ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on mayo 6th, 2018 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Permanecer en Jesús es ante todo intentar imitarlo y eso significa comprender que los cristianos tenemos sentido si vivimos por los demás, si concebimos nuestra existencia como un servicio a los hermanos, si planteamos toda nuestra vida sobre  esta base.
En los cursos prematrimoniales a los que solemos acudir mi mujer y yo, cuando nos lo requieren de las parroquias locales, hablamos de la medida de amor entre los esposos. Les decimos que es fundamental declararse explícitamente hasta dónde estamos dispuestos a donarnos al otro, y que la medida, si queremos que perdure nuestro amor, es hasta dar la vida el uno por el otro. Les preguntamos en ese momento a los novios si son capaces de hacer eso, y ellos,  en su “enamoramiento flamante”, asienten todos con la cabeza o dicen: “¡¡por supuesto!!”. Vale, perfecto, les decimos nosotros. Acordaros de este compromiso. Si habéis puesto esta medida, todo lo demás está por debajo de dar la vida y por tanto, está en su derecho de pedírtelo, tu futura esposa o marido.
Por ejemplo, estás viendo en la tele el fútbol, en el brasero, en invierno. Escuchas a tu mujer: “Pepe, ¿puedes bajar la basura? .¡¡Ostras, yo le dije…y esto no es dar la vida, ni se parece…tiene derecho a pedírmelo, le dije “hasta dar la vida por tí”!!
Las declaraciones no son sólo palabras, son actos de amor reales cada día, en el momento presente, donde no vale escurrir el hombro. Nos obligan a ser honestos con lo que uno se compromete, a plantearnos si estamos dispuestos a ser cristianos de “chichinavi” o verdaderos amigos de Jesús.
Una comunidad cristiana que quiera avanzar necesita de esta declaración explícita de estar dispuestos a dar la vida los unos por los otros. Este compromiso, para que no caiga en saco roto, debería renovarse con frecuencia, sobre todo en encuentros especiales como de corrección fraterna, de perdón…recordarlo en nuestro interior cuando nos asalta la tentación de la murmuración, de no querer seguir dando el primer paso, de no ser el primero en amar… Sólo así permaneceremos en el Amor y daremos fruto abundante, por que estaremos dando el amor en su justa medida.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on abril 29th, 2018 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Hay muchas formas de “permanecer”, de estar unidos a la vid. Todas son importantes y requieren su justa dedicación para estar en sintonía…
1.- Estar en el amor.
Primero, nuestra obligación es amar a Dios y luego, amar al prójimo, esto es, desde por la mañana hasta por la noche, todas las ocasiones de estar con los demás debemos aprovecharlas para amarlos como a nosotros mismos, en casa, en el trabajo, haciendo deporte, saliendo por la calle, en la iglesia, de vacaciones…sin desparovechar a nadie, es más, siendo los primeros en amar a todos.
Esa “tensión en el amor” nos hace adquirir una nueva sensibilidad, de esa manera entramos más profundamente en el ánimo del otro, comprendemos de verdad sus problemas, sus tropiezos, sus alegrías,para poder compartir con ellos todo. Mostremos a la más mínima ocasión nuestra cercanía, nuestro interés por la persona para aconsejar, consolar…
2.- Alimentándonos adecuadamente:
– Es en la oración personal, haciendo resonar la Palabra en nuestro corazón, manteniendo un diálogo contínuo con el Señor y con María, con naturalidad, recurriendo a ellos con frecuencia, especialmente en las situaciones difíciles.
– El pan eucarístico es fundamental para permanecer conectados a la vid, el alimento divino.
3.- La vida en comunidad:
La llamada a la santidad es para todos ycada uno de los cristianos, pero resulta difícil mantener esa tensión si no lo hacemos junto a otros, si no tenemos compañeros de camino que nos recuerden esto, que nos ayuden a levantarnos, que nos animen, que se conviertan es esas “apariciones del resucitado” de las que hablábamos estos días, con la sonrisa en los labios, con la luz en la mirada, con el ímpetu por hacer la voluntad de Dios en cada momento presente como si fuera lo último en esta vida que nos encarga el Señor.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on abril 8th, 2018 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin
¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Hoy trataba de ponerme en el papel de los discípulos tras la muerte y resurrección de Jesús y buscaba situaciones que en mi día a día me asemejen a cómo reaccionaron ellos, especialmente Tomás:
Hay un emoción muy fuerte, casi cegadora: el resentimiento. Ésta surge cuando no se cumplen las expectativas que tenemos ante una persona o ante una situación que consideramos injusta. Los doce vieron con sus propios ojos la bondad de Jesús, escucharon su mensaje de amor y fraternidad, ¡es tan injusto que hayan matado a alguien así…!
La venganza, el rencor, fruto de ese resentimiento, nos quita la capacidad de amar y perdonar, nos resta creatividad para intentar alternativas y posibilidades de ser felices. De ahí los miedos de los discípulos, la incredulidad de Tomás… sus mentes estaban como bloqueadas, ese rencor por la injusticia cometida, les cegaba.
Jesús, nos muestra que esa no es la actitud correcta. Él no se detiene en pensar la de veces que se ha sentido ofendido, o en lo ingratas que eran las personas, a veces, cuando Él sólo les quería hacer el bien. No pierde el tiempo en pensar cómo debería pagarles o vengarse. Actúa así por que no espera que le devuelvan bien por bien, es decir, no se creó falsas expectativas.
Por tanto, en este tiempo de Pascua, tratemos de no perder el tiempo en juicios inútiles que lo único que hacen es llenarnos de sentimientos de venganza, olvidemos las falsas expectativas en el trato con cada prójimo que nos encontremos, abramos nuestro corazón con un amor gratuito y universal que nos libere… Así, realmente, experimentaremos la alegría de la resurrección.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on abril 1st, 2018 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Después de ver a Jesús en las calles, con ese rostro de dolor, cargando con la cruz, maltratado, destrozado… resulta extraño que sean pocas las hermandades de Gloria que procesionan y ensalzan lo fundamental del mensaje de Cristo: la resurrección. Es decir, el mensaje de que, a pesar del dolor, hay un después, cobra sentido todo. El dar la vida por los demás, al final tiene su recompensa: la plenitud en la vida.
Nos llena de esperanza ese mensaje, no sólo comunicado de palabra sino probado en su propia carne por el Hijo del Padre. No ha sido una enseñanza teórica, no, los latigazos, los desprecios, las traiciones fueron verdaderos. Jesús se hizo nada, dió la vida por nosotros y luego fue glorificado por el Padre. Tuvo sus dudas, igual que nosotros las tenemos ante cada prueba, cada pequeño dolor. Salgamos de nuestro dolor para dar la vida por los demás, amando concretamente, siendo serviciales, sonriendo aunque por dentro nos pida otra cosa. El Padre nos glorificará dándonos luz para afrontar cada situación dolorosa con una nueva esperanza.
¡¡¡Feliz Pascua de resurrección a todos!!!

