ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on febrero 16th, 2018 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Todos huimos del “sufrimiento”, lo consideramos algo malo, no lo queremos. Sin embargo escapar de las tentaciones que nos arrastran (la de ser, la de tener, la de…), requiere un esfuerzo que a corto plazo nos provoca un sufrimiento pero que a la larga nos va a dar paz, sacará lo mejor de nosotros mismos, nos ayudará a desarrollarnos en plenitud.
Esto lo entendió muy bien Jesús. Supo que el mayor bien que podía poseer era él mismo, lo que llegara a ser como persona. Supo que eso era lo único que nunca nadie le podría quitar. Supo que sería su mejor arma en la “lucha de la vida”.
Sin embargo nosotros, pasamos media vida intentando escapar de este tipo de sufrimiento porque ya estamos demasiado cansados de padecer por otras cosas mucho menos necesarias y útiles. Nos vamos adentrando casi sin darnos cuenta en una vida de ansiedad y estrés, provocada por múltiples “tentaciones.” Incluso creemos que no nos queda otra que vivir así, porque eso es vivir…
Te invitamos a que cada día tengas como sagrado un ratito de silencio personal, en el que te retires a solas. Solo desde ese silencio interior, podrás dejar que el Espíritu actúe en ti para librarte de toda tentación que te hace mal.

 

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on febrero 11th, 2018 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Varias lecciones podemos extraer para ponerlas en práctica de este bonito pasaje:

1.- Acercarnos a Jesús con fe:
El leproso, lo tiene todo perdido, está deshauciado de la sociedad, en un gesto de osadía, incumpliendo incluso la norma, se salta las reglas y se aproxima a Jesús, por que sabe que sólo Él es capaz de curarlo, pone su confianza en el Salvador. Pidamosle nosotros al Señor que nos cure de todas nuestras enfermedades tanto del alma como del cuerpo, con esa humildad que nos indica el texto, de rodillas, reconociendonos pecadores, con total confianza por que sabemos que ahí está la fuente que calma nuestra sed. En los momentos de desesperanza, de depresión, de soledad, volvamos nuestra mirada al que nos salva, pongamonos a amar viendo a Jesús en el otro, a ofrecer nuestro dolor por la salvación de otros, a orar, acerquémonos a los sacramentos, a su Palabra…

2.- Acercarnos al hermano como Jesús:
Aún a riesgo de infectarse, incluso sabiendo las consecuencias que ello acarrearía, (Jesús, al tocarlo, según la Ley, ya es impuro, ya no pudo entrar más en un pueblo, sólo se podía quedar en las afueras) se “hace uno” con el prójimo, ¿cómo?, salva el rechazo que dan las llagas de la lepra, no huye, es más, se atreve a tocarlo, hace suya su enfermedad, se pone a su altura, y la mejor manera de devolverle la dignidad es que el leproso sienta esa cercanía física, ese contacto. Ahí el leproso se siente seguro, confiado, y se produce el milagro. El papa decía que los pastores debían de “oler a oveja”, por la cercanía con el ganado, haciendo un simil sobre cómo debe ser nuestro trato con los más desfavorecidos. ¡Hay que tocar!, no tengamos miedo de eso, un simple gesto como coger una mano, abrazar, besar… cambia radicalmente el “tú y el yo” por el “nosotros”.

3.- Comuniquemos la alegría de la Buena Nueva:
Jesús le dice al leproso que cumpla con la Ley, que se presente a los sacerdotes y ofrezca un sacrificio por su curación, pero que no diga nada a la gente. Eso, que pudiera interpretarse como una desobediencia, como una “metedura de pata”, no es más que una consecuencia intrínseca de la alegría del encuentro verdadero con el Señor, ese reconocimiento del Amor de Dios, ese sentirse amado inmensamente, hace que no sea uno capaz de callar, es como un fuego interno que te impele a comunicar que hay Alguien que te quiere  tal y como eres, que te devuelve toda tu dignidad, te considera su hijo, se preocupa por tí, te cuida, cura tus heridas y te perdona hasta el infinito por que sólo mira lo bueno que hay en tu interior.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on febrero 4th, 2018 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Varias cosas nos puede enseñar este pasaje para ponerlas en práctica nuestras vidas:

1.- Ponerse el mono de trabajo cada día:
La imagen de un Mesías “perdiendo el tiempo” en minucias…no les cuadraba a algunos. Sin embargo, Jesús no llega con un escudo antipersonas, no es inmune al dolor ajeno, es capaz de conmoverse, de sufrir con el dolor ajeno. Su naturaleza humana-divina le obliga a “arremangarse”, a atender a cada persona concretamente, a hacerse uno con su dolor, esto es, sufrir con el que sufre e intentar remediarlo. Ese momento presente dedicado a cada prójimo es lo más importante, es el servicio al otro lo que le lleva a curar, a aliviar su dolor, a tocar y devolver la dignidad. ¿Seremos nosotros capaces de tener esa capacidad de escucha, de atención personalizada, de dedicarle el tiempo a cada uno, de que ese momento sea el más preciado para cada prójimo en concreto…?

