SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on Junio 18th, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE LOS JÓVENES
(mujer, joven, estudiante, pertenece a grupo parroquial)

La lectura de hoy me ha trasladado a unos ejercicios espirituales que hice el curso pasado, en el que nos recomendaron que nos pusieramos de rodillas delante del altar para recibir la comunión. Fue un momento tan personal que sentí que estaba sola ante Él y Él sólo conmigo, resguardandome de todos los miedos que tenía en aquel momento.
El lugar ayudaba, era en la casa de convivencias Aliatar, siempre que voy, me llevo un sentimiento nuevo. Además tengo la suerte de estar casi siempre acompañada de mi grupo de fe.
Desde aquel momento cada vez que recibo el Cuerpo y la Sangre de Cristo me siento, como la misma accion dice, en comunión con Él, siento cómo me acoge y me abraza..



DESDE LOS ABUELOS
(mujer, casada, jubilada, 3 hijos, 3 nietos, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Cada mañana llevo y recojo  a mis nietos del  colegio, poco más de 10 minutos nos lleva hacer  el camino que nos separa desde casa, durante ese tiempo vamos hablando de los divino y lo humano. Hace pocos días la conversación giró en torno a las palabrotas, que ellos perciben ya como algo que no debe decirse, pero que algunos compañeros dicen en el colegio. De hecho el mayor (de siete años) solo me dice “fulano dice esa que empieza por…” sin llegar a pronunciarla; el segundo más aventurado me la deletrea entera, como si con eso no la estuviera diciendo. Explicarles que son malsonantes, ofensivas, ordinarias, es lo que a mí me toca…. Pero otra historia fue cuando llegamos a “hostia”  explicarles lo que representa ese pedacito de pan, el que está sin consagrar  y lo que representa cuando está consagrado, me llevó su tiempo. Explicarles que para los cristianos en la Eucaristía  Jesús se convierte en alimento y bebida, dejándonos como don toda su vida, haciéndonos partícipes de ella desde el primer momento de su Encarnación hasta el último momento, con todo lo que había llenado esa vida: silencio, fatigas, oración, luchas, humillaciones, sanación,  triunfo de la muerte…  Que participamos en la Cena del Señor, lo mismo exactamente que los apóstoles. No sé si entendieron del todo la profundidad de lo que les estaba diciendo, pero si entendieron que era algo muy, muy  importante por el énfasis que puso la abuela en la explicación y que nunca ni de ninguna forma se podía utilizar mal,  no podía ser de otra manera, ¿No está en la  Eucaristía el centro de toda nuestra vida cristiana? En ella el Señor se nos da a sí mismo, en su cuerpo, alma y divinidad.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on Junio 10th, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE LOS JÓVENES
(mujer, joven, estudiante, pertenece a grupo parroquial)

Esta lectura nos hace recordar cómo Dios nos amó, nos ama y nos amará siempre. Su amor es tan grande que mandó a su único hijo para salvarnos a todos.
En esta epoca de examenes y agobios, es crucial apoyarnos más que nunca en Él.
Hace dos años, cuando estaba en bachillerato, una compañera y yo cogimos la rutina de rezar justo antes de los exámenes finales una oración a la patrona de los estudiantes, un Padrenuestro y un Ave María; ahora la rutina ha disminuido pero antes de darle la vuelta al folio del examen me santiguo, se que todo lo anterior no va a hacer que apruebe el examen pero si es verdad que haciéndolo me reconfirmó que Dios está conmigo y que no me dejará sola porque, volviendo a la lectura, Dios nos ama hasta el extremo.


DESDE LOS ABUELOS
(mujer, casada, jubilada, 3 hijos, 3 nietos, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Una frase del Evangelio de este domingo (que  aun siendo cortito es de una gran profundidad), me llama poderosamente la atención: “Dios no mandó a su Hijo al mundo para juzgar al mundo”. Que distinta la actitud del Padre con la nuestra. Solemos juzgarlo todo, las personas, los acontecimientos…  ¡Somos tan dados a dejarnos llevar por lo que nos dicen las apariencias externas o a dejarnos llevar por corazonadas…! Lo malo es que pasamos tanto tiempo juzgando, que muchas veces no invertimos el tiempo necesario en mirarnos a nosotros mismos y reconocer nuestras propias limitaciones, con sus luces y sus sombras. Sin embargo al reconocerlas, empezamos a mirar a los demás con otros ojos, adoptamos una actitud de compasión, de misericordia. No juzgar es algo que intentamos inculcar a nuestros nietos, sobre todo a las personas, porque somos iguales en la diferencia, por lo que debemos respetarnos e intentar ayudarnos.
Y los más importante “sino para que el mundo se salve por él”. Que  hermoso misterio en el que Dios nos envía a su Hijo para Salvarnos. Jesús nos da a conocer las más profundas verdades acerca de Dios. ¡Y que inmensa suerte comprender lo que Dios nos revela a través del Espiritu!.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on Junio 3rd, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE LOS NECESITADOS
(hombre, casado, trabaja, 2 hijas, colabora con varios proyectos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

