SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on octubre 6th, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

 

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

Ante el Octubre Misionero Extraordinario convocado por el Papa Francisco, dedicamos este tiempo ordinario a esta perspectiva.

 

DESDE LA MISIÓN

(mujer, soltera, jubilada, colaboradora voluntaria en misiones populares)

Los que siguen al Señor, los que van con Él, le piden le exigen que «aumente su fe».

Ellos que han sido elegidos por el Maestro y que le acompañan personalmente vaya donde vaya, se sienten incapaces de llevar a buen término la predicación de la Buena Noticia. Le piden ayuda porque saben que el anuncio del Reino ,no es una misión sencilla, fácil.

Servir a Cristo, anunciar su Evangelio a todas las gentes, es sobre todo una cuestión de confianza, y una fe ciega en el Maestro, y aunque ellos la tienen, quieren hacerla más fuerte más robusta que «mueva montañas» y aunque la suya sea pequeñita como un «granito de mostaza», dice Jesús que hasta la propia Naturaleza se nos rendiría y nos obedecería, porque para Dios no hay nada imposible, lo puede todo…y nuestra fe es un don suyo, un regalo que nos ha hecho, que no hemos adquirido por nuestro esfuerzo, sino por gracia Suya, por iniciativa de Él para servirle amarle y honrarle.

Somos sus siervos, los que tenemos que servirle y hacerlo de una forma gratuita, ya que El no nos debe nada, absolutamente nada por hacer nuestro «trabajo». ¿Pero quién soy yo para merecer el privilegio de la fe? Y si me lo han «regalado» soy yo quien tengo que  estar muy agradecida y es esa mi misión: La Buena Noticia ha llegado a mi vida y no puedo guardarla para mí y por eso me siento misionera y con ganas de anunciar a todo el mundo, en mi casa, en mi parroquia, en mi trabajo, en la  calle, en cualquier sitio que esté, la Palabra de Dios, el Evangelio de Jesús.

El sabio Papa Francisco, ha dicho que todos los bautizados somos misioneros y que tenemos como Misión evangelizar porque ese es el deseo del corazón de Dios…y por eso quiero pedir a Jesús que aumente mi fe, pues la tarea no es fácil ni sencilla.

DESDE LA MISIÓN

(mujer, soltera, profesional, misionera laica en país desfavorecido)

Aumenta nuestra fe… Cuando tenemos fe, no solemos ser conscientes del gran don recibido, pues la fe es un don. Recuerdo cuando estaba en Bolivia, vino el presidente de una fundación que colaboraba con nuestro proyecto, una gran persona pero no tenía fe y me preguntó ¿crees que todo esto que hacemos realmente sirve para algo? Yo le contesté, sino sirviese para nada yo no estaría aquí.

Aparte del gran don de la fe, recibimos muchos dones de Dios. Como seguidores de Jesús nos debería salir de manera natural ponerlos al servicio de los demás, al servicio de su proyecto, un mundo más justo y solidario.

En Latinoamérica me encontré con situaciones muy difíciles y complicadas, donde una se siente imponente, sólo quedaba hacer todo lo que podía y he vivido la experiencia de cómo Dios se encarga del resto. Es cierto que, en alguna ocasión, caí en el engrandecimiento y este es un peligro del que me tengo que cuidar, pues sólo soy un instrumento de Dios. Muchos de los logros no eran sólo obra mía o del equipo sino de Dios.

Pero también se dan fracasos, y la fe es la que nos ayuda a no caer en el desánimo y la desesperanza, a levantarnos y seguir trabajando por el Reino sabiendo que no estamos solos.

DESDE LA MISIÓN

(hombre, soltero, trabaja, participante en experiencia misionera, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

