SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on enero 15th, 2022 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL CONTINENTE DIGITAL

(hombre, casado, 3 hijas, pertenece a comunidad y movimiento seglar)

El domingo pasado fue mi cumpleaños. Tengo la suerte de tener amigos en muchos países del mundo, así que recibí felicitaciones, buenos deseos y bendiciones de muchas procedencias, tanto por Facebook como por Instagram y WhatsApp. Algunas fueron simplemente aceptar una sugerencia de felicitación de la red, otras eran cariñosos mensajes personalizados. Esa noche me llevó un buen rato dar las gracias a cada uno.

Esto de las redes sociales te permite estar en contacto con familiares y amigos, mantener los lazos en la distancia, compartir la vida, aunque sea de manera virtual. Pero tiene el riesgo de la superficialidad. 

El evangelio habla del acontecimiento social más festivo que existe en cualquier cultura: una boda. Todo es alegría. Bueno, casi todo. Algo inesperado puede convertir la fiesta en una humillación. María sabe mirar más allá de lo superficial, tiene el oído fino, se percata del problema y se implica. No tiene medios, pero sabe quién los tiene…

En las redes puede pasar algo parecido. Debajo de la apariencia puede haber alguien con problemas. Si estoy atento y tengo suficiente sensibilidad, puedo detectar, debajo de la fiesta, alguna sombra, alguna necesidad inadvertida, algún sufrimiento callado.

La actitud de María me llama a estar atento y, sobre todo, a implicarme. Un mensaje personal, una videollamada. Y las palabras mágicas: ¿Cómo estás? ¿Cómo te sientes? ¿Qué necesitas? Muchas veces, no tendremos la solución, pero el simple hecho de sentir que alguien está pendiente, que se preocupa de verdad, que te acompaña, es una buena medicina. Es el milagro del encuentro.

DESDE LA VIDA COTIDIANA

(matrimonio, seis hijos y siete nietos, él es monitor de Asamblea Paroquial)

Tras la contestación un tanto airada de Jesús hacia su madre, «mujer, déjame, todavía no ha llegado mi hora», hay un gran acto de confianza y fe en su hijo y también mucha humildad por su parte. A mí me pasa muy a menudo esta situación incómoda de contestaciones airadas por parte de mis hijos (son todos adultos) y me siento muy dolida pues voy con buena fe.

Aunque aún no había empezado a mostrar sus signos, ella le creyó capaz de hacer algo para ayudar a aquella gente en apuros.

No es normal en la vida cotidiana que una madre confíe de esa manera en un hijo, cuando todavía no ha dado señales de ser una eminencia.

Yo siempre he visto este milagro como algo innecesario, no lo he entendido como un bien imprescindible (el vino), pero Jesús quería mostrar (ayudado por la petición de su madre) el poder compartir con tantos amigos la alegría en un día especial.

Así, tras pensar en mi vida con los que me rodean, muchas veces intento hacer el milagro de convertir la tristeza en alegría para compartirla con los demás.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on enero 9th, 2022 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL SÍNODO 2021-2023 “Por una Iglesia sinodal”

(hombre, casada, 3 hijas, pertenece a comunidad y movimiento seglar)

En las propuestas para el diálogo y reflexión para los grupos sinodales, hay dos temas que tienen mucho que ver con el evangelio de hoy:

Autoridad y participación. Juan habla. Lo hace con autoridad (“el pueblo estaba a la expectativa”). La cuestión de la autoridad, que la da el Espíritu y no las normas, ha de ser revisada y renovada leyendo el signo de los tiempos. De nada sirve la queja estéril. Si no te gusta como se ejerce la autoridad en la iglesia deja de quejarte y participa. Pero cuando participes, es esencial que lo hagas con el estilo que se propone en el siguiente punto.

Tomar la palabra. Juan toma la palabra con la fuerza que da la libertad de los hijos de Dios. En el Sínodo se nos invita a tomar la palabra “con valentía y parresia, es decir integrando libertad, verdad y caridad.” Me parecen enormemente acertados esos tres acentos: libertad, verdad, caridad. Ten en cuenta esto cuando participes en los grupos. Porque estás participando, ¿verdad? ¿No? ¿A qué esperas?

