SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on julio 27th, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

 

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL TRABAJO

(matrimonio, ambos empleados de empresa; pertenecen a comunidad cristiana)

Decimos en la oración que Jesús nos enseña: «danos cada día nuestro pan». Así de simple, así de fácil, pero no es tan fácil hacer que Dios nos dé el pan cada día. Cuesta las mejores 8 horas de nuestro día, si no más, cuesta muchas preocupaciones que no se quedan en la oficina, cuesta muchas horas de estudio o trabajo pensando en el pan del futuro, cuesta broncas y malestares con los compañeros de trabajo, etc. Y es que no me da el pan Dios, no confío en que me lo dé él, trato de ganármelo yo. Confiaré en que Dios me da el pan cada día cuando vaya al trabajo, no porque sea una obligación que pesa, sino porque es una obligación que llevo con alegría; cuando comparta la vida con los que me rodean y no me encierre en mis obligaciones, cuando ayude en todo lo que pueda a los que me rodean en lugar de tratar de terminar primero lo mío, y todo tratando de cumplir con mis obligaciones lo mejor que sepa. Intentaré vivir esta experiencia de Dios en el trabajo, lo recordaré cada vez que rece el «Padre Nuestro». Damos las gracias a Dios por las vacaciones de este verano, ojalá sean fructíferas.

DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA

(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)

“No me molestes”. El otro día escuché una de esas estadísticas que decía que se producen un mayor número de rupturas matrimoniales en verano, la razón está en que durante todo el año la pareja está ocupada realizando cada uno sus tareas y al llegar el período de vacaciones, pasan más tiempo juntos y entonces, tienen que convivir más y eso, para dos personas que casi se ven sólo por las noches un rato, es devastador. Casi no se conocen, no saben de qué hablar, no tienen aficiones comunes. Lo mejor es que no llames a la puerta, como dice el evangelio: “No me molestes”, es la respuesta del otro. Nosotros estamos deseando que llegue Agosto, estamos deseando estos días en donde podamos estar juntos, las veinticuatro horas del día, necesitamos este tiempo relajados, sin las preocupaciones diarias de nuestra vida, sino tan sólo pendientes de las ocupaciones de nuestra familia. Tampoco olvidamos a nuestra familia más amplia: abuelos, hermanos, sobrinos. Ni mucho menos. Porque esa es otra, muchas parejas, muchos matrimonios, dan la espalda a los mayores, a los abuelos, porque no siguen nuestro ritmo, o porque no nos gusta sacrificar parte de nuestro tiempo para aquellas personas pesadas, aburridas, de otras generaciones, “pejigueras”. Sin embargo, tenemos claro, que nuestros mayores son fundamentales en nuestras vacaciones y ojalá todos nosotros sintiéramos lo mismo, estamos seguros que pasarían el verano, divirtiéndose mucho, relajados, encantados especialmente con los nietos. Porque lo cierto es que, por lo menos, nuestros padres, están disfrutando ahora, lo que antes no tuvieron oportunidad de hacerlo. No nos olvidemos nunca de ellos, por favor y preparémosle algunos días para complacerlos. No les cerremos la puerta y digamos que no nos molesten. Feliz verano para todos.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on julio 27th, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE LOS ABUELOS
(matrimonio, jubilados, siete nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)

San Lucas aprovecha este pasaje de la vida de Jesús para enseñarnos la necesidad de escuchar la palabra de Dios humildemente y con tranquilidad, “sentados a sus pies”. Las palabras de Jesús tienen doble sentido. “Sólo una cosa es necesaria”; indica en primer lugar que para agasajarlo no es necesario apresurarse tanto. Mas la frase cobra un nuevo sentido al ver el contraste entre los apuros de Marta y la tranquilidad de María. En medio de las actividades de la vida hay que saber “pararse” para escuchar e interpretar debidamente la palabra de Dios.
Señor, tenía razón Marta al quejarse de que su hermana María le dejaba todo el trabajo. Es muy humano, esto nos pasa a la mayoría de los abuelos de esta generación, que ayudamos con gusto a nuestros hijos a criar a sus hijos, pero a veces, muy cansados, nos quejamos. No obstante queda claro, por encima de la razón humana de Marta, que María ha escogido la mejor parte.
¡Que las ocupaciones y preocupaciones terrenas, no impidan a nuestros nietos fomentar la amistad contigo, escuchándote y hablándote en la oración! Danos, Señor, a nosotros la capacidad de saber inculcarles todo lo que para ellos te pedimos. Que los fallos de hayamos podido tener, por inexperiencia, en la educación de nuestros hijos, los tengamos presente para no repetirlos.
DESDE LA ECONOMÍA GLOBALIZADA
(hombre, casado, con dos hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