“Si tuvierais fe como un granito de mostaza…” “Somos siervos inútiles, hemos hecho lo que teníamos que hacer…” El verano de 2017 un grupo de jóvenes de la región de Bética nos pusimos rumbo a la misión de Humahuaca para realizar una experiencia de 40 días. Durante esos días pudimos experimentar diferentes sensaciones; desde los momentos de mayor alegría hasta desconcierto por no saber si lo que hacíamos tenía algo de sentido. Pero desde luego más de un día, cuando el agotamiento llama a la puerta, pensábamos la siguiente frase, “yo creo que por hoy es suficiente”. Y hoy en día nos podemos hacer la misma pregunta, ¿Cuándo es suficiente? ¿A partir de qué punto podemos conformarnos con nuestro desgaste? ¿Hasta dónde debe llegar mi entrega y mi fe? En la pasada asamblea, realizada en Medellín, se dio en la clave. Estamos llamados a la entrega desbordante y absoluta. Durante nuestra estancia en Humahuaca aprendí a diferenciar cuando hablaba el cansancio y cuando hablaba Dios. Al final no tenía sentido rezar a Dios para que nos librara del cansancio o el frío, únicamente podíamos pedir que aumentara nuestra fe, porque solo así se superan los obstáculos que encontramos en nuestra entrega.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on septiembre 27th, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

 

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

Ante el Octubre Misionero Extraordinario convocado por el Papa Francisco, dedicamos este tiempo ordinario a esta perspectiva.

  

DESDE LA MISIÓN

(mujer, soltera, jubilada, colaboradora voluntaria en misiones populares)

Jesús, en esta parábola, hace un relato de la realidad, tan injusta, que El observaba y se vivía ya  en la sociedad de su tiempo…¿Qué nos diría ahora, hoy mismo?

Los» ricos» y los» Lázaros «¿han desaparecido? Me pregunto, y me respondo con toda sinceridad y con remordimiento porque sigo haciendo muy poco por cambiar la vida y situación de todos los «lazaros» que nos rodean, que están en nuestras puertas …

En una misión, en un pueblo muy rico, observé que las numerosas y bonitas fuentes públicas nunca tenían agua…Me pareció muy extraño…hasta que supe que era la forma de que los emigrantes que llegaban en pateras se marcharan…porque ni agua tenían para beber …Y…reaccioné  como los «perros» de la parábola…escuchando sus problemas  e intentando paliar sus «heridas»…pero en ningún momento se me ocurrió cambiar, de alguna manera, la decisión de ese «rico» pueblo para que el agua corriera por sus fuentes.

La enseñanza de Jesús, con este Evangelio, me hace ver que tolerar las injusticias y no denunciarlas me hace cómplice de los que las cometen.

¿De verdad solo puedo » lamer» heridas y ya está? ¿De verdad veo a Dios en cada uno de mis hermanos? ¿Hago algo por la conversión del «rico» que también puedo ser yo misma en mi vida en la que el «lujo» es mi comodidad, mi tranquilidad, y no complicarme la existencia?

La fuerza de la Palabra de Jesús está con el pobre ,el indigente ,el marginado, el enfermo el desvalido…Él lo ha dicho en muchas ocasiones, lo que hagáis  a uno de ellos me lo hacéis a Mí.

Y vuelvo a preguntarme: ¿De verdad veo a Dios e en cada uno de mis hermanos?»

.

DESDE LA MISIÓN

(mujer, soltera, profesional, misionera laica en país desfavorecido)

Hijo… Curiosamente, al meditar este texto, esta fue la palabra que más fuerte me llegó y me recordó cómo comenzamos la oración que Jesús nos enseñó: Padre nuestro.

A pesar de rezarla tan frecuentemente, nos olvidamos que todos somos hermanos y hermanas.

Como el rico, nos encerramos en nuestras vidas, nuestros problemas… y nos olvidamos, ni siquiera vemos, a los que están a nuestro lado y nos necesitan, o no vemos las necesidades del hermano o hermana. Y así, ¿qué Buena Nueva anunciamos?

Suena a tópico, pero yo lo viví y ha sido una gran lección cómo el que menos tiene es más sensible a las necesidades de los demás.

Cuando viví en un lugar de frontera, las mamás a las que atendía, se ayudaban unas a otras y, sino podían, enseguida venían en búsqueda de ayuda, dejaban sus quehaceres, caminaban bajo el sol para pedir ayuda para otra mamá que lo necesitaba.

Pero… ¡cuanto nos cuesta salir de nuestra zona de confort!¡bastante tengo con lo mío! Sin embargo, si realmente queremos seguir a Jesús y colaborar en su proyecto: un mundo más justo y fraterno, es necesario superar esta barrera, salir, abrirnos a la realidad, hacernos sensibles a los problemas y necesidades de los otros/as, especialmente de los que nadie ve ni tiene en cuenta.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on septiembre 22nd, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

 

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

Ante el Octubre Misionero Extraordinario convocado por el Papa Francisco, dedicamos este tiempo ordinario a esta perspectiva.

