ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on abril 18th, 2021 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 3 hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Las dudas son totalmente normales, extrapolemos las dudas de los apóstoles a nosotros.  Os pongo un ejemplo: Esta mañana, me surgió un contratiempo en el trabajo. Olvidé algo en casa sin lo cual no podía realizar mi labor. Eso suponía volver sobre mis pasos, perder más de una hora, gastar combustible, hacer esperar a otros, acabar más tarde… Y para colmo, desde casa nadie me podía ayudar a «partir el camino» y que no tuviera que perder tanto tiempo.

Lo primero que me dije, esto es uno de esos dolores (“Jesús Abandonado”) que tengo que saber redimir y descubrir detrás de él a «Jesús Resucitado». Pero no lograba salir de mi enfado, seguía sintiéndome mal, puse en el coche música de un grupo religioso, repetía una y otra vez la canción «Mi Pastor, Señor eres Tú, nada me podrá faltar…» para ver si lograba aceptarlo. Pero nada… Encima, me tocaba trabajarle a un cliente al cual no le tenía demasiada simpatía. Por amor al Señor, intenté no trasladar mi enfado durante las 7 horas que me tocó estar con este cliente. Es más, bromeé en diversas ocasiones para crear un ambiente más cercano, me mantuve, no sin costarme, de una manera agradable. Tardé varias horas en sentir algo de paz. Al final todo ha ido bien, mucho mejor que otras veces con este cliente. Nos hemos despedido con afecto y, en mi interior, experimenté la paz y la alegría del Resucitado.

Pero a mí me preocupaba ¿por qué había tardado tanto en reaccionar?, ¿por qué soy tan lento en ponerme en las manos de Dios…? En definitiva, ¿Por qué dudo de la Paz y la Alegría que transmite Jesús Resucitado..? Pidamos al Señor, cada día, que nos ayude a descubrirle detrás de cada dolor, pequeño o grande, QUE NO DUDEMOS, por que detrás de esa “máscara”, tengamos la certeza, está el RESUCITADO.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on abril 11th, 2021 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 5 hijos, ambos trabajan, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

De noche iremos de noche

que para encontrar la fuente

solo la sed nos alumbra

solo la sed nos alumbra

Cuántas oscuridades, cuántas dudas, cuántos desencuentros, cuántos agobios, cuántos fantasmas del pasado o temores del futuro se nos agolpan, cuántas críticas por lo que hacemos y cuánto nos persigue lo que no hacemos… Vaya, que si nos dejamos, se nos llena la mochila de piedras que nos bloquean incapacitándonos para seguir el camino de nuestra vida.

Solo si pasamos nuestras cargas y nuestras dificultades por la cruz de Cristo reciben la luz de la resurrección que lo transforma todo, pues las sombras desaparecen y cada cosa deja de distorsionarse para tomar su tamaño real. Y con luz, todo cobra vida, los colores se avivan y lo difuso se vuelve nítido. Y lo importante centra nuestra existencia.

Celebremos esta semana la resurrección de Jesús como el hito que centra nuestro caminar, como el acontecimiento que nos permite disfrutar desde ahora del Reino, como el tesoro que da sentido a todo lo que somos, como la fuente que encontramos para que nuestra vida tenga plenitud.

Que reconozcamos cuánto nos quiere Dios y cómo nos regala su amor y nos protege.

Que esta semana hagamos que esa gran alegría trascienda, que nuestra boca y nuestras manos expresen cómo está nuestro corazón.

Que en nuestra actitud se nos note que somos signo de paz.

Que en nuestro saludo se note la alegría de la resurrección.

Que bendigamos a los que nos rodean.¡Feliz Pascua de Resurrección!

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on abril 4th, 2021 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 5 hijos, ambos trabajan, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

De noche iremos de noche

que para encontrar la fuente

solo la sed nos alumbra

solo la sed nos alumbra

Cuántas oscuridades, cuántas dudas, cuántos desencuentros, cuántos agobios, cuántos fantasmas del pasado o temores del futuro se nos agolpan, cuántas críticas por lo que hacemos y cuánto nos persigue lo que no hacemos… Vaya, que si nos dejamos, se nos llena la mochila de piedras que nos bloquean incapacitándonos para seguir el camino de nuestra vida.

