TERCER PASO: ORATIO

Posted on enero 12th, 2020 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

 

¿Qué nos hace decir el texto?

(hombre, casado, trabaja, pertenece a movimiento cristiano)

Señor Jesús:

Sabemos que

nadie puede autobautizarse,

nadie puede donarse la gracia,

nadie puede hacer que se abran los cielos.

Señor Jesús:

Sabemos que nos eliges,

sabemos que nos llamas por nuestro nombre,

sabemos que nos amas

como amaste a Pedro,

a la samaritana,

a la adúltera.

Señor Jesús:

no estamos solos

ante la incertidumbre de la vida.

No estamos solos

cuando damos testimonio

de tu Reino

con nuestras palabras,

nuestras acciones

y nuestras relaciones.

No estamos solos

en estos tiempos tan inciertos

en el mundo y en la Iglesia.

Señor Jesús:

afiánzanos aún más

en la fe.

Señor Jesús:

fortalécenos aún más

en la esperanza.

Señor Jesús:

potencia aún más

nuestra caridad.

Rompe nuestros miedos.

Disuelve nuestros egoísmos.

Ábrenos a ser, aún más,

mediadores de tu presencia

santificadora y liberadora

para todas aquellas personas

con las que nos encontramos.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on enero 5th, 2020 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

 

¿Qué nos hace decir el texto?

(hombre, casado, trabaja, pertenece a movimiento cristiano)

Gracias Dios Padre bueno.

Vienes a nuestra tienda,

a la tienda de mi familia.

Tienes un sueño para nosotros.

Un sueño

que se llama Reino de Dios.

Te abrimos la puerta de nuestros corazones.

Hay días de no-luz.

Hay días de no-paz

Hay días de no-amor.

Pero reconocemos y agradecemos

los muchos momentos en los que la luz brilla

desde dentro hacia fuera,

los muchos momentos

en los que sentimos

que alrededor nuestro

hay personas como ángeles…

y, también, los muchos momentos que,

desde fuera

tu gracia nos baña y nos santifica.

Gracias por tanta paciencia,

por tanta lealtad…

por tus brazos

de padre-madre.

Danos la fuerza

para ser testigos

de tu vida.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on diciembre 29th, 2019 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

 

¿Qué nos hace decir el texto?

(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Te pido, Señor,

por todas aquellas familias

donde no hay confianza y encuentro.

Te pido, Señor,

Por todas aquellas familias

donde no hay ternura y amor.

Te pido, Señor,

por todas aquellas familias

donde no hay servicio, entrega y donación.

Te pido, Señor,

por todas aquellas familias

donde no hay

alegría.

Hazme, Señor,

instrumento de tu amor,

de tu paz,

de tu fraternidad.

Hazme instrumento

de tu misericordia entrañable,

de tu humildad,

de tu dulzura,

de tu comprensión.

Hazme Señor,

instrumento de tu luz,

para que no pierdan la esperanza

y puedan ver

las posibilidades

tan reales

de un nuevo comienzo,

de una nueva vida…

Hazme, Señor.

testigo

de que lo mejor,

siempre,

está por llegar.

Hazme instrumento

de tu presencia

esperanzada

entre los míos,

entre los que me rodean,

entre las personas

con las que me encuentro

en las cada vez

más extrañas calles

de mi ciudad,

entre los cada vez

más extraños pasillos

y despachos

de mi trabajo,

en los cada vez

más solitarios

corredores

y escaleras

del portal de mi casa

TERCER PASO: ORATIO

Posted on diciembre 22nd, 2019 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

 

¿Qué nos hace decir el texto?

(hombre, casado, trabaja, pertenece a movimiento cristiano)

 

Casi a ciegas vago

en estos tiempos tan inciertos

y tan extraños.

Casi a ciegas.

Casi cegado.

Hambre de luz.

Veo destellos.

Pero tengo miedo.

¡Ven ya, Señor!

Casi a ciegas transcurro,

sin reconocer,

en serio,

que me sustenta

tu amor.

Vago casi a ciegas.

Y resentido…

por las calles de mi ciudad,

tantas veces

tan inhóspita,

tan ruidosa,

tan fea.

Hambre de paz.

Hambre de comunión.

Hambre de belleza.

Veo destellos.

Pero no me fío.

¡Ven ya, Señor!

Casi como un ciego.

Mutilado.

Receloso.

