TERCER PASO: ORATIO

Posted on febrero 16th, 2018 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Te damos Gracias, Dios Padre Bueno Misericordioso,
por este tiempo de Cuaresma que hemos comenzado,
y que Tú nos permites vivir durante un año más,
para tener la oportunidad de encontrarnos contigo
a través de la oración, la caridad, la austeridad,
y del ayuno de todo aquello que nos aleja de Ti.
Ayúdanos Tú a vivir y a saber aprovechar bien
este “Tiempo de Gracia” que es la Cuaresma,
para acercarnos más a Ti, buscando tu Misericordia,
para creer en tu Evangelio y convertirnos a tu Amor.
No nos dejes caer en la tentación de aceptar aquello
que intenta separarnos de Ti, y ayúdanos Tú cada día
a predicar tu Evangelio con hechos, viviéndolo,
poniéndolo en práctica en nuestra vida cotidiana,
y siendo para los demás un testimonio de tu Amor,
y testigos de tu Misericordia, en medio del mundo.
Ten Misericordia y no nos dejes caer en la tentación
de la codicia, del poder, prestigio, ni vanagloria.
Ayúdanos Tú, Dios nuestro Misericordioso,
a centrar toda nuestra vida en Ti y en tu Bondad,
para acoger a cada persona como hermano nuestro.
Haz Tú que, durante esta Cuaresma, busquemos
momentos de oración en nuestros “desiertos diarios”
para experimentar la grandeza del Encuentro contigo,
y así sentir tu Paz en medio de nuestras debilidades,
para reconocer que Tú eres lo esencial en nuestra vida,
porque, aunque caigamos, tu Misericordia no se levanta
como signo que tu Reino está cerca de nosotros. Amén.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on febrero 11th, 2018 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Te damos Gracias, Dios Bueno y Misericordioso,
porque Tú nos cuidas y nos salvas de todo mal.
Tú, que eres Dios Padre Bueno, nos enseñas
a estar siempre cercanos a los más débiles,
y de Ti aprendemos a ser misericordiosos,
para estar acompañando a quienes sufren
la soledad, tristeza, el desamparo, la marginación,
o cualquier tipo de rechazo o exclusión social.
Te damos Gracias porque Tú nos enseñas
que cualquier súplica de dolor de cada persona,
tiene que tocar nuestro corazón y hacernos actuar,
para ayudar a vencer los sufrimientos de cada hermano,
luchando constantemente, y siempre de modo pacífico,
contra todas las injusticias y contra cualquier abuso,
y consolando el dolor de quienes están sufriendo.
Ayúdanos Tú a ser reflejo de tu Amor y Misericordia,
en medio del mundo, para coger a cada persona
que necesite ayuda para reintegrarse en la sociedad.
Señor, ten Misericordia de nosotros y darnos Tú
un corazón bueno y compasivo como el tuyo,
para acoger y estar cercano a los enfermos y excluidos.
Ten Misericordia de nosotros, Dios Padre Bueno,
porque somos personas con muchas dudas o temores,
y nuestra vida cotidiana se llena de dificultades diarias
que sólo pueden ser vencidas con tu ayuda y la fuerza
de la fe que Tú no regalas, para superar los obstáculos.
¡Límpianos Tú nuestros pecados con tu Misericordia,
para vencer cada día todas nuestras debilidades! Amén.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on febrero 4th, 2018 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Te damos Gracias, Señor y Dios nuestro,
porque Tú nos invitas a acompañarte
para predicar el Evangelio por todas partes,
aliviando a quienes más necesitan ayuda
y consolando a cada persona que sufre.
¡Sólo Tú, Dios Bueno y Misericordioso,
logras curar el dolor de todos nuestros males
mejorando, con tu Amor, la vida de cada persona!
Te damos Gracias, porque Tú nos invitas cada día
a cumplir, junto a Ti, la misión a la que nos envías.
Te damos Gracias, porque Tú no recuerdas hoy
la necesidad de comunicar tu Buena Noticia
en el ámbito de la familia y del trabajo diario,
y a mantener siempre el contacto diario contigo
a través de la oración y escuchando tu Palabra,
para no olvidar jamás que somos enviados por Ti
a tu Misión en medio del mundo, en nuestra sociedad,
para transformar, junto a Ti, nuestra realidad y mejorarla.
