos en alguna ocasión. Personalmente, hemos recibido en numerosas ocasiones comentarios sobre nuestro comportamiento, y hemos compartido nuestra percepción con otro sobre su comportamiento. Algunas veces ha sido de persona a persona, y otras veces habrá sido en grupo. En todas las ocasiones, como dice Jesús, es bueno aceptar las críticas y saber expresarlas hacia los otros; haciéndolo, todos salimos ganando. Aun así, muchas veces nos pasa que vivimos la crítica del otro más como un ataque que como una ayuda. Tenemos que fijarnos en las palabras de Jesús para entender que es todo por nuestro bien.
Estando en este lugar por donde pasa mucha gente, y donde nosotros estamos ahora al frente, pero hay muchos otros que se sienten responsables de lo que aquí se hace, debemos estar atentos más que nunca a los comentarios y críticas de los que nos rodean. Esto nos servirá para mejorar nuestra misión, para avanzar, y para sentirnos, también, en comunión con todos los que aman el proyecto y que quieren lo mejor para él y para nosotros. Además, siendo un proyecto ubicado en un pais ajeno, debemos predicar con el ejemplo y ser modelo de comunicación y fraternidad.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)  

Me imagino que así como a los amigos de nuestros hijos les parecen raras o distintas las costumbres de casa, e incluso se atreven a probar cosas “nuevas” como el melón (a los nuestros les pasa lo mismo a la inversa), el inicio del curso debe ser así, abiertos a las nuevas experiencias, reinventar lo que ya hemos hecho otros años, mirar con otros ojos o por medio de otros lo que ya sabemos. Todo esto nos resulta diferente y muy enriquecedor.
Aceptar la corrección y corregir no está muy de moda pero es imprescindible. ¿Cómo se educa entonces si no hay límites y no existe la perfección? Comprensión, exigencia, amor, ejemplo, perdón, alegría, donación, coherencia… están en la mochila. Es un reto para nosotros sacarlos en este curso que comienza y que reinventamos, sin olvidar la oración y la reunión con Padre Dios, ¡imprescindible!

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on julio 29th, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE LOS JÓVENES
(mujer, joven, estudiante, pertenece a grupo parroquial)

En esta lectura nos cuentan dos parabolas que, en resumen nos dice que el Reino de Dios es un gran tesoro. Me parece una lectura muy bonita ya que no hablamos de riqueza material si no de la riqueza que ganamos cuando vamos haciendo cosas para el reino, cosas buenas. Todo esto siempre con la mejor cara, con alegría, así llegamos a todos lados tanto a pequeños como a mayores, porque en estos tiempos de horarios monotonos que no se tiene tiempo para uno mismo, la alegria hace que se lleve mejor.



DESDE LOS ABUELOS
(mujer, casada, jubilada, 3 hijos, 3 nietos, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Que importante es “El Reino de los cielos” cuando  Jesús insiste tanto  para que  lo descubramos, y nos lo explica una y otra vez y de distintas maneras para darnos pistas… y los hombres… ¡que torpes debemos parecerle!.. A veces tengo la sensación de que los cristianos vivemos encerrados en prácticas religiosas sin haber encontrado en ellas ningún tesoro. El tesoro que propone Jesús está enterrado en lo más profundo de nuestra alma y el Evangelio de hoy nos quiere ayudar a mirar hacia dentro. Buscar al Señor en nuestra vida, encontrarlo, ese es el gran tesoro.  Porque  el que se encuentra con Él… experimenta que su vida cambia. Toda nuestra escala de valores se organiza de otra manera.   Pero es que ni el hombre del tesoro ni el comerciante de perlas lo iban buscando… ¡se lo encontraron!… entonces ¿no está en nuestras manos? ¿es puro don? ¡Cuánto le pido al Señor que salga al encuentro de cada uno mis hijos, que se haga presente en sus vidas!.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on julio 22nd, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE LOS ABUELOS
(mujer, casada, jubilada, 3 hijos, 3 nietos, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Es complicado explicarles a los niños porque existe el mal, que en este mundo coexiste lo bueno y lo malo. También en la Iglesia y en nuestro ambiente familiar o social más cercano. Que prestos somos nosotros a juzgar, a clasificar, a apartar aquí a los buenos y allí a los malos,  sin darnos cuenta que dentro de cada uno de nosotros hay trigo y también cizaña, porque ninguno somos perfectos y esto debería quitarnos la costumbre de señalar con el dedo a los demás. Me gusta que Dios no juzgue, no tiene prisa, sabe esperar. Quizás deberíamos tener un poco más de  confianza y de esperanza porque al final, el mal será eliminado: cuando llegue la siega. Y todos seremos juzgados con la misma medida con que  nosotros lo hacemos. Y Jesús sigue dejándonos pistas: nuestra misión, es ser levadura en el mundo, levadura que levanta la masa. Nuestra tarea la del grano de mostaza que, a pesar de su insignificancia (como la nuestra), crece y crece hasta convertirse en un gran árbol. ¡Pues no es poca tarea la que nos queda!.

