SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on febrero 16th, 2018 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE UNA ESPIRITUALIDAD CUARESMAL EN LA VIDA COTIDIANA
(hombre, casado, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Es necesario en esta vida de prisas que nos rodea, trabajo, encuentros, tareas de la casa, viajes, centrarnos en esta oferta que nos propone la cuaresma: “ir al desierto”, es decir, pararnos, ver nuestra propia vida, dejarnos centrar por el Evangelio y su Mensaje. Mirarnos hacia dentro, nuestras propias actitudes y respuestas y cómo no, hacia fuera, qué estímulos, circunstancias, peligros, bendiciones me rodean en mi día a día de esposo, padre, trabajador, hermano… Así soy capaz de descubrir mis tentaciones personales, las que me cuesta afrontar, en las que siempre me rindo, esas que sólo el Señor me puede ayudar a superarlas.
Es desde esa óptica que puedo ser más de Dios, vivir en su presencia y con su mano marchar con Él a mi Galilea concreta donde proclamo el Evangelio de Dios con mi entrega a los que me rodean con actitud de servicio, evitando la superioridad de creernos los mejores, indispensables y poniendo en tela de juicio a los demás. Sólo desde la humildad me podré convertir y sentir que yo también estoy llamado a ser Evangelio. ¡Espero que podamos aprovechar y vivir estos cuarenta días como si fueran los últimos de nuestra vida!


UNA ECONOMÍA DESDE EL EVANGELIO
(hombre, casado, dos hijos, trabaja y es empresario, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Iniciando la Cuaresma recibo muchos mensajes sobre la austeridad y el ayuno, y sobre la generosidad de la limosna, que deben acompañar a la oración. Todos desde el mundo eclesial: en la misas, en textos que leo, en reuniones… Sin embargo, estos mensajes chocan con el día a día: en el ámbito laboral a principios de año se plantean acciones y objetivos para conseguir más; en el mundo económico y empresarial el concepto de “ir a menos” no se plantea, no se entiende.
Esta dualidad que vivo como cristiano, hace que en ocasiones sienta que “estoy en el desierto, dejándome tentar por Satanás”, como Jesús en este texto del Evangelio. A veces viviendo entre alimañas: personas que no ven más utilidad al dinero que el egoísmo, familias que no aspiran a nada más que cosas que se pueden comprar, organizaciones empresariales o sindicales centradas en sí mismas y no en el bien común… En medio de este desierto, solo gratifica la experiencia de “ser servido por los ángeles”.
Pero esta experiencia de “ser servido por ángeles” solo llega algunas veces. La clave está en la primera frase de la lectura: “El Espíritu empujó a Jesús al desierto”. Cuando me reconozco enviado por Espíritu al desierto, la experiencia de vivir en él la asumo como una Misión. Hay muchas personas que necesitan que Jesús se haga presente en medio de la vida económica, aportando serenidad, sencillez, generosidad, honestidad, valores, visión a largo plazo, respeto. Cuando por el contrario, estoy en medio del desierto empujado por mi propia ambición e interés, las alimañas ganan terreno.
¡Concédenos Señor el espíritu misionero para vivir nuestros desiertos!. Sabernos enviados. Sabernos queridos y protegidos.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on febrero 11th, 2018 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA JUSTICIA
(hombre, casado, tres hijos, trabaja, abogado)

En nuestro camino de la vida muchas veces nos encontramos con los últimos de esta sociedad, los desesperados, gente que anda por la calle, harapienta, sucia, los “leprosos” de este primer mundo. ¿Cuál es nuestra reacción?  Piénsalo.
En mi profesión esta situación se me repite algunas veces cuando asisto en la guardia del Turno de oficio, a algunas personas que se encuentran en situaciones desesperadas, adictos a las drogas, etc. ¿Qué reacción tengo?
Hoy es mejor que nos hagamos la pregunta y la meditemos a la luz del evangelio, algunos es posible que lleguemos a sentir esa compasión (me gusta más esa traducción), el padecer con, pero en muchas ocasiones se queda ahí, más en un sentimiento sin reacción que en una acción desde lo verdadero.
Tratar a todos los clientes  por igual, sin distingos, eso también es colaborar con la justicia, y eso se nota en la calidad de la asistencia, algo se puede hacer, aprendamos de la palabra. Para ello es crucial acudir a Él, de vez en cuando, y con sólo repetir “si quieres, puedes limpiarme”, eso nos ayudará, a buen seguro, a salir ahí afuera con otro ojos.