“Paz a vosotros”. Que frase más maravillosa, más profunda, llena de tanto significado en un mundo tan repleto de injusticias. A día de hoy, creer en ella, es un ejercicio de fe en mayúsculas. PAZ a pesar de las guerras. PAZ a pesar de tanta violencia gratuita. PAZ ante tanta corrupción. PAZ ante la mayor crisis de refugiados desde la 2ª Guerra Mundial. PAZ ante tanta hambruna. PAZ ante tanto desarraigo en valores. PAZ ante tanta competitividad. PAZ ante tanta desigualdad. PAZ. Pero para querer la Paz hay que luchar, creer, soñar con cambiar las situaciones que no la hacen posible. En nuestro trabajo, en nuestra familia, en cualquier ámbito, debemos dar testimonio de paz, denunciando, sensibilizando ante todo lo que se opone a ella y defendiendo los intereses de los más desfavorecidos.  Esto es, para mí, luchar por la Paz, la Paz de Jesús.

DESDE UNA VIDA NUEVA
(mujer, casada, acaba de ser madre por primera vez, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar) 

La llegada de nuestro hijo ha supuesto una gran felicidad para nuestro matrimonio ¡Hemos dado vida! Dar vida es un proceso, igualmente nacer como madre y convertirse en una también lo es. Por eso, también ha traído consigo una serie de miedos. No naces sabiendo qué hacer. Por supuesto que está el instinto, y tenemos el ejemplo de nuestra madre, abuelas, suegra, hermanas de comunidad, etc. Sin embargo, hay cosas para las que no te preparas (y eso que durante el embarazo nos creíamos convencidos de estar súper preparados) y es que son muchos los momentos de miedo ¡es tan chiquitín e indefenso!, momentos de dudas ¿lo estaré haciendo bien?, momentos de cansancio acumulado ¡no puedo más, necesito dormir!, de frustración ¡no quiere comer! … Estamos inmersos en una etapa llena de cambios y trabajo, mucho trabajo. La responsabilidad, en ocasiones, me llega a abrumar y a hacerme sentir que no puedo con todo. Como los discípulos me encierro en casa “con las puertas cerradas por el miedo”. En esos momentos donde más miedo tengo, donde todo está muy oscuro apareces Tú llenándolo todo de Paz.
En este domingo de Pentecostés me siento invadida por el Espíritu y le pido que con su fuerza me ayude a ser mejor madre, con menos miedos, a ir aprendiendo cada día cómo ser lo mejor para mi hijo…Esta misión a la que me siento enviada -como muchas otras personas que cuidan y educan a sus hijos desde la fe- forma parte de las cosas normales, del día a día pero ¿Acaso no es aquí donde se vive el amor de Dios que recibimos con el Espíritu Santo?

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on Mayo 29th, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE LOS NECESITADOS
(hombre, casado, trabaja, 2 hijas, colabora con varios proyectos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

Jesús nos dejó claros sus mensajes. Id y anunciad la Buena Nueva. Cada vez que esto lo cumplimos, sea la forma que sea, estamos haciendo más presente el Reino de Dios entre nosotros. Hay mucha gente que está cumpliendo esto hasta el extremo, dando su vida en muchos lugares del mundo donde hay muchas dificultades. Tengo amigos que han ido a Lesvos, para salvar vidas en el agua en cayucos donde venían cientos de personas.  Este amigo, dudo que hable de Dios, pero pone su vida en riesgo para salvar la de otros. Y cuando esto lo haces, Jesús sabe que tiene un aliado, un verdadero testigo de su obra. Creo que los cristianos tenemos que ir más a Galilea, al monte, a rezar, para que Jesús nos dé fuerzas para ir y anunciar, a través del servicio con el prójimo, su grandiosa obra.

