DESDE LA CRISIS

Posted on marzo 22nd, 2013 in > DESDE LAS CONSECUENCIAS DE LA CRISIS by admin

(mujer, sostiene hogar materno, sin liquidez la empresa donde trabaja, pertenece a comunidad cristiana)

Ya estamos aquí, la Semana Santa ha llegado. Llevamos  cinco semanas preparándonos para este momento, la Pasión de nuestro Señor Jesús.
Y por dónde empezar a hablar. Tenemos ante nosotros un relato de entrega, pasión, perdón, sueños, miedos, angustia, pero sobretodo es un relato que nos habla de AMOR.
Del Amor que Jesús le tenía a sus discípulos, a pesar de las dudas que estos siempre mostraban. Del Amor al cenar con ellos sabiendo que uno de ellos le iba a entregar a sus enemigos para morir. Uno de sus discípulos amados le entregaba a la muerte. Pero aún así El perdonó y no reprochó en ningún momento nada. Así me siento yo constantemente, amada por su perdón a pesar de mis constantes pecados de soberbia por creerme que la crisis no me tendría que golpear a mi, mis pecados de falta de humildad al querer siempre estar mejor económicamente y no mirar al que lo está pasando peor.
También sus palabras durante la cena me recuerdan que en el Reino de Dios el Señor quiere que no me empeñe en ser la primera en mi trabajo, o en mi comunidad,  sino que venga a servir a mis  hermanos igual que El hizo con su pueblo. Tengo que servir al que más lo necesita, al que lo esta pasando mal porque la desesperanza lo ha invadido y no ve la luz del Espíritu guiando su camino.
La muerte no es el final. Ahora nos toca caminar junto a Jesús en ese camino hacia el Calvario, caer juntos de la mano, sabiendo que El nos ayudara a levantarnos. Cargar con la cruz, pero llenos de Amor y Esperanza  y morir junto a El sabiendo que su luz nos acompaña, nos guía.  Nuestro Padre no nos va a dejar solos en la bajada al sótano de nuestras muertes, como tampoco dejó solo a su Hijo en la Cruz.

DESDE LA CRISIS

Posted on marzo 14th, 2013 in > DESDE LAS CONSECUENCIAS DE LA CRISIS by admin

(mujer, sostiene hogar materno, sin liquidez la empresa donde trabaja, pertenece a comunidad cristiana)

“Quien este libré de pecado que tire la primera piedra”
Con estas palabras nos recibe el evangelio de esta 5ª semana donde continuamos avanzando en el camino de la Cuaresma. Nos acercamos a la Semana Santa y el Señor con sus palabras nos exige que miremos con sinceridad en nuestras vidas y reconozcamos nuestros pecados.
Que fácil es a veces pensar que soy mejor que los demás , que no me equivoco, que merezco más que el otro y me creo con el derecho de juzgar a mi hermano.
“Quien este libré de pecado que tire la primera piedra”
En estos momentos de crisis es muy fácil creerse el más necesitado, pensar que soy en la que se cometen más injusticias y pensar que yo merezco algo más.
“Quien este libré de pecado que tire la primera piedra”
Es verdad, ¿quien soy yo para juzgar? Miro en mi corazón y veo que me equivoco muchas veces pensando que la crisis solo me golpea a mi, que sólo yo lo paso mal, que gran pecado pensar eso.
Que pecado cometo cuando fundamento mi felicidad en el tener dinero, en el poseer cosas, en que no me falte de nada ni a mi ni a los que quiero. Yo constantemente me empeño en centrar mi vida en la seguridad económica sin mirar mas allá y de esa manera constantemente soy infeliz.
“Tampoco yo te condeno”
Pero el amor del Señor, es más grande que todos los miedos e inseguridades. El perdón del Señor es inmenso y me hace recordar todo lo bueno que tengo. Un trabajo con unas compañeras con las que comparto muchos momentos de alegría, a pesar de estar en la cuerda floja cada mes. Unos amigos que me apoyan cuando estoy triste y  los miedos me superan. Una comunidad de seglares en la que comparto mi  vida de Fe y que me hace cuestionar constantemente qué es lo verdaderamente importante y me apoya en mis momentos de crisis tanto espiritual como económica.
“¿Quién soy yo para juzgar?” “ÉL TAMPOCO NOS CONDENA”

