ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on diciembre 10th, 2017 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Hoy es a nosotros a quienes una voz nos grita “Preparadle el camino al Señor”. Y es que aunque nos consideremos cristianos, hay demasiadas cosas, acciones, situaciones… que nos alejan del camino de Dios y demasiados momentos en que no estamos dispuestos a reconocerlo, por la falta de valor para romper con nuestra zona de confort.
¿Cómo podemos actuar para preparar ese camino?
-Procuremos alejarnos este Adviento, de las mil formas de evasión que nos ofrece el mundo en el que vivimos. Nos puede ayudar a ello el vivir de una forma más austera en estos días en los que ya empieza la maratón de consumo navideño.
-Hagamos una seria reflexión sobre todo aquello que impide la llegada de Dios a nuestra vida. Puede que nos demos cuenta que vivimos solo por la apariencia o por querer tener mucho más allá de cubrir necesidades reales o puede que nos demos cuenta que es el poder el que nos mueve o el aplauso y el ser considerados socialmente… Puede también que nos demos cuenta que nuestra vida nos está llevando a quedarnos vacíos por dentro o…
-Intentemos adentrarnos en nuestro desierto, para vivir ese encuentro con Dios, esa conversión real sincera, profunda… de la que estamos tan necesitados, para ser seguidores auténticos de Cristo, capaces de compromisos serios, firmes, que engloben nuestra vida… “En el desierto se vuelve a descubrir el valor de lo esencial para vivir…”, nos dice el Papa Francisco.
-Eliminemos de nuestra vida todo lo superfluo, que se nos ofrece como importante e imprescindible desde nuestra sociedad materialista. Fijémonos en Juan, que con su forma de vestir; de alimentarse… rompe con los convencionalismos sociales y encuentra lo único necesario para vivir.
Sintamos necesidad de cambio, de salvación, como la gente que va al encuentro con Juan. Sin olvidar que también nosotros estamos llamados a “gritar” y que podemos ser camino de Justicia, Amor y Esperanza para otros.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on diciembre 3rd, 2017 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
El Evangelio de este domingo es un grito que nos sacude por dentro: ¡Velad!
En demasiadas ocasiones vivimos como si nuestra vida terrena no fuese a tener fin, como si tuviésemos todo el tiempo del mundo por delante para comenzar a ser cristianos de verdad, con todo lo que ello implica, desde el compromiso, la radicalidad, desde la fe, la esperanza… Sin embargo no sabemos cuándo vendrá el “dueño de la casa”. Y lo mismo nos coge dormidos…
Es esta primera semana de Adviento momento para actuar, poniéndonos ante nuestra vida. Es momento para hacernos conscientes de cuál es la tarea que se nos ha encomendado. Es momento para visualizar aquello que realmente yo debería estar haciendo como cristiano, en función de mis dones, mis capacidades, mis talentos… Es momento para darnos cuenta hasta qué punto estamos dormidos, aburguesados, sumergidos en la dinámica de lo mundano, viviendo con conformidad, con mediocridad, con nosotros mismos y nuestras circunstancias como el eje de nuestra vida; o hasta que punto realmente estamos en vela, alerta.
Os invitamos a hacer durante esta semana un ejercicio de imaginación y de evaluación. Pensemos cada uno, que mañana es el último día de nuestra vida. Intentemos darnos cuenta qué habríamos sembrado durante ella, en qué y cómo habríamos transformado el mundo que nos rodea para dejarlo un poco mejor de lo que lo hemos encontrado. Procuremos también plantearnos en qué nos hemos dejado transformar para ser testimonio de Jesucristo, presencia de Dios.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on noviembre 26th, 2017 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Ya son tres, los domingos que oimos hablar de  la “venida inesperada”, juicios, ajuste de cuentas…pero es en este pasaje donde más explícitamente nos señala de qué se nos va a juzgar. Además, lo explica por dos veces, eso me llamaba la atención, para que no quepa duda. Éstas son “las preguntas del examen”, y nadie puede decir que el “temario” no está bien señalado, “Os aseguro que cada vez que lo hicisteis con uno de éstos, mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis. Me vestisteis, me visitasteis, me disteis de beber y de comer…”
Están por doquier estos humildes hermanos, no tienen raza ni condición especifica, los encontramos en el trabajo, en casa, en la calle… Basta vivir con radicalidad el momento presente, con el prójimo más cercano, sin divagar mucho, para que podamos centrarnos y estaremos contestando bien a las preguntas del examen. Más adelante surgirá la necesidad de trabajar por el prójimo más alejado, quizás trabajando para una ONG que ayude al desarrollo, pero cuidemos ante todo el prójimo, empezando por el de casa, el de la comunidad, la parroquia… Es ahí, donde, haciendose realidad el Reino de Dios entre nosotros, por el amor recíproco que nos profesamos, nos sentimos realizados, a gusto con nuestro Rey, y, al calor de su Palabra, es impensable que surjan nuevas iniciativas para ampliar nuestro ámbito de amor a círculos más amplios.
Sintámonos orgullosos en esta fiesta de Cristo Rey, de que hemos escogido la Verdad, la que nos hace libres, y que ese Rey se preocupa especialmente por cada uno de nosotros, expresando su ternura cada día.
¡¡¡Feliz festividad de Cristo Rey a todos!!!