Ten Misericordia de nosotros y no nos dejes caer
en la tentación del egoísmo ni de la indiferencia,
y ayúdanos a buscar sin cansancio el bien común,
trabajando sin desánimo por un mundo mejor,
y sirviendo sin cansancio a los demás, cada día.
Ten Misericordia de nosotros, y ayúdanos Tú,
a sanar a cada persona de sus desesperanzas
y a encontrar siempre en Ti la verdadera Salvación
y el sentido pleno de nuestra vida, en tu Amor. Amén.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on enero 27th, 2018 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Te damos Gracias, Dios nuestro Misericordioso,
porque Tú nos liberas del mal y de todo aquello
que nos oprime y nos impide vivir en libertad.
Tú nos enseñas con autoridad, porque sólo Tú,
con tu Palabra Viva y la acción del Espíritu Santo,
logras curación, alegría, liberación y Vida,
donde hay opresión, tristeza, dolor y sufrimiento.
Gracias porque Tú nos enseñas con autoridad,
y nos ayudas a crecer en la fe y a madurarla,
para comprender que sólo Tú, Dios nuestro,
fundamentas nuestra vida, llenándola de tu Amor.
Ten Misericordia de nosotros y ayúdanos Tú
a escuchar tu Voz, Dios Bueno y Salvador nuestro,
a través de la oración y de tu Palabra de Vida,
para no endurecer nuestro corazón, a pesar del dolor,
y cumplir siempre tu Voluntad para que nada ni nadie
nos separen jamás de tu Amor Misericordioso.
Te damos Gracia, porque Tú nos enseñas cada día
que la fuerza de tu Amor y de tu Misericordia,
siempre logran vencer cualquier mal que nos atrape.
Ten Misericordia de nosotros y no permitas nunca
que se endurezca nuestro corazón, ni que seamos
personas insensible al dolor de los demás hermanos.
No nos dejes caer en la tentación de buscar solamente
nuestro propio bienestar, y ayúdanos a abrir el corazón
para sufrir con quien sufre y consolar a quien lo necesite.
Ábrenos nuestro corazón, con la fuerza de tu Amor,
e inúndalo de tu Misericordia, de tu Paz y tu Perdón.
Dios nuestro, Tú que eres Bueno y todopoderoso,
ten Misericordia de nosotros, y libéranos del mal
que vive dentro de nosotros y del que nos rodea. Amén.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on enero 14th, 2018 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Señor y Dios nuestro, Bueno y Misericordioso,
te damos Gracias porque Tú nos invitas siempre
a seguirte, para estar junto a Ti, ver y aprender.
Gracias porque te muestras cercano a nosotros
y nos acompañas en nuestro caminar diario.
Gracias porque Tú nos amas, nos llamas
y das sentido a nuestra vida de cada día.
Ten Misericordia de nosotros y llámanos siempre,
aunque en ocasiones, nos alejemos de Ti.
¡Tú sabes bien que nuestro corazón desea,
a pesar de nuestras debilidades, dudas y temores,
estar junto a Ti y habitar donde Tú vives!
¡Ten Misericordia de nosotros, y no permitas
que nada ni nadie nos aparte de tu Amor!
Dios Padre Bueno y Misericordioso,
te damos Gracias por todas las personas
que Tú pones en nuestro camino de la vida
como testimonio de fe para guiarnos hasta Ti.
Ayúdanos Tú a que también nosotros seamos guías
para cada persona que te busca, que te necesita,
y que desea encontrarse contigo para conocerte,
y así, poder seguirte, amarte, servirte y alabarte.
Ayúdanos tu escuchar los testimonios de fe
de cada hermano nuestro para fortalecer la nuestra,
y ser testigos en el mundo de la alegría de tu Evangelio.
Enséñanos a ver las acciones buenas de las personas,
para comprender que Tú te encarnas y estás Presente
en cada gesto de Amor y de Misericordia que veamos.
Danos un corazón fiel, como el de nuestra Madre María,
para estar siempre atentos a la Voz de tu Voluntad,
y para escucharte siempre a través de tu Palabra Viva.