DESDE LA CRISIS

Posted on marzo 9th, 2013 in > DESDE LAS CONSECUENCIAS DE LA CRISIS by admin

(mujer, sostiene hogar materno, sin liquidez la empresa donde trabaja, pertenece a comunidad cristiana)

¿Es el perdón uno de los pilares de nuestra vida?
La lectura que se nos regala en este 4º domingo de cuaresma insita al perdón y hace que me plantee si es éste el que me mueve en muchos momentos de mi vida o si por el contrario dejo que el miedo, el rencor o el egoísmo me lleven por el camino equivocado. 
Un padre tiene dos hijos, uno pide su parte del dinero y se marcha a vivir su vida. El otro se queda acompañando y ayudando a su padre. Con el tiempo el hijo que se marchó, regresa sin nada y buscando el perdón y el amor de su familia. Su padre le recibe haciendo una gran fiesta porque creía haberlo perdido, sin embargo su hermano le recibe con recelo y además con decepción hacia su padre porque se siente menospreciado.
Siempre que leo esta parábola, me siento identificada con ese hijo que se queda al lado de su padre, ayudándole, estando cerca en lo que necesite. No entiendo por qué el Padre no recompensa al hijo que no le abandona.  Es decir, ¿por qué el Señor me hace pasar por el sufrimiento, por las inseguridades, por los miedos? Yo que estoy a su lado, que trato de seguir sus enseñanzas en mi vida, que soy buena persona, que ayudo al que me necesita,  que estoy en grupos cristianos y colaboro con mi parroquia, yo…yo…yo que…
Pero que soberbia soy al pensar así… Si miro con sinceridad mi realidad, en mi día a día también son muchos los momentos en los que soy esa hija  que le pide a su Padre, el Señor,  “mi parte de la herencia” para hacer las cosas por mi cuenta. Le abandono, pensando que yo sola puedo con todo.
Pero al cabo del tiempo, esa herencia se acaba, las lámparas de aceite se vacían, y vuelven los miedos a perder el trabajo, a no poder mantener mi casa, mi familia, vuelve la desesperanza por no ser capaz de salir adelante, y me siento en una inmensa soledad.
Pero mi Padre me abre las puertas de su casa, de nuevo me recibe con los brazos abiertos y me perdona por  no haber sabido serle fiel. Y me doy cuenta de lo afortunada que soy por tener Fe, lo grande que eso me hace porque me da la fuerza para tratar de ser luz en la desesperanza y alegría en los momentos de dificultad.
Que grande es el perdón del Padre.

DESDE LA CRISIS

Posted on marzo 1st, 2013 in > DESDE LAS CONSECUENCIAS DE LA CRISIS by admin

(mujer, sostiene hogar materno, sin liquidez la empresa donde trabaja, pertenece a comunidad cristiana)

“Córtala, porque no da fruto”
Así dice una de las frases de la parábola que se nos presenta en el evangelio de esta tercera semana de cuaresma. A medida que ésta va avanzando y nos vamos acercando a la celebración de la Semana Santa, el Señor no está pidiendo cada vez un mayor compromiso, que hagamos algo, que demos fruto como cristianos que somos. Que no podemos ser uno más en este mundo en el que estamos viviendo. Nos pide una verdadera conversión, nos pide que seamos firmes en nuestra Fe, que no podemos permitir que nos “corten”.
En estos momentos de dificultad económica, con perdida de muchos valores, sueños, esperanzas, ¿dónde estamos dando fruto nosotros? ¿Tendrá que venir el viñador y cortarnos de raíz?
En mi situación actual, donde abunda el miedo a perder el trabajo, donde crece la desesperanza y angustia entre mis compañeras por la incertidumbre constante, donde aparece el miedo a no tener para vivir cada día por falta de dinero, etc. el Señor me está pidiendo y nos está pidiendo a todos,  que  ahora es cuando tenemos que ser luz en esta sociedad llena de personas que han perdido la esperanza.
En mi trabajo soy yo la que ahora tiene que llevar la alegría por todo lo bueno que tenemos, tengo que ser yo la que me ponga al servicio de los que me rodean, la que esté disponible a las necesidades del que está a mi lado. Tengo que hacerles ver, que el dinero no es lo importante, que el tener más no significa tener mas seguridades, que ahora hay que dar gracias por lo que tenemos y que el Señor no nos va a dejar desamparados, EL nos da todo lo que necesitamos “el pan de cada día”.
Esto no se puede quedar en simples palabras, esto es en lo que creo y en lo que se sustenta mi FE, por eso no me puedo dejar llevar por la angustia de los demás, por los miedos y amargura de los otros. Tengo que plantar la semilla del amor, de la fe, de la alegría de estar vivo, del estar disponible para el otro y así ser humilde y generosa, la semilla de la caridad, y ayudar a que esta de fruto.
Soy CRISTIANA, y se tiene que notar entre los hermanos. No basta sólo con ser solidarios, gracias  a Dios hay mucha gente buena entre nosotros, se trata de ser LUZ, de transmitir lo que creemos es, la verdadera felicidad, la de nuestro Padre. Tenemos que mostrarle que hay una verdadera conversión en nosotros.
No permitas que te “corten”, eres grande y ahora es nuestro momento.

