ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on mayo 14th, 2022 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(hombre, 3 hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

En el contexto de la última cena, después del lavatorio de los pies y la institución de la Eucaristía, hay que entender este mandamiento nuevo. ¿dónde está esta novedad? En el Antiguo testamento ya aparecía: Amarás a tu prójimo como a tí mismo.

La novedad está en varias cosas:

1.- Nos indica la medida del amor. Amaos como yo os he amado, ¿cuánto?, hasta dar la vida, sirviendo, siendo el último…

Preguntémonos si en nuestras relaciones adoptamos esta medida, conviene ponerse un listón alto desde el cual medir hasta cuanto estamos dispuestos a dar, si acogemos lo de hasta dar la vida, cualquier cosa inferior nos parecerá una minucia y nos costará menos hacerlo. Conviene decírnoslo también explícitamente entre nosotros, para saber hasta dónde podemos pedir, hasta la vida.

2.- La reciprocidad: es el amor mutuo, eso es lo que distingue a la comunidad de sus discípulos. El amor va y viene. Un día me explicaron el misterio de la Trinidad refiriéndose a la reciprocidad. El amor en la Trinidad circula entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, todo es Amor.

Voy a intentar explicar algo más sobre esto: Jesús, cuando vino a la tierra, al igual que un emigrante cuando va a un país lejano, se adapta al nuevo entorno, pero lleva sus usos y costumbres y sigue hablando su lengua. También Jesús se adaptó en la tierra a la vida de los hombres, pero, por ser Dios, trajo el modo de vivir en el Cielo, de la Trinidad, que es amor, amor recíproco.

3.- Es el mayor testimonio: en las primeras comunidades cristianas sorprendía ante los demás este amor reciproco, mirad cómo se aman entre ellos. También nuestras comunidades, nuestras parroquias debían caracterizarse por esta nueva manera de amar que nos enseñó Jesús. Los frutos serían abundantes, no cabe duda, y alcanzaríamos la plenitud.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on mayo 8th, 2022 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(hombre, 3 hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Resuena este texto evangélico de una forma especial en este periodo de Pascua que estamos celebrando ahora. Darnos la vida eterna, gracias a que Él dió la vida por cada uno de nosotros…Recuerdo en la Vigilia Pascual, en el recorrido de los textos bíblicos que se leían, cómo Dios se hacía presente en la historia del pueblo elegido, a pesar de sus traiciones, de sus pecados. Dios actúa como un pastor que conoce y ama a sus ovejas, es decir, a su pueblo cansado y a veces desorientado. No es un extraño que ignora las necesidades del rebaño, ni un ladrón que viene a robar. Su infinita paciencia y misericordia nos llena de esperanza y sobre todo nos hace confiar en que nada quiere malo para nosotros, es más, nos llama y conduce hacia una vida plena. Tratemos de experimentar esta presencia silenciosa pero poderosa en nuestra vida escuchándolo a Él a través de una oración profunda. Seguro que eso nos llamará a hacer nosotros lo mismo con los demás, a cuidar y a acoger a los que tenemos a nuestro lado, a interesarnos por su salud, por sus cosas, por su camino de fe, a aconsejarlos si hiciera falta, incluso a corregirlos desde el amor fraterno si se desviaran del camino. Tenemos la obligación moral de ser servidores-pastores en nuestras familias, en las pequeñas comunidades que van creciendo a nuestro alrededor, en las personas que se acercan…no por una obligación pura y dura, sino por una respuesta amorosa que surge del sentimiento de cuidado y amor con que nos trata el Padre. Demos un salto de calidad en las relaciones con los demás, acojamos en nosotros este cuidado de madre por ellos.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on mayo 1st, 2022 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(hombre, 3 hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Son muy bonitos y enriquecedores los pasajes que estamos viendo estos domingos, a ver si le vamos sacando todo el jugo a la Palabra para aplicarlo en nuestra vida.

1.- Romper con el pesimismo, cambiar de estrategia. Qué fácil es hoy caer en el fatalismo, sobre todo si nos ponemos a hablar de los precios de las cosas…¡¡Todo ha subido!! La guerra de Ucrania nos angustia, la economía y la ecología mundial…para qué decir. Podemos tener tema de conversación para un buen rato. Al final nos podemos ir con una angustia y ansiedad tremenda y lo que es peor, al otro, lo hemos dejado igual de mal. 