DESDE LA FAMILIA “En el año Familia Amoris Laetitia”

(matrimonio, cuatro hijos, pertenecen a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Nosotros al recibir el sacramento del matrimonio comenzamos nuestra pequeña iglesia doméstica. Dirigidos por el Espíritu Santo criamos a nuestros hijos e hijas y confiados, también les  llevamos a bautizar para que reciban el mismo «don» que nosotros recibimos. El mismo Espíritu que recibió Jesús, que recibieron los apóstoles, que recibió el Padre Claret, lo recibimos nosotros y nuestras familias y es el que nos impulsa a testimoniarlo en tiempos del relativismo y de tantas otras creencias ajenas a nuestra fe.

Es la fuerza del Espíritu la que nos mantiene juntos en familia con todos nuestros defectos y nuestras virtudes, aunque estemos separados físicamente y aunque a veces estemos distraídos con tantas cosas que tenemos que hacer en el trabajo, la casa, la escuela, universidad, etc. Tengo pues que mantenerme en la escucha para saber cómo debo utilizar mis dones para el mejor porvenir de  mi familia, de mi comunidad y de mi Iglesia.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on enero 2nd, 2022 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL SÍNODO 2021-2023 “Por una Iglesia sinodal”

(hombre, casada, 3 hijas, pertenece a comunidad y movimiento seglar)

La semana pasada hablábamos de dos de los 10 temas que se proponen para trabajar el cuestionario los grupos sinodales: los compañeros de viaje y la escucha.

La historia de la búsqueda del rey-pastor niño por parte Herodes y los magos, me sugiere detenerme en otros núcleos temáticos que también se proponen para este camino sinodal:

El diálogo en la Iglesia y en la sociedad: camino de perseverancia, que incluye también silencios y sufrimientos, pero que es capaz de recoger la experiencia de las personas y de los pueblos.

Como hicieron los magos extranjeros, que perseveraron juntos en la búsqueda. A pesar de las enormes dificultades, entablaron diálogo con personas de otras culturas, de otras formas de pensar.

Discernir y decidir: En un estilo sinodal, las decisiones se toman por discernimiento, sobre la base de un consenso que surge de la obediencia común al Espíritu.

Aquellos magos escucharon a todos, dialogaron  con todos. Y con su actitud, libre de prejuicios y dócil al Espíritu, fueron capaces de identificar el camino de vida soñado por Dios.

DESDE LA FAMILIA “En el año Familia Amoris Laetitia”

(matrimonio, cuatro hijos, pertenecen a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Este evangelio nos indica que a pesar del origen humilde de Jesús, llegan de todas partes del Orbe a adorarle.

En nuestros tiempos nos sucede igual. Llegamos con nuestras familias a nuestra comunidad parroquial para también adorarle. Pero que alegría al ver que no somos los únicos ni los primeros y tampoco somos exclusivos.

Llegan de todos los entornos de la sociedad y compartimos como hermanos que somos y le obsequiamos al Niño lo que podemos. Esto ocurre simultáneamente en todos los rincones de la Tierra a donde ha llegado el evangelio y nuestros hijos aprenden de nosotros a compartir con el prójimo y sin prejuicios. En un mundo en donde está de moda la cultura del descarte(«cancel culture») es Jesús con su Epifanía quien nos acerca a todos por igual.

Así mismo en nuestras familias olvidamos las diferencias y nos reunimos con nuevas esperanzas e ilusiones para este  nuevo año(ciclo litúrgico) que comienza.

Nota cultural: En Puerto Rico se continúa con la tradición de recoger pasto para los camellos el 5 de enero y dejarlo al lado de la cama esperando los regalos que nos traen el 6 de enero los «Reyes Magos»  los cuales llamamos Melchor, Gaspar y Baltasar. Los personificamos en la misa que se dedica a los niños de la catequesis el día 6 de enero.

¡Felicidades!

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on diciembre 26th, 2021 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL SÍNODO 2021-2023 “Por una Iglesia sinodal”

(hombre, casada, trabaja, 3 hijas, pertenece a comunidad y movimiento seglar)

Estamos ya en el corazón de la Navidad. En esta fase diocesana del Sínodo se nos propone (no se impone) un cuestionario para el diálogo en grupo, dividido en 10 bloques. Veamos los dos primeros:

1.Compañeros de viaje. Es fácil hacer el viaje (grupos sinodales) con alguien que piensa como tú, siente como tú, no da la lata ni trabajo… No fue el caso de María y José. Bien que dio la lata el niño por el camino… En este camino sinodal, quizás haya que salir «afuera» e invitar a otros, aventurarse a que el camino no sea tan confortable, que alguien “dé la lata”.

