DESDE EL PARO

Posted on noviembre 18th, 2010 in > DESDE EL PARO by admin

(hombre, casado, con un hijo, en paro, su mujer trabaja)

Siempre es tiempo oportuno para redimirse. Cada nuevo día tenemos la oportunidad de empezar de nuevo, de hacer borrón y cuenta nueva, de volver a pedir acercarse al Padre, al camino correcto…
Desde la cruz del desempleo, del miedo a no encontrar trabajo, desde la cruz de ver más lo que creo que me falta en lugar de lo que soy o lo que tengo…
Tan sólo hay que estar dispuesto a despertar…. A dar un salto con el espíritu… A verse a sí mismo con el cambio ya realizado. Con la misma convicción de Jesús en la Cruz, escucharé sus palabras en mi corazón… “Te lo aseguro: hoy estarás conmigo en el paraíso” Una vez más pediré con la certeza de recibir lo esperado… de saberme ya en un paraíso, de creerme que los cambios nacen con sólo desearlos, planificarlos y convertir en hábito el empeño de lograrlos… todo lo que uno desee. Jesús, acuérdate de mí…

DESDE EL PARO

Posted on noviembre 12th, 2010 in > DESDE EL PARO by admin

(hombre, casado, con un hijo, en paro, su mujer trabaja)

¿En qué se me nota que tengo fe en Papá Dios? ¿Me desespero como todo el mundo cuando no encuentro empleo? ¿Maldigo mi suerte porque no me sale un trabajo?…
Yo soy distinto, estoy llamado a ser Luz, a proclamar en Su nombre… No puedo dejarme llevar por el mundo, por el desánimo, por las trampas de los que señalan desde sus posiciones más cómodas y solventes… Yo nada temeré a ser distinto a todos, porque soy hijo del Padre. Esta es mi fe.
Hoy seré ejemplo de perseverancia, de buen humor, de alegría, de trabajo activo en la búsqueda de trabajo, de desvivirme por los más necesitados y de no temer a ser criticado por contradecir a los que creen que en crisis hay que jugar con lo que te toca… Daré testimonio de que los cristianos estamos hechos de otra pasta, que no luchamos nunca solos, que con Papá Dios, siempre todo acaba bien.

DESDE EL PARO

Posted on noviembre 5th, 2010 in > DESDE EL PARO by admin

(hombre, casado, con un hijo, en paro, su mujer trabaja)

Ya no pueden morir… La mayor y única seguridad de este mundo es que moriremos algún día, y vivimos de espaldas a esta realidad… Es hoy el momento de honrar al Padre, de facilitar las cosas a los demás, de quedar en paz con nosotros mismos…. Papá Dios nos recuerda que Él ahora es el camino hacia el Padre, que esta vida no es la VIDA.
¿Todos mis desvelos por buscar empleo en una vida que no es la Vida…? ¿Todo mi esfuerzo por no estar en paro en un mundo que enseña reglas de espejos trucados…? ¿No sería más grato a los hombres y a Dios vivir hoy como si fuese el último día de este mundo? ¿No es más sensato vivir sabiendo que no nos llevamos nada salvo nuestras obras? Enséñame Señor a buscar trabajo sabiendo que no es el centro de mi vida.

DESDE EL PARO

Posted on octubre 29th, 2010 in > DESDE EL PARO by admin

(hombre, casado, con un hijo, en paro, su mujer trabaja)

“…la mitad de mis bienes, Señor, se los doy a los pobres..” ¿Cuánto de rico me he de sentir para seguir el ejemplo de Zaqueo…? Ya… no tengo empleo… ¿pero acaso no soy rico de por sí o mi vida vale lo que soy capaz de generar en ingresos monetarios? ¿No soy rico en tiempo quizás, en cariño, en esperanza, en consejos, en ánimos, en…?
¿Ya me has mirado cara a cara Papá Dios… y aún no soy capaz de dar la mitad de mis riquezas? Tendemos a recrearnos en la idea de lo que nos falta, la herida del paro, y eso nos pierde el compartir todo lo que nos abunda. Ayúdanos Señor a no olvidarnos que ya nos has mirado, que lo importante no es sentirnos carentes de labor, si no rebosantes de la misión que tienes para cada uno de nosotros.
Porque has venido a salvar lo que está perdido.

DESDE EL PARO

Posted on octubre 17th, 2010 in > DESDE EL PARO by admin

(hombre, casado, con un hijo, en paro, su mujer trabaja)

Gracias Señor. Buscaré mi empleo. Insistiré. Cada día insistiré. ¿Qué es un hombre que no actúa? ¿De qué sirve esperar que cambie la suerte? ¿De qué sirve pedir y cruzar
los brazos?
Tendré la certeza de saberme escuchado, de reconocer en cada momento que soy tu hijo. ¿Cómo no has de atenderme?
Cada día lucharé por hacer realidad mis deseos y por ver cumplido las peticiones que te elevo.
Porque sólo la certeza de saberme escuchado dará alas a mis pies y así actuaré. Actuaré, pero sólo porque tengo la certeza que escuchas mis ruegos, y así rezaré.
Rezar y actuar. Actuar y rezar. ¿No son dos caras de una misma fuerza? Señor aumenta mi fe. Señor mueve mis pasos.

