DESDE MI FE EN LA VIDA DE CADA DÍA

Posted on Julio 26th, 2013 in > DESDE LA MANIFESTACIÓN DE LA FE EN LA VIDA PÚBLICA by admin

(hombre, casado, tres hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

En mi trabajo diario, para sacar adelante la producción tengo que estar continuamente encima de los proveedores para que no se pare la cadena.
Algunos se lo toman a mal, y ayer mismo me escribía un alto responsable echandome personalmente en cara que yo con mi actitud no creía que ellos estaban trabajando el máximo para entregarnos las piezas.
Y honestamente, sé por experiencia, que si no estoy encima continuamente se pararía continuamente parada la línea.
Y esto ¿a qué viene? Pues es simple, Dios tiene un plan: el Reino. Y nos enseña que para hacerlo realidad debemos repetir constantemente las bases del mismo:

    – Dios sobre todas las cosas.
    – Vivir simplemente con lo básicamente necesario
    – Amar y perdonar.
    – Sentirnos uno, en comunidad.
    – Y evitar caernos ante las dificultades.
Pero luego nos dice que tenemos que insistirle al Padre, demostrarle que realmente queremos ese Reino, ser muy pesados en esa exigencia.
Ya lo dice el refrán: “quien no llora no mama”. Pero si encima de ser tan pesados, ese a quien pedimos es nuestro Padre ¿no será algo más fácil convencerle que a un extraño?
Y es que siempre hablamos del “poder de la oración” y debe ser que no nos lo creemos. Si nos lo creyéramos y todos remásemos en la misma dirección ¿no sería cada vez este mundo más de Dios y menos nuestro?
Pero esa oración, como un mantra, pidiendo lo importante, también nos cambia a nosotros y nos hace ver con otros ojos cómo lo de Dios crece, aunque con las prisas y la búsqueda de la eficacia no lo veamos.
Este verano me planteo profundamente pedir sin parar, orar sin descanso desde este oasis en la rutina laboral, desde la sencillez de un bañador, desde la comunidad de una familia,  para que yo cambie desde dentro, para que mi vida, familia, comunidad, amigos, trabajo…seamos cada vez más y más de Dios, hasta el día en que nos veamos cara a cara.

DESDE MI FE EN LA VIDA DE CADA DÍA

Posted on Julio 20th, 2013 in > DESDE LA MANIFESTACIÓN DE LA FE EN LA VIDA PÚBLICA by admin

(hombre, casado, tres hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Esta lectura es de las que habitualmente me ponen nervioso, quizá porque no la entienda o viva de la manera correcta.
Desde nuestro punto de vista hiper-activo, metidos en la dinámica laboral de la productividad y en el escaso tiempo familiar, es difícil comprender cómo Jesús le dice a Marta (que estará agobiada intentando que todo esté correcto y que Jesús se sienta bien con un hogar confortable, limpio y buenas comidas) que su hermana María ( que está parada, escuchándole) está haciendo lo mejor. Seguro que en ese momento María algo diría (no lo pone, pero es imaginable que no se lo dijo tan dulcemente…)
Y el problema es que nos metemos en tal dinámica proactiva, de transformación de la realidad que nos rodea desde el trabajo o la familia, que no podemos parar.
Pero que tampoco nos dejan. Por ejemplo, si mi mujer está liada haciendo cenas, bañando niños, acostándolos (con la guerra y tensión que supone eso) y me ve sentado orando, evidentemente se enfadará y pedirá ayuda. Pero si encima le digo: “tranquila, que estoy rezando, escuchando a Jesús” ¿qué ocurrirá? (aquí lo dejo a la imaginación del lector).
Pero es que todos estamos enrolados en esta forma de vivir, en que tenemos tantas cosas que hacer que al final nos falta la comunicación. Pero no solo con Dios, sino con quienes nos rodean: los compañeros de trabajo, nuestra pareja, los hijos, los padres, los vecinos… Volvemos a la situación del samaritano de la semana pasada. No podemos parar…
Pero tenemos que parar. Si queremos ser efectivos cristiana y humanamente hablando, tenemos que parar. Parar y escuchar. Habla y escuchar.
Y una vez conozcamos y contrastemos el objetivo, actuar. Y escuchar. Y actuar… y así sucesivamente.
Pero esto qué bien lo vivía el Padre Claret. Me encanta el título de “místico de la acción”. Encierra lo que Dios nos pide.
Ojalá sea capaz de parar y escuchar. Intentemos practicarlo sólo un día. Seguramente nos asombraremos del resultado.