2.Escuchar. Y ahora viene lo complicado. Preparar las «potencias del alma» -memoria, entendimiento, voluntad- para  escuchar… de verdad. Abierto a ser transformado, interpelado, iluminado. Tal como María escuchó las palabras de su hijo.

DESDE LA FAMILIA “En el año Familia Amoris Laetitia”

(matrimonio, él trabaja, cuatro hijos, pertenecen a comunidad cristiana y movimiento seglar)

¡Que actualizado está este evangelio a nuestros tiempos modernos!

En una época donde nuestros hijos se encuentran «perdidos» en el computador, el móvil, las redes sociales, el televisor, quizás forjando su futuro para un mejor porvenir, es un bálsamo de alegría el poder compartir en familia durante la  época de Navidad.

Me puedo imaginar la angustia de  José y María buscando al niño.

Tan desesperante el no saber dónde y cómo está nuestro hijo o nuestra hija. Perder horas de sueño esperando que lleguen a casa de actividades nocturnas(cuando son jóvenes) o procurando calmarles la fiebre cuando están enfermos(cuando son menores) o acompañándoles cuando se encuentran hospitalizado(a)s. Esas horas de incertidumbre se nos hacen interminables y hasta parecen una «eternidad». Pero que alivio y que gran alegría cuando les vemos llegar a casa o recuperarse de  una enfermedad o superar un obstáculo en la vida que les mantenía alejados de nosotros. Es en ese momento cuando los abrazamos con ternura  y solo nos basta con estar todos juntos en nuestra propia «Sagrada Familia».

Se nos olvida el mal rato que pasamos y aunque las explicaciones que nos den no las entendamos, las conservamos en nuestro corazón como hizo María y nos conformamos con verles crecer y madurar.

Sabemos que aunque están bajo nuestra autoridad, son del Padre y  a El se los encomendamos.

Pido al Señor que mi familia se parezca cada día más a la Sagrada Familia de Nazaret.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on diciembre 18th, 2021 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL SÍNODO 2021-2023 “Por una Iglesia sinodal”

(hombre, casada, trabaja, 3 hijas, pertenece a comunidad y movimiento seglar)

La tercera clave para asumir el Sínodo, según Francisco, es MISIÓN (del latín missio, envío). No hay envío efectivo sin movimiento. ¿El riesgo? El inmovilismo, claro. Hay que levantarse de la poltrona del siempre se hizo así, (ahora se suele decir salir de la zona de confort) y echar a andar. Acercarse al que casi siempre tuvo las puertas cerradas (o casi) en la Iglesia, e invitarlo a caminar juntos. Puede que sea molesto e incómodo, que nos duela el cuerpo por ejercitar los músculos algo atrofiados de la compasión, la cercanía y la ternura. Hay que complicarse la vida, sí. Así es el sínodo, de eso va caminar juntos. Es el estilo de Dios.

Urge caminar juntos al estilo de Dios. Y hay que ir de prisa, como María. Hacia el Padre, acompañados con el Hijo, empujados por el Espíritu.

Así es el camino trinitario del Sínodo. Así es el camino hacia la Navidad. Desde, en y hacia Dios-con-nosotros.

DESDE LA FAMILIA “En el año Familia Amoris Laetitia”

(matrimonio, él trabaja, cuatro hijos, pertenecen a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Con cada embarazo sentimos una alegría tan inmensa que contagiamos a toda la familia y todas nuestras amistades. María fue a compartir esa felicidad con Isabel y esta la recibió con humildad. ¿Quién soy yo…..?

Luego exclama una alabanza que se repite todos los días al rezar el rosario .

Esa es la alegría que sentimos cuando nuestros hijos e hijas nos acompañan a misa los domingos o cuando compartimos en familia aunque sea un evento sencillo. Damos gracias a Dios por regalarnos a su hijo y verlo reflejado en los nuestros a la vez que nos preguntamos, ¿Quién soy yo para que me venga a visitar mi Señor?