DESDE EL PARO

Posted on octubre 8th, 2010 in > DESDE EL PARO by admin

(hombre, casado, con un hijo, en paro, su mujer trabaja)

Uno de cada diez… Yo sería ese uno… ¿no? ¡Qué menos que un “gracias”…!
¡Qué fácil es pensar que me merezco todo lo bueno que me pase! ¡Qué cotidiano creer que es injusto sufrir todo lo que yo creo que es negativo! ¿Tenemos la óptica del yo en un superlativo absoluto constante? Pues sí.
Utilizamos con tanta frecuencia cada uno nuestra propia regla de medir lo bueno y lo malo para que se ajuste a nuestra idea de lo correcto, oportuno, deseable, perdonable, censurable, que perdemos la medida real de lo que es singular… ¿Seré capaz de cambiar mi ego visión del desempleo por una mirada abierta, renacida y reinventada?
¿Cuántas veces me quejé de mis jefes esperando que la justicia divina erradicara ese mal? ¿Cuántas veces pensé que estaba mal pagado para la cantidad de horas y esfuerzo que dedicaba a la compañía? ¿Cuántas veces maldecía el despertador al recordar la larga jornada por venir? …
¿Cuántos días agradecí a Dios el hecho de formar parte de un proyecto, de tener una ocupación remunerada que me permitía crecer, mejorar y hacer crecer y mejorar a los que tenía mi lado? ¿Cuántos días me alegré en la satisfacción del trabajo duro realizado aunque nunca fuera valorado? ¿Uno de cada diez…?

DESDE EL PARO

Posted on octubre 1st, 2010 in > DESDE EL PARO by admin

(hombre, casado, con un hijo, en paro, su mujer trabaja)

Señor, aumenta mi fe. Hoy te pediré con la convicción de mover montañas sólo con el pensamiento, porque sin ti nada soy, y Contigo todo lo puedo. Hoy te pido por mi trabajo, pero te pido de verdad, con fe, te pido por el mejor puesto para mí, ese que sólo Tú sabes, que me permita dar a mi familia todo lo que se merece, me realice, me proporcione tiempo libre para atender a las cosas importantes, me ayude a ser Luz, a ser sensible a las necesidades del prójimo, a ser el mejor administrador de tus bienes. Desde la convicción por la fe, que desde este momento… ya está hecho. Gracias Señor.

DESDE EL PARO

Posted on septiembre 23rd, 2010 in > DESDE EL PARO by admin

(hombre, casado, con un hijo, en paro, su mujer trabaja)

“… ni aunque resucite un muerto” ¿Cuántos signos de convertir habré pasado inadvertidos?
¿Cuántas señales que apremian un cambio dejo atrás cada día? Aún en momentos de inestabilidad económica reconozco mi soberana abundancia de bienes, de dones…
¿Seré yo algún día como aquel pordiosero desarraigado que pide en el barrio? ¿Empezó su historia de “Lázaro” perdiendo acaso su empleo, después una adicción quizás…, descuida y daña entonces a su familia, después sus amigos, y ya nunca se recupera? ¿Nadie es capaz de ver en él un signo vivo de alarma en su propia vida o en su propia familia? ¿Por qué no actúo?
Soy responsable de administrar lealmente los bienes que poseo…. ¿cómo es que me creo que me pertenecen? ¿Sólo porque trabajé para obtenerlos? ¿Acaso no fueron todos un regalo de Papá Dios? ¿Elegí yo nacer en el cómodo primer mundo? ¿Elegí yo acaso disponer de mis necesidades cubiertas desde que recuerdo y poder así desarrollar las capacidades que generaron esos bienes?
Sólo el que se libera de la propiedad podrá repartir convenientemente sus dones. Sólo el que vive con fe el desprendimiento de la comodidad y de la seguridad será pleno en su felicidad. Sólo el que escucha la Palabra y la practica.

DESDE EL PARO

Posted on septiembre 16th, 2010 in > DESDE EL PARO by admin

(hombre, casado, con un hijo, en paro, su mujer trabaja)

¿Cómo se le explica a un hambriento que la comida no es lo importante cuando su estómago no cesa de rugir…? o ¿Cómo se le explica a un desempleado que el dinero no es el fin del trabajo cuando sólo puede pensar en las facturas que se van amontonando…? ¿Cómo no pensar en mis necesidades o en la de mi familia cuando se está en paro…?
Los dones que crecen son los que se ponen al servicio, y el dinero es sólo un préstamo transitorio de los bienes de los que Papá Dios nos hace administradores. Señor quiero obrar en tu nombre en lo poco y ser capaz de administrar audazmente tus bienes.
Gracias Señor porque en estos momentos de búsqueda constante de ingresos me recuerdas que no se trata de cuánto, sino de cómo. Gracias Señor por probarme, al igual que el oro “se prueba con fuego” así deberé obrar para Tu Gloria.