DESDE LA VIDA COTIDIANA
(hombre, casado, con dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Cuando salgo o llego a casa, raro es el día que no me encuentro por mi calle con Ramón, un chico joven que trata de conseguir limosna pidiendo a los viandantes, buscando aparcamiento a los coches que desesperadamente dan vueltas y vueltas esperando encontrar un hueco o mendigando alimento por los bares y restaurantes de la zona. Casi siempre anda desaseado, desaliñado, sucio. Tiene un carácter muy fuerte. Pero es buena gente. Se nota que su vida ha estado marcada por muchas circunstancias complicadas. Aunque vive en otra parte de la ciudad, todos los días viene a mi barrio como quien viene a trabajar. Por eso, aunque sea poco “convencional” y a muchos les incomode, para mí prácticamente es otro vecino más. Muchas veces me detengo a hablar con él, a pesar de que me cuesta seguir su conversación -porque habla rápido y apenas vocaliza-. Pero se nota bastante cuando quiere hablar con alguien, aunque sea de cosas intrascendentes. Y mientras estamos en plena conversación, puedo mirar cómo muchos aceleran el paso y huyen de él para que no les moleste. Supongo que será algo parecido a cómo se reaccionaba ante un leproso en tiempos de Jesús. Sin embargo, a pesar de las apariencias, de la suciedad y de la marginación, cada vez que leo este pasaje del Evangelio me doy cuenta de que quien más se asemeja al leproso soy yo. Yo soy el que está enfermo y ajado por la lepra de mis múltiples incoherencias. Y de todo eso, sólo Jesús es el único que puede limpiarme. Hablar con Ramón -y con muchas otras personas con las que me encuentro día a día- me ayuda a darme cuenta de todo lo que me ata y me limita, de mis egoísmos, de todo lo que me ensucia por dentro y por fuera. Acercarme a Ramón, de algún modo, es una forma de acercarme a Jesús y suplicarle de rodillas: “Si quieres, puedes limpiarme”. Sólo si me dejo sanar y transformar por Él, podré ser un auténtico testigo del Evangelio, y mi testimonio llegará a ser creíble.

 
 

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on febrero 4th, 2018 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA ESPERANZA QUE RENACE
(mujer, casada, una hija, su marido trabaja, vive en país asolado por una catástrofe natural, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

En estos tiempos después de cuatro meses del paso del huracán por mi Tierra, mi suegra ha sufrido recientemente una caída que la ha afectado grandemente en su ayuda propia y en su independencia al realizar tareas del diario vivir. Sus hijos, sus nietas y sus nueras hemos experimentado y visto como este evento nos ha seguido trastocando nuestras vidas dentro ya de un tiempo trastocado por el ciclón que nos azotó. Dentro de todo este panorama he podido ver a Jesús acercarse y tomarla de la mano a través de las enfermeras, terapistas, doctores, sus hijos y hasta en mí ha aflorado esos nobles sentimientos de servicio, compasión, cercanía y dulzura manifestada por Jesús hacia la suegra de Simón. “Se puso a servirles”, mi suegra siempre nos ha servido y ahora nos tocó a nosotros. Esto me ha dado la oportunidad de acercarme y parecerme un poquito a nuestro Señor Jesús y le doy las gracias por esto. Durante el trabajo diario que realizo con mis niños y jóvenes he colaborado con mejorar las necesidades de comunicación y calidad de vida que sus diversas condiciones y deficiencias en el desarrollo le provocan. Esto gracias a la manera en que Jesús se me ha acercado a través su Evangelio para darme la seguridad de que sí puedo aportar un granito de arena al bienestar de estas familias si le doy mi mano y camino junto a Él.

