TERCER PASO: ORATIO

Posted on diciembre 10th, 2017 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Tú, Señor y Dios nuestro, nos invitas hoy a preparar
Tu Camino para tu llegada a nuestras vidas.
Hoy nos pides allanar los senderos de nuestro corazón
para que Tú puedas habitar en su interior,
y nosotros logremos acogerte con ternura.
Danos Tú un corazón sencillo, humilde, sensible
y delicado, que sepa preparar con cariño
los encuentros personales contigo,
a través de la oración y de tu Palabra.
Concédenos el don de poder reconocerte
y sentirte junto a nosotros en cada Eucaristía.
Te damos Gracias, Señor y Dios nuestro,
porque Tú nos buscas y vienes a nuestras vidas
para llenarlas de tu Amor y de tu Espíritu Santo.
Te damos Gracias porque tu Misericordia
logra allanar los senderos de nuestra vida
y nos ayuda a preparar con ilusión tu venida,
dándonos tu Fortaleza para afrontar con esperanza
las dificultades que se nos presentan en el camino.
Ayúdanos Tú, Dios nuestro y Todo Bondad,
a allanar y a facilitarle la vida a los demás,
en nuestras relaciones, con nuestras buenas actitudes,
y con un buen trato personal a cada hermano.
Ayúdanos Tú, Dios nuestro, a rebajar nuestro orgullo,
autosuficiencia o comportamientos que nos alejen de Ti.
Dios y Señor nuestro, ten Misericordia de nosotros
y no permitas que caigamos en la tentación de la soberbia,
la prepotencia, ni de las injusticias con los demás. Amén.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on diciembre 3rd, 2017 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

¡Tú, Señor y Dios nuestro, vienes a nosotros!…
Vienes al mundo, y nosotros queremos abrirte
todas las puertas de nuestra casa, para que Tú
entres en ella, para que te quedes y la habites.
¡Tú, Dios nuestro, Bueno y Misericordioso,
eres el Único Dueño de nuestra casa
y eres el Único Señor de nuestra vida,
porque Tú eres el Dios de la Vida
que nos traes la Paz y la Salvación!
Tú, Señor y Dios nuestro, vienes a nuestro mundo,
llegas a nuestras vidas, y nosotros deseamos
acogerte cada día, y siempre, en nuestro corazón
para que Tú te quedes siempre juntos nosotros.
Gracias porque Tú nos recuerdas en este Adviento
que tenemos que estar en vela, esperándote,
para reconocerte cuando vengas y lograr acudir a Ti,
cuando llegues junto a nosotros, y así, poder acogerte.
Tú nos invita a estar en alerta porque te presentas
en medio de los más frágiles, de los más desapercibidos,
de los que más necesitan ser escuchados y atendidos.
¡Llénanos Tú nuestro corazón de tu Misericordia Divina,
para saber mirar con unos ojos de Ternura como los tuyos!
Dios nuestro, Padre Bueno Misericordioso, te pedimos hoy,
que en este Tiempo de Adviento que estamos comenzado,
Tú avives cada día en nuestro corazón, la ilusión y el deseo
de encontrarnos Contigo y de permanecer junto a Ti.
Ven, Señor, a nuestra vida y habita Tú nuestro corazón
para convertirnos a tu Amor y para llenarnos de tu Paz,
para que junto a Ti, nosotros trabajemos sin cansancio,
iluminando siempre y transformando nuestro mundo,
en un lugar lleno de tu Misericordia, de tu Paz y Amor,
donde los más pequeños y débiles sean atendidos,
donde se respete a cada persona con justicia y dignidad,
y donde todos convivamos en fraternidad. Amén.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on noviembre 26th, 2017 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Señor Jesús, Dios nuestro, Bueno y Misericordioso,
te damos Gracias porque Tú nos enseñas hoy
que siempre te identificas con los más necesitados,
para que nosotros aprendamos a reconocerte,
en medio de ellos, sirviendo a quien más lo necesita.
Señor Jesucristo y Dios nuestro, te damos Gracias
porque Tú, que eres Rey del Universo, nos enseñas
que tus preferidos son los débiles y los excluidos,
y que un camino directo y seguro para llegar hasta Ti,
es estando junto al hermano que sufre, consolándolo.