DESDE UNA VIDA NUEVA
(mujer, casada, acaba de ser madre por primera vez, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar) 

“Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” Con el evangelio de este domingo siento que Jesús nos da consuelo, esperanza, fuerza, energía, alegría y serenidad. Nos dice que no se marcha que se queda. Son muchas las veces que hemos experimentado esa presencia en nuestra vida y,  ¡qué bien nos hace sentir!. Pero también nos encomienda una misión: “enseñar a guardar todo lo que os he mandado”. He de reconocer que desde que nació mi hijo esta tarea la siento como una gran responsabilidad y que en ocasiones me siento poca cosa. Por eso, cada domingo en la Eucaristía,  pido a Dios que me haga instrumento útil para que en todo momento pueda ser transmisora de su Amor. También doy gracias por todos los ejemplos que pone  ante mi (mi marido, mi familia, los sacerdotes y mi comunidad)


DESDE LA NOVEDAD DEL MATRIMONIO
(matrimonio reciente, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

En el Evangelio de hoy, Jesús nos llama a participar en la misión universal de la Iglesia, a cada uno desde nuestra realidad concreta. En nuestro caso, esta llamada no se produce sólo de manera individual, sino que nos sentimos enviados por Jesús, como matrimonio, a evangelizar todas las Galileas de nuestra vida. Nos impulsa a llegar, desde la singularidad de nuestro modo de vivir, a las periferias que podemos alcanzar de manera privilegiada, a las vidas de otras parejas con quienes compartimos la realidad del amor humano, iluminándolas, quizás, con nuestro testimonio.
Esta misión no es siempre fácil, y con frecuencia podemos encontrar obstáculos para poner en valor nuestro modo de vivir cristiano delante de otros. Otras veces encontramos que nuestro testimonio es muy pobre y, por qué no decirlo, en ocasiones incluso un anti-testimonio. Pero ante todos estos temores, tenemos la respuesta de Jesús: “sabed que estoy con vosotros todos los días”. Sabemos de quién nos hemos fiado, y eso nos basta.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on Mayo 20th, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE LOS NECESITADOS
(hombre, casado, trabaja, 2 hijas, colabora con varios proyectos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

En esta semana me paro a pensar en qué difícil es llevar a cabo la frase de Jesús del Evangelio de este domingo, “si me amáis, guardaréis mis mandamientos”. Para cualquier cristiano es muy difícil cumplirla cuando además vivimos en un ambiente totalmente privilegiado. No necesitamos a Dios. Es más, sobra. Nos compromete a algo que cuesta cumplirlo. Y luego pienso, la cantidad de gente que vive alejada de tanto privilegio. Gente que vive intentando sobrevivir día a día. A veces pienso que las personas que sufren, cuyo único propósito desde que se levantan es poder sobrevivir al final del día, en realidad no es tan importante que guarden todos los mandamientos al pie de la letra, porque la vida es tan complicada para ellos que Dios, AMOR en mayúsculas, perdonará sus errores y les concederá esa buena vida que nunca tuvieron.

DESDE UNA VIDA NUEVA
(mujer, casada, acaba de ser madre por primera vez, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar) 

El evangelio de este domingo es probablemente uno de los más complicados de comentar desde que comenzamos a realizar nuestras aportaciones y me parecía que iluminarlo desde la maternidad  lo era más aún. Hasta que he reparado en un detalle que recorre toda la lectura: la preocupación por los hijos.
Desde que nació el peque de la casa nuestra lista de prioridades ha cambiado drásticamente y me doy cuenta cada día de lo frágil y dependiente que es. Necesita de nuestra ayuda para prácticamente todas las cosas importantes. Y precisamente desde esta perspectiva entiendo mejor el evangelio del domingo; Dios -como buena madre que es- sabe que necesitamos de su ayuda para crecer y madurar, para desarrollarnos plenamente. Por eso precisamente nos ha dado su presencia diaria a través del Espíritu como las madres que estamos atentas a lo que nuestros hijos necesitan para crecer sanos y fuertes.