 
 

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on enero 27th, 2018 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio con dos hijos, trabajan ambos, pertenecen a movimiento conyugal)

Como padres cristianos, nos compete una tarea que ni de lejos resulta sencilla. En casa y ante nuestros hijos, somos nosotros los llamados a continuar esa tarea “pedagógica” en la que Jesús también empleaba su tiempo, tanto con sus discípulos como con quien se mostrara interesado en sus enseñanzas. Nos corresponde ahora a nosotros sucederle en esa labor de mostrarles los valores evangélicos y lograr que éstos les enamoren.
Es evidente que en ese empeño, por bienintencionados que podamos ser o muchos conocimientos que tengamos, no podremos nunca alcanzar la autoridad que investía al Señor en cada una de sus palabras, en cada uno de sus gestos. Asumida esa limitación, nos queda centrarnos en, al menos, no caer en la imagen del escriba que el evangelio emplea en contraste con la autoridad de Jesús, intentando que nuestras enseñanzas no sean palabras desnudas, sino que broten de nuestro corazón y que inunden nuestra vida.


DESDE LA SOCIO-ECONOMÍA
(hombre, casado, con tres hijos, trabaja, miembro acivo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)  

Enseñar con autoridad, es básicamente, enseñar con el ejemplo y hacer lo que se dice. Jesús anunciaba que el Reinado de Dios estaba llegando y lo hacia realidad sanando y curando, es decir, acogiendo y amando, a los excluidos de entonces. Esto es lo que nos toca también a nosotros. Si nos decimos cristianos, es decir, seguidores de Jesús, debemos de curar, acoger, sanar, animar y acompañar a las personas que nuestra sociedad apalea y deja medio muerta en el camino. Esto significa trabajar y apoyar a estas personas y a las instituciones que luchan
con ellas por cambiar su situación. Y también significa comprometerse, para que nuestra vida y nuestros actos promuevan la transformación de un modelo económico social injusto que crea cada vez más víctimas.
Es lo único que merece la pena y nos hará realmente felices, ponernos de parte de la vida, de todas las vidas, de todas las vidas más débiles.

 
 

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on enero 14th, 2018 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA ESPERANZA QUE RENACE
(mujer, casada, una hija, su marido trabaja, vive en país asolado por una catástrofe natural, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

¿Qué buscaís? preguntó Jesús a los dos discípulos que le seguían. Jesús me hace esa pregunta en este momento de mi vida luego de casi cuatro meses, para ser exacta, 113 días de pasar el huracán por mi Tierra. Mi respuesta es: busco tu luz en este momento donde la oscuridad nos incomoda, nos cansa, nos desanima. Busco tu consuelo, tu guía, tu sustento, tu apoyo, tu perseverancia, tus fuerzas y tu disposición para amar siempre. Busco todo lo que me ayude a vivir en plenitud y esto lo encuentro a través de la lectura orante de la Palabra en comunidad pequeña, del testimonio de mis queridos hermanos que aclaran y me ayudan a ver diferentes puntos de vista de su significado en nuestras vidas aún viviendo en la “oscuridad” circustancial que nos dejó el huracán. También por medio de la compañia de mi esposo y el diálogo con mi familia. Aún permanecemos  sin energía eléctrica en muchas de las áreas donde vivo pero continúo empeñada en seguir a Jesús intentando vivir según su voluntad aún en medio de la penumbra. Rezo para que siempre tenga las fuerzas para seguirlo sin importar la dureza que pueda experimentar en ciertos momentos y le pido me permita continuar caminando esperanzada. 