… incluso con pavor

transcurro

entre escombros

y centelleos

nada claros

en estos tiempos

tan ambiguos

y tan falsos,

tan llenos de esperanza

y tan ricos de intuiciones

que cuidan la vida…

Pero muchas veces

solo soy capaz de ver

sombras

como si fueran

los preludios

del fin de los tiempos.

Hay tanta codicia.

Hay tanta mentira.

Hay tanta herida…

en otros

y en mi.

En otros

y en mis palabras.

En otros

y en mis presencias.

Sí. Es así.

Casi a ciegas,

cansado,

agobiado

me dejo llevar

por las corrientes

poderosas de los ídolos,

de la publicidad,

de los espejismos.

Y soy casi uno más

de los que jalean

de pensamiento,

palabra

y obra

lo maligno

de este mundo.

Sí, casi una hiena

entre las hienas.

¡Ven ya, Señor!

¡Ven ya, Señor!

Sé mi alegría

auténtica.

Sé mi consuelo

auténtico.

Sé mi paz

serena.

Sé mi alimento.

Sé mi abrazo.

Sé mi silencio

primero y último.

¡Ven ya, Señor!

Colma mi hambre

de vida,

de amor.

de autenticidad.

Hambre de ti.

Hambre de Dios.

Un hambre como sólo

puede ser el hambre

de un hombre

entre hombres

que son solo hombres…

Un hombre con hambre

que sabe que ser sólo

hombre entre hombres

no basta.

No sacia.

No llena.

Hombre entre hombres:

humo, polvo, nada.

¡Ven, ven!

Sé que vienes

tú mismo

por mí mismo.

¡Así, Tú, ven…!

Sé que no puede ser

de otra manera,

que serás

el Dios con nosotros

ahora y siempre…

Sé que hablaron los profetas.

Sé que los santos lo proclaman con sus vidas.

Sé que los místicos

callan,

asombrados,

ante tu fascinante

susurro

que hace música

de una caña rota.

¡Ven amor sobre todo amor!

¡Ven vida sobre toda vida!

¡Ven comunión sobre toda comunión!

¿Para cuándo esperas

poner paz en mi corazón

partido…

apaleado…

sediento!

¡Ven! ¡Ya! ¡Ahora!

¡Ven ya,

que casi

no puedo

ni nombrar

tu nombre…

ni buscar tu rostro…

ni arrodillarme…!

TERCER PASO: ORATIO

Posted on diciembre 15th, 2019 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

 

¿Qué nos hace decir el texto?

(hombre, casado, trabaja, pertenece a movimiento cristiano)

 

Dios amoroso.

Gracias por tus promesas de salvación.

Gracias por tu presencia entre nosotros.

Gracias porque vienes a salvar, no a juzgar.

Gracias porque eres un dios de perdón y de misericordia.

Gracias por convocarnos a vivir la alegría del Reino.

Gracias por la esperanza activa y servidora.

Gracias por hablarnos al corazón.

Gracias por ser lámpara para nuestros pasos.

Gracias por llamarnos por nuestro nombre.

Gracias porque podemos decir que te conocemos.

Gracias por todas aquellas personas que nos hablan de ti.

Gracias por todas aquellas personas que nos muestran tu rostro.

Gracias porque podemos mira hacia adelante con esperanza.

Gracias por traernos la alegría sin fin de la salvación.

Gracias por la Iglesia, donde vivimos todo esto.

Gracia por tantos y tantos hombres y mujeres de bien que siembran humanidad por donde pasan.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on diciembre 8th, 2019 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?

(hombre, casado, trabaja, pertenece a movimiento cristiano)

 Ante el misterio de María,
sólo cabe contemplar.
Ante el misterio de María,
sólo cabe el humilde silencio
de quien se sabe en manos de Dios.
Ante el misterio de María,
reconocer nuestra tendencia constante
al egoísmo, al control, a la apariencia gratificante.
Ante el misterio de María,
saborear la esperanza más grande
que cualquier cálculo nuestro,
cálculos humanos, demasiado humanos.
Ante el misterio de María,
reconocer el misterio de la Iglesia,
a la que Dios mira con la misma
gracia con que miró a María.
Ante el misterio de María,
ante el misterio de la Iglesia,
ante el misterio de la comunidad de creyentes,
… sólo cabe la locura
de escuchar a un ángel…
… y el tremendo riesgo
de decir sí
… anclados en un “no temas…”
“Para Dios no hay nada imposible”.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on diciembre 1st, 2019 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?