DESDE LA CRISIS

Posted on febrero 23rd, 2013 in > DESDE LAS CONSECUENCIAS DE LA CRISIS by admin

(mujer, sostiene hogar materno, sin liquidez la empresa donde trabaja, pertenece a comunidad cristiana)

En este segundo domingo de cuaresma se nos presenta una lectura que en mí en principio hace que resuenen estas palabras: oración, transformar y escuchar.
“Jesús cogió a…, y subió a la montaña a orar”.
La oración en momentos de dificultad es la que me reconfortaba y ahora es a ella a la que me pide Jesús que acuda en momentos en que mi vida se complica tanto que me desoriento y no se continuar porque pierdo las fuerzas. ¿Pero realmente es una oración que me transforma como a Jesús en la montaña?
Pues en muchas ocasiones creo que no, porque como estoy tan agobiada no le dedico el tiempo suficiente, y encima no paro de hablarle de todos mis problemas, que si este mes a mi jefa no le han pagado así que a ver cuando será el día que me dirá hoy no cobras tu sueldo, que si en el trabajo estamos intranquilos, que la gente parece cada vez mas angustiada y lo paga con uno, que veo a mi madre triste y preocupada  y no sé cómo ayudarla… y así sin parar.
Evidentemente lo convierto en un monólogo donde falta una de las claves de la oración ESCUCHAR. Escuchar sus palabras de aliento y ánimo, donde una y otra vez me recuerda que el dinero no es lo realmente importante, que transforme mi limitada visión de lo que es tener una estabilidad en la vida, no sólo basada en el poseer y que no falte el dinero. 
Que transforme la manera en que afronto los días que pasan y en los que  sólo  vivo las preocupaciones.  No disfruto de los que me rodean, de las conversaciones, de las sonrisas, de las cosas buenas que pasan a mi alrededor. Me pide que transforme mi corazón para que así la cabeza no me lleve por el camino equivocado.

ORAR, ESCUCHAR, TRANSFORMAR 

Transforma mi mente, Señor, según tú quieres.
Para descubrir que soy tuyo.
Sólo tú, mi Señor, puedes renovar mi alma.
Te buscaré, a ti mi Dios, con todo mi corazón.

DESDE LA CRISIS

Posted on febrero 15th, 2013 in > DESDE LAS CONSECUENCIAS DE LA CRISIS by admin

(mujer, sostiene hogar materno, sin liquidez la empresa donde trabaja, pertenece a comunidad cristiana)