DESDE LA SOCIO-ECONOMÍA
(hombre, casado, con tres hijos, trabaja, miembro acivo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)  

Lo que de verdad busca la gente no son teorías sino testigos, personas que por su vida testimonian y trasparentan lo que son, lo que creen y viven. Así, los discípulos, a la pregunta de Jesús “qué buscáis” responden con la pregunta “dónde vives”, es decir, qué haces, como vives, de quien te rodeas, etc. Siguieron a Jesús pues se sintieron atraídos por como vivía. Así nuestra vida también debe ser puro testimonio en nuestras sociedades. Esto es particularmente importante en la parcela económica, que siempre hemos considerado privada, pero que tiene unas repercusiones sociales enormes. Nuestras opciones de consumo tienen más poder hoy día que nuestro voto. Qué nivel de consumo tenemos, qué compramos, donde, a qué empresas, donde ponemos nuestros ahorros o nóminas, etc, marcan nuestras vidas y hacen que las sociedad tenga determinada orientación. Si todo nuestro consumo fuera austero, alternativo, justo, social, ético – y hay alternativas reales en todas las facetas económicas- ayudaríamos a crecer significativamente a la “economía social y transformadora” y daríamos testimonio de que la economía debe estar centrada en la persona, no debe caer en la codicia sino que debe ser solidaria, justa y humana. En nuestras manos está.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on enero 7th, 2018 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA ESPERANZA QUE RENACE (EPIFANÍA)
(mujer, casada, una hija, su marido trabaja, vive en país asolado por una catástrofe natural, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Voy de viaje por mi vida en busca de plenitud, de felicidad y bienestar. En estos días la alegría la he podido experimentar en el encuentro con mi familia en plena situación de enfermedad. Pero este evento ha tenido una iluminación especial. A pesar de que me ha desgastado el frío del hospital, el encuentro con mi suegra, la cual ha necesitado de cuidados especiales, me ha sensibilizado y he puesto de manifiesto la compasión y ternura para poderle atender y cuidarla.
El cuarto del hospital ha sido el lugar de encuentro, el Belén; el encuentro de hermanos, tíos, nietos, hijos, cuñados y concuñadas y de atenciòn a una viejita de 88 años que aún comparte su deseo de luchar y vivir a plenitud.                                        “Al ver la estrella se llenaron de alegría”, los astros celestes emiten “luz”. Nuevamente la Palabra contrasta con la oscuridad real de algunos sectores de mi Isla del lugar donde resido. Aún no tenemos la “luz” eléctrica pero sí la LUZ de esta Palabra que nos guía hacia el encuentro con el Niño a través de los necesitados y en esta ocasión me ha tocado muy de cerca.
Rezo para que el Señor nos de la fuerza física y espirutual para continuar nuestro camino y nos trace la ruta que debemos seguir para encontrarnos con su amor y poder compartirlo con nuestros hermanos en sentimiento y acción.


DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS (BAUTISMO)
(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)  

Es el propio Dios quien nos presenta a su Hijo cuando es bautizado en el Jordán. Es una legitimación realizada desde lo más alto que le reconoce como aquél a quien se debe escuchar.
Jesús ha estado presente en la vida de los niños en estas fechas entrañables. Primero con su nacimiento, que lo hemos evocado con distintas manifestaciones, como haciendo el Portal de Belén en casa o cantando villancicos por las calles con Sembradores de Estrellas, implicándolos en las campañas de Cáritas o celebrando la Nochebuena y la Navidad en la familia extensa, y para acabar estas Fiestas, con la venida de los Reyes Magos, en la que, al margen del materialismo, se nos recuerda que Jesús, incluso siendo niño, es el auténtico Rey al que podemos adorar sin temor de ser defraudados. Claro que es un trabajo difícil el nuestro, como educadores, de separar el grano de la paja: enseñarles que lo importante es el amor de Dios, y no lo que hayamos recibido y gastado. El mejor presente es el que nos hace Dios al darnos a Jesús. “Tú eres mi hijo amado, mi predilecto”. Nos lo demuestra en su bautismo, con toda su importancia: Es el comienzo de su vida pública.
   