DESDE MI FE EN LA VIDA DE CADA DÍA

Posted on Julio 12th, 2013 in > DESDE LA MANIFESTACIÓN DE LA FE EN LA VIDA PÚBLICA by admin

(hombre, casado, tres hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Creo que esta lectura es una de las claves que Jesús nos deja para saber cómo seguirle de manera práctica, cómo ser Hijo del Reino: la Vida (con mayúsculas) se alcanza a través del prójimo, del que nos cruzamos, teniéndolo compasión, y actuando por él. Sin miedos ni complejos.
¿Quien de los que leemos este comentario seglar al Evangelio no hemos tomado alguna vez una acción similar?. Y cuando me refiero similar me refiero a las dos partes: la de preguntarle en oración al Señor ¿qué debo hacer para ser como tú quieres (porque me amas) que sea? y también las ocasiones en que como fruto de esa oración, inesperadamente, hemos actuado ayudando a alguien que nos hemos encontrado ante la pasividad de quienes nos rodean. Alguien que llora en la calle, que se cae, que simplemente nos afecta porque le vemos solo y algo nos impulsa a escucharle y animarle. Muchas veces esa persona es más cercana: alguien del trabajo a quien nadie aguanta  (pero a quien nos acercamos porque sabemos que Jesús no nos dejaría que las cosas permanezcan igual), un familiar/amigo pesado que se presenta en casa encontradizo (pero que sabemos que necesita compañía), un amigo que sabemos lo está pasando mal y no nos quedamos en nuestra comodidad y nos acercamos a prestarle nuestro apoyo incondicional…
Realmente, si releemos nuestra historia, descubrimos que Dios nos ha enseñado a ser Samaritanos desde niños, y a practicarlo. El problema viene cuando observamos esa situación y sabemos que debemos dar el paso y por las prisas, la inercia, el qué dirán… no hacemos nada…y nos queda el pellizco.
Si al menos lo pusiéramos en oración, en presencia bajo el amparo de nuestra Madre María. Y cuando paremos volvamos,busquemos, y sin miedo ni falso pudor, nos acerquemos y realicemos simplemente eso: padecer con él su situación.
Esta semana el Papa Francisco ha querido practicar esto al visitar a los inmigrantes en la Isla de Lampedusa. Un encuentro lleno de compasión. Me quedo con esta frase: “Pidamos al Señor que nos dé la gracia de llorar por nuestra indiferencia, por la crueldad que hay en el mundo”!

DESDE MI FE EN LA VIDA DE CADA DÍA

Posted on Julio 5th, 2013 in > DESDE LA MANIFESTACIÓN DE LA FE EN LA VIDA PÚBLICA by admin

(hombre, casado, tres hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Jesús nos envía tajantemente a comunicar la Buena Noticia del Reino de Dios, y en esta lectura nos da el “kit del misionero”.
Es simple, pero efectivo:
·  Somos pocos, pero siempre en comunidad, en parejas.
·  Si no os aceptan, no perdáis el tiempo.
·  Sin artificios, sólo lo imprescindible, el resto lo pone el Padre.
·  Trabajad por el pan que comáis.
·  Haceos uno con el pueblo en la vida cotidiana
Y la experiencia de mis pocos años de vida me dice que es así. Que si asumo mi misión en la vida cotidiana: en el trabajo, en la amistad, la familia, la parroquia… desde la humildad y el ejemplo, desde el cariño y la cercanía, desde el tirar para adelante pese a que otros no se mojen,…se obran milagros alrededor.
Pero lo malo es que normalmente no los apreciamos. Vienen hermanos o gente de fuera que nos dice: cómo ha cambiado esto. Nos hace falta dejar esos mundos para ver desde fuera con otros ojos, y dejar a otros seguir arando para pasar a otros campos.
Otras veces nos enojamos porque esa misión que creemos propia y como llamada, en nuestros ámbitos, no avanzan. Y es duro, pero Dios no nos quiere improductivos, nos quiere que demos el 100 por 1, que extendamos el Reino. Es necesario que salgamos de nuestra posición de confort y nos acerquemos a otras realidades. Pero no solos, sino en comunidad.
Ojalá desde las muchas comunidades cristianas que vivimos decidiéramos eso: elaborar un plan para extender el Reino a aquellos que no lo han vivido ni sentido, desde la comunidad, desde la fe vivida día a día. Seguro que el mundo sería cada vez más humano y más cielo, más Reino del Padre.