Gracias porque no miras a los ojos y sigues diciéndonos:
“¿Qué buscáis?… ¡Venid y lo veréis!…”
Ten Misericordia de nosotros y ayúdanos siempre
a saber buscarte en todo momento, para estar contigo,
y para ir contigo a la Misión a la que nos envíes. Amén.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on enero 7th, 2018 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Dios Padre Bueno y Misericordioso,
Tú nos amas tanto que nos entregas a tu Hijo
para que lo escuchemos y para que conozcamos
la Buena Noticia del Mensaje de Salvación.
Tú nos amas tanto, Dios nuestro,
que te manifiestas a todas las personas
y cada corazón humano que te necesita.
Dios Padre Bueno, Tú nos amas tanto
que derramas tu Misericordia sobre nosotros
y nos invitas siempre a la conversión
con la Fuerza de tu Espíritu Santo, que hoy,
Tú nos ofreces a través de Jesucristo, tu Hijo Amado,
para guiarnos por el camino de la vida,
y lograr alcanzar tu Amor y Salvación.
Te damos Gracias, Dios Padre nuestro,
porque a través de tu Espíritu Santo
Tú nos transformas y nos llamas,
desde el día de nuestro bautizo, y cada día,
a formar parte activa de tu Iglesia,
y dándonos el don de ser hijos tuyos.
Te damos Gracias, Dios Padre Bueno,
porque Tú nos amas tal y como somos,
y nos llamas a dar testimonio de tu Mensaje.
Ayúdanos Tú, Dios nuestro, a ser fieles a Ti
y a la misión a la que nos llamas a cada uno,
para lograr ser portadores de tu Paz
y buenos mensajeros de tu Esperanza.
Ten Misericordia de nosotros y ayúdanos
a renovar hoy con ilusión y valentía
nuestro seguimiento a tu Hijo Jesucristo. Amén.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on diciembre 24th, 2017 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Te damos Gracias, Dios Bueno y Misericordioso,
porque Tú te has Encarnado para venir al mundo,
haciéndote uno como nosotros, para estar cercano
al corazón de cada persona que desee acogerte.
Te damos Gracias por escoger a la Virgen María
como Mediadora de tu Plan de Salvación con nosotros.
Ten Misericordia de nosotros, Dios Bueno, y ayúdanos
a aprender siempre de Ella su actitud contemplativa,
para así gozar con tu Palabra de Vida aún sin entenderla,
y, siendo Ella nuestro modelo a imitar, capacitamos Tú,
Dios Misericordioso, para aprender cada día de Ella,
su escucha, disponibilidad, servicio, humildad, acogida
y entrega total a tu Voluntad, aún sin comprenderla del todo.
Gracias por nuestra Madre, la Virgen Maria, porque Ella
es Toda Corazon para acoger tu Palabra y cumplirla,
y porque Ella es portadora tuya y la Primera Misionera
que te muestra al mundo, para que todos logremos
conocerte, amarte, servirte, alabarte y adorarte.
Dios Bueno y Misericordioso, ayúdanos Tú cada día
a aprender de Maria a escuchar tu Palabra de Vida,
para percibir a través de Ella tu Voluntad Divina,
y ser capaz de cumplirla sin temor, a pesar de no saber
ni de entender en muchas ocasiones, cuál es la Misión
a la que Tú nos envías en cada momentos de nuestra vida.
¡Ayúdanos a decir siempre sí a lo que Tú nos propongas!
Amén.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on diciembre 18th, 2017 in > TERCER PASO: ORATIO by admin
 

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Gracias, Señor y Dios nuestro Jesucristo,
porque Tú vienes al mundo para salvarnos
y para llenarnos de tu Espíritu Santo.
¡Nosotros queremos preparar el camino
para tu Venida a nuestro mundo
y a lo más profundo de nuestro corazón!
Ayúdanos Tú, Dios nuestro Misericordioso,
a anunciar con alegría y esperanza tu Venida
y a predicar tu Buena Noticia a todos.
Ayúdanos Tú a saber allanar las dificultades
y a lograr abrir los caminos necesario
para que Tú puedas llegar al corazón de todos.
Te damos Gracia, Dios nuestro Misericordioso,
porque Tú vienes a nuestras vidas cada día,
y contigo jamás estamos solos ni abandonados.