Sabiéndonos indignos, nos sentimos bendecidos por El Señor, exultamos sus alabanzas y humildemente nos preparamos para su venida proponiéndonos mantenerle presente en nuestro corazón durante todo el año. Así seremos ejemplo para ello(a)s y para futuras generaciones.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on diciembre 12th, 2021 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL SÍNODO 2021-2023 “Por una Iglesia sinodal”

(hombre, casada, trabaja, 3 hijas, pertenece a comunidad y movimiento seglar)

¿Entonces, qué debemos hacer? – le preguntan a Juan.

En clave sinodal, la respuesta la da Francisco con el segundo pilar de este camino eclesial  propuesto: PARTICIPACIÓN. Participa y esfuérzate para que todos participen.  Parafraseando a Juan, si tienes voz en la iglesia, compártela con el que no tiene. Mézclate, implícate, mójate, párate. Habla menos y escucha más. Escucha de verdad. Escucha y conmuévete.

Aquí el riesgo que apunta el papa es el del intelectualismo, la abstracción. Esto del Sínodo no es un simulacro, es real. No consiste en elaborar argumentos.  Es la oportunidad, también para ti, de ser la Iglesia de la escucha.

DESDE LA FAMILIA “En el año Familia Amoris Laetitia”

(matrimonio, él trabaja, cuatro hijos, pertenecen a comunidad cristiana y movimiento seglar)

La alegría de la Navidad consiste en que es Dios el que se entrega a su pueblo y se manifiesta en Jesús .Es por eso que nosotros como padres nos esforzamos tanto por entregarnos a nuestros hijos. Nos alegramos más al verles felices a ellos. También nos alegramos cuando podemos compartir lo que tenemos con nuestra familia, hermanos de comunidad y hasta con desconocidos que están pasando por una situación de necesidad inmediata. Ese don de «regalarnos» proviene del Espíritu Santo.

Espero ser ese ejemplo de Navidad en este domingo de la alegría y el resto del año para que mis hijo(a)s tengan un punto de referencia que les acerque al Señor que pronto llegará.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on diciembre 5th, 2021 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL SÍNODO 2021-2023 “Por una Iglesia sinodal”

(hombre, casada, trabaja, 3 hijas, pertenece a comunidad y movimiento seglar)

Preparamos el camino para alguien que viene. En realidad, somos el camino (en griego, οδός, odós), que es como se referían a sí mismos los primeros cristianos.

Francisco habla de tres pilares del Sínodo (σύνοδος, syn-odós, camino juntos). El primero es la COMUNIÓN. En un buen camino todos los elementos del firme han de estar bien ligados. Hemos de convencernos de que nos pertenecemos unos a otros, nos com-padecemos,  con-graciamos, con-movemos, com-partimos.

El papa habla también de tres riesgos. El primero es el elitismo. Poner todo el interés en que el cuestionario quede perfecto, brillante, dejando atrás aportaciones modestas o molestas. Si el camino no amalgama bien todos los elementos, si nos esforzamos por distinguirnos de otros «inferiores», si hay división, si no hay verdadero dia-logo, corremos el riesgo de que, a las primeras lluvias, el camino para el Señor se convierta en un pedregal intransitable.

DESDE LA FAMILIA “En el año Familia Amoris Laetitia”

(matrimonio, él trabaja, cuatro hijos, pertenecen a comunidad cristiana y movimiento seglar)

En nuestros hogares para esta época, decoramos nuestras casas, pintamos, ponemos un arbolito, planificamos la cena de Nochebuena y visitamos familiares. También participamos  de las misas de adviento, de las de aguinaldo o mañanitas y demás actividades de nuestra comunidad parroquial. Todo esto para prepararnos a recibir al que viene, a nuestro Salvador.