DESDE LA NOVEDAD DEL MATRIMONIO
(matrimonio reciente, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Cuando comenzamos nuestra andadura de matrimonio principiante, nos parece en muchas ocasiones que las exigencias son demasiadas, desmesuradas, casi imposibles de cumplir. Nos encontramos tantos ámbitos en los que nos toca ir a contracorriente, que recordamos las palabras de aquel salmo: ¿cómo podrá un joven llevar una vida íntegra?
Hoy nos habla Jesús resucitado en la Palabra para recordarnos, una vez más, que esto no es sólo cosa nuestra. Nos dice que no nos pedirá en nuestro matrimonio nada que sea imposible, porque Él estará siempre con nosotros, y para Él no hay nada imposible. Vendrán desafíos, exigencias, dificultades; pero permanecerá la promesa de Jesús: no nos dejará huérfanos para vivir sus mandamientos: tenemos con nosotros al Espíritu.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on Mayo 14th, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE UNA VIDA NUEVA
(mujer, casada, acaba de ser madre por primera vez, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar) 

“Yo soy el camino, y la verdad, y la vida.” El evangelio de hoy da respuesta a preguntas que todos nos hacemos: ¿qué camino es el que debo seguir?, ¿dónde está la verdad?, ¿qué es la vida?… La respuesta la encontramos en Jesús precisamente por su ser Hijo.
Desde que nació mi hijo todo aquel que lo conocía decía: “¡es igual que su padre!”, “¡cómo se parecen!”, y la verdad es que llevan razón. Y no sólo en la cara (aunque ahora con nueve meses empiezan a decir: “está mezcladito”) sino en sus gestos o incluso en la manera de reír y mirar. De igual manera que conociendo al niño podemos saber como son sus padres y la manera en que le están educando, cuando vemos a Jesús – sus gestos, sus palabras, su manera de mirar la realidad- reconocemos cómo es la ternura y el amor por nosotros.
Jesús es el camino que nos lleva al Padre, la verdad que nos acerca al Él. Es la Vida. En los “genes” de Jesús descubrimos que Dios nos habita en lo más íntimo y esto nos da la confianza para andar su camino, esperar en su verdad y dar vida.


DESDE LA NOVEDAD DEL MATRIMONIO
(matrimonio reciente, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Nos preguntamos ¿qué significa para un matrimonio joven como nosotros que Jesús es nuestro camino, nuestra verdad y nuestra vida? O dicho de otra manera, ¿qué significa en concreto esa frase tan utilizada, tan manida incluso, de “poner a Dios en el centro”?
La respuesta la encontramos mirando las obras, las palabras, las actitudes de Jesús. En la Palabra de hoy, Jesús es claro: sus palabras y sus obras son las obras y las palabras de Dios. En Jesús encontramos gestos concretos de entrega, de exigencia, de sacrificio, de valentía. Palabras de ánimo y de corrección fraterna. Actitudes de humildad, de perdón y de paciencia.
Poner a Dios en el centro de nuestro matrimonio no es una cuestión meramente espiritual, o psicológica. Poner a Dios en el centro significa llenar el centro de nuestro matrimonio de los gestos, las palabras y las actitudes de Jesús.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on Mayo 7th, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE UNA VIDA NUEVA
(mujer, casada, acaba de ser madre por primera vez, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar) 

“Él va llamando por el nombre a sus ovejas”¡Qué importante es para cualquier persona ser llamado por su nombre! Porque nuestro nombre es la primera herencia que nos dejan nuestros padres. En él se define la identidad que querían para nosotros. ¡Que sensación tan bonita cuando te llaman por tu nombre!. En él reside lo que somos. Así que conocer el nombre de alguien no sólo nos permite diferenciarle de otros -no, es algo mucho más profundo- sino que nos permite conocer cómo es, sus virtudes, defectos, su manera de entender la vida.
A mi marido y a mi nos llevo algún tiempo elegir como se llamaría nuestro hijo. Ambos teníamos claro que debía evocar a Dios para que así su personalidad estuviera marcada por Él y rodeado del aura que sólo el nombre de un ángel puede tener.
Es precioso ver como responde con una sonrisa cuando lo llamas. Se siente feliz, seguro, tranquilo, sin miedos, … Y son esos los sentimientos que en mí evocan este evangelio y el Salmo El Señor es mi Pastor (Salmo 23). Él es el pastor de todos y da la Vida por cada uno de nosotros. Meditar el evangelio de hoy me recuerda el modo íntimo en que Dios nos conoce a cada uno, cómo ese “saber nuestro nombre” es saber quiénes somos y amarnos así sin mascaras ni artificios.