Comenzamos la Cuaresma con un texto que se nos presenta diariamente en nuestras vidas, las tentaciones.
A mi me pasa que en muchas ocasiones me siento como ese Satán que está tentando constantemente al Señor. “Si eres el Hijo de Dios… por qué permites que la gente se quede sin casa porque no puede pagarla”, “Si eres hijo de Dios… por qué no haces que el que tiene mas ayude al débil que lo está pasando mal”, “Si eres el hijo de Dios… por qué tengo que vivir con la incertidumbre cada mes de si seguiré trabajando”, “ A lo mejor es que no merece tanto la pena ser seguidor tuyo porque no entiendo por qué tengo que sufrir si eres el Hijo de Dios y solo quieres el bien para mi…”, “Si eres el hijo de Dios… por qué…”
¿Cómo tientas al Señor?
Y así todos los días alguna tentación ponemos delante de nuestro Señor, porque nos creemos con ese derecho y entonces Él con sus palabras “no sólo de pan vive el hombre”, “sólo el amor basta”, nos recuerda que hay que tener FE.
Pero yo me doy cuenta de que cuando le planteo estas cosas al Señor, realmente es porque a quien están tentando es a mí. Satán juega conmigo, con mis miedos (quedarme sin trabajo, al no tener trabajo no poder hacer frente a los gastos de mi casa, ayudar a mi madre y además como vivir con su pensión, etc. etc.etc.). Juega también con mis inquietudes, no poder independizarme,  mis sentimientos de no aspirar a más porque no soy capaz, y cuando ya estoy saturada lo más fácil es reprochar y tentar al Señor.
Pero ÉL es sabio y sabe como Satán juega conmigo, entonces, espera paciente, no duda de que me daré cuenta de que ÉL ES EL CAMINO. Y es verdad,  gracias a mi comunidad de seglares y mi oración me pongo en sus manos y le pido que aumente mi Fe, que me enseñe a valorar que tengo lo necesario para vivir, que además no estoy sola y que Satán es muy mentiroso que siempre va a esperar a que esté débil y triste para engañarme.
Por eso trato de ser fuerte y repetirme “Solo adorarás al Señor tu Dios”

DESDE LA CRISIS

Posted on febrero 9th, 2013 in > DESDE LAS CONSECUENCIAS DE LA CRISIS by admin

(mujer, sostiene hogar materno, sin liquidez la empresa donde trabaja, pertenece a comunidad cristiana)

Desde ahora serás pescador de hombres…
Palabras muy claras hacia Simón y llenas de responsabilidad.
A mi siempre me ha dado miedo que el Señor me diga esto, me pida algo así, me de una responsabilidad tan grande. Nunca me he sentido con la Fe suficiente como para responder a Jesús con la firmeza que lo hizo Simón “por tus palabras, echaré las redes”
Yo siempre lo acabo poniendo todo en duda, matizo las palabras que pone en la Biblia, porque claro tampoco hay que ser tan radical y el Señor tampoco me esta pidiendo que cambie toda esta o aquella parcela de mi vida.
Pero, ¿por qué me engaño de esta manera? El Señor no me esta pidiendo imposibles, me esta pidiendo que en estos momentos donde estamos pasando por momentos económicos difíciles, yo “eche las redes” y hable de la providencia del Señor. Cuando el paro es uno de los miedos que azota en nuestras familias, yo “eche las redes” y sea el ocuparse de las cosas a lo que le demos la importancia. En unos momentos donde vemos que la gente parece siempre enfadada, crispada, yo “eche las redes” y sea la otra mejilla la que ponga para que la solidaridad y la bondad sean las que den fruto. Que en esta sociedad donde parece que se han perdido muchos valores, yo “eche las redes” y sepa ser ejemplo de lo importante que es tener Fe, de lo importante que es confiar, creer, tener esperanza, amar, los valores que Cristo me regalo.
¿Donde te esta pidiendo el Señor que eches tus redes?

DESDE LA CRISIS

Posted on febrero 1st, 2013 in > DESDE LAS CONSECUENCIAS DE LA CRISIS by admin

(mujer, sostiene hogar materno, sin liquidez la empresa donde trabaja, pertenece a comunidad cristiana)

Este domingo se nos presenta a Jesús predicando la palabra de Dios y confrontándola con la vida de los que le escuchan. Al principio lo alaban, pero cuando se dan cuenta del plan que tiene reniegan de él.
Cuantas veces no he escuchado una palabra de la Biblia, que trato de llevar a mi vida pero en cierto momento creo que no me dice nada.
Pero ¿de verdad no me dice nada?
¿No será que no me gusta lo que me esta diciendo Jesús con sus palabras? ¿Por qué me está cuestionando mi vida?
Yo soy como ese pueblo de Nazaret que ese sábado escuchaba atentamente  a Jesús y que al final se enfadan. Si no me gusta lo que oigo creo que no es para mi lo que se dice.
Muchas veces el plan que el Señor me esta mostrando con sus palabras exige que cambie cosas de mi vida, cosas que me duelen pero que me llevarán por el camino que Dios ha trazado para mi. Que cambie mi apego al dinero y aprenda a vivir con lo realmente necesario, pero no ahora que la crisis hace daño, sino siempre. Que  cambie mi falta de fe, que mire al que esta a mi lado y me de cuenta de que yo no soy el centro del mundo. Lo malo no sólo me pasa a mi, y no soy la única que tiene dificultades. Que no convierta en una carga las situaciones difíciles que voy viviendo, sino en una manera de aumentar mi FE, porque no estoy sola.
Cuando las palabras de Jesús te cuestionan, no lo veas como algo molesto que no va contigo. No intentes dar la espalda, igual que los habitantes de Nazaret hicieron.
El plan que el Señor tiene para ti siempre será el mejor. Sabe lo que necesitas y lo que te conviene.
Escucha atento…