  

DESDE LA MISIÓN

(mujer, soltera, jubilada, colaboradora voluntaria en misiones populares)

Es tan clara, tan fuerte, tan tajante la frase en boca de Jesús, que su Palabra me hace ver mi realidad en este mismo momento y me pregunto: ¿ De qué me habla Dios? ¿ De qué  me habla el dinero? Jesús me dice que no puedo servir a los dos…y tengo que elegir sin engañarme . Sus Palabras son verdadera enseñanza y yo creo en Ellas me fío de Ellas quiero que cale en mi espíritu hasta lo más profundo de mi ser, no sólo leerlas o escucharlas, porque están dichas por Él para ser creídas y para ser cumplidas…Me advierte seriamente lo fácil que es caer en la «adoración » de lo que representa el dinero. Quiere que sea astuta, sagaz para calibrar como puedo manejarme y tener una actitud de equilibrio para elegir lo importante, que es Dios, y no caer en un fariseismo, lleno de  ambición, de codicia y de adoración a  «dioses» falsos que me separan del verdadero  Dios y de mis hermanos. El dinero se burla de Dios en la persona de Jesús, me duele esa realidad…pero el mismo Evangelio me lo dice…..y sigue pasando aquí y ahora. El texto de este domingo me conmueve y me ha hecho ver dónde tengo que poner mi corazón y de qué quiero llenarlo, porque según la Palabra de Jesús, y creo firmemente en Ella, debo buscar primero el Reino y todo lo bueno que este representa de amor , de justicia, de paz, de fraternidad.. sencillamente llenar todo mi ser, toda mi vida de Dios  porque sé que lo «demás se nos dará por añadidura »

.

DESDE LA MISIÓN

(mujer, soltera, profesional, misionera laica en país desfavorecido)

Jesús nos llama a estar en el mundo para anunciar su Buena Noticia, trabajar por el Reino y para ello debemos estar libres de ataduras… pero… ¡cuanto nos cuesta liberarnos del materialismo que impera!

Este texto me trajo a la mente una familia haitiana que no tenía para comer, recibieron unas bolsas con alimentos que les daría para una semana, sin embargo ellos cocinaron casi todo e invitaron a los vecinos, que también pasaban necesidad, fue un día de fiesta.

Para mi fue una gran lección, compartir lo que se tiene, primero están las personas.

Allí la gente daba prioridad a estar, disfrutar con los vecinos, amistades… con los enfermos… Aquí estamos atados a mil obligaciones para cubrir nuestras necesidades (bastantes de ellas impuestas por el sistema de consumo) y eso, en muchas ocasiones, nos impide dedicar tiempo a las relaciones personales.

Necesitamos ganar dinero, tener las necesidades básicas cubiertas… pero que esto no nos sirva de justificación para olvidarnos de lo que verdaderamente importa: las personas, nuestros hermanos y hermanas, de disfrutar y compartir con los que nos rodean.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on septiembre 15th, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

Ante el Octubre Misionero Extraordinario convocado por el Papa Francisco, dedicamos este tiempo ordinario a esta perspectiva.

 

DESDE LA MISIÓN

(mujer, soltera, jubilada, colaboradora voluntaria en misiones populares)

La belleza, la ternura, la alegría, el gozo que siente Jesús de Nazaret al hablarnos de su Padre-Dios, a publicanos, pecadores, fariseos …¡a todos nosotros! Hace de su relato, que brota de su experiencia de Amor al Padre,  una declaración de su Misericordia, en palabras muy sencillas, palabras que todos podemos entender, y que fácilmente pueden llegar al corazón del ser humano: «su padre lo vio y se conmovió; y echando a correr se le echó al cuello y lo cubrió de besos»(Lc 15,20)  y eso es, según Jesús, lo que Padre-Dios hace con cualquier pecador si vuelve a Él: Salirle al encuentro, llenarlo de besos y de abrazos, estrecharlo conmovido en su corazón…sin preguntas, sin reproches, sin castigo y …lo más increíble y maravilloso «sale corriendo»…!!,Padre-Dios corre¡¡¡porque el hijo vuelve a su lado y es tal la alegría que siente que sólo quiere besarlo y abrazarlo, emocionado en lo más profundo de su corazón de Padre porque ha recuperado a su hijo perdido. La vivencia, la experiencia del Amor de Dios, lo que Jesús sentía y quiere que yo descubra con su Palabra de buena noticia para todos, es un gran misterio que El me desvela con frases muy sencillas y comprensibles: Padre, Amor gratuito, Perdón, Alegría Fiesta….¡¡Dios me ama por encima de todo y me siento querida, perdonada, abrazada por El…!!Gracias Padre por enviarnos a tu Hijo…