DESDE MI FE EN LA VIDA DE CADA DÍA

Posted on Junio 28th, 2013 in > DESDE LA MANIFESTACIÓN DE LA FE EN LA VIDA PÚBLICA by admin

(hombre, casado, tres hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

A menudo, cuando tengo que hacer algo que no me gusta o tengo prisa, soy excesivamente directo en los mensajes, en el trabajo con las cosas que hay que hacer, en la familia con opiniones sin posibilidad de discusión.
Y en este caso creo que a Jesús le puede su humanidad y le pasa algo parecido (con perdón). Me explico: sabe que va a cumplir la voluntad del Padre a Jerusalén, su tortura y muerte en cruz. Algo nada fácil de llevar, pero en ese camino sigue predicando, y ahora sus mensajes son breves y directos en relación con su misión: extender el Reino de Dios. Pero éstos, fuera de lo duro y tajantes, son concretos y similares a los que hoy día nos piden en muchos puestos en el mundo laboral: que optemos por una misión sin mirar atrás. Todas las empresas hoy en día quieren gente que comulgue con su misión y disponibilidad. Pero nuestro “negocio” aún más. No podemos dudar de ello, una vez nos lanzamos a evangelizar debemos predicar con el ejemplo, y dar importancia a lo importante. Y eso lo deja entrever en esos ejemplos, en que el interlocutor busca una excusa, y él la rechaza radicalmente. Como el día a día, en el que ese mensaje, ante las dificultades nos apetece mirar atrás, pero no podemos caer en esa tentación. Hay que ser fiel y seguir, apoyándonos en nuestro Padre, que sabemos y experimentamos que es todo misericordia y amor, y jamás nos deja caer.

DESDE MI FE EN LA VIDA DE CADA DÍA

Posted on Junio 15th, 2013 in > DESDE LA MANIFESTACIÓN DE LA FE EN LA VIDA PÚBLICA by admin

(hombre, casado, tres hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

En el día a día me descubro, en situaciones como el trabajo, cómo prejuzgo a las personas, las encasillo e intento convencerle, imponerle mi postura y visión de las circunstancias. Y cuando recapacito siento que eso será más o menos efectivo pero me aleja del que tengo al lado, del hermano.
Este domingo proclamamos un episodio de la vida de Jesús que me marca profundamente. Públicamente se deja “sobar” por alguien que  todos los presentes rechazan. Pero Jesús no prejuzga, se deja amar, acoge, seguramente con un cariño recíproco que le causaría a ella sentirse muy querida y saber que Él no juzga. Jesús sabe que ella ama, pese a todo. Y que busca ser querida, acogida, comenzar de nuevo, limpiar su pasado…acercarse al Dios de Jesús, al Reino que proclama.
Ciertamente esa actitud callada, pero de amor y detalles al que nos rodea, especialmente al más necesitado, es un signo de amor de Dios y tiene un efecto resucitador en el otro.
Es una experiencia callada actuar así en el mundo laboral, familiar… sembrar amor desde la comprensión, el cariño y que el otro sepa con signos públicos y visibles que no le juzgas pese a sus errores. Y los resultados a medio plazos son maravillosos.
Pero de igual manera es importante ser conscientees de que nosotros esto no lo hacemos por conseguir nada del prójimo, ni por simple solidaridad y cariño, sino por fe. Porque Jesús nos enseña este camino que es capaz de limpiar el pasado para afrontar un nuevo futuro, sabiéndote querido hasta el tuétano por quien importa, por nuestro Padre Dios.
Y esa experiencia, se hace realidad cuando acudimos al sacramento (=signo de Dios) de la reconciliación. Nos da la fuerza del corazón para seguir luchando por extender el Reino del Amor desde la fe.

DESDE MI FE EN LA VIDA DE CADA DÍA

Posted on Junio 7th, 2013 in > DESDE LA MANIFESTACIÓN DE LA FE EN LA VIDA PÚBLICA by admin