DESDE LA CRISIS

Posted on enero 25th, 2013 in > DESDE LAS CONSECUENCIAS DE LA CRISIS by admin

(mujer, sostiene hogar materno, sin liquidez la empresa donde trabaja, pertenece a comunidad cristiana)

El Espíritu del Señor, esta sobre mí, me envió…
Esas son las palabras de nuestro Jesús, que somos capaces de hacer cualquier cosa porque tenemos la fuerza del Espíritu.
En los momentos en los que se me complica el trabajo, aparecen las dificultades porque veo que el dinero no llega para todo lo que necesitamos en casa, y mis miedos empiezan a apoderarse de mi, hay algo que no hace que me hunda del todo. Y es que cuento con una fuerza más para confiar. Es la fuerza del Espíritu, que es la que está ahí en la reserva para cuando tus energías se van acabando o necesitas un impulso más en esta vida con situaciones complicadas.
Es la fuerza que te ayuda a dar esperanza a los que te rodean, aunque para ti este siendo un momento duro.
La fuerza que te ayuda a apagar la sed de los otros con el “el agua viva de la salvacion” aunque para ti  los problemas ocupen tu vida.
La fuerza que te impulsa a “anunciar la buena nueva a los humildes de la tierra” aunque todo el mundo se empeñe (las noticias, la radio, tu vecino, tu hermano, tu jefe, tus compañeros, tus…) en hablar de lo mal que va todo.
El Espírirtu del Señor, esta sobre ti y te envía…

DESDE LA CRISIS

Posted on enero 20th, 2013 in > DESDE LAS CONSECUENCIAS DE LA CRISIS by admin

(mujer, sostiene hogar materno, sin liquidez la empresa donde trabaja, pertenece a comunidad cristiana)

Este domingo en el Evangelio de Juan vivimos las bodas de Cana, donde nos relatan el primero de los milagros de Jesús. ¡Convierte el agua en vino! Grandioso milagro, ¿no?
Pero yo al Señor no le pido que en mi vida haga milagros tan grandes,  ni a los ojos de los demás tan imposibles como el realizado en estas bodas, sólo que mi madre estuviera siempre bien, que en mi trabajo hubiese una mayor estabilidad económica, que pudiese cobrar mas de lo que gano, que lograra independizarme a una bonita casa, que pudiera llegar con tranquilidad a fin de mes, que la situación… ¿Cuáles son los milagros que pides tú? Piénsalos…
Pero claro, espera, podríamos estar pidiendo cosas sin parar. Además cosas que no sólo están en las manos del Señor y que si lo oramos a lo mejor no son los milagros que el Señor tiene guardados para nosotros. Por eso yo siempre en mi oración tengo un huequito para María, la madre de Jesús, mi madre, que está pendiente de lo que yo necesito. Igual que ella vio que faltaba vino en aquella boda, ella ve lo que falta en mi vida e intercede por mí ante su hijo, al cual a veces yo no sé llegar. En ella deposito mi confianza, igual que ella confía plenamente en Jesús, sin dudar.
Aunque a veces yo tengo miedo. Cuando veo que aparecen dificultades en mi trabajo y con mis compañeras, cuando veo la desesperanza en los que me rodean. Pierdo la confianza, pero con esta lectura me doy cuenta de que María confía tanto en su hijo porque EL sabe lo que en cada momento necesitamos. No pone nada en nuestro camino que no seamos capaces de hacer o de vivir, sabe que no necesitamos de grandes milagros, que lo único que hemos de tener es FE.
Lo único que tengo que tener y pedir es FE, de lo demás va a estar pendiente EL.
Pídele siempre al Señor que aumente tu fe y la de tus hermanos.

Página siguiente »