.

DESDE LA MISIÓN

(mujer, soltera, profesional, misionera laica en país desfavorecido)

Este texto me ha llevado a dos experiencias.

La primera, la de sentirme perdonada, la de ser amada de manera incondicional a pesar de mis caídas, de mis alejamientos, de mis distracciones… Y esa experiencia ha sido fundamental en mi seguimiento de Jesús.

¿Cómo amar a los que no me caen bien, a los que me la han jugado, si no he sido amada incondicionalmente?

Y ese seguimiento me lleva a la segunda experiencia, la de acercarme, amar, hacer sentir alguien a personas que, como dice el Papa Francisco, están descartadas por la sociedad. Ellos y ellas también son hijos e hijas de Dios y se merecen sentir amados/as. Seguir a Jesús es hacernos instrumentos suyos para hacer sentir su amor incondicional a todas las personas, pero sobre todo a aquellas a las que nadie tiene en cuenta.

Pero para ello necesitamos primero reconocer nuestra fragilidad, dejarnos amar a pesar de los errores, sentir el amor incondicional de Dios.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on septiembre 7th, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

 

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA MISIÓN

(mujer, soltera, profesional, misionera laica en país desfavorecido)

Hace 15 años me fui a Latinoamérica y este texto me llevó a recordar cómo sentí la llamada a irme de misionera.

Cuando me fui, mucha gente me decía “pero si aquí también hay mucho que hacer”. Mi motivación era seguir a Jesús de manera más radical y tratar de vivir el Evangelio de un modo más auténtico. Para ello necesitaba desprenderme de todo lo que me ataba o distraía.

Evidentemente me alejé físicamente de mi familia, pero no afectivamente, y creo que el estar de misionera por esos lugares ha enriquecido mucho más las relaciones en mi familia.

Y el desprenderme de lo material, me costó menos, aunque cuando flaqueaba en la fe, todo se tambaleaba. La gente con la que tuve el privilegio de compartir me enseñó a confiar más en Dios, abrirme a su acción en mi vida y a no tratar de tener todo bien controlado.

Ahora acabo de retornar, no llevo ni un mes. De momento me quedaré y más adelante… Dios dirá. Me siento libre para abrirme a la acción del Espíritu y a la voluntad del Padre, que  es lo que realmente me llevará a tener una vida más plena y entregada al proyecto de Dios: su Reino.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on julio 27th, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

 

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL TRABAJO

(matrimonio, ambos empleados de empresa; pertenecen a comunidad cristiana)

Decimos en la oración que Jesús nos enseña: «danos cada día nuestro pan». Así de simple, así de fácil, pero no es tan fácil hacer que Dios nos dé el pan cada día. Cuesta las mejores 8 horas de nuestro día, si no más, cuesta muchas preocupaciones que no se quedan en la oficina, cuesta muchas horas de estudio o trabajo pensando en el pan del futuro, cuesta broncas y malestares con los compañeros de trabajo, etc. Y es que no me da el pan Dios, no confío en que me lo dé él, trato de ganármelo yo. Confiaré en que Dios me da el pan cada día cuando vaya al trabajo, no porque sea una obligación que pesa, sino porque es una obligación que llevo con alegría; cuando comparta la vida con los que me rodean y no me encierre en mis obligaciones, cuando ayude en todo lo que pueda a los que me rodean en lugar de tratar de terminar primero lo mío, y todo tratando de cumplir con mis obligaciones lo mejor que sepa. Intentaré vivir esta experiencia de Dios en el trabajo, lo recordaré cada vez que rece el «Padre Nuestro». Damos las gracias a Dios por las vacaciones de este verano, ojalá sean fructíferas.

DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA

(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)

“No me molestes”. El otro día escuché una de esas estadísticas que decía que se producen un mayor número de rupturas matrimoniales en verano, la razón está en que durante todo el año la pareja está ocupada realizando cada uno sus tareas y al llegar el período de vacaciones, pasan más tiempo juntos y entonces, tienen que convivir más y eso, para dos personas que casi se ven sólo por las noches un rato, es devastador. Casi no se conocen, no saben de qué hablar, no tienen aficiones comunes. Lo mejor es que no llames a la puerta, como dice el evangelio: “No me molestes”, es la respuesta del otro. Nosotros estamos deseando que llegue Agosto, estamos deseando estos días en donde podamos estar juntos, las veinticuatro horas del día, necesitamos este tiempo relajados, sin las preocupaciones diarias de nuestra vida, sino tan sólo pendientes de las ocupaciones de nuestra familia. Tampoco olvidamos a nuestra familia más amplia: abuelos, hermanos, sobrinos. Ni mucho menos. Porque esa es otra, muchas parejas, muchos matrimonios, dan la espalda a los mayores, a los abuelos, porque no siguen nuestro ritmo, o porque no nos gusta sacrificar parte de nuestro tiempo para aquellas personas pesadas, aburridas, de otras generaciones, “pejigueras”. Sin embargo, tenemos claro, que nuestros mayores son fundamentales en nuestras vacaciones y ojalá todos nosotros sintiéramos lo mismo, estamos seguros que pasarían el verano, divirtiéndose mucho, relajados, encantados especialmente con los nietos. Porque lo cierto es que, por lo menos, nuestros padres, están disfrutando ahora, lo que antes no tuvieron oportunidad de hacerlo. No nos olvidemos nunca de ellos, por favor y preparémosle algunos días para complacerlos. No les cerremos la puerta y digamos que no nos molesten. Feliz verano para todos.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on julio 27th, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE LOS ABUELOS
(matrimonio, jubilados, siete nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)

San Lucas aprovecha este pasaje de la vida de Jesús para enseñarnos la necesidad de escuchar la palabra de Dios humildemente y con tranquilidad, “sentados a sus pies”. Las palabras de Jesús tienen doble sentido. “Sólo una cosa es necesaria”; indica en primer lugar que para agasajarlo no es necesario apresurarse tanto. Mas la frase cobra un nuevo sentido al ver el contraste entre los apuros de Marta y la tranquilidad de María. En medio de las actividades de la vida hay que saber “pararse” para escuchar e interpretar debidamente la palabra de Dios.
Señor, tenía razón Marta al quejarse de que su hermana María le dejaba todo el trabajo. Es muy humano, esto nos pasa a la mayoría de los abuelos de esta generación, que ayudamos con gusto a nuestros hijos a criar a sus hijos, pero a veces, muy cansados, nos quejamos. No obstante queda claro, por encima de la razón humana de Marta, que María ha escogido la mejor parte.
¡Que las ocupaciones y preocupaciones terrenas, no impidan a nuestros nietos fomentar la amistad contigo, escuchándote y hablándote en la oración! Danos, Señor, a nosotros la capacidad de saber inculcarles todo lo que para ellos te pedimos. Que los fallos de hayamos podido tener, por inexperiencia, en la educación de nuestros hijos, los tengamos presente para no repetirlos.
DESDE LA ECONOMÍA GLOBALIZADA
(hombre, casado, con dos hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

Jesús nos recuerda hoy que no podemos dejarnos arrastrar por los sucesos del mundo de tal forma, que no podamos dejarnos invadir por su Palabra de forma constante e intensa. Todo nuestro actuar, sino nace de la escucha activa de la palabra, nos hará caer en un activismo estéril. Por tanto hagamos que todos nuestros actos estén preñados por Él, pues así el empobrecido será el centro de toda economía verdaderamente humana.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on julio 14th, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

 

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL TRABAJO

(hombre, joven, trabaja, pertenece a grupo cristiano de jóvenes)