DESDE LO SOCIAL
(hombre, casado, con hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)  

El reino de los cielos es la gran realidad que Jesús anunció en su vida terrena. Y Jesús se encargó de explicar con palabras y obras qué era eso del reino de los cielos: básicamente que todas las personas tengan vida y vida en abundancia. Por tanto proclamaba el amor como solución y luchaba contra las enfermedades, exclusiones, opresiones, falsedades, etc.
Y aunque muchas veces vemos que el reinado de Dios se hace esperar y que sige habiendo mucha “muerte y sufrimiento” en el mundo, es bueno saber mirar esa levadura que va a transformalo todo. Yo la veo en muchas iniciativas sociales que surgen: los foros sociales mundiales y locales (otro mundo es posible), las empresas y bancos que operan con la lógica de servir a las personas y no de beneficiarse hasta el extremo, las comunidades de cristianos de todo tipo que viven por y para los más desfavorecidos, las múltiples asociaciones u ONG´s que denuncian lo establecido y proponen otro orden de cosas…
Es verdad que hay mucha cizaña, pero el reino de los cielos, se acabará imponiendo por amor.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on julio 15th, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE LOS JÓVENES
(mujer, joven, estudiante, pertenece a grupo parroquial)

La lectura de hoy es un claro resumen de mi primer año de Fragua, a lo largo del año hemos crecido gracias a la Palabra, hemos buscado el tipo de suelo que somos, al igual que la parabola que nos cuenta hoy. He ido trabajando con la Lectio Divina y así he llegado al fondo de cada Palabra tal y como dice la lectura.
El fin último es ser tierra fértil, para empaparnos de todo lo bueno que Él tiene para nosotros.



DESDE LOS ABUELOS
(mujer, casada, jubilada, 3 hijos, 3 nietos, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Alguna vez los padres con varios hijos hemos comentado:   ¿cómo es posible que educando a nuestros hijos de la misma manera, con las mismas oportunidades, con la misma entrega,  sean tan diferentes?.  Cuando algo no ha salido como deseábamos nos hemos preguntado en que nos hemos equivocado. Pienso que lo hemos hecho lo mejor que hemos sabido y más allá de las culpas creo que es cuestión de las aptitudes de ellos, de la madurez de cada uno, del entorno donde se desarrollan. Tú siembras y cada uno responde de manera distinta. Pues algo así es nos cuenta el evangelio de hoy.  De la misma forma Dios hace su siembra en todas las personas, y en todas quiere dar fruto. Pero encuentra que a veces… la acogida no es la deseada y por tanto el fruto se resiente. ¡Ojala haya sabido acoger  bien la semilla que Dios sembró en mí y que siga dando frutos!.

 

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on julio 8th, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE LOS JÓVENES
(mujer, joven, estudiante, pertenece a grupo parroquial)

Esta reflexión la quiero comenzar como dijo San Antonio María Claret: “tendré para con Dios, corazón de hijo”.
Tenemos en el Padre un apoyo, una red para cuando nos caemos. Es bonito pensar que en los momentos que creemos que no podemos levantar cabeza, Él está ahí para darnos esperanza y fuerza.
Me he dado cuenta este año al tener algún percance familiar, porque además del apoyo de mis padres, tíos,… me he podido refugiar en el Padre para poder llevarlo de la mejor manera posible.



DESDE LOS ABUELOS
(mujer, casada, jubilada, 3 hijos, 3 nietos, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Cuantas veces oigo a mis amigos decirme: “vaya suerte tiene tu hija contigo, menudo chollo. Siempre estás ahí dispuesta a echar una mano”  Es verdad, y muchas veces pienso que ella no lo valora suficientemente. No sabe lo que es necesitar al alguien que se quede con los niños cuando tiene que salir más tarde del trabajo, cuando se ponen malos y no pueden ir al cole, cuando llegan las vacaciones y tienen que quedarse con alguien, cuando…. cuando… No se ha encontrado con la necesidad porque mamá siempre está ahí dispuesta a echar una mano, siempre adelantándose a las necesidades. Tampoco nosotros somos conscientes muchas veces de la suerte que tenemos y  no valoraremos esta disponibilidad del Señor hacia nosotros,  ¡Que afortunados somos los que tenemos a Jesús, los que tenemos experiencia de Dios en nuestra vida, los que contamos con Él!  Que afortunados disponer de  alguien que está siempre ahí preparado para acogerte cuando las fuerzas te fallan, cuando te encuentras perdido, cuando se oscurece tu vida. Esto sí que es  un auténtico chollo, ¡el mejor tesoro!.

Página siguiente »