¡Ten Misericordia de nosotros, Señor y Dios nuestro,
y ayúdanos a no cerrar jamás los ojos a tu sufrimiento,
reflejado en cada uno de nuestros hermanos cercanos!
Haz Tú, que nosotros seamos útiles instrumentos tuyos,
en medio del mundo, para llenarlo que tu Misericordia.
Señor Jesucristo y Dios nuestro, ayúdanos Tú cada día
a pertenecer siempre a tu Reino de Vida y Salvación.
¡Haz Tú que nada ni nadie nos separen jamás de Ti,
para que Amor reine siempre en nuestro corazón!
Ayúdanos a construir un mundo mejor, donde reinen
la Fraternidad, tu Amor, tu Paz y tu Misericordia.
Enséñanos a trabajar buscando una sociedad justa
que reconozca la dignidad de los marginados,
de los más débiles y de los excluidos. Amén.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on noviembre 19th, 2017 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Dios Padre Bueno y Misericordioso, te damos Gracias
porque Tú no regalas abundantes dones cada día,
para ponerlos en común y compartirlos con todos.
Tú nos enseñas que sólo los dones que se comparten
son los que crecen y los que se multiplican,
y nos recuerdas hoy que Tú nos los entregas gratis
para ponerlos al servicio de todos y para el bien común.
Ten Misericordia de cada uno de nosotros, Dios Bueno,
y ayúdanos a ser fieles a tu Amor y a tu Evangelio,
entregando siempre gratis lo que hemos recibido gratis,
para servirte siempre a Ti y a cada hermano nuestro,
con cada uno de los buenos talentos y de las cualidades
que Tú nos regalas a lo largo de toda nuestra vida.
Ayúdanos, Dios Bueno, a ser generosos con todos
para servir siempre a cada persona que nos necesite,
y ayúdanos también a ser siempre misericordiosos
enseñando al que no sabe, para así, poder ayudar
a multiplicar las capacidades de cada persona,
y lograr construir entre todos un mundo mejor,
y colaborando con los demás para mejorar
todos nuestros ambiente y nuestra sociedad.
Ten Misericordia de nosotros y no nos dejes caer
en la pasividad ni en el desánimo provocados
por nuestras inseguridades, miedos o temores.
No permitas que nada ni nadie nos separe de Ti,
ni nos dejes jamás ser vencido por la desesperanza.
Te damos Gracias, Dios Padre nuestro y Todo Bondad,
porque tu Amor y tu Misericordia nos unen a Ti,
y Tú nos capacitas cada día para enviarnos a la Misión
y a comunicar tu Buena Noticia a todo el mundo. Amén.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on noviembre 12th, 2017 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Te damos Gracias, Dios Padre nuestro Misericordioso,
porque Tú siempre vienes a nuestro encuentro.
Tú nos buscas y nos llamas porque nos amas,
y deseas estar con nosotros, guiándonos,
aunque muchas veces nos alejemos de Ti.
¡Gracias, Señor y Dios nuestro, porque sólo Tú
eres el dueño de nuestro tiempo y nuestra vida!
¡Ten Misericordia de nosotros, y ábrenos siempre
nuestro corazón a Ti, para sentir tu Amor Divino,
e ilumina nuestros ojos con la Luz de tu Presencia!
Te pedimos que Tú nos ayudes a llenarnos de Ti
a través de la Oración diaria, de los Sacramentos,
y de la Escucha atenta de tu Palabra de Vida,
para lograr reconocerte cuando Tú vengas
y te hagas Presente en medio de nuestra vida,
y en cada momento cotidiano de cada día.
Ayúdanos a aprovechar el tiempo y a saborear la vida
anhelando encontrar tu Presencia entre nosotros,
y aprovechando cada día para buscar momentos
de Oración y de Encuentro personal contigo,
a través de Tu Palabra, de la Eucaristía, de tu Vida,
de tu Misericordia y Perdón cuando acudimos a Ti,
de la fe vivida y compartida con los hermanos,
y mostrando nuestra ayuda a quien lo necesite,
para así lograr sentirte a Ti cercano a nosotros,
para conocerte, seguirte, y amarte cada vez más,
y amándote, darte a conocer a todo el mundo,
para trasmitirles a todos la alegría de tu Evangelio.
