DESDE LA UNIVERSIDAD 17-03-2007

Posted on marzo 15th, 2007 in > DESDE LA UNIVERSIDAD by admin

(matrimonio, ambos empleados de empresa; pertenecen a comunidad cristiana)

Creo que nunca llegaré a sacarle todo el jugo a esta parábola, ¡tiene tantas lecturas! Pero casi siempre me llama la atención el hijo mayor. Este hijo mayor que sólo mira que cumple con las obligaciones, las normas, no desobedece nunca, este hijo parece que únicamente mira la ley.
Esto suele ocurrir en las empresas donde lo que cuenta siempre es cuánto dinero se gana. Para ganar más dinero se ponen reglas que hay que cumplir estrictamente. Horarios que impiden a mucha gente dedicarse a su familia o incluso poder tenerla.
Aunque siempre priman las ganancias que generes a la empresa, sí que doy gracias a Dios porque mi empresa tiene cierto factor humano, así he visto cómo (aunque tuvieron que lucharlo) varios compañeros que son padres de familia ya tienen su reducción de horario por paternidad, o cómo una compañera pudo faltar a menudo porque tenía problemas para quedarse embarazada (ya tiene a su hijo y su excedencia para disfrutar de él).
Debemos seguir luchando por esto, siempre demostrando una responsabilidad con el trabajo, pero valorando a las personas más que a los ceros que se ponen a la derecha.