2.- Orar para no sucumbir ante el aplauso:
¡Qué fácil es caer en las redes del apláuso o la fama!  Jesús tenía también sus “palmeros”, algunos de ellos incluso con intenciones ocultas… La gente se agolpaba en la calle, querían ver cómo hacía sus milagros, era para sentise a gusto, además era su gente, los de Galilea, donde podían sentirse orgullosos su madre, su familia. Con todo esto es muy fácil perder el Norte.
Jesús busca su espacio, se retira a orar, a escuchar la voz del Padre. Es necesario discernir y descubrir la voluntad de Dios para cada etapa de la vida. A veces es un redescubrir, porque la misión podemos haberla discernido en un momento dado, pero es necesario orar para no perder el rumbo ante los agentes externos que nos puedan distraer.

3.- El amor es universal:
Su misión no queda entre los suyos, sabe que es tan grande lo que tiene que anunciar que el corazón le impele a “incendiar” más lugares. No nos quedemos en lo poco, o en la localidad, Dios nos llama a grandes cosas!!

4.- Jesús nos cura para servir:
Como la suegra de Pedro, al sentirse curada, no se queda parada, enseguida le pide el cuerpo servir, adquiere un cambio drástico en su vida, el encuentro con el Señor no deja a nadie indiferente si  llega al corazón. Distintos son esos encuentros basados en la parafernalia, en la superficialidad, en lo bonito y puntual… Si el encuentro es verdadero, ¡amigo, se tiene que notar en un cambio de vida, si no, tan sólo han sido “fuegos artificiales”, que poco tienen que ver con el Señor, seguro!

 

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on enero 27th, 2018 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Algunas veces, nos hemos quedado impresionados de la actitud o la respuesta de una persona ante una situación. Y seguro que hemos pensado: “Realmente, es una persona que encierra un gran fondo interior, con una integridad y una sabiduría fuera de duda”.
Eso es algo que se va consiguiendo con una experiencia continuada de renunciar a todo aquello que nos aleja de Dios.
Por ejemplo, dentro de una conversación en la cual se está criticando a alguien, nos deja cortados una persona que permanece callada, distraída, no interviniendo en la conversación, y si se le pregunta, nos dice: “creo que no debo ni intentar juzgar a esta persona, sus razones tendrá, que para mí, son imposibles de conocer, y que incluso, no me considero nadie para valorar”. Cuando, en lo poco somos fieles al Señor, cuidando cada detalle, cuando llegue una situación mucho más complicada, seguro que tendrán muy en cuenta nuestra opinión, valorarán nuestra manera de afrontar las situaciones, de amar a los demás…
Y todo esto, no por vanagloriarnos ante los otros, sino por que de esa manera alcanzaremos una libertad que nos hará felices por que cada día estaremos más cerca de Dios (“Bienaventurados los puros de corazón por que verán a Dios).
Y pensemos, que la mayor o menor autoridad de nuestras contestaciones, depende de la dosis de amor que pongamos en todos nuestros actos.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on enero 14th, 2018 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Cuando en una casa nace un niño pequeño, todo es alegría y regocijo, pero eso no se acaba ahí, la alegría prosigue al verlo crecer, al ver sus gracias, sus gestos, su buen hacer… Quizás, el hecho de acabar la Navidad hace poco y meternos de lleno en nuestros quehaceres diarios, en la monotonía y en el cansancio nos puede llevar a ir cerrando etapas como el que cierra habitaciones, sin que ello suponga en nosotros cambio alguno.
En el pasaje de este domingo, Jesús nos enseña la mejor manera de evangelizar y de conocerle, precisamente Él que tenía muy buena labia, no los conquista con grandes discursos, les dice venid y veréis dónde vivo, o lo que es lo mismo, cómo es mi vida, cómo es mi rutina diaria (curar a los enfermos, dar de comer a los pobres, ser humilde y paciente y enseñar a tener esperanza, amar en el detalle…) . Los discípulos se quedan maravillados, encuentran la Verdad y eso les hace ser felices, tanto, tanto, que sienten la necesidad de contárselo a otros por que han descubierto cual es la Vida verdadera.
Nuestra vida por tanto, no puede convertirse en una esquizofrenia de “ahora estoy contento por que toca” y luego ” amargado por que vuelve el trabajo” y se acabó la paz y el amor, los besos y las felicitaciones (si es así, puede que lo vivido haya sido sólo una quimera, un escaparate falso).
El Niño Jesús ha hecho cosas grandes en nosotros y eso nos da alas para invitar a alguien a que vea “donde vivimos” y esto haga que él también descubra otro modo de vivir que llena la vida de esperanza y alegría verdadera.
Otra enseñanza del Evangelio es que Jesús, sin necesidad, se hace acompañar de otra gente, se rodea de discípulos, no es una persona sobervia que quiere hacerlo todo él por que es el único que sabe, nos da un ejemplo de humildad y prefiere vivir junto a una comunidad, aunque imperfecta, por que ahí es donde Dios se manifiesta.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on enero 7th, 2018 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
EPIFANIA