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on noviembre 19th, 2017 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
La semana pasada, con las vírgenes necias y sensatas, al igual que ésta, con la parábola de los talentos y su “ajuste de cuentas”, puede hacer que nos quedemos en el simple “miedo al juicio final”. Sin embargo, las dos parábolas hablan de la invitación al banquete, de un dia de fiesta. De que el Señor nos propone todas esas cosas, los candiles encendidos y alerta, los talentos dando su fruto, para que eso redunde en nuestra felicidad, en nuestra plenitud, no sólo al final, sino en esta vida, en el presente.

Quisiera hacer una reflexión sobre lo que es un talento: incluye  los dones y las virtudes. Las voy a explicar como lo hicieron conmigo, con un simil sencillo pero clarificador:

-El don: “el caramelo sin envolver”: es algo que nosotros no trabajamos, simplemente nos lo comemos. Es algo que el Señor nos ha dado a cada uno y no siempre los mismos a todos. Ejemplo: Hay gente capaz de empatizar rápido con cualquiera, se dice que tiene “don de gentes”. Otras personas son buenísimas para dar un consejo, el Señor les ha dado esa intuición para encaminar a quien se lo propone, y no se sabe por qué se le ha dado a esa persona y no a otra…

-La virtud:”el caramelo envuelto” : Tengo que realizar un trabajo para comerme el caramelo, tengo que quitarle el papel. La virtud, para desarrollarla, para crecer en ella necesita de una constancia, por ejemplo, si vivo la humildad desde pequeño, si la practico, llegaré a ser humilde. Si trato de ser austero, si trato de apañarme con lo que tengo y hago ese ejercicio cada dia, al final voy a vivir muy bien la virtud de la austeridad, voy a disfrutar de esa gran virtud por que, precisamente ésta me hace ser más libre. Por tanto, la virtud no se adquiere como el don, se trabaja y así se crece en ella. Trabajar las virtudes es también negociar bien los talentos.

Pero, ¿de qué le sirve a uno tener un don o una virtud si no la pone al servicio de los demás? Casi nunca pensaremos que somos los mejores preparados para tal o cual cosa, pero si no lo hacemos, tampoco lo sabremos nunca. Y, como decía el papa Francisco, él prefiere una Iglesia que sale a las periferias, arriesgada aunque maltrecha y dolorida pero que da frutos, a  una Iglesia acomodada, discreta, apática y sin poner al servicio los talentos.

También esta parábola me recuerda que yo estoy en la Iglesia no por que me guste estar con unos y no con otros, con mi comunidad, con mi movimiento, con el cura tal o cual… No, estoy en la Iglesia por que estoy enamorado de Dios, y convivo con unos con más o menos talentos, con los que negocian mal o bien con ellos, y yo sé, que estoy llamado a dar lo mejor de mí mismo, no por que me vayan a juzgar el dia de mañana, que también, sino por que eso es lo que me lleva a realizarme y parecerme más a Jesús.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on noviembre 12th, 2017 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Imaginaos, un examen final de la carrera, y nos filtran, con bastante tiempo de antelación, las preguntas que van a caer… ¡Daríamos saltos de alegría por que pondríamos todo nuestro empeño en aprendernos y contestar bien eso que se nos va a pedir el dia del examen!.

Haciendo un simil, nuestra vida de fe tiene igualmente un examen final y resulta que ya sabemos las preguntas de ese examen. ¿Nos dormiremos en los laureles como las doncellas necias, para que en el momento más inesperado nos sometan a ese examen y no lo aprobemos, o pondremos todo nuestro empeño en llevarlo sabido de antemano, como las doncellas sensatas…?