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on diciembre 24th, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA ESPERANZA QUE RENACE
(mujer, casada, una hija, su marido trabaja, vive en país asolado por una catástrofe natural, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Dios nos anuncia a través del ángel Gabriel un presente y futuro lleno de esperanza. Hoy a pesar de que nuestra Isla continúa sufriendo los efectos del embate de huracán recibe la Buena Nueva de la misma boca de nuestro Padre amoroso. El encuentro con nuestros hermanos en la Eucaristía, en las misas de Aguinaldo, en las Posadas, aún sin “luz” en muchos sectores cerca a nuestra Parroquia nos animan, alegran, ilusionan y nos dan la fuerza para seguir y compartir el amor recibido con los demás. Luego del paso del huracán nos encontrábamos como María: turbados, desconcertados y “desajustados”. Al pasar los días, semanas y meses y luego llegar este tiempo de Adviento, nos encontramos con el anuncio “Alégrense” que Dios SIEMPRE ha estado y estará con ustedes. Esto lo experimentamos en la ayuda que reciben comunidades muy afectadas por la marejada ciclónica a través de iniciativas de parroquias y la colaboración de expertos en metereología. Todos unidos por el bienestar de nuestro país. También de la experiencia vivida en comunidad fraterna y familiar y por la acogida y testimonio de nuestros hermanos de la comunidad cristiana en compañía de nuestros sacerdotes. Aunque nuestro país quedó desolado, seco, gris … Dios a través de su creación y los procesos naturales de perpetuar la flora y la fauna mi Isla está reverdeciendo así como le pasó a Isabel al quedar embarazada.
Rezo para siempre estar dispuesta a la llamada de Dios así como respondió María y alerta ante las necesidades y realidades de mi pueblo.


DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA
(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana )  

En épocas de Navidad, parece que la familia cobra más importancia, sea por lo que sea, quizás por la falta de alguien, quizás porque sea la única época del año en donde se reúnen todos. Nosotros solemos, como cualquier familia, organizarnos para compartir “nochesbuenas” y navidades y eucaristías con cada parte de ella. Pero quisiéramos destacar el brindis que en una de estas celebraciones hizo nuestra cuñada: dio las gracias porque año tras año y, a pesar de todo, seguíamos estando juntos y daba gracias a Dios por seguir viviendo y sintiendo que El está junto a nosotros, bendiciéndonos. No son palabras textuales, pero era el sentido de ese brindis. La situación este año no es tan halagüeña como la del año pasado: tenemos algunos amigos que han tenido una ruptura familiar y en nuestra familia, hay varias personas enfermas, pero, sin embargo y a pesar de todo, seguimos sintiendo como le dijo el ángel Gabriel a María: “alégrate porque el Señor está contigo”. Y eso es lo que a nosotros nos mantiene unidos y vivos, felices y serenos: el Señor sigue naciendo aquí y ahora, y la sombra del Altísimo nos cubre y nos llena de fe y de consuelo, ante todas las situaciones duras que podamos vivir en el próximo año y sobre todo, lo más maravilloso, para Dios no hay nada imposible y por eso, sabemos que el milagro más hermoso que Dios ha hecho con nuestra familia, es seguir manteniéndola unida, seguir bendiciéndola, pase lo que pase sabemos que Dios está con nosotros. Feliz presencia del Señor en medio de todas las familias.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on diciembre 18th, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA ESPERANZA QUE RENACE
(mujer, casada, una hija, su marido trabaja, vive en país asolado por una catástrofe natural, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Ser “testigo de la luz”… En estos últimos casi tres meses el tema de la “luz” o energía eléctrica se ha convertido en el principal foco de atención y preocupación para los ciudadanos de mi país luego del devastador paso de un huracán categoría 4. En estos tiempos en que muchos pueblos de mi Isla aún no tenemos el servicio de energía eléctrica “luz”, busco constantemente en los sucesos del cotidiano luces que iluminen y aumenten mi esperanza y a su vez poder compartir con las personas y hermanos con quienes convivo, mi fe y la manera en que voy experimentando la companía de nuestro Padre Dios en este caminar sin “luz”. Resulta muy difícil gritar “tengan esperanza” ante una voz que te habla con mucho pesar que a tres meses del paso de esta gran tempestad no tiene el servicio de “agua” ni “luz” y que no quiere volver a su casa porque le da mucha tristeza y deseos de llorar.                                                    Ser testigos de la luz entonces se traduce en convertirme en persona que escucha, que acompaña, que ayuda a llevar esta carga diaria de las complicaciones y dificultades que conlleva el no contar con estos servicios. Es alertar a mis hermanos que en los primeros rayos del día, ahí está nuestro Dios, que nos devuelve la luz, la esperanza y la fe. Que nos fijemos entonces en lo que sí tenemos; en las cosas buenas que aún nos quedan y que siempre habrán posibilidades. Es importante escuchar la voz de Juan en estos momentos de nuestra vida y que podamos con la fuerza del Espíritu Santo allanar nuestros miedos, descontentos, desánimos y desajustes que nos ha causado este terrible evento atmosférico en nuestras vidas. Y esto lo voy logrando al comenzar el día con la escucha de su Palabra y luego intentando llevarla a la acción. La llegada del Señor se acerca y rezo por ser testigo para los demás de lo que este sentido de confianza en el cuidado y protección de parte de Dios nos mantendrâ de pie y caminando día a día y también noche a noche.