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on marzo 25th, 2018 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Llegamos a la semana clave y cumbre de nuestra fe. Ese momento, en que Jesús, nuestro Maestro, muere y resucita.
Es este un tiempo para muchos de vacaciones, en el que los lugares dónde vivimos se llenan de gente. Sería importante “blindarnos” ante lo que se vive en la calle, para no dejarnos llevar por el bullicio, la fiesta y la jarana. Para nosotros debe ser momento de fe, de recogimiento… Aquel a quien tanto queremos va a ser condenado y va a morir de una manera cruel.

Os ofrecemos algunas sugerencias para actuar esta semana.

– Dedicar una tarde o una mañana a meditar la Pasión del Señor. Descubramos las enseñanzas que desde ella, se nos ofrecen para nuestra vida.

– Participar de las celebraciones litúrgicas de estos días y de aquellos momentos que se nos ofrezcan para estar con el Señor (Hora Santa, Viacrucis…)

– Tener presentes las claves para vivir cada uno de los días más grandes de esta semana:
1. Recibimos a Jesús con alegría el Domingo de Ramos. Esforcémonos este día principalmente por vivir la alegría…
2. Acompañemos al Señor el Jueves Santo en su Última Cena. A ejemplo suyo, vivamos este día con intensidad el amor hacia los demás, el darnos y repartirnos, el servicio… Acompañémosle también, haciéndonos uno con Él, en su oración angustiada en Getsemaní, cargados también con nuestros miedos pero confiados en la Padre.
3. Estemos junto a la cruz de Cristo el Viernes Santo. Es día de duelo para nosotros, es día de luto. Vivamos ese momento, revivamos ese momento. Acordémonos este día de todos los que siguen siendo crucificados en nuestro mundo. (Veo qué puedo hacer yo por todos los que sufren la cruz, sabiendo que lo que haga por ellos lo hago por el Maestro).
4. Vivamos desde la noche del Sábado Santo el gozo de la Resurrección. He recuperado a mi ser más querido. Viene a quedarse conmigo. Expresemos esa dicha con nuestras palabras, con nuestras acciones… para que llegue a los demás…

Y… en los días de la Pascua, iremos recibiendo esa resurrección que se nos regala para lo que está sin vida y sin luz en nosotros… Debemos tener una gratitud inmensa hacia el Señor Resucitado, que nos enseña las claves de una existencia en plenitud.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on marzo 18th, 2018 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Para actuar desde el Evangelio de esta semana os sugerimos tres posibles “claves”:

– Jesús supo ver y entender su duro final no como un fracaso. Así lo transmite. Procuremos nosotros mirar desde los ojos del que tiene fe, del que tiene a Jesús por Maestro. Hemos hacerlo así en cualquier momento, para cualquier acontecimiento de nuestra vida. Debemos alejarnos de la mirada humana, de los patrones que nos marca la sociedad o el mundo… Cualquier vivencia desde Dios tiene otro color, otro sentido, otra visión, otro valor… Entrenemos en el ejercicio de mirar confiados, en esta recta final de la Cuaresma. Evalúa tus vivencias de cada día, las buenas y las que te hieren… Ve buscando tus propios medios para aprender a ver desde la mirada del Señor de la Vida.