Como a Pedro, nos puede pasar que nos ponemos de mal humor, no cuidamos nuestro aspecto tanto interior como exterior, no encontramos peces en nuestro mar, todo está a oscuras. Nos hace falta buscar algún signo, algo que tenga el perfume de Dios, aunque sea pequeño, aferrarnos a él, buscar su presencia, contemplar y dar gracias a la Dios por hacerse presente en nuestro caminar. Eso nos dará otra perspectiva de las cosas, y sobre todo, llegaremos a ser signos de la presencia del resucitado, nuestro testimonio será verdadero, podemos ser pequeños soles para otros que nos ven.

2.- Hacernos la pregunta con frecuencia: ¿me amas? El Señor ya sabe de nuestros defectos e inconstancias, contamos con su perdón. Jesús no le echa en cara a Pedro las tres veces que le negó. ¿Para qué? Él quiere una vida plena para nosotros. Nos pregunta, como a Pedro, si le amamos, no para vanagloriarse, Él no lo necesita, sino para que nos demos cuenta de que amándolo es como vamos a conseguir la Alegría y la Vida que nunca se acaba. Tendremos nuestra función en la vida y trataremos de hacerla  lo mejor que podamos, como si fuera lo último que debemos hacer antes de morir, y no le tendremos miedo a nada.

3.- Ven y sígueme. Al decirle a Dios desde el corazón: Sabes que te quiero, en respuesta a su pregunta, vamos a darnos cuenta de que nos vamos enamorando cada vez más de Él, ya no nos van a atar tantas cosas, iremos soltando lastre porque su AMOR, nos llena tanto que no somos felices si no es siguiéndolo. Fuera de su estela, no somos nada. Pidámosle con frecuencia que nos ayude a seguirle y no paremos de analizar también qué cosas no nos ayudan a ello, para desterrarlas de nuestra vida.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on abril 17th, 2022 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 5 hijos, ambos trabajan, pertenecen a comunidad cristiana y a movimiento seglar) Comentario de 2021.

De noche iremos de noche

que para encontrar la fuente

solo la sed nos alumbra

solo la sed nos alumbra

Cuántas oscuridades, cuántas dudas, cuántos desencuentros, cuántos agobios, cuántos fantasmas del pasado o temores del futuro se nos agolpan, cuántas críticas por lo que hacemos y cuánto nos persigue lo que no hacemos… Vaya, que si nos dejamos, se nos llena la mochila de piedras que nos bloquean incapacitándonos para seguir el camino de nuestra vida.

Solo si pasamos nuestras cargas y nuestras dificultades por la cruz de Cristo reciben la luz de la resurrección que lo transforma todo, pues las sombras desaparecen y cada cosa deja de distorsionarse para tomar su tamaño real. Y con luz, todo cobra vida, los colores se avivan y lo difuso se vuelve nítido. Y lo importante centra nuestra existencia.

Celebremos esta semana la resurrección de Jesús como el hito que centra nuestro caminar, como el acontecimiento que nos permite disfrutar desde ahora del Reino, como el tesoro que da sentido a todo lo que somos, como la fuente que encontramos para que nuestra vida tenga plenitud.

Que reconozcamos cuánto nos quiere Dios y cómo nos regala su amor y nos protege.

Que esta semana hagamos que esa gran alegría trascienda, que nuestra boca y nuestras manos expresen cómo está nuestro corazón.

Que en nuestra actitud se nos note que somos signo de paz.

Que en nuestro saludo se note la alegría de la resurrección.

Que bendigamos a los que nos rodean.

¡Feliz Pascua de Resurrección!

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on abril 10th, 2022 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 5 hijos, ambos trabajan, pertenecen a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

La vocación de Jesús fue hacer en todo momento la voluntad del Padre.

Eso le llevó a tener una vida plena. En otros evangelios, las últimas palabras de Jesús antes de expirar son: “todo está cumplido” (Jn 19,30), con las que toma conciencia de haber cumplido hasta el final su misión. En esta lectura, su expresión “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”, refleja su entrega total al Señor, después de haber cumplido su voluntad.

Imagínate en el momento en el que abandonas este mundo, y echando la vista atrás, valoras tu paso por esta tierra.

¿No habrás querido tener una vida plena por haber hecho lo mejor que podías hacer, con tus aciertos e incluso tus errores, y contando para los errores con la infinita misericordia del Señor, que siempre perdona? ¿No te gustaría haberte ido con la satisfacción de haber estado cada  vez más cerca del estilo de vida del Señor?

Te invito a caminar tu semana desde esta perspectiva, desde tu consciencia de realizar actos concretos que te ayuden a tener una vida plena.

Contrasta tu caminar de esta semana con lo que realmente te da plenitud: amar mucho, compartir mucho, ayudar a crecer a los demás, ser luz, no tener tenido apegos… y lo que quieras añadir a la lista que sea propio de una persona que sigue a Jesús.