Para actuar en esta ocasión desde Evangelio, os sugerimos que ADOREMOS a DIOS en alguna de estas formas:
-Pongámonos de rodillas ante el Rey del mundo. Puede ser en alguna iglesia cercana que esté abierta. Postrémonos ante Él en el Sagrario. Dediquemos un tiempo a adorar y a alabar a nuestro Señor, a nuestro Rey.
-Busquemos cuales son los mejores presentes que tenemos para ofrecerle. Esos que no se compran. Esos que a su vez son regalo de Dios que hemos recibido gratis. Pongámoslos al servicio. Puede ser con personas cercanas,  o que no conocemos… Adoremos al Niño Jesús, ofreciendo todos los momentos posibles al servicio desde nuestros dones, capacidades… Sacrifiquemos nuestro tiempo de descanso, de diversión, al menos unos días en favor de otros. Lo que hacéis por uno de estos…
-Miremos entre todas las cosas materiales que tenemos aquellas que son mis favoritas. Te proponemos adorar al Hijo de Dios desde tu desprendimiento. Plantéate ofrecer alguna de esas “posesiones” que tanto te gustan a alguien que conozcas, al que sabes que le puede hacer ilusión o le puede venir bien. Escoge lo que quieres ofrecer en función de tu generosidad. El valor estará en lo que te cueste dejar de tener eso que posees. Nos ayudará a hacernos menos materialistas y a encontrar la gracia en  dar, más que en tener o recibir.

BAUTISMO

Juan reconoce su limitación: él no es quien bautiza con el Espíritu Santo, pero esto no lo limitó para que actuara y fuese un gran profeta. Por eso:
-Aceptemos profundamente nuestra realidad, que por vanidad, el qué dirán, la ambición… no queramos “aparentar” lo que no somos.
-Reconozcamos igualmente que también nosotros “podemos bautizar, aunque no sea con Espíritu Santo, sí con agua”. Que ni la comodidad, la falta de miras o nuestros complejos nos substraigan de desarrollar el gran potencial que Dios pone en cada uno de nosotros para traer bien al mundo, para traer la “Buena nueva” al mundo.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on diciembre 24th, 2017 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
En la escena que describe en este trozo de la Palabra, se nos acumulan un motón de claves para hacerlas vida. Destacamos algunas que nos pueden valer para actuar desde el Evangelio de esta semana.
Como María….intentemos tener una actitud de apertura, de escucha, de aceptación de lo nuevo. En demasiadas ocasiones creemos que nosotros no recibimos ningún “anuncio”. Sin embargo el problema está en que no sabemos escuchar, ni dejarnos llevar con valentía por aquello que creemos que se nos pide.
Como María…potenciemos la confianza en Dios. Hagamos que nuestra fe se haga más fuerte y verdadera. Procuremos repetirle al Padre cuantas veces nos sea posible a lo largo del día “aquí estoy, haz de mi lo que quieras, que sea tu voluntad”
Como María, procuremos buscar el lado positivo, el lado amable, la cara buena… de cada situación, hecho, acontecimiento… en el que nos veamos inmersos.
Como María, contemplemos al Hijo de Dios que “renace” dentro de nosotros. Acojámosle con todo nuestro amor.
Y.. desde el ejemplo de María como mujer, tengamos presentes a todas las mujeres del mundo, que viven situaciones difíciles, que son menospreciadas simplemente por su condición de mujer, que no se las deja alcanzar su desarrollo personal… Oremos por ellas. Que nunca olvidemos nosotros en nuestra forma de proceder, la igualdad entre las personas.
Recordemos que El Señor está con nosotros. Para Él nada hay imposible. Su reinado no tendrá fin.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on diciembre 18th, 2017 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
“Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan; este venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vieran a la fe”  Recordemos que también nosotros somos enviados para dar ese mismo testimonio, de palabra y con las obras. No olvidemos tampoco, que también nosotros hemos de ser una voz que grita en el desierto del mundo): ¡Abrid un camino recto para el Señor!
Pero, para poder ser testigos, hemos de “sentir” al Señor, incluso contemplarlo. Para hacer vida este Evangelio te invitamos a…
– Prepara la llegada del Señor reconociéndole en los que menos tienen. Busca la oportunidad para acercarte a personas de tu entorno que sufren por carencias materiales, afectivas… Contempla ahí al Señor.
– Fíjate en el día a día en los signos, en los detalles que nos dicen que el Señor, está muy cerca. Ora cada día dando gracias por ello.
– Cultiva la humildad del que no se reconoce digno de desatarle las sandalias al Mesías. La humildad nos prepara para la llegada del Señor, abre un camino recto hasta Él.