DESDE LA NOVEDAD DEL MATRIMONIO
(matrimonio reciente, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Jesús es la clave. No es un pastor más, es el Pastor por excelencia, la puerta misma del redil. El encargado de dar su lugar, su legitimidad a todos los demás pastores. ¡Y cuánta gente intenta pastorear a un matrimonio joven! ¡Cuántos intereses creados, cuántas presiones sociales! ¡Cuánta gente que pretende llevarnos con ellos y decirnos qué hacer, cómo comportarnos, qué valores tener!
¿Cómo distinguir a los que pueden hacernos crecer y ser mejores esposos y mejores cristianos, de quienes sólo buscan su propio beneficio? Jesús nos da hoy la respuesta: “fíate de los que te llevan hacia mí; no te dejes llevar por quienes no han entrado en tu vida a través de mi puerta”. Huyamos, como las ovejas, de aquellos que entran en nuestra vida pretendiendo ser pastores, pero lo han hecho saltándose la valla, de manera violenta, evitando la puerta, siempre respetuosa y delicada, de Jesús.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on Abril 30th, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE LOS NECESITADOS
(hombre, casado, trabaja, 2 hijas, colabora con varios proyectos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

En esta semana, el evangelio me invita a reflexionar sobre cada una de las personas que dan su vida por los demás en muchos rincones olvidados de nuestro mundo. Hoy en día, la crisis de refugiados, trae también el testimonio de personas que, como Jesús resucitado, pasan por nuestras vidas sembrando el bien, y muchas veces no somos conscientes de ello. En los campos de refugiados de muchos lugares de nuestro mundo hay personas que día tras día comparten su pan y se entregan, dándonos un ejemplo para que, en la medida de nuestras posibilidades, hagamos lo mismo en nuestro entorno con las personas que sufren. Esta semana, seamos conscientes de ello, e intentemos parecernos algo más a ellos

DESDE UNA VIDA NUEVA
(mujer, casada, acaba de ser madre por primera vez, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar) 

Todos sabemos lo que es experimentar la pérdida y la desilusión. Sentirnos decepcionados. Al igual que los discípulos sabemos lo que se siente al estar en el camino a Emaús. Incluso en esos momentos de desesperación Jesús se hace presente en medio de nosotros pero en muchas ocasiones nos ocurre lo que a los discípulos, y pensamos: ¿quién me ayudará?. Se nos olvida que él camina a nuestro lado. Es en esos momentos cuando más tenemos que abrir los ojos y nuestro corazón para reconocerlo, y reconocer el proyecto de AMOR que tiene para nuestra vida.
Al leer el evangelio de hoy no puedo evitar recordar los días amargos que vivimos mi marido y yo antes de la llegada de nuestro pequeño. Y es que pasamos días de incertidumbre porque después de meses no me quedaba embarazada Cuando nos disponíamos a empezar con las pruebas de fertilidad llegó la providencia. Cada día veo en mi hijo y en mi familia la voluntad de Dios y procuro recordarme que Él me acompaña durante todo el camino pero debo pedirle que se quede con nosotros cuando parta el pan.


DESDE LA NOVEDAD DEL MATRIMONIO

(matrimonio reciente, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Jesús se acerca a los discípulos mientras van conversando. Así también nosotros, como pareja, hemos de entender que Jesús no podrá ser el centro de nuestro matrimonio si no tenemos entre nosotros una buena comunicación, si no caminamos hablando “de todo lo que ha sucedido”.
Pero una vez que está con ellos, no lo reconocen. ¡Qué difícil es, a veces, descubrir la presencia de Dios en la rutina del trabajo, en las personas que vemos todos los días, en nuestra pareja! Tendemos a creer, con suma facilidad, que ya conocemos todo de quienes tenemos más cerca, y así cerramos la puerta a descubrir la acción de Dios, siempre nueva, en el otro.
Por último, los discípulos reconocen a Jesús cuando hace lo que le vieron hacer antes de morir: partir el pan. Por fortuna, la convivencia matrimonial nos regala infinidad de momentos para hacer lo mismo: partirnos, darnos. Momentos para dejar ver a Jesús a través de nosotros, y momentos para poder verlo en los actos del otro.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on Abril 23rd, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE UNA VIDA NUEVA
(mujer, casada, acaba de ser madre por primera vez, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar) 