Jesús nos recuerda hoy que no podemos dejarnos arrastrar por los sucesos del mundo de tal forma, que no podamos dejarnos invadir por su Palabra de forma constante e intensa. Todo nuestro actuar, sino nace de la escucha activa de la palabra, nos hará caer en un activismo estéril. Por tanto hagamos que todos nuestros actos estén preñados por Él, pues así el empobrecido será el centro de toda economía verdaderamente humana.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on julio 14th, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

 

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL TRABAJO

(hombre, joven, trabaja, pertenece a grupo cristiano de jóvenes)

En mi trabajo, ¿Quién es mi prójimo? Es una pregunta interesante que nosotros mismos le hacemos a Jesús en el día de hoy, y que nos responde no solo con lo que buscamos, sino con la forma en que debemos amar a ese prójimo. Prójimo es todo el que me necesita, y en el trabajo, de estos hay muchos. Me hace reflexionar en como respondo ante la solicitud de un compañero para realizar una labor, ¿Lo hago de buena gana? ¿Le pongo todo mi empeño en hacerlo bien? ¿Lo hago a tiempo, sin hacer esperar al otro por mi pereza? Así en lo laboral, pero, ¿Y en lo personal? También en lo personal debo estar atento a las necesidades de mis compañeros. Puede que estén falta de algún consejo, de palabras de aliento o de ánimo, a veces con solo escuchar lo que tienen que decir les ayudamos a sentirse más tranquilos. Que el señor me ayude a no ser indiferente ante las necesidades de mis compañeros, y me ayude a actuar como prójimo de aquellos que me rodean y acompañan en el día a día.

DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA

(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)

Sé que parece obvio, sencillo y natural que, en un matrimonio, el primer prójimo sea el otro cónyuge. Para los esposos, es fácil ocuparse del otro, cuidarle, vendarle las heridas y gastar lo que sea necesario, dinero, tiempo, amor, generosidad, vida para atenderlo y ser misericordioso. Sin embargo, hay ocasiones en donde se torna más difícil y por ello también, más maravilloso hacer vida esta Palabra en el matrimonio. Es el caso de unos esposos que llevan muchos años casados, ella está gravemente enferma, una enfermedad que la deja sin razón, sin recuerdos, sin memoria, en donde no reconoce al que siempre ha sido el amor de su vida y sin embargo, él la cuida, la ama y la protege, a pesar de lo ingrato que es, como si fuera la primera vez que la vio, la primera vez que le prometió que la amaría en la salud y en la enfermedad, todos los días de su vida. Es una situación que nos alienta, que nos pone los pelos de punta y nos hace sentir que Dios es la unión indestructible que une a esos esposos. Sólo pido que en las circunstancias de nuestra vida, como matrimonio, si alguna vez, nos vemos malheridos, feos, cansados, llenos de las arrugas que dan los años y sus sinsabores, que cuando la vida nos muela a palos, no demos un rodeo, sino que actuemos de la misma manera que ahora lo hacemos, es decir, que sea obvio, sencillo y natural amarnos.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on julio 7th, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

 

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL TRABAJO

(hombre, joven, trabaja, pertenece a grupo cristiano de jóvenes)

Para mí, la relación entre el trabajo y el texto que se leyó tienen una relación mas que clara. El lugar al que me manda el señor todas las mañanas es al trabajo. Él me envía a trabajar aquí el reino de Dios, y anunciar a los compañeros que Dios está cerca. En mi experiencia, cuando se habla con amor, con sencillez, y con los pies sobre la tierra, las personas se ven abiertas a las palabras que tengo para decir. Invitar a congregarse en la iglesia y hablar de las actividades por venir, recordar les que Dios es bueno y que nos ama, son las cosas que siento que el señor pone en mi para que de al compañero. Y cuando aparece alguien que no cree, o que no está de acuerdo, sencillamente le explico mi punto de vista y respeto su opinión, con amor. Realmente no hay mayor felicidad que escuchar que un compañero y/o amigo vuelve a Dios por las inspiraciones de Dios a través de su instrumento. Pedir a Dios que siempre inspire en nosotros palabras y acciones que acerquen a los demás a Él.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on junio 30th, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE LA MATERNIDAD
(mujer, casada, 4 hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)