DESDE LO PEQUEÑO
(mujer, casada, trabaja como maestra, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

En este tercer domingo de adviento nos encontramos este Evangelio en el que puede parecer que Juan es el protagonista de la historia. Pero si miramos con más detenimiento nos damos cuenta que Jesús está en lo oculto, en el trasfondo de este pasaje. El protagonista no es Juan sino lo que el está diciendo: “Allanad el camino al Señor”.
Los niños son fantásticos observadores de pequeños detalles que a los mayores se nos escapan. Miran con ojos mas auténticos y ven la esencia de las personas traspasando la piel.
El año pasado yo tenía en la escuela un grupo de niños de seis años, ellos nos hubieran explicado este pasaje con su ejemplo y testimonio de una manera clara. Todos los días me recordaban qué era lo importante del dia. Y no era el leer, el sumar… era el ser PERSONA, el AYUDARSE, el COMPRENDERSE, el ACEPTARSE, el AMARSE… claros mensajes de la venida del Señor a nuestras vidas. Claro, si nos centramos en allanad nuestro corazón para dejarlo entrar. Seamos como “mis niños”, preparémonos para aprender lo realmente importante. Hagámosle caso a Juan.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on diciembre 10th, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA ESPERANZA QUE RENACE
(mujer, casada, una hija, su marido trabaja, vive en país asolado por una catástrofe natural, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Juan gritó en el desierto “Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos”. En estos tiempos luego de experimentar los efectos de la devastación del huracán que nos azotó me encuentro muchas veces preparando el camino hacia el encuentro con las novedades y limitaciones que nos trae cada día. Lo que era rutina y estaba dado se ha convertido en una ardua planificación y tarea para poderla completar. Pero en este proceso, me encuentro con mis hermanos de comunidad, con familiares y amigas de mi adolescencia que aportan fuerzas, ánimo y esperanza para continuar. Siento que el Espíritu Santo que Jesús nos dejó impulsa y sopla nuevas fuerzas, ilusiones y posibilidades en esta realidad tan dura. Acudo a la escucha de la Palabra, al encuentro con mis hermanos para allanar el cansancio y agobio que ha provocado este evento en nuestras vidas. Compartir la mirada con una anciana y escuchar con atención su grito de ayuda por la soledad que experimenta me ha hecho sentir ese poder del que “puede más que yo.”
Lo negativo en el camino queda allanado y suavizado con las experiencias de vida sencilla compartida con los niños y jóvenes a los cuales sirvo a través de mi trabajo. Así se  van suavizando en mí mis momentos de dureza.
Llena de esperanza y con una actitud positiva inicio cada día confiando en que el Señor será providencial y nos acompaña en este camino de preparación y espera para el encuentro con Jesús.