En mi trabajo, ¿Quién es mi prójimo? Es una pregunta interesante que nosotros mismos le hacemos a Jesús en el día de hoy, y que nos responde no solo con lo que buscamos, sino con la forma en que debemos amar a ese prójimo. Prójimo es todo el que me necesita, y en el trabajo, de estos hay muchos. Me hace reflexionar en como respondo ante la solicitud de un compañero para realizar una labor, ¿Lo hago de buena gana? ¿Le pongo todo mi empeño en hacerlo bien? ¿Lo hago a tiempo, sin hacer esperar al otro por mi pereza? Así en lo laboral, pero, ¿Y en lo personal? También en lo personal debo estar atento a las necesidades de mis compañeros. Puede que estén falta de algún consejo, de palabras de aliento o de ánimo, a veces con solo escuchar lo que tienen que decir les ayudamos a sentirse más tranquilos. Que el señor me ayude a no ser indiferente ante las necesidades de mis compañeros, y me ayude a actuar como prójimo de aquellos que me rodean y acompañan en el día a día.

DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA

(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)

Sé que parece obvio, sencillo y natural que, en un matrimonio, el primer prójimo sea el otro cónyuge. Para los esposos, es fácil ocuparse del otro, cuidarle, vendarle las heridas y gastar lo que sea necesario, dinero, tiempo, amor, generosidad, vida para atenderlo y ser misericordioso. Sin embargo, hay ocasiones en donde se torna más difícil y por ello también, más maravilloso hacer vida esta Palabra en el matrimonio. Es el caso de unos esposos que llevan muchos años casados, ella está gravemente enferma, una enfermedad que la deja sin razón, sin recuerdos, sin memoria, en donde no reconoce al que siempre ha sido el amor de su vida y sin embargo, él la cuida, la ama y la protege, a pesar de lo ingrato que es, como si fuera la primera vez que la vio, la primera vez que le prometió que la amaría en la salud y en la enfermedad, todos los días de su vida. Es una situación que nos alienta, que nos pone los pelos de punta y nos hace sentir que Dios es la unión indestructible que une a esos esposos. Sólo pido que en las circunstancias de nuestra vida, como matrimonio, si alguna vez, nos vemos malheridos, feos, cansados, llenos de las arrugas que dan los años y sus sinsabores, que cuando la vida nos muela a palos, no demos un rodeo, sino que actuemos de la misma manera que ahora lo hacemos, es decir, que sea obvio, sencillo y natural amarnos.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on julio 7th, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

 

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL TRABAJO

(hombre, joven, trabaja, pertenece a grupo cristiano de jóvenes)

Para mí, la relación entre el trabajo y el texto que se leyó tienen una relación mas que clara. El lugar al que me manda el señor todas las mañanas es al trabajo. Él me envía a trabajar aquí el reino de Dios, y anunciar a los compañeros que Dios está cerca. En mi experiencia, cuando se habla con amor, con sencillez, y con los pies sobre la tierra, las personas se ven abiertas a las palabras que tengo para decir. Invitar a congregarse en la iglesia y hablar de las actividades por venir, recordar les que Dios es bueno y que nos ama, son las cosas que siento que el señor pone en mi para que de al compañero. Y cuando aparece alguien que no cree, o que no está de acuerdo, sencillamente le explico mi punto de vista y respeto su opinión, con amor. Realmente no hay mayor felicidad que escuchar que un compañero y/o amigo vuelve a Dios por las inspiraciones de Dios a través de su instrumento. Pedir a Dios que siempre inspire en nosotros palabras y acciones que acerquen a los demás a Él.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on junio 30th, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE LA MATERNIDAD
(mujer, casada, 4 hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)

 

Después del «subidón» recibido estas últimas semanas para reparar fuerzas con el envío de su Espíritu y su alimento Eucarístico, y a pesar de que el inicio del verano nos puede llevar a pensar que es momento de desconectar y descansar, el Evangelio de este domingo me «resitua».
Me habla de ir a Jerusalén, es decir, a cumplir mi misión como madre y no abandonar todas esas responsabilidades que tengo para con mis hijos. Me habla también de abandonar mis malos modos y fuegos del cielo que a veces salen en la corrección y educación que realizo a mis hijos. Y me habla también de que me deje de excusas y de tanto déjame primero que…  para centrarme en lo importante, en estar más atenta y disponible para ellos, en seguir transmitiéndoles la fe con obras y no tanto de palabra.

Página siguiente »