Amén.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on noviembre 4th, 2017 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Te damos Gracias, Dios Padre Bueno y Misericordioso,
porque Tú nos enseñas a ser coherentes en la fe
y a huir de la hipocresía, para andar en la verdad,
aprendiendo a ser sencillos y humildes de corazón.
Gracias porque Tú nos llamas cada día para seguirte,
amarte, servirte y para aprender de Ti, y así también,
lograr amar y servir siempre a cada hermano nuestro.
Ten Misericordia de nosotros, y no nos dejes caer
en la tentación del prestigio, ni de creernos jamás
ni mejores ni superiores que las demás personas.
¡Enséñanos a reconocer nuestros fallos o defectos,
y a valorar, sin envidias, la virtudes de los demás!
Recuérdanos siempre que los dones que Tú nos regalas
son para ponerlos al servicio de los demás,
y para usarlo siempre en la búsqueda el Bien Común.
Gracias por enseñarnos que si queremos ser grandes,
antes tenemos que comenzar por ser humildes
y a servir con alegría a quienes nos más nos necesiten,
porque nos enseñas a ser servidores, por amor, como Tú.
Te pedimos, Dios Padre Bueno y Misericordioso,
que no olvidemos nunca que Tú no llamas cada día
a construir la Fraternidad en medio del mundo,
para que todas las personas puedan amarte siempre.
¡Ayúdanos Tú, Dios Bueno, a ser fieles a tu Evangelio!
¡Haz que cada uno de nosotros seamos para los demás,
un reflejo de la Luz de tu Amor y de tu Misericordia! Amén.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on octubre 29th, 2017 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Te damos Gracias, Dios Padre Bueno y Misericordioso,
porque Tú nos bendice y nos enseñas cada día,
para alimentar nuestra fe y para unirnos más a Ti.
Gracias porque Tú eres Amor, y nos enseñas a amar.
Ayúdanos a estar siempre atentos y cercanos
a cada una de las personas que no necesiten,
para así poder estar unidos a Ti, a través del prójimo.
Te pedimos perdón, Dios Padre Bueno y Misericordioso,
por todas las veces que nos seducen “otros dioses”,
o nos dejamos confundir por todo lo que nos aleja de Ti.
¡Ten Misericordia de nosotros, y no permitas nunca
que nada ni nadie nos separe jamás de tu Amor!
Damos un corazón misericordioso como el tuyo,
para escucha y acoger siempre al hermano que sufre,
y a todas las personas que se sientan débiles o excluidas.
Haz que tu Palabra de Vida toque nuestro corazón,
para dejarnos transformar por tu Voz Divina que nos habla,
y así cumplir tu Voluntad y amar siempre a cada hermano.
Enséñanos Tú, Dios nuestro, a dar la vida por los demás
entregando nuestro tiempo, nuestros dones, nuestra fe,
nuestros bienes materiales y todo lo que cada uno somos,
a cada persona que necesite sentir tu Amor y Misericordia.
¡Que nuestro amor por ti, Dios nuestro, se manifieste
cada día con las personas en las que Tú estás presente!
Te damos Gracias, Dios nuestro, que eres Amor,
porque Tú nos has creado para amarte a Ti y a todos.
Amén.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on octubre 21st, 2017 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Dios Padre Bueno y Misericordioso,
te damos Gracias porque Tú nos enseñas hoy
que lo más importante para nosotros
es reconocerte a Ti como único Señor nuestro,
pues sólo Tú das sentido verdadero a nuestra vida.
Gracias, Padre nuestro, porque Tú nos enseñas
a dedicarnos a las cosas de tu Reino de Vida,
y también a ocuparnos de cuidar a los débiles,
los indefensos, los marginados y los necesitados.
Gracias, Dios Padre Bueno, por tu Presencia
en medio de nuestra vida cotidiana de cada día,
y por todos los dones que Tú nos regalas.
Ten Misericordia de nosotros, y ayúdanos Tú
a hacer un buen uso de nuestros bienes materiales,
compartiendo siempre lo nuestro con cada hermano.
Ayúdanos también a hacer un buen uso de la política
para buscar siempre el bienestar social de todos,
y trabajar en la búsqueda de la justicia y la paz,
para poder disfrutar de un bien común, para todos.
Te pedimos, Dios Padre nuestro, que nos ayudes
a ser cada día instrumentos de tu Misericordia,
en medio del mundo, y en nuestra sociedad.