 

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on diciembre 10th, 2017 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Hoy es a nosotros a quienes una voz nos grita “Preparadle el camino al Señor”. Y es que aunque nos consideremos cristianos, hay demasiadas cosas, acciones, situaciones… que nos alejan del camino de Dios y demasiados momentos en que no estamos dispuestos a reconocerlo, por la falta de valor para romper con nuestra zona de confort.
¿Cómo podemos actuar para preparar ese camino?
-Procuremos alejarnos este Adviento, de las mil formas de evasión que nos ofrece el mundo en el que vivimos. Nos puede ayudar a ello el vivir de una forma más austera en estos días en los que ya empieza la maratón de consumo navideño.
-Hagamos una seria reflexión sobre todo aquello que impide la llegada de Dios a nuestra vida. Puede que nos demos cuenta que vivimos solo por la apariencia o por querer tener mucho más allá de cubrir necesidades reales o puede que nos demos cuenta que es el poder el que nos mueve o el aplauso y el ser considerados socialmente… Puede también que nos demos cuenta que nuestra vida nos está llevando a quedarnos vacíos por dentro o…
-Intentemos adentrarnos en nuestro desierto, para vivir ese encuentro con Dios, esa conversión real sincera, profunda… de la que estamos tan necesitados, para ser seguidores auténticos de Cristo, capaces de compromisos serios, firmes, que engloben nuestra vida… “En el desierto se vuelve a descubrir el valor de lo esencial para vivir…”, nos dice el Papa Francisco.
-Eliminemos de nuestra vida todo lo superfluo, que se nos ofrece como importante e imprescindible desde nuestra sociedad materialista. Fijémonos en Juan, que con su forma de vestir; de alimentarse… rompe con los convencionalismos sociales y encuentra lo único necesario para vivir.
Sintamos necesidad de cambio, de salvación, como la gente que va al encuentro con Juan. Sin olvidar que también nosotros estamos llamados a “gritar” y que podemos ser camino de Justicia, Amor y Esperanza para otros.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on diciembre 3rd, 2017 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
El Evangelio de este domingo es un grito que nos sacude por dentro: ¡Velad!
En demasiadas ocasiones vivimos como si nuestra vida terrena no fuese a tener fin, como si tuviésemos todo el tiempo del mundo por delante para comenzar a ser cristianos de verdad, con todo lo que ello implica, desde el compromiso, la radicalidad, desde la fe, la esperanza… Sin embargo no sabemos cuándo vendrá el “dueño de la casa”. Y lo mismo nos coge dormidos…
Es esta primera semana de Adviento momento para actuar, poniéndonos ante nuestra vida. Es momento para hacernos conscientes de cuál es la tarea que se nos ha encomendado. Es momento para visualizar aquello que realmente yo debería estar haciendo como cristiano, en función de mis dones, mis capacidades, mis talentos… Es momento para darnos cuenta hasta qué punto estamos dormidos, aburguesados, sumergidos en la dinámica de lo mundano, viviendo con conformidad, con mediocridad, con nosotros mismos y nuestras circunstancias como el eje de nuestra vida; o hasta que punto realmente estamos en vela, alerta.
Os invitamos a hacer durante esta semana un ejercicio de imaginación y de evaluación. Pensemos cada uno, que mañana es el último día de nuestra vida. Intentemos darnos cuenta qué habríamos sembrado durante ella, en qué y cómo habríamos transformado el mundo que nos rodea para dejarlo un poco mejor de lo que lo hemos encontrado. Procuremos también plantearnos en qué nos hemos dejado transformar para ser testimonio de Jesucristo, presencia de Dios.

Página siguiente »