 

Después del «subidón» recibido estas últimas semanas para reparar fuerzas con el envío de su Espíritu y su alimento Eucarístico, y a pesar de que el inicio del verano nos puede llevar a pensar que es momento de desconectar y descansar, el Evangelio de este domingo me «resitua».
Me habla de ir a Jerusalén, es decir, a cumplir mi misión como madre y no abandonar todas esas responsabilidades que tengo para con mis hijos. Me habla también de abandonar mis malos modos y fuegos del cielo que a veces salen en la corrección y educación que realizo a mis hijos. Y me habla también de que me deje de excusas y de tanto déjame primero que…  para centrarme en lo importante, en estar más atenta y disponible para ellos, en seguir transmitiéndoles la fe con obras y no tanto de palabra.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on junio 23rd, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE LA MATERNIDAD
(mujer, casada, 4 hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)

 
Cuántas veces en nuestra vida rutinaria de familia numerosa se presentan situaciones en las que sólo confiando en nuestras propias fuerzas y/o posibilidades vemos imposible la resolución de un problema y de imprevistos que alteran nuestra ya apretada planificación horaria o nuestra maltrecha y ajustada economía…Y mi primera reacción, casi autómata es agobiarme, dar vueltas a la cabeza, tratar de solucionarlo todo por mi misma…
Y se me olvida entregarte eso Señor sabiendo que me dices «Dadles vosotros de comer», vamos que lo pelee lo que quiera que sea y no me deje abandonar en el desaliento y el no hacer nada que es lo peor… sino que confíe y que crea que eres capaz de transformar exponencialmente lo que puedo hacer y que también tienes el poder de inspirarme el camino a seguir. Si de verdad tuviese fe, ¡qué paz y tranquilidad vendría a mi vida! Y no que una y otra vez vuelvo a creer en mis propias fuerzas…¡Qué paciencia Señor para conmigo!
Esta celebración del día de hoy que se visibiliza con una potente imagen a través de las procesiones y el poder de tu Palabra nos ayuden en nuestro camino hacia Ti y también a ser instrumentos «milagrosos» para los que nos rodean de tu Gracia.



DESDE LA ENFERMEDAD

(matrimonio, 50 años casados, él enfermo, ella le cuida, pertenecen a comunidad parroquial)  
En este día tan grande y solemne para toda la Iglesia, quiero hacer una oración en la que resume todo lo que significa el Sacramento de la Eucaristía en mi vida.
“Gracias Jesús por quedarte con nosotros, por no ser indiferente a nuestras vidas y colmarnos con tu gracias. Quiero llevarte como el mejor tesoro del mundo y compartir mi pan con los hermanos más desfavorecidos como Tú hiciste y sigues haciendo todos los días, los que nos acercamos a comulgar y recibimos tu Cuerpo y Sangre. Sabemos y te agradecemos que te quedaras con nosotros. Gracias Señor”.


DESDE LA NOVEDAD EL TRABAJO

(hombre, joven, trabaja, pertenece a grupo cristiano de jóvenes)  
Como joven que inicia una vida laboral y va construyendo los cimientos para el futuro de su vida puede llegar a ser difícil hablar de Dios en el trabajo, más aun, en un mundo que esta cada vez más cerrado a su palabra. Pero Dios mismo da la fuerza y la valentía para hablar de Él con ejemplo y palabra, siempre y cuando sea prudente, sin que entorpezca las labores del día a día. Llevar una palabra de aliento, algo corto y sencillo que les recuerde que Dios los ama y está ahí para ellos siempre, puede ser esa luz que hace falta en la vida de quienes nos rodean.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on junio 16th, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin


¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE LA MATERNIDAD
(mujer, casada, 4 hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)
 