Este pasaje del evangelio también se hace realidad en el momento presente, no sólo el dia que nos recoja el Padre. Él viene. Es una certeza de ahora. No tenemos que esperar a mañana o al final de los tiempos, o a la otra vida. Él pasa a nuestro lado cuando menos lo esperamos y no por eso debe significar nuestra muerte, no. Dios actúa inmediatamente, su Amor no admite demora. Se presenta no por mera visita, ¡ viene a salvarnos!. ¿De qué? ¿Es que estamos en grave peligro? Pues sí.  A veces  somos conscientes de ello pero muchas de ellas no lo sabemos, seguramente ni nos damos cuenta… Dios interviene porque ve el egoismo, la indiferencia, nuestra relajación en el amor a los más necesitados, nuestra falta de disponibilidad, nuestra adoración a otros ídolos…Y viene cargado de ternura y compasión por nosotros, por que nos quiere. Pero qué dificil es reconocerlo cuando no “estamos en la onda”, si lo estamos, eso significa también que tenemos la lámpara preparada. El amor al projimo es luz que nos hace ver más allá, incluso através de una pared como puede ser el dolor…Por tanto, intentemos ser amor, ser servicio…orar pero también laborar, y tendremos nuestra respuesta a las preguntas del examen a flor de piel…

 

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on noviembre 4th, 2017 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Aquí  nos viene a decir que lo principal para el Señor, es la dignidad del ser humano, y que si hay que saltarse algunas normas establecidas, siempre y cuando esto no afecte a la sociedad y redunde en el beneficio de la persona, pues adelante.

Hay una ley fundamental, la ley del amor, es esa la que debe prevalecer en nuestras decisiones y acciones. Es más, amando, estamos en “la onda del Señor”, se nos aclararán muchas disyuntivas, “ama y comprenderás”, “ama y acertarás” y “ama y serás feliz y alcanzarás la libertad”… , todas estas frases se harán realidad en nuestra vida, dejando de lado todas esas cosas “accesorias” que lo único que hacen es coartar nuestra libertad y…lo que es peor, que si les damos más importancia de la que tienen, implicará que seamos cómplices y culpables de cargar a los demás con pesados fardos que les hagan hundir su mirada en algo feo, aburrido, lleno de estructuras y normas, para nada atrayente…

Este fin de semana, hemos tenido unos EE.EE. los seglares claretianos. Sin embargo, como en todos los que hacemos, ha venido gente de dos movimientos distintos ( ¿por qué no estar abiertos a que otros se enriquezcan…?) Nos lo agradecían al final por nuestra acogida, por que se habían sentido queridos e integrados. Yo me sorprendía, y decía: “¿es que esto no es lo normal si vais con otro movimiento?. Me dijeron que no. Me hacía reflexionar esto y daba gracias a Dios por el carisma que nos hace estar abiertos a todo aquel que quiera venir a alabar al Señor y convivir unos dias con la ley del amor recíproco haciéndolo como lo hemos hecho siempre. “No importa que seas de Pablo, de Pedro, gentil, judío…si en tu impronta de ser humano está la imagen de Dios, eso me basta.”

 

__._,_.___

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on octubre 29th, 2017 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Este pasaje, es la esencia del evangelio, el resumen de todo.

Por una lado, destacaría:

1.- El amor a Dios: A partir de un encuentro íntimo con el Señor, sintiéndote profundamente amado por Él,

parte todo. Esa es la experiencia fundamental de la que parte nuestro seguimiento radical a Dios, por que Él nos amó primero, dió su vida por nosotros, nos ama cada día dándonos el don de la vida, de la fraternidad, nos enseñó a tener esperanza, a no desfallecer en la tribulación, en el dolor, a resucitar tras la muerte… ¡¡¡Dios nos ama inmensamente!!!. Por tanto, a partir de ahí, sólo nos queda responder a ese Amor que sobrepasa sobremanera todo aquello que podamos hacer por Él.

¿Qué conlleva eso? Primero: cuidar todos aquellos dones que nos ha dado, cuidar nuestra salud, disfrutar y cuidar de la creación, la naturaleza, dignificar al hermano por que ha sido creado por Él…

Segundo: tener una estrecha relación con el Padre, dedicándole los momentos necesarios  de calidad, de hablar con Él, de contarle nuestras cosas… como haríamos con alguien al que queremos.