Haz que tu Espíritu Santo derrame sobre nosotros
el don de la Sabiduría para prepararnos bien
para tu Venida, y así acogerte en nuestro corazón,
y que también nos ayude a no caer en la tentación
de ser vencidos por el consumismo y el materialismo.
Ten Misericordia de nosotros, y ayúdanos cada día
para que tu Palabra de Vida sea quien nos guíe,
quien llene nuestro corazón a cada instante,
y para que Ella ilumine siempre nuestra vida,
y nosotros podamos compartirla con los demás,
predicando tu Evangelio por todos los lugares
y a todas las personas, para que Tú seas amado.
Amén.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on diciembre 10th, 2017 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Tú, Señor y Dios nuestro, nos invitas hoy a preparar
Tu Camino para tu llegada a nuestras vidas.
Hoy nos pides allanar los senderos de nuestro corazón
para que Tú puedas habitar en su interior,
y nosotros logremos acogerte con ternura.
Danos Tú un corazón sencillo, humilde, sensible
y delicado, que sepa preparar con cariño
los encuentros personales contigo,
a través de la oración y de tu Palabra.
Concédenos el don de poder reconocerte
y sentirte junto a nosotros en cada Eucaristía.
Te damos Gracias, Señor y Dios nuestro,
porque Tú nos buscas y vienes a nuestras vidas
para llenarlas de tu Amor y de tu Espíritu Santo.
Te damos Gracias porque tu Misericordia
logra allanar los senderos de nuestra vida
y nos ayuda a preparar con ilusión tu venida,
dándonos tu Fortaleza para afrontar con esperanza
las dificultades que se nos presentan en el camino.
Ayúdanos Tú, Dios nuestro y Todo Bondad,
a allanar y a facilitarle la vida a los demás,
en nuestras relaciones, con nuestras buenas actitudes,
y con un buen trato personal a cada hermano.
Ayúdanos Tú, Dios nuestro, a rebajar nuestro orgullo,
autosuficiencia o comportamientos que nos alejen de Ti.
Dios y Señor nuestro, ten Misericordia de nosotros
y no permitas que caigamos en la tentación de la soberbia,
la prepotencia, ni de las injusticias con los demás. Amén.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on diciembre 3rd, 2017 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

¡Tú, Señor y Dios nuestro, vienes a nosotros!…
Vienes al mundo, y nosotros queremos abrirte
todas las puertas de nuestra casa, para que Tú
entres en ella, para que te quedes y la habites.
¡Tú, Dios nuestro, Bueno y Misericordioso,
eres el Único Dueño de nuestra casa
y eres el Único Señor de nuestra vida,
porque Tú eres el Dios de la Vida
que nos traes la Paz y la Salvación!
Tú, Señor y Dios nuestro, vienes a nuestro mundo,
llegas a nuestras vidas, y nosotros deseamos
acogerte cada día, y siempre, en nuestro corazón
para que Tú te quedes siempre juntos nosotros.
Gracias porque Tú nos recuerdas en este Adviento
que tenemos que estar en vela, esperándote,
para reconocerte cuando vengas y lograr acudir a Ti,
cuando llegues junto a nosotros, y así, poder acogerte.
Tú nos invita a estar en alerta porque te presentas
en medio de los más frágiles, de los más desapercibidos,
de los que más necesitan ser escuchados y atendidos.
¡Llénanos Tú nuestro corazón de tu Misericordia Divina,
para saber mirar con unos ojos de Ternura como los tuyos!
Dios nuestro, Padre Bueno Misericordioso, te pedimos hoy,
que en este Tiempo de Adviento que estamos comenzado,
Tú avives cada día en nuestro corazón, la ilusión y el deseo
de encontrarnos Contigo y de permanecer junto a Ti.
Ven, Señor, a nuestra vida y habita Tú nuestro corazón
para convertirnos a tu Amor y para llenarnos de tu Paz,
para que junto a Ti, nosotros trabajemos sin cansancio,
iluminando siempre y transformando nuestro mundo,
en un lugar lleno de tu Misericordia, de tu Paz y Amor,
donde los más pequeños y débiles sean atendidos,
donde se respete a cada persona con justicia y dignidad,
y donde todos convivamos en fraternidad. Amén.

Página siguiente »