Te pedimos hoy especialmente para que Tú cuides
a todos los misioneros que predican cada día
la alegría de tu Evangelio por todos los países.
Haz que nosotros seamos generosos para ayudar
y para colaborar siempre en la Evangelización.
¡Ten Misericordia de nosotros y ayudarnos cada día
a recordar siempre que sólo Tú eres nuestro Dios!
Amén.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on octubre 15th, 2017 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Dios Padre Bueno y Misericordioso, te damos Gracias porque nos amas
y nunca dejas de llamarnos constantemente
para estar contigo y llenarnos de la Alegría de tu Evangelio.
Tú nos invitas hoy a una conversión sincera a Ti
para participar contigo en tu Fiesta con el traje adecuado de tu Amor,
que nos permite, en tu Presencia, llenarnos de Ti y de tu Misericordia.
Gracias porque también nos ofreces avisar, anunciar y llamar,
a todas las personas que encontremos en nuestro camino y fuera de él,
a participar en la celebración de tu Fiesta de Vida del Evangelio
que nos trae tu Salvación y nos llena el corazón de tu Paz y Alegría.
Ten Misericordia de nosotros y perdónanos todas esas veces
que hemos rechazado tu Invitación Festiva con nuestro pesimismo,
desgana, desilusión, falsas excusas o absurdas justificaciones,
que sólo lograron alejarnos de Ti, de tu Amor y tu Salvación
¡Gracias porque con tu Amor y Misericordia nos entregas la Salvación!
Ayúdanos, Dios Padre nuestro Misericordioso, a saber reconocer
y aprovechar en todo momento cada una las oportunidades de Vida
y de Encuentro personal contigo, que Tú nos ofreces cada día a través
de la oración, la Eucaristía y de las personas que Tú pones en nuestro camino.
Te demos Gracias, Dios Padre Bueno, porque Tú nos alimentas y fortaleces
con el Banquete de tu Eucaristía que es Encuentro Festivo y Alegre contigo,
en la intimidad de nuestro corazón, para llenarnos de tu Paz, Amor y Bondad.
Ayúdanos Tú, Padre nuestro, a reflejar siempre en nuestro rostro y con nuestra vida
la alegría de los regalos y dones que Tú nos das cada día, porque siempre nos invitas
a tu Banquete de Salvación para que anunciemos a todos que tu Presencia
nos llena de tu Paz, Misericordia y Amor para ser compartido con todos.
Gracias, Padre Bueno y Misericordioso, porque hoy nos recuerdas una vez más
que tu Invitación es constante y la respuesta a tu Llamada es siempre libre,
pero que si la aceptamos, tiene consecuencias y exigencias para poder estar junto Ti,
disfrutando tu Amor y Misericordia con cada uno de nuestros hermanos. Amén.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on octubre 8th, 2017 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Dios Padre Bueno y Misericordioso,
te damos Gracias porque Tú nos llamas hoy
a cuidar tu Reino de Vida en medio del mundo,
para anunciar tu Buena Noticia a todas las personas.
Tu Reino de Vida y Salvación no nos pertenece,
pero Tú nos lo confías para que demos frutos,
y que estos sean unos frutos buenos y abundantes
que beneficien a todos y enriquezcan nuestro corazón.
Te damos Gracias, Señor Jesucristo y Dios nuestro,
porque solo Tú eres nuestra Piedra Angular
que da sentido verdadero a nuestra vida,
y en la que podemos apoyar todo nuestro ser,
nuestra vida cotidiana y nuestras circunstancias,
con todas nuestras virtudes y nuestras miserias.
¡Gracias, Dios nuestro, porque Tú no sostienes siempre!
Ten Misericordia de nosotros y transfórmanos
en buenos discípulos, fieles y obedientes a tu Voluntad,
que trabajen en tu Viña de Vida, sin cansancio,
para ofrecer al mundo los buenos y abundantes frutos
que de ella se espera, y que tanto necesitamos todos.
Danos Tú, Dios Padre Bueno y Misericordioso,
un corazón sensible al dolor y el sufrimiento del mundo,
que esté siempre dispuesto a consolar a quien sufre
y a acoger en todo momento a quien más lo necesite,
y siendo siempre portadores de tu Paz y tu Misericordia,
para que tu Amor llegue al corazón de cada persona. Amén.

Página siguiente »