Pero no se nos puede olvidar una clave muy importante que Lucas nos da para alcanzar esa salvación que tanto anhelamos: el perdón. Y es que,  perdonar es una de las más grandes pruebas de amor, y sentirse perdonado es sentirse plenamente amado. Es reconocer que somos imperfectos y aún así, dignos de amar. Aprovechemos el acto penitencial que nos ofrecen nuestros sacerdotes para reconciliarnos con Jesús. Vayamos en familia para que realmente nos preparemos para la Navidad que se acerca.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on noviembre 28th, 2021 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL SÍNODO 2021-2023 “Por una Iglesia sinodal”

(hombre, casada, trabaja, 3 hijas, pertenece a comunidad y movimiento seglar)

Si tenemos la costumbre de escuchar la radio o ver la tele mientras desayunamos nos topamos cada día con situaciones de angustia, perplejidad, desfallecimiento, miedo, ansiedad como las que describe el evangelio de Lucas. Quizás nuestro corazón esté ya tan embotado que apenas sienta ese dolor como propio. O quizás no. Es posible que aún estemos despiertos a la realidad y que nos siga interpelando el sufrimiento ajeno. El que vemos en la tele, en el trabajo, en la calle, en nuestra propia familia…  Puede abrumarnos entonces la sensación de desbordamiento. ¿Qué puedo hacer yo ante tanta calamidad? ¿Se puede recuperar la esperanza? ¿Es posible en este tiempo creer todavía que algo o alguien puede liberarnos de tanta oscuridad?

Nosotros decimos que creemos que esa persona que viene es Jesús. Pero, ¿por qué no somos capaces de transmitir la maravilla de la Buena Noticia? ¿por qué después de tanto tiempo el Reino no acaba de venir?

La clave nos la confía el propio Jesús: “QUE TODOS SEAN UNO”,  le pide al Padre, para que el mundo crea. La Unidad es la llave. Unidad dinámica, en movimiento. Y he aquí que viene Francisco, el papa, a recordarnos a todo el Pueblo de Dios que no hacemos NADA si el camino no lo hacemos JUNTOS. Y monta el Sínodo del Sínodo. A ver si así nos enteramos TODOS, curas y monjas, obispos y laicos.

No más ni menos eso es este Sínodo. Una OPORTUNIDAD. Un ADVIENTO muy especial.

¿Ya te llegó la noticia del Sínodo pero no crees que vaya en serio? Este es tu sitio, PARTICIPA.

¿Es la primera noticia que tienes del Sínodo? Este es tu sitio, PARTICIPA.

DESDE LA FAMILIA “En el año Familia Amoris Laetitia”

(matrimonio, él trabaja, cuatro hijos, pertenecen a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Lucas nos habla de angustia, de dolor, de muerte, del fin de la humanidad, de la Venida del Hijo del Hombre. Esto parece ser la orden del día. Nuestros hijos escuchan hablar de todas estas cosas todos los días en las redes sociales. Qué difícil es no darle paso a la impotencia!

Por eso, el Papa Francisco estableció el año de la familia para ayudar a fortalecer la fe y vivir la alegría de Dios. En nuestro caso, hemos tenido que aprender a aprovechar los momentos en que estamos juntos para inculcar estos valores desde los momentos más breves en la mañana, camino al Colegio cuando elevamos una pequeña oración, o cuando vamos todos juntos a Misa. También cuando los apoyamos en todas sus actividades deportivas, escolares, sociales. Y como nos dice Lucas: estén “despiertos», oren y pidan fuerzas para mantenernos en pie delante de Él.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on noviembre 21st, 2021 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA ACCIÓN MISIONERA (En el octubre Misionero)

(mujer, casada, trabaja, 2 hijas, responsable de ONG-D, pertenece a comunidad y movimiento seglar)

Acaba el ciclo litúrgico y como cada año celebramos una gran verdad de fe: ¡Cristo Rey! Jesús como Señor y Rey de mi vida. Soy consciente de que muchas veces en mi día a día le quito este título, poniendo otras cosas en el centro; pero esta fiesta me recuerda que, por el don de la Fe que se me ha regalado, Jesús es mi Rey. Además, se nos regala la oportunidad del Adviento; un tiempo para reconducir todo, para comenzar de nuevo y preparar el Camino.

Este texto también me invita a orar sobre algunas cuestiones de mi identidad: ¿quién soy yo? ¿para qué he nacido y venido al mundo?

Me encantaría decir que para AMAR Y SERVIR, para ser MISIONERA en medio del mundo… para ser FELIZ y transmitir la Alegría del Evangelio. Y realmente creo que esa es mi vocación; y que, sobre ella, debe tratar mi oración y discernimiento de forma constante, para ser cada vez más parecida a lo que Dios quiere de mi.

Jesús, Señor, Rey, ayúdame a cumplir con la Misión que tú mismo me encomiendas.