Desde que nacen nuestros hijos ponemos todo nuestro ser a su servicio tratando de que no les falte nada y que sean felices.
Durante años vamos indicándoles toda clase de claves, normas, instrucciones, advertencias…pero siempre nos quedan muchas cosas en el tintero.
El Evangelio de hoy, además de presentarme ese misterio tan difícil de comprender como es la Trinidad, me ha sonado a despedida, a testamento. Y, poniéndome en ese contexto y revisando mis actuaciones para con mis hijos en estos años, reflexiono y examino la huella que les he dejado en todo lo que he tratado de transmitirles.
Y ¿sabéis? Me falta decirles mucho más cuanto los quiero y cuan importante es el Amor en sus vidas… Ahora que filtrean con la recién estrenada libertad, en la que la práctica religiosa la ven como algo pesado y sin mucho sentido, trato de darles testimonio aunque ahora siento que no es el momento propicio para que mis palabras calen, pero, ¡aún quedan muchas cosas que decirles!
Sólo el Espíritu de la verdad nos guiará hasta la verdad plena, a nosotros y a ellos para poder realizar en nuestras vidas Su Voluntad. Que así sea, Señor.
.

DESDE LA ENFERMEDAD

(matrimonio, 50 años casados, él enfermo, ella le cuida, pertenecen a comunidad parroquial)  

Hoy me atrevo desde mi experiencia de Fe a hablar de algo tan maravilloso como es el Misterio de la Santísima Trinidad, como nos decía el catecismo: 3 personas distintas y un solo Dios verdadero.
Difícil de entender pero…¡cuanta grandeza encierra este bendito “Misterio”!.
Según mis necesidades, tengo al Padre. El que me acoge, perdona y ama sin límites. Al Hijo, como ese hermano que necesito para contarle mis cosas, las que no entiendo y que siempre de forma cercana se me hace presente a través de su Palabra, haciéndome ver la realidad de otra forma distinta.
Al Espíritu Santo pidiéndole todos los días esa fuerza que necesito en los momentos en que no veo salida a nada, pero por cualquier motivo , persona o hecho, me hace ver que no me deja, y eso me tranquiliza.
Como veis, la Santísima Trinidad, es  la generosidad de Dios que pone a mi disposición toda la ayuda que necesito en el momento más oportuno. Por eso, gracias Señor.


SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on junio 9th, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE LA MATERNIDAD
(mujer, casada, 4 hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)

Aguardo con mucha esperanza este día de Pentecostés. ¡Claro que los dones del Espíritu los recibimos (o no) cada día!, pero esta celebración nos hace tomar conciencia especial de este gran regalo y, por eso, espero y anhelo una lluvia torrencial de ellos que me renueven y me fortalezcan en aquello que como madre deseo transmitir a mis hijos.
Este año precisamente coincide este día con el 17 cumpleaños de mi tercera hija, que está en plena adolescencia y con esos comportamientos que te quitan la paz. Hoy te pido Señor especialmente por ella…
¡Qué serenidad me da saber que exhalas tu Espíritu y vienes a rescatarnos de todo aquello que nos impide estar en tu Voluntad! En esta ocasión Señor, regalanos especialmente una medida de esa del tipo rebosada y remecida de tus dones de Consejo y Fortaleza tan necesarios para iluminar nuestra propia vida y la de nuestros hijos. Consejo para que la inspiración divina nos ayude a guiar sus conductas, comportamientos y las decisiones en los problemas e imprevistos que se les van presentando; Fortaleza para hacerlos valientes en cómo vivir cada día, con energía y con confianza en vencer las dificultades y en reconocerte caminando a nuestro lado.
Por último, una ración de Sabiduría para reconocer que Señor tú tienes tus propios planes sobre ellos y no siempre van a coincidir con los nuestros.


DESDE LA ENFERMEDAD

(matrimonio, 50 años casados, él enfermo, ella le cuida, pertenecen a comunidad parroquial)  
Hoy quiero daros mi testimonio sobre el Espíritu Santo, el tercero de la Santísima Trinidad que nunca supe donde encajarlo, porque mi fe, mi fuerza, mi alegría… se centraba en la figura de Jesús de Nazaret.
La persona que me hizo descubrir la importancia del Espíritu Santo, fue el Papa Francisco, cuando lo nombraron sucesor de Pedro, en un período complicado de la Iglesia con la dimisión del Papa Benedicto XVI, saliendo así la persona menos esperada, y pidiendo desde su primera aparición en el balcón, el gesto de pedir al mundo con la humildad que le caracteriza, que rezaran por él. Es ahí, donde veo la presencia del Espíritu Santo, mandando a un Pastor que hace de los gestos, una persona cercana (como lo era Jesús) tanto para creyentes o no.
Desde ese momento, es cuando yo descubro como el Espíritu Santo ha iluminado y sigue iluminando momentos y personas.