(hombre, casado, trabaja, pertenece a movimiento cristiano)

 

Dios amoroso.

Sé que estar en vela es estar atento a los gestos, a las miradas, a los detalles.

Sé que estar en vela es estar atento a la infinidad de posibilidades de sembrar ternura en este mundo.

Sé que estar en vela es estar a los momentos inesperados que potencian la vida, el encuentro, la comunión.

Sé que estar en vela es reconocer los momentos en los que podemos colaborar en la construcción de un mudo más humano.

Ábreme el corazón,

la mirada.

Hazme disponible.

Hazme peregrino.

Hazme samaritano..

TERCER PASO: ORATIO

Posted on noviembre 24th, 2019 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

 

¿Qué nos hace decir el texto?

(hombre, casado, trabaja, con un hijo)

Que no se me olvide, Señor, que al final de mi arrepentimiento está siempre tu perdón…

Que no se me olvide, Padre, que al acabar mi ruego aguarda tu esperanza…

Que no se me olvide que al compartir mi sufrimiento contigo encuentro sentido a seguir luchando…

Padre, que en la cruz te descubra lleno de misericordia, que sea tolerante con mi prójimo…

Jesús crucificado, que en la persecución demuestras fe y paz inquebrantables, que en las tribulaciones de mi vida cotidiana no pierda la referencia de la Palabra y el Amor de Dios Padre…

Y así sentir presente la realidad de tu reinado y de los valores de tu Reino, donde no caben ni el rencor, ni el reproche, que no entiende de más poder que el del Amor, ni más alimento que la reconciliación…

Padre, que sea como el malhechor arrepentido, y gire mi rostro humilde y temeroso para mirarte, para pedirte auxilio, perdón y compañía.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on noviembre 17th, 2019 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

 

¿Qué nos hace decir el texto?

(hombre, casado, trabaja, con un hijo)

 Padre, que no me confundan las palabras de otros, ni las llamadas del mundo…

Que no me acobarde el miedo ni la duda, que no me venza la pereza, ni me acomode en ningún refugio inventado…

En la fe está la respuesta, y la perseverancia es el camino…

Así, Señor…

Cuando las prisas me empujen lejos de ti, que no pierda de vista tu rostro…

Cuando mi profesión me empuje a hacer lo que no soy, que me aferre a tu Nombre y a tu Palabra…

Cuando “tener” me tiente más que “ser”, que te busque en el silencio…

Cuando me sienta pequeño, insignificante, incapaz, que me abandone a tu fuerza, a tu voluntad…

Cuando en el camino me descubra egoísta, desconfiado e insolidario con mi prójimo, que me agarre a tu mano, te hable en oración y te escuche en silencio para desandar el camino y hacerlo de nuevo a tu vera…

Porque el miedo y la dificultad no está en hacer el camino, sino en hacerlo sin Ti, porque sólo en ti podemos “ser” y “hacer” como cristianos.

Al calor de tu Palabra no nos llegará el frío quebranto de caminar sin rumbo, ni sentiremos el temor de lo que nos pueda suceder…

Vivir contigo y en ti alivia el peso de pensar en lo que puede venir y da sentido a lo cotidiano. recibida.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on noviembre 10th, 2019 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

 

¿Qué nos hace decir el texto?

(hombre, casado, trabaja, con un hijo)

 

Padre, que no me pierda en diatribas, ni en dudas,

Que no me esconda en lo que hago, a donde voy, en lo que pienso…

Ayúdame, Señor, a participar de esa vida que Jesús me enseña:

Vida auténtica, plena, sin escondites, sin dobleces, sin nombres, de seres,

de amor igual…

Y así, desde hoy, desde ya, descubrir que estoy llamado a querer, a generar seres queridos a mi alrededor…

porque desde hoy, desde ya, es posible la vida a la que me invitas…

porque desde hoy, desde ya, Tú esperas que entienda que importa ser y amar, porque esa es la vida, porque esa es tu vida, porque eso eres Tú.

Más allá de ruidos, de zozobras, de teorías e interpretaciones, de lo que nos cuentan o nos pasa… Nos invitas a experimentarte y a experimentar la vida Contigo…

Por eso, Padre, hoy te pido que sostengas mi fe, alimentes mi esperanza activa e inquieta …

Y que el Espíritu anime mi Vida en Dios… desde hoy, desde ya…

Página siguiente »