Es un gran plan de vida y a su vez tu forma de construir el Reino de Dios desde esta vida en la Tierra.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on abril 3rd, 2022 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 5 hijos, ambos trabajan, pertenecen a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

“El que esté sin pecado, que tire la primera piedra”

Con qué facilidad juzgamos a los demás.

Varias veces nos erigimos en jueces muy ágiles para criticar y sentenciar.

¡Cuántas actitudes son contrarias a nuestras costumbres o deseos, y cómo nos molestan acciones o comentarios de otros…!

Te sugerimos ponernos la tarea de no juzgar esta semana.

¿Cómo  lo podemos intentar? Te proponemos lo siguiente.

Primero, estando despiertos. Siendo conscientes cada mañana de cuál es nuestro propósito y estando atentos para no sucumbir a la tentación. Cuando se está pendiente de una dinámica es más difícil sucumbir, y si te pasa, es más fácil que te des cuenta y te prevengas para mejorar en la siguiente ocasión.

Segundo, pidiendo ayuda al Espíritu Santo. Podemos invocarlo con una oración espontánea, aunque te proponemos hacerlo con la secuencia del Espíritu Santo (te animamos a interiorizarla si aún no te la has aprendido sin leerla). Él hace obras grandes en nosotros.

Tercero, podemos poner a esa persona y a sus defectos en nuestra oración de diferentes formas. Es una ocasión para pedir al Señor que nos acompañe dando bien a cambio de mal, pedir por esa persona, o a dar gracias por poder practicar una obra de misericordia espiritual (“sufrir con paciencia los defectos del prójimo”).

Cuarto, en nuestra actuación no tener en cuenta un posible mal que nos estén haciendo. Tratar a quien nos hace mal con naturalidad.

Quinto, si tengo relación con la persona y confianza con ella, puede haber ocasión para practicar la corrección fraterna. Para ello puedo pedir a Dios que nos ilumine a ambos para a continuación, dirigiéndome a esa persona en el momento oportuno para ambos, tratarle con cariño y delicadeza señalándole los argumentos de lo que me molesta, y estando siempre en disposición a ser yo el que cambie tras el diálogo.

Si conseguimos no juzgar esta semana, habremos contribuido a que haya más amor en nuestro entorno. 

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on marzo 18th, 2022 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 5 hijos, ambos trabajan, pertenecen a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

El Evangelio nos sigue suscitando caminos de conversión.

Posiblemente sentirás desánimo por aquello que quieres emprender para sanar tu corazón o el de alguien que tienes cerca y te cuesta porque no te ves capaz, o porque no sabes por dónde empezar, o por vergüenza o despecho, o vagancia… puede haber diferentes razones. Lo cierto es que sabes que quedarte como estás ahora no te hace bien.

Pues el Evangelio de este domingo nos anima a no desfallecer, a seguir levantándonos, a descansar en la misericordia de Dios, a sentirnos tocados y sanados por Él. 

Tenemos a nuestro alcance una gran oportunidad para acercarnos más a Dios en nuestro caminar. Vive esta semana el sacramento del perdón para mejorar tu relación con Dios, con los hermanos y contigo. El Señor siempre espera. Ábrele la puerta. Reserva un hueco en tu agenda para preparar tu confesión…  y para hacerla 

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on marzo 13th, 2022 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 5 hijos, ambos trabajan, pertenecen a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

«Maestro, qué bien se está aquí».

La lectura de hoy nos invita a subir a la montaña. Parece que hoy toca «coger impulso» para adentrarnos más en la Cuaresma con la oración. Y preguntarle al Señor: «Maestro, ¿dónde vives?» para escucharle decirnos «venid y veréis», e ir a ver dónde vive y quedarnos con Él ese día.

¿Seremos capaces esta semana de sacar uno o varios ratos de calidad para acercarnos a Jesús a través de nuestra oración? Contémplale si es posible en la Adoración o cerca del Sagrario, llénate de Su presencia, lejos del mundo y del ruido, reconfórtate con Su cercanía, enriquécete con Su luz. Pon al Señor en el lugar preferente de tu vida, y date cuenta de que estarás dedicándote a lo más importante que puedes hacer en ese momento. Tras esa vivencia, podrás bajar a tu Jerusalén habitual para vivir el Evangelio en medio de tus quehaceres cotidianos.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on marzo 6th, 2022 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 5 hijos, ambos trabajan, pertenecen a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Cada uno de nosotros sabemos de qué pie cojeamos. Y normalmente cojeamos de lo mismo. Lo malo es que el diablo también sabe de qué cojeamos. Entra en nuestra intención y nuestro ánimo como quien no quiere la cosa, planteándonos la cuestión como si fuera algo inocente y que no nos hace mal ni hace mal a nadie, y además, porque nos lo merecemos o lo valgo… La verdad es que nos suele coger en un momento de debilidad interior. La fortaleza interior la podemos entrenar con seguridad. Es cuestión de parar y organizarnos para construir nuestra casa sobre roca.