– Enterrar el grano para que muera y de fruto. Un grano de trigo en muy pequeño en medio de una mano o de un campo, al igual que nosotros somos pequeños en manos de Dios o en medio del mundo. Debo morir, vaciarme de mí mismo,  para crecer erguido hacia la luz… Me convenzo de que lo que soy es por gracia del Padre, obra suya. Por mi mismo no soy nada. Fuera orgullo, arrogancia… Hago el ejercicio diario de alabanza a Dios… Valoro lo que soy porque es obra del Padre y Él en mí todo lo puede. Yo solo, sin el agricultor, sin el campo… no soy nada.

– “El que quiera servirme que me siga y dónde yo estaré allí estará mi servidor…”  Servir a Jesús, a su causa, creyendo que el mundo puede ser mejor, creyendo que el ser humano es bueno por naturaleza… Todo lo que entorpece que de nosotros emane el amor es consecuencia de un cúmulo de circunstancias que han confluido en la persona. Yo he de servir. Lo que está en mi mano no se puede quedar sin hacer, nadie hará mi parte. Hago el ejercicio de construir con mis palabras y mis obras… Me convenzo de que dar la vida por los demás merece la pena. Pido el valor para ello.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on marzo 11th, 2018 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Desde pequeños hemos aprendido sobre la vida de Jesús. Sabemos lo que hizo, sabemos que vino a salvarnos, sabemos que Él es la luz… Sin embargo…“la luz vino al mundo, y los hombres prefirieron la tiniebla a la luz”. Y al decir hombres, nos referimos a todos nosotros, hombres y mujeres. No miremos hacia otro lado. Eres tú y soy yo. En demasiadas ocasiones preferimos la tiniebla. Nuestras palabras y nuestras acciones no están impregnadas de las claves del Evangelio, sino de unos códigos que nos marca nuestra sociedad actual, que nosotros consideramos que son “la vida” pero que poco a poco nos van sumergiendo en la tiniebla, ahogando en nosotros la luz que nos llega del Hijo de Dios.

“Todo el que obra perversamente detesta la luz y no se acerca a la luz”
Para actuar desde el Evangelio de esta semana, optemos por la luz, en lugar de la tiniebla que no nos deja saber dónde estamos, que nos inquieta, nos agobia… Optemos por la LUZ que nos da seguridad. Dediquemos un largo tiempo diario, a leer la Palabra. Como hacía el Padre Claret. Leamos en esta Cuaresma varios capítulos diarios de la vida de nuestro Señor. Dios nos envió a su Hijo al mundo para que el mundo se salve, para que todos nos salvemos.

“El que realiza la verdad se acerca a la luz, para que se vea que sus obras están hechas según Dios.”
Procuremos en algún momento también analizar por qué tenemos esa lucha interior entre la luz y la oscuridad… Hagamos un planteamiento serio de por qué no somos radicales en nuestra vivencia del Evangelio, por qué no somos testimonio, testigos de la luz… O lo que tal vez sea peor, (porque es un autoengaño), por qué vivimos a medio gas, con mediocridad, sin valentía… alejados al completo del testimonio decidido que nos da el Maestro. “Dios no mandó su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él.” Utilicemos estos días de Cuaresma para adentrarnos de nuevo en ese camino de salvación, salvándonos nosotros y ayudando desde nuestra vida a que otros se salven… El Padre nos dice basta y nos envía a su Hijo. El Amor infinito de Dios nos libera de falta de esperanza, pesimismo, angustia, competitividad, poder…

Levantemos todos la mirada hacia el Hijo de Dios, elevado en un madero. Él conoce nuestras debilidades, nuestras fragilidades. Él ha venido a nosotros para darnos esperanza, para que “todo el que cree en Él tenga vida eterna”.

 

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on marzo 4th, 2018 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
La Palabra de este domingo nos trae un pasaje en el que vemos a un Jesús audaz, valiente… Ataca al templo, toda una institución para el pueblo judío, en torno a la que gira prácticamente todo a nivel social, económico….  No es un Jesús violento, sino decidido, fuerte, que quiere devolver a las personas la libertad; incluso de lo que se dice en nombre de Dios.