(hombre, casado, tres hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

A menudo, cuando rezo y pido al Señor que interceda por alguien, en especial en los momentos de mayor dolor y angustia, me viene el “diablo” de la idea de que Dios tiene labores y misiones más importantes que realizar que fijarse en nuestra pequeñez. Y entonces me asaltan”angeles” con lecturas como esta, en la que Jesús, pese a tener una misión de evangelización hacia la que camina, rodeado de gentes que le siguen, gira su cabeza y se fija en aquel que más necesitado está de amor.
En este caso a una viuda que se queda sola, y pasa en la sociedad de la época a ser lo último de lo último. Tras observarla, algo le penetra el alma y se com-padece de ella y su situación. Se acerca. La anima. Y actúa, devolviendo la vida al chico y la esperanza a la madre.
Y Dios sigue actuando así en cada circunstancia con nosotros. Por ello, cada vez más firmemente creo más en la oración de intercesión y petición. En mostrarle nuestro dolor y sufrimiento. En abrir el corazón a Dios, para que él se compadezca de las situaciones que nos afectan.
Y creo, que al igual que Él nos pidió que repitiésemos el gesto de la última Cena, nos pide que repitamos el trasfondo, la autodonación a los que nos rodean, en hechos y signos concretos como los mostrados: observar, sentir el dolor ajeno como propio, animar, compadecer con quien sufre, y si podemos hacer algunas pequeñas resurrecciones mejor.

DESDE MI FE EN LA VIDA DE CADA DÍA

Posted on Mayo 31st, 2013 in > DESDE LA MANIFESTACIÓN DE LA FE EN LA VIDA PÚBLICA by admin

(hombre, casado, tres hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Siempre que leo que este es el Milagro de los panes y los peces me maravillo de los milagros que se hacen cada día en las familias: donde comen 5 comen 6. Y ahora con la crisis comemos los que haga falta. Pero asociar esta  lectura a la festividad del sacramento del Cuerpo de Cristo es significativo. Porque nos interpela cada vez que la leemos con el imperativo: “dadle vosotros de comer”, y sin embargo se ofrece por todos nosotros en la cruz, dejándonos su Presencia en ese pan y vino. Pero no, aunque parecen cosas divergentes creo que no lo son. Cuando mis hijos nos ven comulgar, al ser pequeños, nos preguntan, y les explicamos como mejor podemos que ese es Jesús. Y que cuando lo comemos como amigos suyos, nos transmite fuerza. Que cuando sean mayores descubrirán cómo les transforma la vida y les impulsa a hacer las cosas como Él. Y así transformar el mundo en el sueño de Dios… Pero no entienden ni el principio. Y probablemente nosotros tampoco entendamos  el final, que supone darnos hasta ser “comidos ” por los demás.

DESDE LA FE EN LA VIDA DE CADA DÍA

Posted on Mayo 24th, 2013 in > DESDE LA MANIFESTACIÓN DE LA FE EN LA VIDA PÚBLICA by admin

(hombre, casado, tres hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

 

En todas las ocasiones de mi vida en que me he puesto en manos de Dios y de su Espíritu jamás he salido defraudado. No puedo negar que no haya pasado miedo.
Sin embargo ha sido al contrario, he salido reforzado y motivado para seguir poniéndome en sus manos. Y creo que eso es porque el Espíritu Santo es un gran pedagogo.
A veces, en la vida, cuando nos dicen qué tenemos que hacer, o cuál es el final de un plan, lo vemos tan duro e imposible que no lo afrontamos por sentirnos incapaces. Especialmente en las pruebas de la vida.
Sin embargo, como bien dice Jesús: “no podéis cargar con ellas ahora…os irá comunicando”, la pedagogía de Dios es irnos transmitiendo en cada situación qué pasos debemos dar: ante enfermedades, situaciones de trabajo, en la familia, en la comunidad, en la pareja…. Dios me va formando, transformando, madurando hacia lo que quiere de mí. Si bien debo ponerme en su presencia y en sus manos. Y el problema es que no siempre soy consciente o pongo de mi parte, lo cual es un grave error.
Por ello, no podemos tener miedo a Dios, a dejarnos actuar por Él. Sino no podrá transformar el mundo, llevar a cabo su sueño de Reino, a través de nosotros.

DESDE LOS SIGNOS DE LA “NUEVA CREACIÓN” EN LA VIDA COTIDIANA

Posted on Marzo 28th, 2013 in > DESDE LA MANIFESTACIÓN DE LA FE EN LA VIDA PÚBLICA by admin

(mujer, casada, ya jubilada, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

El evangelio del domingo de resurrección, primer domingo de Pascua, nos invita a reflexionar sobre esas situaciones que a pesar de ser anunciadas y esperadas en nuestras vida, nos sorprenden, nos ilusionan, precisamente por no estar dentro de nuestra rutina.
Cuando vivimos en la indiferencia y en el absurdo de nuestra vida diaria, son esos hechos, que como la resurrección del Señor nos hacen salvar las distancias y recuperar la alegría que nos produce el sepulcro vacío.
Vivimos esa alegría desde ese punto crucial de nuestra vida de creyentes.
¡Feliz Pascua de Resurrección!

Página siguiente »