¡Cristo no está muerto! El saber y sentir que Jesús ha resucitado nos aporta gran vitalidad, energía y alegría. Nos recuerda que dejemos atrás el miedo y confiemos. Y dejar atrás el miedo y dejarme confiar en Él, es lo que últimamente me recuerda cada día mi hijo. Esta Semana Santa ha empezado a gatear. Por momentos sus pasos son más firmes, veloces, se siente feliz viendo el mundo desde esta  nueva perspectiva, desde otro prisma. Ahora tenemos una interacción diferente con él, la forma de mirarnos es otra. Y es así como quiero mirar yo al Padre, porque Él es el pilar de mi fe y la fe hay que vivirla y compartirla en comunidad. Cuando Jesús vuelve a aparecer, Tomás está con la comunidad. Jesús le invita a tocarle, lo toca y a partir de ese momento Tomás se llena de fe: “¡Señor mío y Dios mío!”. Pero Jesús le corrige y le recuerda, nos recuerda, que la fe es un ejercicio de confianza como yo confío que mi hijo siga creciendo y aprendiendo. Así el espíritu y la curiosidad del niño que aprende nos sirven como ejemplo de cómo caminar en la fe.


DESDE LA NOVEDAD DEL MATRIMONIO
(matrimonio reciente, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Estar en casa con las puertas cerradas, por miedo. ¡Qué gran tentación en los primeros pasos del matrimonio! El testimonio de una pareja joven, cristiana, que se casa en torno a los 25 años, genera multitud de interrogantes a nuestro alrededor. En ciertos momentos sentimos la misma tentación de los discípulos: cerrar las puertas, no exponernos, no dar explicaciones, no contestar preguntas, escondernos.
Frente a esto, sentimos la presencia de Jesús Resucitado llamándonos permanentemente a lo contrario: “yo os envío”. Desde el principio de nuestra vida en común oímos con claridad la llamada a ser hogar de acogida: de familia, de amigos, de otras parejas casadas o no. Nos sabemos enviados como matrimonio a evangelizar con nuestra vida ordinaria, y para ello es necesario que nos dejemos ver, que tengamos una vida abierta en la que puedan entrar otros. Y todo ello vivido con la Paz del Resucitado, gritándonos en lo profundo: ¡no tengáis miedo!

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on Abril 16th, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE UNA VIDA NUEVA
(mujer, casada, acaba de ser madre por primera vez, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar) 

Comentar este evangelio desde la experiencia de la maternidad, “desde una vida nueva”, me hace pensar en una doble realidad. La vida nueva de mi hijo y mi nueva vida que ha empezado con él.
Pienso a veces en qué sentido tendría traer al mundo a un niño si no tuviera una esperanza grande para él, si no tuviera un deseo grande de que sea feliz. En el fondo del evangelio creo que late este mismo impulso de Dios hacia nosotros: las vendas nos recuerdan que la vida que traemos a este mundo, la que Él nos regala, tiene sentido y siempre es hermosa.
En un segundo momento pienso en la responsabilidad que tengo como madre para transmitir a mi hijo la importancia del día de hoy, ser una buena testigo que “vio y creyó”. Aunque es pequeño aún ya puedo susurrarle al oído que puede dormir tranquilo porque Cristo vive y todo acaba bien.


DESDE LA NOVEDAD DEL MATRIMONIO
(matrimonio reciente, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

¡Qué sorpresa! Nada es como parecía ser. Nada es, en realidad, exactamente como pensábamos o como nos dijeron. Dios hace las cosas de otra manera, siempre nuevas, siempre especiales. Fue así para Magdalena, para Pedro y para el otro discípulo. Es así para nosotros, en estos primeros pasos de vida matrimonial.
El texto de este Domingo de Pascua nos empuja a profundizar en el descubrimiento de la nueva realidad que vivimos como Matrimonio. Nos invita a dejarnos sorprender, cada día, por el Dios que hace nuevas todas las cosas. Nos exige caminar, correr juntos, como Pedro y el otro discípulo, al encuentro de Jesús resucitado, sin creer que ya sabemos qué vamos a encontrar, sino aceptando la infinita novedad de este sacramento que vivimos cada día.

Página siguiente »