Solo si pasamos nuestras cargas y nuestras dificultades por la cruz de Cristo reciben la luz de la resurrección que lo transforma todo, pues las sombras desaparecen y cada cosa deja de distorsionarse para tomar su tamaño real. Y con luz, todo cobra vida, los colores se avivan y lo difuso se vuelve nítido. Y lo importante centra nuestra existencia.

Celebremos esta semana la resurrección de Jesús como el hito que centra nuestro caminar, como el acontecimiento que nos permite disfrutar desde ahora del Reino, como el tesoro que da sentido a todo lo que somos, como la fuente que encontramos para que nuestra vida tenga plenitud.

Que reconozcamos cuánto nos quiere Dios y cómo nos regala su amor y nos protege.

Que esta semana hagamos que esa gran alegría trascienda, que nuestra boca y nuestras manos expresen cómo está nuestro corazón.

Que en nuestra actitud se nos note que somos signo de paz.

Que en nuestro saludo se note la alegría de la resurrección.

Que bendigamos a los que nos rodean.¡Feliz Pascua de Resurrección!

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on marzo 28th, 2021 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 5 hijos, ambos trabajan, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Jesús, justo antes de expirar, dijo que todo se ha cumplido (Jn 19, 30). Murió satisfecho después de haber entregado su vida siguiendo la voluntad del Padre, porque hizo lo que tenía que hacer amando hasta el extremo. Tanto su vida como su muerte tuvieron mucho sentido, supo vivir y supo morir. Esto nos lo explicaba el pasado fin de semana un conocido misionero claretiano, y nos decía que no es lo mismo una vida feliz que una vida plena. Que las mayores felicidades no nos van a llenar tanto como la plenitud de vida, y eso que puede conllevar mucho sufrimiento.

¿Y nosotros? No estamos llamados a ser felices, sino a vivir una vida en plenitud.

¿Me he planteado qué supone realmente vivir yo en plenitud? Pero buscando la plenitud que quiere Dios de mí, no la que yo pueda querer. Me propongo contrastar esta Semana Santa qué es felicidad y qué es plenitud en situaciones de mi propia vida, para seguir entrenándome en la búsqueda auténtica de la voluntad de Dios.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on marzo 21st, 2021 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 5 hijos, ambos trabajan, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Morir es darme, ayudar a transformar.

Morir para dar fruto.

¿A qué puedo morir esta semana?¿a qué, de eso que estorba para que el Señor haga su obra en mí y por medio de mí? Que no sea un morir en vano, sino para que se dé la posibilidad de que el Señor actúe.

Yo sé, o al menos intuyo, de qué pie cojeo y cómo esa cojera me impide ser, al menos a veces, fermento del Reino. Puedo identificar esa cojera con alguno de los llamados por la Iglesia siete pecados capitales (soberbia, avaricia, envidia, ira, lujuria, gula, pereza) o alguna de sus manifestaciones en otras faltas (afán de protagonismo, desconfianza, temor, vagancia, egoísmo, egocentrismo, superficialidad, comodidad, ensoñación, indolencia, …) y muchos otros nombres que puede recibir, cada uno sabrá.

Le pido a Jesús que me dé humildad y luz para renunciar a mis seguridades-cojeras y me ayude a desterrar de mi vida alguna de ellas, al menos, la que sea más fácil de ponerle nombre. Y pedirle perseverancia para mantenerla a raya cada día. Aprovecho esta semana para acercarme al sacramento de la reconciliación y que así nazca un nuevo yo en mí más cerca de Él.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on marzo 13th, 2021 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 5 hijos, ambos trabajan, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Me propongo hacer solamente cosas que estén bañadas por la luz, nunca en la oscuridad. Una forma de no desviarme consiste en, antes de hacer algo de dudosa moralidad, suponer que lo estoy haciendo públicamente a la vista de personas con quien tenga una vinculación especial de amor, ya sea mi madre, mi cónyuge, la Virgen María, el propio Jesús, o incluso todo un coro de ángeles, y pasarlo por el filtro de imaginar si lo que quiero hacer lo puedo hacer a la vista de ellos sin avergonzarme, pudiendo seguir mirándoles a los ojos. Puede ser una forma “de andar por casa” de saber si es una obra hecha según Dios