“Quitad esto de aquí; no convirtáis en un mercado la casa de mi Padre”

Para actuar desde el Evangelio de esta semana de Cuaresma, os aportamos algunas sugerencias…
-Buscar aquello que profana la “casa del Padre”, el templo vivo que somos nosotros . Hay mucho en nosotros que ofende a Dios y que entorpece que el Reino crezca. Dediquemos tiempo al silencio para que veamos dónde y con qué hemos convertido a nuestro interior en un “mercado”. Oremos para poder reaccionar ante nosotros mismos.  “Echemos, volquemos…” lo que nos aleja de Dios. Busquemos todos los medios a nuestro alcance para lograrlo. Nuestra vida ha de ser coherente, guiada por el Espíritu para que nuestras palabras y acciones sean luz para el mundo.
-Mirar a los demás como templos vivos del Padre también profanados, por las guerras, por la opresión, por las estructuras de poder, por las leyes… Hay profanación del templo de Dios que son las personas en los países pobres, en los marginados en nuestra sociedad… Pero también en aquellos a los que apartamos guiados por nuestro ansias de ser, aquellos con los que consideramos “malos”, con los que no empatizamos (a los que no sabemos entender), aquellos los que cosificamos convirtiéndolos en “objetos de uso”… Devolvamos a todo el que nos sea posible la dignidad de persona, templo Dios.
-Denunciar en el templo de Dios que es nuestra Iglesia, lo que se aleja de lo que el Maestro nos marca, acercándose más a las estructuras de poder, al “dios dinero”, a las razones del “mundo”, al servicio de nuestros intereses…  Como lo hizo Jesús, también nuestra misión es decir, no callar…  Que nuestra respuesta sea clara, firme, decidida…

“Y, cuando resucitó de entre los muertos, los discípulos se acordaron de que lo había dicho,” Jesús es el verdadero templo de Dios, lugar para encontrarnos con el Padre, ejemplo  y presencia su Amor.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on febrero 25th, 2018 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Como a Pedro, Santiago y Juan, Jesús nos invita a subir esta semana con Él, hasta la montaña alta. Os proponemos hacerlo. No hay que buscar ningún lugar físico. Esa montaña está dentro de nosotros. Es ese “lugar” de nuestro interior en el que podemos encontrarnos con Dios y dejarnos transformar por su Amor infinito… Busca el/los medio/os propicio/os para lograr “subir” hasta ese sitio: el silencio, la oración profunda, el hermano, la Eucaristía… Si lo hacemos el Señor se va a transfigurar delante de nosotros… Aunque sea intensa la oscuridad en la que vivimos, nos va a deslumbrar con resplandor. Y nosotros nos vamos a sentir interpelados a dejarnos transfigurar.
Pero también, para actuar desde el Evangelio de esta semana, podemos preguntarnos si irradiamos sobre los demás la luz del Padre, al habernos dejado transfigurar por Él, si ayudamos a la “transfiguración del mundo”… Procuremos no quedarnos instalados en nuestra comodidad, en nuestra zona de confort…” ¡Qué bien se está aquí!”  Bajemos para encontrarnos con nuestro prójimo, para servirle, para cumplir con nuestra misión, para construir el Reino con todos los medios a nuestro alcance, para ser fieles como lo fue el Señor…
Hagamos de nuestra existencia tiempo constante de escucha del Hijo Amado. Él nos libera y nos irá dando las claves para la vida en plenitud.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on febrero 16th, 2018 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Todos huimos del “sufrimiento”, lo consideramos algo malo, no lo queremos. Sin embargo escapar de las tentaciones que nos arrastran (la de ser, la de tener, la de…), requiere un esfuerzo que a corto plazo nos provoca un sufrimiento pero que a la larga nos va a dar paz, sacará lo mejor de nosotros mismos, nos ayudará a desarrollarnos en plenitud.
Esto lo entendió muy bien Jesús. Supo que el mayor bien que podía poseer era él mismo, lo que llegara a ser como persona. Supo que eso era lo único que nunca nadie le podría quitar. Supo que sería su mejor arma en la “lucha de la vida”.
Sin embargo nosotros, pasamos media vida intentando escapar de este tipo de sufrimiento porque ya estamos demasiado cansados de padecer por otras cosas mucho menos necesarias y útiles. Nos vamos adentrando casi sin darnos cuenta en una vida de ansiedad y estrés, provocada por múltiples “tentaciones.” Incluso creemos que no nos queda otra que vivir así, porque eso es vivir…
Te invitamos a que cada día tengas como sagrado un ratito de silencio personal, en el que te retires a solas. Solo desde ese silencio interior, podrás dejar que el Espíritu actúe en ti para librarte de toda tentación que te hace mal.

 

« Página anteriorPágina siguiente »