El inicio de la Cuaresma es un momento ideal para que este tiempo tan importante de conexión con el Señor no pase en balde. ¿Qué voy a hacer expresamente para reforzar mis murallas frente al mal y para fortalecer mi interior? Si te das cuenta de la sed de Dios que tienes, dispones de muchos apoyos cerca para sentir que Él habita en ti y que tu vida se configura con la de Él. Recurre a ellos: el sacramento del perdón, la Eucaristía, la escucha activa de la Palabra… y especialmente en esta Cuaresma que comienza, la oración, el ayuno y la limosna. Te propongo que si no has empezado a prepararte para este tiempo de gracia, no dejes pasar ni un día más y te organices desde hoy. Una forma de iniciarlo, que a mí me sirve, es invocar al Espíritu Santo, o pedirle al Señor, como recoge el Salmo 50, que te renueve por dentro con espíritu firme. Pero no te quedes sólo en la petición que hagas. Con el Espíritu en ti, profundiza en tu acercamiento al Señor con los medios que pone a tu alcance. La vida auténtica te va en ello. 

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on febrero 27th, 2022 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(hombre, 3 hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Con frecuencia estamos enfermos de sospecha o somos demasiado protectores o elitistas de nuestro propio grupo. Nos cuesta aceptar o soportar los defectos del otro, incluso somos capaces de magnificarlos y elevarlos al sumun, alzando el rasero mucho más que el que empleamos para nosotros mismos. Hay una oración conocidísima del P. Claret que personalmente suelo recitar o cantar cuando me vienen a la mente juicios y sentencias frente a los distintos prójimos que me encuentro a lo largo del día:

TENDRÉ PARA CON DIOS: CORAZÓN DE HIJO. PARA CONMIGO MISMO: CORAZÓN DE JUEZ. Y PARA CON EL PRÓJIMO: CORAZÓN DE MADRE. Y es que una madre posee un amor incondicional para sus hijos. Su ternura y su cariño por ellos, hace desaparecer o difuminar sus defectos y los ama hasta dar su vida, si hiciera falta. Así nos quiere Dios: nos ama inmensamente; su ternura y su misericordia se dirigen a cada hombre y a cada mujer. Él es el Padre paciente y misericordioso que espera a cualquiera que se ponga en camino al escuchar su Palabra. Nosotros hemos sido creados a imagen del Padre. Jesús puso en el corazón de cada uno el deseo de una vida plena, fruto de un amor que sabe acoger al prójimo que se equivoca, sea amigo, hermano o desconocido, y le perdona infinitas veces. Es éste un amor que no mide y que no será medido. Esta forma de amar provoca sentimientos semejantes a los de Jesús y hacen aflorar a los labios, para cada persona que se encuentra, palabras de misericordia en vez de condena.

Tratemos esta semana de hacer un ejercicio de disculpar al otro, no caer en esa enfermedad de sospechar de todo y de todos, démosle a cada uno un voto de confianza, pensemos que cada uno puede estar librando en ese momento una guerra interior provocada por los problemas que le agobian, por dificultades y luchas de familia o enfermedad… no acrecentemos, con nuestra crítica o nuestra gana de corregir, esa guerra interior que puede estar librando. 

Siempre recuerdo aquella vez que el conserje de una entidad de la administración en la que entré una mañana y que me miró de mala manera cuando le deseé los buenos días. En un primer momento pensé que era un estúpido y un maleducado. No me quedé en ese mal pensamiento e indagué por si le pasaba algo. Me comentaron que le habían dado la noticia de que sufría un cáncer agresivo…me dije: ¿qué derecho tengo a crucificar a las personas por una primera impresión? ¿qué gano con eso y qué favor le hago a esa persona si le hubiera negado el saludo para otros días que lo hubiera visto? Recordemos que estamos llamados a esa vida plena y que sólo se consigue si intentamos imitar a Jesús en todo. Para corregir, mejor transmitir esa corrección  más con lo que hacemos  que con lo que decimos. Tratemos de ser coherentes en nuestra vida. Sólo el ejemplo transmite y contagia. Ello nos exige cuidar también nuestra fachada externa para no caer en contradicciones. Ya sabéis, para nosotros mismos, CORAZÓN DE JUEZ.

« Página anteriorPágina siguiente »