 
 

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on diciembre 3rd, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA ESPERANZA QUE RENACE
(mujer, casada, una hija, su marido trabaja, vive en país asolado por una catástrofe natural, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Jesús nos pide estar en estado de vigilancia. Vigilar es estar muy pendientes en cualquier momento de un tiempo determinado a un evento que ocurrirá. La experiencia de prepararnos para el paso de un evento atmosférico y catastrófico hizo que mi familia y yo estuviéramos en vela y así hemos estado por mucho tiempo luego de su paso. Aunque la ciencia nos permite estar informados con bastante exactitud del momento de su llegada y de cómo serán sus efectos provocó en mí un estado de vigilancia “angustiosa” pero vivir el proceso de preparación para la espera me llevó a sentirme esperanzada. Saber que nuestros familiares estaban pendientes a nosotros y también nuestra comunidad de hermanos de la parroquia y seglares me daba alivio, confianza y seguridad. Era como sentir a Dios cuidándonos y preparándonos para lo que se no había avisado.
Todavía estoy en vela, vigilante a los cambios en la vida cotidiana que trajo los efectos de este evento catastrófico a nuestras vidas. Desde aprender a utilizar una estufa de gas hasta estar pendiente a los eventos y situaciones de peligro que me encuentro en la carretera de camino a mi trabajo. Pero en esa vigilancia experimento una sensación de confianza y paz que anhelaba volver a sentir. La luz del amanecer, esa claridad que me hace sentir que Dios viene y llega en nuestra ayuda y nos acompaña. Esta luz me permite estar atenta a las necesidades simples y cotidianas de mis compañeros de camino; en mi hogar, parroquia, comunidad de seglares y en mi trabajo. “Velad” viene a animarme y a despertar en mí los sentimientos de solidaridad y amor para estar lista cuando llega la persona que necesita y me ayuda a darme cuenta de mis propias necesidades para con prontitud recurrir a nuestro Señor Jesús en la búsqueda de sus fuerzas y de su corazón bondadoso.
Rezo para que Dios me dé un corazón agradecido y disponible y de esta forma estar lista y atenta hacia las necesidades de mi familia, comunidad y país.


DESDE LO PEQUEÑO
(mujer, casada, trabaja como maestra, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Jesús en este primer domingo de Adviento nos deja un mensaje claro “Velad”, que, EL QUE VENDRÁ, no os encuentre dormidos… Al leer este texto la palabra velad resuena en mi como una musiquilla que no puedo dejar de repetir en mi interior y pienso… ¿si este mensaje en vez de a mi, a nosotros, a los adultos… se lo dijera Jesús a un grupo de niños y niñas…?¿Qué pasaría?¿Qué harían? ¿Dormirían o velarían?
Los niños tienen una gran capacidad para ver lo realmente importante y que los adultos vamos perdiendo con el tiempo. Cuando se le encomienda una tarea a un niño y este ve realmente su importancia, la hará pase lo que pase. Aunque tenga que vencer sus miedos, sus angustias, su timidez, su enfado, su sueño… Es tan importante la persona que se la encomienda que conseguirá hacer aquella misión que ve fundamental para ese momento. Y esto no lo digo por decir, porque queden palabras bonitas, sino porque en el día a día ellos me lo demuestran con hechos. Si un amigo , o su maestra le pide algo… ten seguro que si se le sabe explicar porque es importante, lo hará y además con actitud alegre.
Para nosotros “el mundo adulto” nos pueden parecer tonterías, pero ellos ven más allá de nuestros ojos inmersos en el que dirán, en convencionalismos sociales absurdos… Jesús se revela a los sencillos, y la infancia es una época sencilla pero de una gran capacidad humana que a veces hasta nos asusta o deja sin palabras.
Os invito a empezar este adviento mirando a nuestro alrededor con “ojos de niño” quizás así vivamos está época desde una manera mucho más auténtica y cercana al Evangelio de lo que la solemos mirar. Velemos y preparemos nuestro corazón con la alegría, sencillez y capacidad para amar que teníamos cuando éramos niños.

Página siguiente »