DESDE LA FAMILIA “En el año Familia Amoris Laetitia”

(mujer, casada, cuatro hijos, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Jesús es rey. Y reina. Pero ¿qué hace un rey? Un buen rey cuida de sus súbditos (Su Providencia nos provee), dirige sus tierras para que den buena cosecha (nosotros somos su tierra, nos ha sembrado sus dones y debemos dar fruto), se preocupa de que tengan salud y educación (nos cuida y nos forma, no solo a través de terceros sino personalmente, mediante la oración y los sacramentos). Evita la guerra para que  haya paz y bonanza económica (una paz que no es de este mundo, es una gracia,  evita que el odio anide en nuestra alma y nos protege con Su Providencia). Imparte justicia para proteger a su pueblo (lo ha demostrado a lo largo de la historia en múltiples ocasiones pero además, están el juicio personal y el universal ).Y por encima de todo, un buen rey ama a su pueblo.

Cristo es rey para reinar, aunque  no en este mundo. Pero nos prepara para llevarnos a Su Reino. Para ello nos muestra el camino, que no es otro que Él mismo: Camino, Verdad y Vida. Nos da testimonio de la Verdad para guiarnos y que no nos perdamos, pero para escuchar Su Voz que nos guía, tenemos que ser fieles a la Verdad, recogida en Su Palabra.  Permanezcamos en vida orante para escuchar Su Voz. «Mis ovejas conocen mi voz» (Jn 10).

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on noviembre 14th, 2021 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA ACCIÓN MISIONERA (En el octubre Misionero)

(mujer, casada, trabaja, 2 hijas, responsable de ONG-D, pertenece a comunidad y movimiento seglar)

Este tipo de pasajes del Evangelio, muchas veces se me hacen lejanos y ajenos. Pensar en lo que esta por venir, en una futuro «apocalíptico», en la venida final de Cristo… son temas que si bien para muchos pueden ser pilares de su fe, reconozco que a mí se me quedan grandes. Cuando esto ocurre hay dos opciones: creer en la tentación de decir «esto no me dice nada» o ahondar un poco más y orar sobre qué me quiere decir hoy Jesús con esta Palabra. Y optando por esta segunda opción, me resuenan dos mensajes.

El primero de ellos es el encuentro con Dios, después de momentos de angustia y tinieblas. Creo que todos en nuestra experiencia de fe hemos experimentado esa salvación y resurrección y que, desde ese convencimiento de que Dios nos salva y de que de la Cruz hace surgir la Vida; podemos evangelizar a nuestros hermanos y transmitirles un mensaje de Esperanza.

El segundo mensaje lo tomo como un mandato. Jesús nos anuncia que, aunque ya no esté entre nosotros, sus «palabras no pasarán»; y eso me invita a seguir siendo misionera y llevar la Buena Nueva a otros. Además, también nos adelanta el Adviento, un tiempo de especial preparación y oración para su llegada: «Preparemos el camino al Señor».

DESDE LA FAMILIA “En el año Familia Amoris Laetitia”

(mujer, casada, cuatro hijos, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Jesús nos habla aquí de Su Parusía y nos exhorta a interpretar los signos de los tiempos, estamos llamados a interpretar los signos de los tiempos. El Señor nos quiere despiertos, no dormidos. Nos quiere alertas, no confiados en el mundo. Nuestra confianza sólo puesta en Él. Porque tenemos la esperanza de que tras la gran tribulación y los días de oscuridad, Su venida está cerca y la recompensa es grande para nosotros: queremos estar entre  Sus elegidos. No sabemos el día ni la hora pero tenemos que estar preparados y despiertos, orantes y vigilantes, apoyados en Su Palabra, que no pasará.

En la parábola de la higuera, que representa al pueblo judío, se trasluce el transcurrir de estos tiempos. Aunque, como en otras ocasiones, Jesús, nos lo deja velado. Hay muchas cosas que nos cuesta entender, pero si iluminamos con la luz de la Verdad, revelada en Su Palabra, la oscuridad de los acontecimientos, conseguiremos ver y seguir el camino que nos lleva a la salvación eterna. Siempre de la mano de nuestra queridísima Madre María, nuestra guía, que lo guardaba todo en su corazón.

Página siguiente »