2.-El amor al prójimo: se trata de amar a cada uno que se nos acerca como Dios lo ama. Y dado que estamos sujetos al tiempo, amemos al prójimo uno por uno, sin conservar en el corazón ningún resto de afecto por el hermano con el que acabamos de estar. ¿ No cambiaría esto la relación de un funcionario que atiende tras una ventanilla, de un médico que pasa consulta, de un maestro que se desvive por cada uno de sus alumnos…? Y hacerlo de una manera concreta, como nos gustaría que nos tratasen a nosotros. Es la regla de oro y el mejor anuncio del Reino para el hombre contemporáneo, que prefiere escuchar a los que dan testimonio que a los que enseñan.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on octubre 21st, 2017 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Como reflexión, voy a poner un ejemplo claro, un poco simple también, pero, al menos a mí, me hace recordar cada día este pasaje del evangelio:
¿A quién, cuando va conduciendo, no le ha sonado el móvil, sea por llamada o por la llegada de un Wassap? ¿Y quién no ha tenido la tentación de cogerlo, de mirar quién es, e incluso de contestar o leer el mensaje…? A mí me pasa a menudo, estamos metidos en tantos grupos, le damos un uso tan frecuente a estos “artefactos”, que llegan a dominar en ocasiones nuestra voluntad. Hace tiempo, llegué a tener un accidente, sin consecuencias físicas considerables, aunque sí económicas, ya sabéis los arreglos del coche provocan una buena factura…

A mí me recuerda esto a este evangelio por dos cosas:
– Dad al César lo que es del César: Las leyes de tráfico son tajantes, no se puede coger ni distraerse mirandolo…y menos escribiendo!!!. Las multas son enormes y los puntos del carnet, vuelan. Puedes ocasionar un accidente, hacer que, por tu culpa,  provoques algo con graves consecuencias (atropello, colisión..) y estas normas nos disuaden para prestar la atención debida a la conducción.
– …y a Dios lo que es de Dios: nuestra vida, también la de los demás, pertenece a Dios. Es un pecado, sí, con todas sus letras, creerte autosuficiente, dueño de tu vida, ser un inconsciente y ponerte en grave peligro.

Como este ejemplo, podríamos poner muchos: cruzar como peatón un semáforo cuando está prohibido aduciendo prisa o valentía, no colaborar con tus impuestos al bien común, siendo por eso insolidario para que eso se traduzca en mejores servicios comunitarios, defraudar o pagar “en negro”, sin IVA, depositar nuestros ahorros en entidades bancarias con dudosas inversiones o procedimientos, al menos, sopechosos…
El llegar a plantearnos todo esto, nos hace darle una dimensión sobrenatural a lo que hacemos a diario, a nuestra cotidianeidad, no para volvernos locos, sino para ser unos cristianos íntegros, predicando con el ejemplo.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on octubre 15th, 2017 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Aunque no sea mi sección, “desde el punto de vista de la educación de los hijos”, hoy, aún a riesgo de repetirme, quisiera enfocar este evangelio con un problema de educación con mi 2º hijo, el varón, de 16 años, que me produce un gran desasosiego:

De un tiempo a acá, no quiere asistir a la Eucaristía del domingo, dice que se aburre, que no le dice nada, que es un “peñazo”… ¿Qué os voy a decir que no sepáis…?
En casa, se va a misa los domingos, SÍ o SÍ. Desde que son pequeños, asistimos a la misa de la parroquia juntos, sin posibilidad de escaqueo, a pesar de las frecuentes pataletas e intentos de deserción, que, hasta ahora han surtido poco efecto. Mi mujer y yo lo mantenemos como una “obligación de  casa”, como hacer la cama, estudiar o visitar a la abuela. No es una asistencia pasiva,  nos implicamos en la animación litúrgica, yo toco la guitarra y entre todos, cantamos o leemos o lo que haga falta.  A veces “el todos”, se limita a la “familia Trap”, por eso nos alegra el que cada vez alguien se sume al canto…
Resulta complicado razonar sobre estas cosas con un adolescente de 16 años.
La “obligación”, cada vez es más complicada de hacerla cumplir en casa, ya ha llegado a quebrar el consenso entre mi mujer y yo.
Pues bien, hoy mi reflexión sobre el evangelio, la voy a centrar en mi experiencia de vivencia de la Eucaristía y de paso, en que se convierta en una carta abierta a mi hijo:

<<Querido hijo: ¡ha sido tan importante la misa en mi vida, que me duele muchísimo que tú desees abandonarla…! Como tú, he tenido momentos de crisis de fe, de aridez, de estar como un banco, sin sentir, sin rezar… Pero nunca por eso he dejado de ir (también tenía a mi madre, la abuela, que me “empujaba” a no quedarme en casa…) Esos momentos de aridez, hoy, vistos desde la perspectiva del tiempo, se han convertido en puntos blancos de luz que han llegado a brillar ahora más que celebraciones fantásticas, quizás aquellas  “formas” consumidas, que incluso costaba trabajo tragar, por que no me llevaban al corazón, fueron minando aquel demonio que me invitaba a abandonar ese banquete al cual el Señor me invitaba. La persistencia en no dejar de hacerlo, me ha llevado a donde estoy ahora, a mi vida de fe que, aunque te parezca poco, es la que me sostiene en mi dia a dia, da sentido a mi trabajo monótono y cansado, mantiene unida nuestra familia (no me puedo pelear ni con tu madre ni contigo más que unos dias, el momento de la paz en la misa me “obliga” a reconducir  mi estupidez..) Me ha llevado a no tener miedo y a afrontar los dolores que pueda sufrir,  las pérdidas de seres queridos,  la enfermedad… Te quiero y deseo que tú adquieras esa fortaleza tan fundamental para afrontar tu vida, para no sentirte nunca solo. Siempre tendrás a  Dios, aquel que, dando la vida por amor a tí y a mí, nos invita a comerlo para que nos sintamos  unidos a Él y su “alimento”, llene de sentido todas las cosas que ocupan nuestro día a día, sobre todo  el compromiso en amar al prójimo, sea el que sea…
Realmente para mí, cantar es “rezar dos veces”, siento lo que canto, quiero hacerlo bien , incluso para que ese rezo pueda hacer encontrarse a otros con Dios, lo hacemos por tanto como un servicio comunitario y como una forma de hablar con Él.
A veces me meto contigo con tu forma de vestir el domingo, me gustaría que no te pusieras la ropa de todos los dias para estar con Dios, aunque me duele más no verte comulgar, por que sé que sientes que tu “vestido interior” está manchado y quizás eso te hace perderte lo mejor, el recibir al Señor y que eso, cause en tí ¡cambios increibles! Para eso está la “lavadora del confesionario”, para ir con tu mejor vestido.
Por último, pedirte perdón por mi trato áspero, por todas aquellas veces que he sido mal ejemplo para tí, por no considerarte mi prójimo más cercano, por no ser el cristiano comprometido que debiera, por no ser reflejo de lo que digo que vivo en la misa…
Es quizás ahí donde siento que el Señor me pide mejorar, en dar un mejor ejemplo de padre y de cristiano ante tí. Te quiere, unido en Cristo, tu padre.>>

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on octubre 8th, 2017 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Esta lectura me interpela en 2 modos:

1º.- El juicio final: Me hace recordar que no estoy salvado, que tengo que cuidar y atender a aquellos “mensajeros” que pone Jesús en mi camino, que en cada prójimo, sobre todo en los más desfavorecidos, Jesús está presente y que, por mi inacción, mi indiferencia, mi poca solidaridad, mi falta de caridad, “lo mato”, como hacían los  arrendatarios de la viña.” Señor, tengo miedo de que pases y no te reconozca”, decía San Agustín. Doy gracias a Dios por tanta gente que el Señor me ha mandado en mi camino de maduración de fe.
2º.- Ser un buen mensajero: El mes de Octubre está marcado en las parroquias por el comienzo de las catequesis. Vivimos en un mundo en el que la religión ha llegado a ser prescindible. Quizás, a la hora de catequizar, no haya que poner el acento ni en el catecismo, ni en los materiales, sino ponerlo en el catequista.
Seremos buenos mensajeros-catequistas, no sólo si cuidamos nuestra formación teológica y pedagógica, sino sobre todo nuestra maduración cristiana, nuestra capacidad de dar testimonio…Hacen falta más testigos que maestros. Acompañar, en este tiempo tan poco atrayente la religión para los jóvenes, a que tengan una experiencia viva de fe, de encuentro con Jesús en comunidad, en oración, en la liturgia..
Mi experiencia por ejemplo es ésta, voy a dos parroquias a tocar la guitarra y cantar con los chavales de catequesis canciones que trasmitan esos valores que están grabados en mi memoria y que han fundamentado mi fé, a veces me cuesta por que veo su poca fidelidad, o no veo frutos, pero creo que mi labor es ser mensajero y sembrar, ya recogerá otro.
Animar la liturgia de los domingos con los cantos, también puede favorecer el encuentro de alguien con Dios, por eso intento hacerlo lo mejor que puedo, concentrado, orando, sin charlar, los cantores no tenemos licencia para comentar, debemos ser ejemplo de comportamiento y respeto en la liturgia.
Que cada cual busque su camino de anunciar, para que no se repita lo ocurrido en la parábola de la viña…

Página siguiente »