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on marzo 7th, 2021 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 5 hijos, ambos trabajan, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Nuestro cuerpo y nuestra alma son templo de Dios ¡Cuántas veces lo profanamos! Cada vez que nos cegamos y no dejamos actuar al Espíritu Santo, cada vez que apoyamos nuestra seguridad en nosotros mismos, cada vez que buscamos nuestras propias recompensas, cada vez que nos justificamos en nuestra mediocridad, cada vez que… tal vez podríamos resumir esas ocasiones en cada vez que no contamos con Dios en nuestra vida. Mal camino tomamos cuando no está iluminado por Dios. Todos lo sabemos por propia experiencia. Ya lo dice la Secuencia del Espíritu Santo: “mira el vacío del hombre cuando no envías tu aliento, mira el poder del pecado si tú le faltas por dentro”. Sin embargo, también dice: “entra hasta el fondo del alma, divina luz, y enriquécenos (…) riega la tierra en sequía, sana el corazón enfermo, lava las manchas, infunde calor de vida en el hielo”.

¿Te parece bien que tratemos de vivir en Su presencia todos los momentos del día, y todos los días de la semana?

Para evitar que nos despistemos, podemos tener varios momentos del día de “conexión” con el Señor, como al comenzar el día, en la hora del Ángelus, antes de acostarnos…, podemos apoyarnos también en la liturgia de las horas, sumándonos al rezo de Laudes o Completas, o alguna otra hora canónica.

Si no estamos habituados, podemos empezar con pequeños propósitos, y si hace falta, hasta ponernos una alarma diaria discreta que nos recuerde nuestra actividad más importante en esos diversos momentos.

Además, da sentido de comunidad cristiana saber que no estaremos solos buscando esta comunión con Dios, estaremos con varios hermanos de fe repartidos por distintos lugares pidiendo que la luz de Dios se derrame sobre nuestros corazones en los mismos momentos del día.

Aunque alguna vez desfallezcamos, merecerá la pena seguir en esta dinámica.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on febrero 21st, 2021 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 5 hijos, ambos trabajan, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Jesús frecuenta el desierto acompañado del Espíritu. El desierto y el tiempo de soledad le refuerzan, y de hecho, siempre vence las tentaciones.

Cuando nosotros buscamos el desierto, nos suele resultar enriquecedor. Normalmente lo que buscamos es bienvenido porque saciamos un hambre que teníamos.

El problema varias veces surge cuando es el desierto el que aparece improvisadamente en medio de nuestra vida, como consecuencia de determinadas circunstancias, como el despojo de seguridades, la falta de certezas, la imposibilidad de colmar necesidades, los desengaños, los dolores producidos por causa de la limitación humana, la nuestra o la de otros, y el daño que a posta o sin querer produce.

Cuando te llegue ese desierto no buscado por ti, cuando solo veas el problema o la miseria, la tendencia natural es dejar a Dios de lado y “comerte” la situación en soledad. Sin embargo, acuérdate de que es en el desierto, en el lugar donde no hay ninguna otra cosa salvo eso que te llevó allí, en lo más hondo de ti, donde precisamente más intenso es tu encuentro con el Espíritu Santo. Si se te dan esas circunstancias esta semana, o cualquier otra, te invitamos a que lo invoques y le ofrezcas tu situación, a que sientas su cercanía, su luz, su consuelo, su fuerza. De esa cruz que te llevó al desierto comenzarán a brotar signos de resurrección.