Feliz Domingo.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on junio 2nd, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA ENFERMEDAD

(matrimonio, 50 años casados, él enfermo, ella le cuida, pertenecen a comunidad parroquial)  
Leyendo el Evangelio, me ha venido a la cabeza, la meditación de “Mi Cristo Roto”, una meditación preciosa que aconsejo busquéis en youtube y la oigáis tranquilamente. Desde este pequeño paréntesis, comienzo hoy mi reflexión. La muerte y Resurrección la tenemos muy presente en nuestro día, la oscuridad y la luz, de ahí el recuerdo a este audio, donde tenemos demasiados “Cristos rotos” no sólo en imágenes, también en los hermanos más cercanos, en aquellos que nos necesitan, donde tenemos que ser testigos y apoyo para ellos mediante la fuerza que se nos envía, ayudando a que sientan la alegría de Cristo resucitado.
Algo que tengo claro y que puede perecer “cursi” o una frase hecha: “No soy yo la que vive, es Cristo quien vive en mi”. Esa fuerza que muchas veces hasta yo me extraño, me viene de Él. Así que, a seguir luchando.
Feliz Domingo.
DESDE EL TRABAJO
(hombre, casado, dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)

Somos testigos. Alegres contamos por los pueblos aquello que hemos visto.
Pero por la reacción del oyente de hoy, lo que hemos visto no debe ser algo significativo. Lo que contamos no sale en las noticias, ni se hace el silencio cada vez que hablamos. Normalmente es motivo de mofa, escarnio, y en los mejores ambientes, condescendencia. Hablamos de algo que sólo parece interesar a los que lo han visto. Al resto no les despierta gran interés.
¿Seguro que estamos siendo testigos de lo mismo que los primeros cristianos? Ponte a hablar de un muerto que resucita a los tres días en el desayuno del trabajo. De lo que te ha dicho el Espíritu. Que Cristo va a venir, y que lo mejor que podrían hacer es dejarse de padel, de fiestas, de hipotecas, y convertir su corazón. Que sus pecados (PE-CA-DOS, vaya palabra para una conversación) son perdonables. Imagina cuán extraña sería una conversación así y el rechazo que provocaría en nuestros oyentes.
El caso es que si no se habla de esto… ¿Cuál es nuestro testimonio?¿de qué les estamos hablando?¿les estamos hablando?. En serio ¿De qué somos testigos?
Independientemente de las dificultades de adaptación del mensaje, es lógico pensar que si ceñimos nuestro testimonio explícito (con palabras o gestos) a las reuniones con aquellos que ya creen, difícilmente estamos predicando a los pueblos.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on mayo 26th, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE EL TRABAJO
(hombre, casado, dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)

La vida laboral no es precisamente un remanso de paz. Pese a la cantidad de tiempo que le dedicamos en nuestra vida, es complicado siquiera hacer algún amigo entre los compaleros. Las dinámicas competitivas, y a veces las reglas inhumanas persiguiendo el máximo beneficio impiden una paz serena.
Todo este texto es el intento de dar ánimos de Jesús. Es el discurso de un capitán antes de la batalla. Nos avisa de la soledad, porque no todo el mundo le amará, del Espíritu que vendrá en nuestra ayuda (con lo que nos avisa que necesitaremos ayuda), la peculiaridad de su paz, diferente a la que busca el resto, y ánimos para no acobardarnos cuando no le veamos a nuestro lado.
Y es posible que en el fragor de la batalla perdamos la moral. El enemigo es duro y sus ejércitos en este mundo poderosos. Pero no hay que olvidar que es una batalla que ya está ganada. Ya se encargó Jesús de ganarla. Sólo hay que abandonarse a las órdenes del Espíritu para salir de esta batalla con vida. Y una vida con mayúsculas.
Página siguiente »