Será una forma de vivir nuestra pequeña Pascua para ir preparándonos para la más grande, la Pascua de Resurrección.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on febrero 14th, 2021 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 5 hijos, ambos trabajan, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Muchos pasajes bíblicos en los que Jesús cura tienen tres denominadores comunes de quien va a ser sanado por Señor: primero, es consciente de su ceguera, de su lepra, de su enfermedad, de su pecado…; segundo, tiene la determinación de curarse, que es mucho más que mejorar su estado, interior o exterior, es estar limpio de aquello que le impide ser libre, mirar cara a cara a la vida, a sí mismo, a los demás, al Señor; tercero, sabe que Jesús está pasando por delante en ese momento, o sabe cuándo va a pasar y busca un lugar donde verle (como en el caso de Zaqueo).

Esta lectura me brinda la oportunidad de hacer un ejercicio esta semana que me puede hacer mucho bien en mi crecimiento personal.

Consiste en primer en localizar lugar eso que quiero y puedo cambiar de mi vida aunque me lleve tiempo. Ese vicio, esa conducta, ese estado,…Claro que antes he de distinguir con objetividad entre lo que pueda y no pueda cambiar. Tal vez me puede servir que ampararme en la edad que tengo en varias ocasiones sea una creencia limitante por lo que a veces no es una razón de peso para ese cambio, o que si es algo que depende de mi voluntad y de mi organización es posible que sí que se trate de un cambio viable. También se trata de no caer en la tentación de dejarte en un segundo plano ante el pretexto de que es siempre mejor priorizar a los demás, pues recuerda que para ayudar a los demás, es necesario ayudarse uno  mismo primero, estar en condiciones para esa ayuda.

En segundo lugar, poner en manos del Señor en la oración, junto a mis manos, el proceso de cambio. Que Él me acompañe en todo momento porque lo necesito, porque solamente a su lado y con su ayuda puede hacerse en mí eso que ahora me parece un milagro.

Y en tercer lugar, planificar ese cambio. Poner nombre a la persona cuya ayuda, dirección, asesoramiento, entrenamiento necesitaré, si fuese el caso; buscar hueco en mis rutinas para ponerme a ello, poner horarios y fecha en el calendario; solucionar todos los aspectos materiales, también si fuese preciso, necesarios para el cambio; y buscar día de inicio, pues no va a llegar por sí solo, no puedo quedarme esperando a que baje el caudal del riachuelo para cruzarlo, el momento tendré que decidirlo yo, no la corriente. Y una vez emprendida la iniciativa, mantenerse fiel al compromiso personal adquirido durante todo el tiempo que dure el proceso.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on febrero 7th, 2021 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 5 hijos, ambos trabajan, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

“Curó a muchos enfermos de diversos males”

Qué predisposición tenemos a preocuparnos por casi todos y por casi todo. Si lleve, porque llueve, si no llueve, porque no llueve… nos preocupamos por lo que ha pasado y por lo que va a pasar, y así no vivimos nuestro presente, que es lo que realmente cuenta, pues somos este momento. Una vez un compañero de trabajo me dijo que la preocupación son los intereses que estás pagando por un préstamo que no has pedido. Suena absurdo, pero es así.

Realmente proyectamos muchos de nuestros temores en el miedo a la muerte porque no hemos aprendido a vivir aceptando esa gran certeza. Ese es el origen de muchos de nuestros males: la depresión, el sinsentido, o al menos cierta tristeza que nos invade en determinados momentos sin causa aparente…

Que moriremos, es seguro. Si creemos en la resurrección, ¿por qué malvivir hasta entonces? El martes pasado la Carta a los Hebreos nos decía que Jesús, muriendo, liberó a todos los que por miedo a la muerte pasaban la vida entera como esclavos. ¿No nos pasará que seguimos viviendo como esclavos? Si es así, ¿será que no llegamos a creernos del todo que resucitaremos con Cristo? Te proponemos vivir la semana sintiéndote curado por Cristo de este mal tan generalizado, el miedo a la muerte, con la certeza de que alguna vez, cuando dejemos de transitar este mundo, iremos a los brazos del Padre. Que agradezcas a Dios cada mañana el nuevo día, disponiéndote a vivir con alegría cada instante, sabiéndote acompañado por Él. Y que por la noche, antes de dormirte, hagas memoria de los momentos del día en los que has vivido con esa libertad propia de los hijos de Dios.

Página siguiente »